Glühwein, vino caliente especiado

Ya ha llegado el frío y ya se ven las calles engalanadas de Navidad con sus luces y guirnaldas de colores (cada vez empiezan antes), por lo que hay que ir buscando formas de entrar en calor si estamos fuera de casa.

En España no suele hacer tanto frío, pero en los países en los que si que hace, lo tienen muy bien resuelto con el Glühwein, el vino caliente especiado.

Es esta una bebida reconfortante, algo dulce y muy aromática, y por eso, resulta ideal para acompañar las frías fiestas.

El Glühwein es una de tantas versiones que existen de esta bebida alcohólica dulzona, aromatizada con especias. En Alemania y Austria la llaman gluhwein, en los países nórdicos glogg y de diversas formas en los países del Este.

Ya en la Edad Media existían indicios de consumo de esta bebida aromática

Y antes de esto, se tiene conocimiento de tradiciones griegas y romanas, donde se tomó como costumbre también aromatizar el vino con especias.

En los países germanos es muy típico encontrar puestos callejeros de vino caliente cuando empiezan los primeros fríos, y sobre todo para amenizar los mercadillos de Navidad (foto, en un mercadillo de Viena).

INGREDIENTES (para 4, aunque aconsejo doblar la cantidad porque vuela!!)

  • 750 ml de vino tinto de calidad aceptable, aunque no es necesario que sea un reserva!!
  • 80 gr de azúcar moreno,
  • 2 hojas de laurel,
  • 4 vainas de cardamomo,
  • 6 clavos de especia,
  • 2 estrellas de anís,
  • 2 ramas de canela,
  • una pizca de nuez moscada rallada,
  • 1/2 limón,
  • 1 naranja mediana,
  • licor (opcional).En algunos lugares se enriquece también con algún licor como ron.

PREPARACIÓN

Pondremos todas las especias en una olla y añadiremos el azúcar.

Lavaremos y cortáremos el limón y la naranja en rodajas y también las incorporaremos (hay quien solo pone la piel de las frutas pero yo prefiero ponerlas en rodajas)

Lo empezaremos a calentar con un poco de vino, unos dos dedos, sólo para cubrir el azúcar, y lo calentaremos removiendo con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva.

Incorporaremos el resto del vino, mezclando bien y calentáremos a media temperatura, sin dejar que llegue a hervir. Es importante no dejarlo hervir ya que se evaporaría el alcohol.

Después de aproximadamente media hora comprobaremos el punto de dulzor, ojo que quema!

Si veis que lo necesita, añadir un poco más de azúcar o quizás mejor, un poco de miel.

Se tiene que servir super caliente, porque debido al alcohol se enfría rapidísimo. Si tenéis que servirlo en ese momento podéis coger un cazo e ir sirviendo, lo mejor es en tazas de barro.

En los mercados de navidad hacen tazas conmemorativas que se pagan a parte del vino y de las que te devuelven el precio si las retornas, aunque lo habitual es ir rellenándolas y luego llevártelas de recuerdo.

Si queremos servirlo en otro momento o si queremos embotellarlo (es un buen regalo de Navidad) podemos colar con un colador para retirar las especias y guardar en frascos o una botella.

Se puede volver a calentar en el momento de servir.

Hay quien, incluso lo enriquece con algún licor en el momento de servir.

Pero en cualquier caso, compartirlo con los amigos y…A disfrutar!!

Anuncios

Ensalada de judías blancas con tomate

En un Post anterior ya os explicaba la manera de hacer las judías blancas. Este plato queda muy bien con esas judías, pero si queréis hacerlo rápido y no tenéis judías conservadas, podéis hacerlo con judías blancas compradas, pero es importante que sean de buena calidad.

Las judías blancas aportan propiedades y beneficios excelentes para la salud.Uno de de ellos es que al contener fibra y proteína vegetal, son saciantes y regulan el tránsito intestinal.

