Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón

El otro día vinieron unos amigos a disfrutar de una barbacoa y para la ocasión preparé estas mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón. El resultado fue espectacular y por eso me he visto casi “obligado” a poner la receta urgentemente.

La verdad, que pese a lo fácil que es hacerlas, el resultado es muy bueno, por lo que os aconsejo que siempre que podáis las cocinéis, ya veréis como triunfáis

INGREDIENTES:

  • Mazorca de maíz cocida (yo puse una mazorca por cada comensal, pero en vista del éxito os aconsejo poner alguna más porque seguro que repiten) (también la podemos poner cruda pero entonces tendremos que aumentar el tiempo de cocción)
  • 60 g de mantequilla reblandecida
  • l cucharada de eneldo picado
  • l cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de corteza de limón ecológico rallada
  • 1/2 cucharadita de sal gorda
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN :

En principio las haremos a la barbacoa, pero si no las pudierais hacer a la barbacoa siempre la podéis hacer en un grill eléctrico o en una plancha

En la barbacoa de carbón dejaremos que las brasas estén apunto y luego pondremos las mazorcas a fuego mediano ni muy cerca ni muy lejos de las brasas

Mientras las mazorcas van cogiendo color prepararemos la mantequilla al limón.

Rallaremos la piel del limón, teniendo en cuenta de no llegar hasta la parte blanca, pues amargaría. Para hacer la pasta, simplemente iremos aplastando todos los ingredientes en un cuenco hasta obtener una pasta uniforme. Es importante que la mantequilla esté reblandecida.

Dejaremos que las mazorcas se hagan, manteniendo tapada la bbq tanto como sea posible. (Yo cuando están cocidas, acostumbro a cortarlas por la mitad porque así es más fácil distribuirlas)

Si las mazorcas estuvieran crudas y con las hojas, retiraremos unas pocas hojas hasta que veamos los granos a través de las hojas más finas.

Iremos dando vueltas a las mazorcas a menudo para obtener una cocción homogénea. Estarán cuando los granos comiencen a estar en un tono dorado. Si veis que se hace muy rápido siempre podéis alejar un poco las brasas.

Una vez hechas, las cogeremos con cuidado, con unas pinzas, las retiraremos y las dejamos aparte.

Antes de servirlas pondremos las mazorcas, en una bandeja de aluminio desechable. Añadiremos, entonces, la mantequilla aromatizada por encima de las mazorcas y colocaremos la bandeja sobre la parrilla a fuego directo unos cinco minutos. Las mazorcas se calentarán de nuevo y la mantequilla se derretirá, por lo que iremos dando vueltas para que vayan impregnándose del jugo.

Las mantendremos a fuego medio hasta el momento de servir

Ya solo nos quedará, servirlas acompañando a una buena carne y esperar los elogios. Y ya sabéis como siempre, a disfrutar!!

Anuncios

“Carpaccio” de sandía

Se acerca el invierno!! Pero de momento todavía podemos encontrar sandías.. Y que mejor manera que despedir al verano que este Carpaccio de sandía. En realidad el nombre no sería el más adecuado ya que el Carpaccio es un plato que se prepara con filetes muy finos de buey crudo, pero como la sandia está cortada en trozos muy finos parecería un trampantojo, así que con el nombre se queda.

INGREDIENTES:

• Sandía

• Queso Grana Padano (parmesano)

• Aceite de oliva virgen extra

• Escamas de sal

PREPARACIÓN :

Cortamos un trozo de sandía dependiendo de los comensales.

De ese trozo cortamos “filetes” muy finos. Deben ser casi transparentes, por lo que si tenemos habilidad con el pelapatatas podemos utilizarlo, si no, deberemos utilizar un cuchillo muy afilado.

Pondremos estos “filetes” en un plato imitando un Carpaccio.

Ahora cortaremos unas finas lascas de queso. En este caso utilizar el pelapatatas será bastante fácil. Ahora cogeremos esas lascas y las pondremos por encima de la sandía Y añadiremos un poco de aceite de oliva virgen extra.

Para acabar, le pondremos por encima unas escamas de sal, yo le he puesto de sal de Nepal pero puede ser de otro tipo.

Ahora, solo nos quedara servirlo, y a disfrutar!!

Ensalada de espinacas, queso y nueces

Se ha acabado el verano, de las vacaciones casi ya no nos acordamos pero seguro que algún kilito nos hemos traído. Pues bien, como aún tenemos buenas temperaturas y todavía apetece una ensalada, aprovecharemos para refrescarnos y de paso mantener el tipito.

