ALCACHOFAS RELLENAS

La receta de alcachofas rellenas se puede hacer con diferentes tipos de relleno, por ejemplo jamón o salmón pero en este caso la pongo con carne picada que queda muy buena.

A la alcachofa se le atribuyen muchas propiedades, en su mayoría vinculadas al funcionamiento del hígado y la vesícula. Favorece la digestión y a la eliminación de toxinas por la orina. Por ello, la inclusión de esta verdura en la dieta aporta grandes beneficios para la salud y además está riquísima.

INGREDIENTES para 2 personas

  • 6 alcachofas
  • carne picada
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 1 copa de vino tinto
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón
  • Agua
  • Queso para gratinar (mozzarella o el que prefiráis)
  • PREPARACIÓN
  • Comenzaremos limpiando las alcachofas.

    Para ello, empezaremos con un bol grande lleno de agua en el que exprimiremos zumo de limón. Esto no servirá para que a medida que vayamos limpiando las alcachofas las vayamos introduciendo y así no se oxidarán.

    Comenzaremos a limpiar cortando el tallo, una vez cortado lo pelaremos y lo introduciremos en el agua con limón

    Quitaremos las hojas externas que son las más duras y cortaremos la punta de la alcachofa, seguidamente vaciaremos el centro dejando un buen hueco para luego poder rellenarlas. A medida que las tengamos preparadas, las iremos sumergiendo en el agua con limón

    Una vez limpias, las escurrimos, secamos y ponemos en una cacerola cubiertas con agua con sal. Cocinaremosa fuego suave unos 20 minutos hasta que estén tiernas.

    Escurrimos y secamos el exceso de agua con papel absorbente y reservamos.

    Mientras se cocinan las alcachofas, prepararemos el relleno.

    Pelamos una cebolleta y un diente de ajo y los troceamos bien finitos, ahora podemos aprovechar para cortar también muy pequeño los troncos de la alcachofa y agregarlo a la sartén.

    Ponemos todo a pochar en una sartén con aceite y sal. Una vez transparentes, añadimos la carne, salpimentamos y rehogamos todo un par de minutos.

    Pasado este tiempo, añadimos el vino y subimos el fuego hasta que reduzca. Luego añadimos el tomate frito y dejamos cocinar durante 5 minutos a fuego suave.

    Retiramos del fuego y procedemos a rellenar las alcachofas apretando bien para que quede compacto.

    Una vez rellenas, espolvoreamos con queso rallado y ponemos en el horno a gratinar unos 5 minutos hasta que el queso se haya fundido,.

    y ahora solo nos quedará emplatar y… A disfrutar!!

    Anuncios

    Tortilla de calabacín

    Siempre intentó que los platos y recetas que pongo sean fáciles y rápidas, a la par que deliciosas.

    Pero alguno de vosotros me habéis dicho que estáis negados en el tema de cocinar (ya sabéis quiénes sois 😉)

    Intentaré poneros alguna receta realmente fácil para que vayáis empezando a coger afición.

    Una receta súper fácil, esta tortilla de calabacín es rápida, buena y barata. Si es que lo tiene todo!

    INGREDIENTES (para 2)

    • 1 calabacín grande o 2 pequeños
    • 6 huevos
    • 1 cebolleta grande
    • sal
    • aceite de oliva virgen extra

     PREPARACIÓN

    Empezaremos limpiando la cebolleta deshaciéndonos de la parte verde y de la capa más externa y la cortaremos finita.

    Lavaremos muy bien el calabacín bajo el grifo, frotando bien la piel. Lo secaremos y lo cortaremos en rodajas o en cuadraditos del mismo tamaño (yo prefiero cuadraditos) desechando los extremos.

    En una sartén, pondremos a pochar la cebolleta a fuego suave con una pizca de aceite. Cuando empiece a estar tierna y transparente añadimos el calabacín, salamos y dejamos cocinando hasta que haya soltado toda el agua y esté tierno.(esto lo podéis comprobar pinchando un trocito del calabacín con la cuchara de cocinar)

    Mientras tanto, batimos los huevos en un bol.