La fibra de las alubias contribuye a regular el azúcar en sangre, algo muy interesante para personas con diabetes. Además ayuda a prevenir el estreñimiento de manera natural y entre otras cosas, son una fuente natural de calcio.

Si a eso sumamos las propiedades del resto de productos, en especial las fantásticas propiedades del tomate, ya tenemos un plato super sano

INGREDIENTES (para 2)

250g de judías blancas

unos cuantos tomates cherry, o de otro tipo,(en la de la foto he puesto tomates de colgar)

2 cebolletas,

queso tierno de cabra

1 cucharada de zumo de limón recién exprimido

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta negra recién molida

Albahaca fresca

PREPARACIÓN

Lavaremos y escurriremos las judías blancas

Pelaremos y cortaremos las cebolletas (la parte blanca). Cortaremos también los tomates a tamaño mordisco, si son cherry los podemos cortar por la mitad.

También cortaremos el queso en cuadraditos pequeños, yo he utilizado queso tierno de cabra, pero podés utilizar cualquier otro tipo de queso que os guste, por ejemplo, queso feta.

Ahora, haremos el aliño. Para ello pondremos en la batidora el limón, el aceite, la mitad de las hojas de albahaca, sal y pimienta y trituraremos hasta hacer una salsa emulsionada.

Mezclaremos en un cuenco todos los ingredientes, o si preferís directamente ya en el plato.

Aliñaremos y removeremos con cuidado para que se impregnen todos los ingredientes con el aliño.

Decoraremos con el resto de las hojas de albahaca fresca.

Y ya tendremos lista, nuestra ensalada sana y rica y… A disfrutar!!

Estofado de pavo (otro) con patatas y manzana

Ya os he puesto otra receta de estofado de pavo pero ya sabéis que a mí me gusta ir modificando recetas para obtener diferentes resultados por lo que aquí os pongo otra que utilizando el mismo producto nos dará un resultado también muy rico

ya os comentaba que los estafados suelen hacerse con carne de ternera, pero si utilizamos carne de pavo será más ligero.

La carne del pavo tiene como componente principal el agua, ya que se presenta alrededor del 75% de su composición, lo que hace que sea un alimento con pocas calorías.

Sus proteínas son de alto valor biológico, contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita. Además, tiene poco contenido de grasa y de colesterol, lo que convierte al pavo en una de las mejores carnes magras del mercado.

INGREDIENTES

• 500 gr de pavo troceado

• 1 cebolla

• 1 diente de ajo

• 1 manzana golden

• 2 zanahorias

• 2 patatas (opcional para paleos estrictos)

• 1 ramita de romero fresco

• Pimienta negra molida

• Sal

• 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

• 100 ml de vino tinto

• ½ litro de caldo de pollo

PREPARACIÓN

Empezaremos picando la cebolla y el ajo y los sofreiremos en una cazuela a fuego alto con un par de cucharadas de aceite de oliva.

Mientras tanto, iremos pelando las zanahorias, las cortaremos en rodajas finas y las incorporaremos a la cazuela.

Cuando se haya pochado todo un poquito, añadiremos el pavo ( que previamente habremos salpimentado) y cocinaremos durante un par de minutos sin parar de remover hasta que la carne cambie de color.

Incorporaremos el vino, y dejaremos que hierva hasta que se evapore el alcohol.

Añadiremos las patatas (opcional si quieres reducir hidratos, aunque si no ponemos patatas poner alguna manzana más) y las manzanas peladas y troceadas. Salpimentaremos e incorporaremos el caldo.

Cuando empiece a hervir pondremos una ramita de romero fresco y dejaremos que se cocine a fuego medio durante 20 minutos.

Luego, ya sabéis, emplataremos y… A disfrutar!!

Pollo con castañas

Seguimos en otoño, y como os he dicho muchas veces, a mí me gusta cocinar con productos de temporada.