Ya sabéis que me encantan las ensaladas, pero como siempre lo más importante es ir innovando para que no nos aburran.

Y si nos divierten, son sanas, nos ayudan a mantener el tipo, y encima son divertidas. Qué más podemos pedir!

INGREDIENTES:

  • Espinacas frescas
  • tomates cherry
  • Queso fresco o tierno de cabra
  • Un puñado de nueces
  • un puñadito de arándanos secos
  • 3 cucharaditas de aceite
  • 1 cucharadita de crema de balsámico de módena
  • 1 y ½  cucharadita de miel
  • Una pizca de sal

PREPARACION:

Bueno, la preparación no tiene ningún misterio y se podría resumir en cortar poner en el plato y aliñar.

Es decir, lavaremos y cortaremos las hojas de espinaca y las pondremos en la ensaladera, cortaremos el queso en trocitos medida bocado y mezclaremos las nueces y los arándanos. Los tomates Cherry depende de como os gusten más si enteros, y así explotan en la boca o cortados. Yo en este caso los he puesto cortados porque eran un poco grandes.

Ahora solo tendremos que preparar el aliño y ya estará.

En un cuenco mezclaremos los ingredientes del aliño que en esta ocasión son muy sencillos, el aceite, la miel, el vinagre y la sal y batiremos a mano hasta conseguir una salsa. Rociaremos con esta salsa por encima de la ensalada.

Y ya solo nos quedará disfrutar!

berenjenas al horno

Muchas veces hacemos un plato principal y necesitamos un acompañamiento que sea sano. Una opción muy buena, son estas berenjenas muy fáciles de preparar y que quedan muy ricas.

Además, también las podemos tener para picar, o de aperitivo ya que al estar hechas al horno tienen poco valor calórico.

INGREDIENTES (para unas 2 raciones)

  • 1 Berenjena
  • 1 Cucharada sopera de Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Pizca de Sal yPimienta
  • Hiervas aromáticas de tu elección (orégano,romero,perejil, pimentón,…)

PREPARACIÓN:

Lavaremos bien la berenjena, una vez limpia la haremos en láminas muy finas. Podéis hacerlo con un buen cuchillo afilado o con una mandolina.

Las rodajas podemos cortarlas a lo largo o a lo ancho, ¡como más nos guste! En cualquier caso, hemos de procurar que queden muy finas ya que así se harán mejor

Colocaremos las rodajas sobre papel absorbente, las salaremos y dejaremos que reposen durante unos 10-15 minutos para que vayan perdiendo un poco de agua.

Mientras tanto, prepararemos un bol en el que añadimos el aceite, la pimienta y las especias que hayamos decidido. Cuando haya pasado el tiempo de reposar la berenjena las iremos cogiendo una a una y las pasaremos por la mezcla del bol

Precalentaremos el horno a 150 ºC.

Forraremos una bandeja con papel de hornear y colocaremos las rodajas separadas entre ellas. Hornearemos durante unos 15 minutos aproximadamente, dándole la vuelta a media cocción para que se hagan por ambos lados.

Recordad que cada horno es un mundo, por lo tanto ir comprobando que no se quemen.

Y luego, ya sabéis, o de acompañamiento o de aperitivo, a disfrutar!!

Rollitos de pollo con jamón

Los rollitos de pollo son un segundo plato muy completo y fácil de preparar en casa. Se pueden rellenar con muchos ingredientes y quedan muy buenos. Por ejemplo, aquí tienes esta otra receta de pechugas rellenas o rellénalos con queso y bacon como en esta otra receta de rollitos rellenos de bacon y queso.

Pero, vamos hablar de estos rollitos rellenos de jamón, lo que es verdaderamente espectacular es la salsa, que siendo tan sencilla como lo parece, el sabor es espectacular

INGREDIENTES: (para 2)

  • Unos 400 gr de pechugas de pollo
  • 1 pastilla caldo de pollo
  • 200 gr de jamón serrano (cortado en taquitos)
  • 1cebolleta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • sal y Pimienta

PREPARACIÓN:

Empezaremos cortando el jamón en dados si no lo teníamos así. Luego filetearemos las pechugas de pollo (aunque recomiendo que os las filetee vuestro carnicero de confianza )

Salpimentaremos las pechugas, pero ojo, con muy poquita sal, que el jamón ya lleva bastante. Rellenaremos las pechugas con el jamón troceado y la cerraremos pinchandolas con un palillo para que se mantengan cerradas.