    Una vez que las verduras estén cocinadas las escurrimos muy bien (esto lo podemos hacer con ayuda de un colador, pues es muy importante que el calabacín pierda todo el liquido ya que si no, es más difícil de cuajar la tortilla) y las incorporamos a los huevos batidos, removiendo para que queden repartidos.

    Pondremos unas gotas de aceite en una sartén antiadherente, y cuando esté caliente añadimos la mezcla de huevo cebolleta y calabacín. Dejamos que se vaya haciendo, a fuego suave.

    Es importante no ir removiendo como locos la mezcla en la sartén, hay que dejar que se vaya haciendo una costra y cuando la tortilla se separe facilmente de los laterales, le daremos la vuelta. Para ello podéis ayudaros de un plato

    Continuaremos calentándola hasta que esté hecha a nuestro gusto. Podéis dejarla cuajada por el centro o más hecha , dependiento de vuestra preferencia.

    Ya solo nos quedará emplatar y … A disfrutar!!

    Tarta de zanahoria

    Hoy os voy a dejar una receta de una de las tartas más típicas.

    Concretamente os la pongo hoy porque es tan famosa que tiene su propio día para conmemorarla, el 3 de febrero.

    La tarta de zanahoria también conocida como pastel de zanahoria o carrot cake, se ha hecho muy popular últimamente. Quizás se deba a su sabor suave y delicado que contrasta con su cobertura de queso cremoso que le va a la perfección.

    Esta tarta probablemente sea uno de los postres más emblemáticos de la cocina norteamericana. Sin embargo, es un postre originario de Europa, donde los cocineros mezclaban vegetales dulces en sus bizcochos como sustitutivo barato del azúcar, las nueces y otros frutos secos.

    La verdad es que recetas de tarta de zanahoria hay muchas pues cada quien le pone su particular punto, pero está queda muy bien. Concretamente queda húmeda y sabrosa, por lo que es la que os pongo.

    INGREDIENTES:(para 6 ~8)

    Os pongo las medidas en tazas, así os ahorro pesar

    • 6 tazas de zanahorias ralladas
    • 1 taza de azúcar moreno
    • 1 taza de pasas (opcional)
    • 4 huevos
    • 1 1/2 tazas de azúcar blanco
    • 1 taza de aceite
    • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
    • 3 tazas de harina
    • 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato
    • 1 cucharadita de sal
    • 4 cucharaditas de canela molida (también se puede poner un poco de jengibre, nuez moscada y clavo)
    • 1 taza de nueces picadas

    PARA LA COBERTURA

    • 300 g de queso crema Mascarpone
    • 300 ml de nata para montar 33% M.G.
    • 250 g de azúcar en polvo
    • 50 g de mantequilla
    • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

    PREPARACIÓN

    Iremos rayando las zanahorias y las iremos poniendo en un recipiente, cuando las tengamos añadiremos el azúcar moreno y removeremos.

    Dejaremos reposar durante unos 60 minutos, veremos que transcurrido ese tiempo habrá agua en el recipiente. Pues nos deshacemos de ella pasándolo todo por un colador. Si opcionalmente queréis poner pasas y nueces ahora es el momento.

    Mientras tanto, en un recipiente grande, mezclamos por otro lado los ingredientes secos. Tamizaremos la harina con colador, así evitaremos grumos, añadiremos el bicarbonato, la levadura en polvo y las especias (la canela, y si queréis, el clavo, la nuez moscada y jengibre) en un recipiente grande.

    Precalentaremos el horno a 160° C y engrasaremos el molde donde vayamos a preparar la tarta. Para evitar que se pegue forraremos la base con papel parafinado. Luego la tarta la cortaremos por la mitad para rellenarla, por lo que hay quien prefiere en vez de hacer la tarta en un molde utilizar dos. Uno para la base y otro para la parte de arriba, lo dejo a vuestro gusto. Yo hago solo uno y luego lo voy recortando.

