Navajas a la plancha

Hola, hoy os pongo un plato de marisco que siempre va bien darle una alegría al cuerpo.

Ya os puse también otros platos de marisco, como las gambas a la plancha o Las cañaillas con salsa de mostaza, aunque siempre podéis hacerlo todo y hacer una comida a base de mariscos.

Se trata de hacer navajas. Aunque hay que diferenciar las navajas y los longueirones este plato se puede hacer indistintamente con cualquiera de los dos.

Las navajas tienen una concha ligeramente curva que las diferencia del longueirón que la tiene totalmente recta y más sólida, siendo además más grandes que las navajas.

Elaboraremos esta receta de un modo muy sencillo dando el protagonismo al producto y no ocultando su sabor con salsas especiadas.

Se pueden comprar congeladas, aunque yo prefiero comprarlas frescas.

Si las compramos frescas, antes de cocinar hay que hacer que pierdan la arena. Eso se llama desbabar. Para ello hay que poner un cuenco lleno de agua fría y sal gruesa (una cucharada sopera por cada litro) y dejarlas unas horas para que vayan soltando arena.

Es mejor ponerlas de modo vertical con el agua cubriéndolas para que suelten bien la arena. Yo acostumbro a cambiarles el agua un par o tres de veces.

Cuando las saquemos del cuenco, veremos que en el fondo queda la arena. Las pasaremos a otra fuente donde las secaremos un poco.

INGREDIENTES: (4p)

1 kg de navajas

3 dientes de ajo

Zumo de medio limón.

Perejil fresco

Sal gruesa

Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

Ya tenemos las navajas limpias y preparadas, ahora haremos el aliño.

Para ello pondremos en la batidora el ajo pelado y laminado, el perejil fresco, el aceite de oliva, el zumo de limón y un poco de sal y trituraremos hasta tener una salsa que resérvaremos.

Pondremos una plancha antiadherente con unas gotas de aceite de oliva con el fuego a tope.

Cuando esté caliente hacemos una cama con la sal gruesa y colocaremos las navajas con la carne tocando la superficie muy caliente.

La cama de sal, nos permitirá que no se enganchen a la plancha , y que sea mucho más fácil limpiarla

Cuando estén sobre la plancha pondremos unas cucharadas del aliño por encima y en unos 30 segundos daremos la vuelta a las navajas poniéndolas con la carne hacia arriba.

Volveremos a poner aliño y dejaremos unos 30 segundos más.

Es importante que no las dejemos mucho tiempo al fuego, porque si no se vuelven duras y gomosas.

Serviremos de inmediato, porque el marisco se ha de comer acabado de cocinar

Y como siempre… A disfrutar!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s