Pollo en salsa con champiñones

Esta receta siendo muy fácil tiene un magnífico resultado. Podremos transformar una simple pechuga de pollo en un fantastico manjar. En esta receta es utilizado whisky. La verdad es que queda muy bien tanto si pones whisky como vino blanco, lo que pasa es que yo no bebo y siempre acaba alguna botella de whisky por casa de algún lote de navidad o de algún regalo, y claro, siempre hay que aprovecharlo todo, y que mejor que utilizándolo en una receta. 

INGREDIENTES (para 4)

  • Unos 500g de pechuga de pollo troceada
  • Cuatro dientes de ajo
  • Una cebolla grande
  • Unos 300 g de champiñones. 
  • 200 ml de Whisky (o vino blanco) 
  • 500 ml de caldo de pollo (casero o uno de calidad)
  • Dos cucharadas de harina (mejor de garbanzo)
  • Sal y Pimienta negra 
  • Hierbas provenzales
  • Aceite de oliva virgen

PREPARACIÓN:

Empezaremos limpiando y troceando el pollo.  Una vez lo tenemos troceado lo salpimentamos al gusto. Los pasamos por un poco de harina de garbanzo, para que todos los trozos queden bien enharinados por todos lados y los freímos levemente en una sartén con aceite, de forma que queden bien marcados y sellados, pero sin cocinarse por dentro (también podemos usar la freidora)

 Los reservamos en un plato aparte con un papel de cocina para absorber el aceite sobrante. Mientras pierden el aceite, les añadiremos un poco de hierbas provenzales por encima

Picaremos pequeños los ajos y la cebolla. También lavaremos los champiñones y los laminaremos (podéis comprarlos laminados) de forma que no queden demasiado finos, ya que al cocinarlos perderán bastante volumen.

 
Ponemos a calentar en una sartén amplia (contar que tiene que caber todo y además el pollo ) con un chorreón de aceite de oliva, y sofreímos la cebolla y los ajos, añadiendo sal por encima para que se pochen bien. 

Cocinamos a fuego medio unos minutos y después, añadimos los champiñones y dejaremos que se rehoguen un poco. Añadimos el whisky (o el vino blanco) subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol. 

Volvemos a bajar el fuego y agregamos el caldo de pollo. 

Removemos bien e incorporamos los trozos de pollo. Mantenemos a fuego suave una media horita más o menos. Controlaremos que no se seque, en caso de que fuera así añadir un poco más de caldo de pollo. 

Pasada la media hora ya sólo nos quedará emplatar y como siempre, a disfrutar!! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s