    En un tazón grande, batiremos los huevos hasta que estén bien aireados. Continuaremos batiendo y gradualmente iremos añadiendo el azúcar blanco, el aceite y la vainilla.

    Cuando lo tengamos bien batido agregaremos la mezcla de los ingredientes secos en la mezcla húmeda e iremos removiendo con cuidado hasta que se absorba.

    Finalmente agreguaremos la mezcla de zanahoria, pasas y las nueces.

    Removeremos todo hasta tener una masa homogénea. Esta masa será la que verteremos en el, o los moldes.

    Hornearemos durante 45 a 50 minutos en el horno precalentado, hasta que podamos introducir un palillo y salga seco.

    Dejaremo enfriar durante 10 minutos antes de retirar del molde.

    Cuando esté completamente frío lo desmoldaremos y si habéis hecho dos bizcochos lo montáis o si habéis hecho uno lo cortáis por la mitad una o dos veces.

    Mientras se enfría haremos la cobertura (frosting de queso). Esta tarta se puede servir sin cobertura y también está muy buena pero claro, con la cobertura pasa a ser impresionante

    Mezclaremos la mantequilla, que estará a temperatura ambiente con el queso Mascarpone y la esencia de vainilla, siempre es mejor utilizar varillas eléctricas porque se consigue un resultado mucho más suave y cremoso. Cuando estén mezclados, añadimos el azúcar glas.

    Montamos la nata (para ello os aconsejo también frío porque así se monta mejor, es decir el bol donde la móntenos lo pondremos en la nevera) y la incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

    Para montar la tarta, cortaremos el bizcocho por la mitad (1 o 2 veces) para rellenarlo con una fina capa de la mezcla anterior. Si no queréis no lo cortéis y simplemente untar el frosting de queso por la parte superior y los bordes.

    Para acabar puedes colocar zanahoria rallada, hacer pequeñas zanahorias con fondant o colocar nueces picadas por los bordes de la tarta de zanahoria.

    Y ya solo nos quedará compartirla y… a disfrutar!!.

    “Sándwich” de tortillas

    Os voy a dejar una idea, porque concretamente es más una idea que una receta, pero que nos puede venir muy bien.

  • Muchas veces, sobre todo a la hora de la cena, no se nos ocurre nada y tiramos del socorrido bocadillo de pan. Sí, reconoceremos que es la opción fácil pero también es la que más hidratos de carbono tiene y precisamente a la hora de la cena no nos convienen.
  • Pues la idea es sencilla

    sustituir pan por tortilla

    Si, ya sé, no soy muy buen poeta, pero para eso ya hay otros blogs jeje

  • INGREDIENTES:
    • Dos huevos
      Un buen jamón
      Queso fresco de cabra
      Hojas de canónigos
      Aceite de oliva virgen extra
      Sal y pimienta

    PREPARACIÓN

    Os he puesto estos ingredientes, pero realmente las opciones son infinitas y las dejo a vuestro gusto. Por ejemplo, queda muy bien con unas rebanadas de aguacate, o de tomate, o pavo y unos espárragos a la plancha…

    La preparación es tan sencilla como hacer dos tortillas de un huevo intentando que os queden bastante rectangulares y una vez hechas poner una como base del sándwich, rellenarla con los ingredientes que prefiráis, y tapar con la otra tortilla pon encima.

    Y ya estaría, así de fácil y tenemos solucionada una cena sana, y nutritiva. Y como siempre… A disfrutar!!

    Crema de langostinos

    Hoy os voy a poner una receta de crema ideal para fiestas, pero que podéis utilizar en cualquier ocasión ya que es súper fácil.

