Risotto de boletus

Hoy os pongo un plato que no es paleo, pero siempre tiene tanto éxito en casa que lo tengo que ir haciendo de vez en cuando para que mi familia no me mire mal, después de tanta dieta paleo 😉Además,  tal y como os he dicho en alguna ocasión hay que dar un poco de alegría al cuerpo y dar márgenes o de lo contrario…

Este es un plato que acostumbro ha hacer en otoño. Aunque curiosamente siempre utilizó setas (boletus edulis, en catalán ceps) que he recolectado el año anterior y he dejado secar, también las podría hacer con las del propio año, pero las frescas las utilizo para otras recetas. 

Por descontado es un plato que se puede hacer en todas las estaciones, pero parece que el olor a seta que queda en casa, presta más a otoño que a otra época. 

INGREDIENTES :

  • Entre 80 y 90 g de arroz bomba por persona
  • Dos puñados de boletus secos
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Perejil fresco
  • Queso parmesano
  • Medio litro de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta

Es conveniente que el arroz sea tipo Bomba ya qué da mejor resultado. La variedad de arroz Bomba es una de las más conocidas y valoradas, a pesar de su precio, gracias a su capacidad para absorber grandes cantidades de caldo sin pasarse.  Absorbe hasta el punto de llegar a duplicar su volumen. Así, retiene los sabores del caldo. Una característica que nos va muy bien para el plato es que una vez superado el tiempo de cocción no se rompe, sino que se abomba —de ahí su nombre— y se arruga un poco. Esta peculiaridad le permite guardar el almidón, con lo que siempre sale suelto, sin apelmazarse.

PREPARACION

Lo primero de todo, dejamos las setas a remojar en agua buena durante un buen rato

A continuación picamos la cebolla muy finita. Ponemos en la cazuela un poco de aceite y un poco de mantequilla y tiramos la cebolla, añadimos un poco de sal y dejamos que se vaya pochando a fuego lento hasta que quede transparente y marroncita

Una vez tengamos hidratadas las setas las colamos y aprovechamos el agua, que pondremos a calentar. Es también un buen momento para poner a calentar el caldo de verduras

Cuando la cebolla ya está lista la retiramos de la cazuela y la reservamos. En la misma cazuela y con el poco aceite y que haya quedado de la cebolla tiramos las setas y las vamos removiendo para que vayan perdiendo el agua que tengan. Picamos una ajo y un puñadito de perejil y se lo tiramos a las setas y vamos removiendo durante un rato a fuego lento añadiendo un poco de sal. 

Cuando las setas ya estén en su punto, es decir, que hayan cogido el gustito del ajo y el perejil, incorporamos la cebolla que teníamos reservada y removemos 

Ahora tiraremos el arroz, es conveniente que el arroz no lo hayamos lavado antes porque así nos quedará más untuoso. 

Vamos moviendo el arroz entre los ingredientes para que vaya cogiendo un tono perlado. Cuando el arroz esté perlado será el momento de tirar el líquido. 

Tiraremos primero el agua de las setas, yo siempre aprovecho el agua de hidratar las setas. Hay quien dice que ese agua no es buena, pero a mí me gusta aprovechar todo el sabor que han dejado las setas en el agua (acordaros de colarla por si ha quedado algo de tierra. Después tiraremos una parte del caldo hasta que quede todo el arroz cubierto. El resto de caldo lo reservaremos por si el arroz absorbe todo el líquido. 

Ahora lo dejaremos unos 15 minutos a fuego lento con la cacerola tapada. Es conveniente ir controlando que no se quede seco, en ese caso le ponéis un poco más de caldo. Cuando haya pasado ese tiempo probáis que el arroz esté en su punto, es decir, que no esté duro. Ha de quedar cremoso, pero no caldoso. Es decir, que se pueda comer con tenedor. Así es como, según todos los manuales de cocina debe quedar un buen risotto. 

Entonces si está en su punto, aprovechamos para tirar por encima el parmesano rayado. 

Una vez hemos tirado el parmesano removeremos el arroz para que el queso se vaya diluyendo entre los granos y vaya haciendo a la textura de risotto. Ahora apagaremos el fuego y dejaremos el arroz tres o cuatro minutos para que coja el punto. 

Ahora ya lo podemos servir, lo acompañaremos con más queso parmesano rayado para que cada comensal se ponga por encima, y una vez hecho esto ya sólo nos queda disfrutar!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s