La castaña es un fruto seco propio de esta época y rico en vitamina B. Además, resulta saciante y astringente en caso de descomposición estomacal.

la castaña la utilizamos pelada. El recurso más utilizado para pelar castañas suele ser el escaldado, basta con hacerles un corte, introducirlas unos minutos en agua hirviendo, cortar la cocción con agua fría y pelar. Aunque con el escaldado es muy fácil que la superficie de la castaña se vea ligeramente cocida.

Pero hay otro truco de cocina para pelar castañas que puede ser más rápido, más limpio y más efectivo, y es usando el microondas. Haremos también un par de incisiones en la piel externa de las castañas y las pondremos, en pequeñas cantidades, en el microondas a máxima potencia unos 20 segundos

Hay que tener cuidado al cogerlas porque están calientes, así que para pelarlas rápidamente puedes cogerlas con un trapo, y con él retirar las pieles dejándola totalmente limpia y entera.

Podéis utilizar el que queráis, a mi me gusta más el clásico pero cada uno…

INGREDIENTES:

8 contra muslos de pollo

Una cebolla

Tres zanahorias

200 g de castañas

Unas hojas de tomillo

Vino dulce o moscatel

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

PREPARACIÓN.

Lo primero que haremos será pelar las castañas ya sea escaldando o utilizando el microondas

A continuación cortaremos la cebolla en brunoise (forma de cortar las verduras en pequeños dados de 2 a 3 mm de lado) y la zanahoria en láminas muy finitas.

Salpimentaremos el pollo por ambos lados. Lo pondremos en la cazuela muy caliente con un poco de aceite. Es importante que esté muy caliente para sellar el pollo y que los jugos queden en el interior.

Los dejaremos el suficiente tiempo para que queden dorados por ambos lados.

Cuando estén sellados pondremos también la cebolla, la zanahoria y el toquecito de tomillo que les dará un sabor y un aroma especial.

Añadiremos las castañas peladas y dejaremos unos seis o siete minutos.

A continuación siguiendo con el fuego fuerte añadimos el vino dulce o el moscatel y lo dejamos reducir. (Si se nos queda corto de caldo siempre podemos poner un poquito de caldo de pollo).

Ahora que ya tenemos todo dentro de la cazuela lo dejaremos cocer a fuego medio con la cazuela tapada unos 40 minutos.

Y cuando comprobemos que está en su punto, por ejemplo pinchando el pollo y viendo que ya está hecho por dentro, lo sacaremos y emplataremos.

Y solo nos quedará servirlo y… A disfrutar!!

La marcha nórdica, el deporte más fácil y completo

he leído este artículo y aunque básico me ha parecido muy interesante.

La marcha nórdica, el deporte más fácil y completo
— Leer en www.sabervivirtv.com/medicina-general/como-practicar-marcha-nordica-caminar-con-palos-beneficios_1796/amp

Espárragos con salsa de yogur aromatizada con eneldo

El plato que os pongo hoy varia en laboriosidad dependiendo si hacemos los espárragos o si los compramos en conserva. Con la segunda opción nos ahorramos unos 20 minutos, pero con la primera le damos un toque de autenticidad.

Si nos decidimos por la conserva, es conveniente que esta sea de primera calidad.

Claro, qué más sencillo sería coger los espárragos en conserva y ponerle una cucharada de mayonesa de bote, pero entonces no había falta mirar blogs de cocina, Jajajaja.

Pero casi es igual de fácil

INGREDIENTES.

  • Espárragos blancos ( en conserva o no)
  • 1 yogur griego
  • Limón
  • Eneldo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y Pimienta
  • Azúcar
PREPARACIÓN

Si hemos optado por espárragos frescos, tendremos que lavarlos y pelarlos desde la base de la yema (podréis utilizar un pela patatas) y también cortaremos el trozo duro del final (la mejor manera es doblar los espárragos hasta que se rompen, la parte de abajo es la que tiramos).

