Mantequilla (o crema) de nueces

Estaba haciendo una receta y necesitaba mantequilla de nueces, como no la tenía he decidido hacérmela yo

Las mantequillas o cremas de frutos secos y/o semillas más conocidas son la de cacahuete y la de sésamo (tahini) que ya hemos utilizado en otras recetas, pero no son las únicas. 

Es quizá en las estaciones de otoño e invierno cuando más apetecen este tipo de alimentos energéticos, por eso es un buen momento para preparar mantequilla de nueces.
Esta mantequilla o crema de nueces, es también deliciosa para untar en unas tostadas para el desayuno o la merienda, para enriquecer un yogur e incluso como me pasaba en esta ocasión, para la elaboración de recetas de todo tipo. 

Hacer esta crema de nueces es muy sencillo, aunque laborioso, es decir que tardaremos un cuarto de hora aproximadamente 

INGREDIENTES :

  • 200 gramos de nueces peladas (se puede hacer con pacanas), 
  • una pizca de sal, 
  • una pizca de canela o extracto de vainilla.

ELABORACION:


Para hacer la mantequilla de nueces hay que utilizar un procesador de alimentos, y el accesorio de una buena batidora. En primer lugar debes tostar las nueces, puedes hacerlo en una sartén amplia, en la que quepan todas las nueces en una capa, o en el horno. Tomando la primera opción, pon la sartén a temperatura media-baja y tuesta las nueces hasta que percibas el aroma a tostado del fruto seco, moviéndolas asiduamente.
Cuando las nueces estén tostadas, pásalas directamente al recipiente de la batidora, primero pícalas unos segundos a máxima potencia, añade la pizca de sal y la vainilla o canela (lo que más te guste) y después procede a obtener la pasta oleaginosa triturando a media potencia. 
Deberás bajar las nueces picadas con una espátula hacia las cuchillas, y volver a triturar. Este procedimiento deberá realizarse durante unos 15 minutos, y cada vez que sea necesario habrá que parar, bajar la pasta de nueces y volver a batir.

Poco a poco el fruto seco estará más pastoso, hasta estar cremoso, la trituración prolongada ha provocado que las células de la semilla expulsen su aceite. El resultado es una mantequilla o crema de nueces de una densidad bastante líquida, aunque cogerá más cuerpo cuando se enfríe.

Pásala a un tarro con tapa hermética, pero no la tapes hasta que se enfríe. Resérvala en el frigorífico. Haz poca cantidad para que no dure mucho tiempo ya que los frutos secos van perdiendo propiedades y debido a su contenido en grasas, tienen tendencia a enranciarse. 

Ahora solo tienes que utilizarla para la receta que más gustes y, a disfrutar!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s