Picaremos, tanto la cebolla como los dientes de ajo, en trozos muy pequeños y los doraremos en una sartén con un chorro de aceite de oliva hasta que tomen color.

Cuando ya tengamos dorada la cebolla y los ajos pondremos en la sartén los rollitos para que empiecen a hacerse

Iremos controlando los rollitos y girándolos hasta que cojan color, una vez que estén doraditos, añadiremos el vaso de vino, en el que habremos desmenuzado la pastilla de caldo

Iremos removiendo a fuego lento y dejaremos que se evapore el vino.

Seguiremos en el fuego un rato más, hasta que veamos que la carne están tierna y retiremos del fuego

Ahora emplastaremos, podéis quitar el palillo o dejarlo.

De cualquier manera, ya sabéis, a disfrutar!!

Brochetas de pollo marinadas a la Bbq


Como os dije en el post anterior, os iré poniendo recetas hechas a la barbacoa. Sobre todo ahora que empieza la buena época para las barbacoas ya que los amigos han vuelto de vacaciones y no hace tanto calor.

La primera receta es una, en la que las brochetas de pollo son las protagonistas. Se trata de una receta que es muy fácil de hacer y exquisita.

INGREDIENTES

Depende de para cuantos sea la barbacoa,(cuantos más seamos más reiremos) pero en principio tendremos que contar con un contramuslo deshuesado y sin piel, por persona ( también podemos utilizar otra parte del pollo como la pechuga)

PARA EL MARINADO

  • 1 cebolla cicada
  • Zumo de limón (1/2)
  • 2 cucharadas de oregano seco
  • 2 cucharadas de pimentón o paprika dulce
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN :

Primero prepararemos el marinado. Iremos poniendo el el vaso de la picadora la cebolla cortada hasta reducirla a “puré” de cebolla. A continuación pondremos el zumo de limón, el orégano, el pimentón y el ajo. (Esto son medidas para 4 o 5 personas si sois más ampliar un poco las cantidades)

Ahora, con la picadora en marcha, iremos incorporando el aceite de oliva hasta que obtengamos una pasta lista para marinar nuestro pollo.

Una vez que ya tenemos el marinado, cortaremos el pollo en trozos de unos 3 cm,

Colocaremos los trozos de pollo y la marinada en una fuente
poco profunda y rebozaremos bien para que queden bien impregnados. Cubriremos todo con papel film transparente y lo dejaremos marinar 30 minutos a temperatura ambiente.

Es momento de preparar la barbacoa. Mientras se van haciendo las brasas, montaremos los pinchos (brochetas). Podéis utilizar brochetas metálicas (recomendadas) o de madera. Si son de madera se han de dejar en remojo unos 30 minutos para que no se quemen en la barbacoa.

Para evitar tener que poner a remojo
las brocheta cada vez que hagan falta,
se pueden preparar con antelación poniendo un paquete grande a remojar durante 1 hora y después de escurrirlo las ponemos en el congelador, dentro de una bolsa y así solo tendremos que sacar las brochetas cuando las necesitemos.

Sacaremos la carne de la marinada y la separaremos según el número de comensales para que todos tengan una parte equivalente. Iremos ensartando la carne en la brocheta.

Cuando las brasas esten a punto cepillaremos la parrilla de cocción.

Asaremos las brochetas
a fuego medio directo (es decir, sobre las brasas pero a una distancia media) de 12 a 15 minutos hasta que la carne
esté bien asada (si necesitas un poco más de tiempo, ya sabéis) pero que no se seque.

Daremos la vuelta a las brocheta
una sola vez a media cocción, manteniendo cerrada la tapa de la barbacoa tanto como
sea posible.

Y ya solo nos quedará repartir las brochetas entre los comensales y, a disfrutar!!

Mi nueva barbacoa

Ya os he comentado y os he enseñado fotos de mi nueva cocina, pero es que además, he instalado una nueva barbacoa, en la que muy pronto os podré mostrar platos igual, o más suculentos que los que hemos visto hasta ahora.

Al principio empecé a probar con las típicas barbacoas que solemos hacer todos. Pero una vez ya le voy cogiendo el punto al carbón empezaré hacer nuevas recetas que os iré mostrando.

Por otra parte, ¿que hay más paleo que cocinar en una barbacoa?

Pues, lo dicho tanto si tienes barbacoa como no, vive la vida, y a disfrutar!!