Los coceremos en agua mineral con un poco de sal y de azúcar. Intentaremos ponerlos en vertical. Para ello utilizaremos una cesta ( por ejemplo de la freidora) o también los podemos atar.

Dejaremos cociendo unos 15 o 20 minutos hasta que estén al dente,

Una vez cocidos, retiraremos el agua y los dejaremos atemperar.

Mientras se están cociendo, podremos ir haciendo la salsa. Para ello, mezclaremos el yogur, un chorrito de aceite, el eneldo, ralladura de limón, un chorrito de zumo de limón y salpimentaremos.

Si al final hemos decidido ser más prácticos y hemos utilizado espárragos en conserva, únicamente tendremos que sacarlos del bote o lata y secarlos antes de emplatar.

Como habréis visto, una receta super fácil y además muy sana

Solo nos quedará emplatar los espárragos, añadirle un poquito de salsa por encima y acompañarlo con una salsera con el resto de la salsa. Y… A disfrutar !!

Calabaza asada con alioli de ajo negro.

Qué mejor receta para hacer en otoño que una que utiliza uno de los productos emblemáticos de la temporada, la calabaza.

Ya ha pasado Halloween y siguen habiendo calabazas en los mercados, pero ahora su destino no es que les pongamos unos ojos y una boca con una vela dentro, sino que ahora han de cumplir la función de alimentarnos.

Ya veréis que esta receta, aunque facilísima os dará un resultado espectacular

INGREDIENTES (PARA 4 )

  • 1 calabaza grande
  • unas nueces
  • unas ramas de romero fresco
  • unas ramas de tomillo fresco
  • 1 cabeza de ajo negro
  • lechuguitas
  • sal
  • pimienta negra
  • aceite de oliva

PREPARACIÓN

Lavamos la calabaza y la cortamos como si fuera un melón. Es decir a gajos. Hay que decir, que para esta receta se puede utilizar cualquier calabaza pero la ideal es la típica calabaza redonda.

Una vez cortada, podemos quitarle la piel o no. Cuando está asada es mucho más fácil quitársela pero también se puede hacer antes de asarlas. Incluso, si no fuera temporada, podéis hacer esta receta con calabaza que tengáis congelada.

Bueno, pues pondremos las porciones de calabaza en una bandeja de horno en la que habremos puesto un papel sulfurado.

Iremos precalentando el horno a 220 °C

Salpimentaremos la calabaza y en la misma bandeja, pondremos por encima unas hojas de tomillo y romero, a ser posible de vuestro huerto urbano. Yo esta vez he añadido también unas hojas de curry, aunque sé que es una planta que no abunda, por lo que no la he puesto en los ingredientes. Aunque si quieres una la puedes comprar en Amazon

Ahora, meteremos la bandeja en el horno a 220 ºC durante unos 30~35 minutos.

Mientras tanto iremos haciendo el alioli de ajo negro

Pelamos una cabeza de ajos negros y ponemos los dientes en un vaso de batidora. Añadimos sal y aceite OVE y lo trituramos y emulsionamos con la batidora, acordaros de ir poniendo el aceite poco a poco para que espese.

O podéis seguir la receta que ya ponía anteriormente, ya que esta lleva huevo, por lo que es más fácil de hacer

Una vez hecho, lo reservamos.

Pelamos las nueces (unas 20) y las picamos en un mortero, si no tenéis mortero, siempre podéis envolverlas en papel de aluminio y dale unos cuantos golpes con un rodillo.

Limpiamos unas hojas de lechuguitas y las troceamos en pequeñito

Una vez haya pasado el tiempo de horno, sacamos las calabazas con cuidado de no romperlas, ya que estarán muy tiernas, y las emplatamos habiéndole retirado antes las hojas de romero y tomillo.

A continuación las rociaremos con el alioli, pondremos las nueces picadas por encima y los trocitos de lechuguitas.

y ya podemos servirlas y…A disfrutar!!