    Aún siendo marisco, los langostinos son relativamente baratos como plato para una celebración. Prácticamente gustan a todo el mundo y si los servimos como crema todavía es más fácil de quedar bien.

    INGREDIENTES :(para 6-8 personas )

    • 1 puerro

    • 1 cebolla

    • 1 zanahoria

    • 1 ramillete de apio

    • 1 ajo

    • 1 kilo delangostinos ( podéis elegir langostinos, gambas o gambones)

    • 1 chorrito de coñac

    • 1 cucharada de tomate (a ser posible natural) frito o tomate concentrado

    • 1,5 litros de fumé de pescado

    Para el crujiente de langostino

    • 8 langostinos pelados

    • 100 gramos de frutos secos o maíz tostado (kikos)

    • 1 huevo (solo usaremos la clara)

    PREPARACIÓN

    Pocharemos a fuego lento en una olla las verduras, no os preocupéis de cortarlas todas igual ya que luego cocerán y se pasarán por la batidora (un trabajito menos 😉)

    Cuando estén bien pochadas, añadiremos el chorrito de coñac (A falta de coñac podemos poner otro alcohol, como por ejemplo, vermut, vino blanco,etc ) y dejaremos que evapore.

    Si los langostinos son congelados, la mejor manera de descongelarlos es ponerlos en un recipiente con agua muy fría.

    Quitaremos las cabezas a los langostinos y los pelaremos. Una vez descabezados incorporaremos todo (incluidas las cáscaras que le darán más sabor) a la olla. Hay quien prefiere pelar los langostinos, una vez cocinados, como queráis.

    Añadiremos también el tomate y el fumet (caldo) de pescado y dejaremos cocer a fuego lento durante unos 25-30 minutos.

    Una vez pasado ese tiempo, retiramos con cuidado las cáscaras y las cabezas ya que si las dejamos, al triturar en la batidora nos quedaría arenoso.

    Però si que dejaremos las colas para triturarlas.

    Tomaremos las cascaras y las cabezas y las pasamos por un colador chino apretando bien para sacar todo el jugo y cuando tengamos todo el jugo incorporado al guiso, lo pasamos todo por la batidora. 

    Una vez triturado lo volvemos a pasar por el chino para acabar de eliminar grumos y que nos quede una crema muy fina.

    Pues así y tendríamos ya la crema. Ahora nos quedará acabar de darle el toque con los langostinos crujientes.

    Para ello, machacáis los frutos secos o los kikos hasta que queden en trocitos muy pequeños.

    Pelamos unos cuantos langostinos y les quitamos la cabeza y el intestino. Ponemos la clara del huevo en un bol y la batimos. Ensartamos los langostinos en unos pinchos y los pasamos por la clara batida y los rebozamos en los frutos secos.

    Los freímos en abundante aceite caliente y ya tenemos un fantástico acompañamiento de la crema de langostinos.

    Solo nos quedará emplatar y…A disfrutar!!

    HAMBURGUESA DE TERNERA EN SALSA DE OPORTO

    He estado unos días sin escribir nada, estaba de vacaciones de navidad, pero no por eso, ni mucho menos, he dejado de cocinar. He hecho nuevos platos qué poco a poco os iré poniendo.

    De momento aprovecho para desearos un feliz año!!

    En un post anterior ya os explicaba cómo hacer las hamburguesas caseras

    Pero si queréis ahorrar tiempo podéis utilizar hamburguesas ya preparadas, pero que sean de buena calidad, contad con vuestro carnicero de confianza

    INGREDIENTES para 4 personas

    Para las hamburguesas (ver receta)

    • 600 g de buena carne picada (puede ser toda de ternera o, si preferís, podéis mezclar ternera y cerdo). Pero en cualquier caso que sea de calidad.
    • 4 Huevos
    • Queso de cabra en rulo
    • Una Cebolleta.
    • Perejil fresco.
    • Alcaparras (opcional)
    • Mostaza antigua.
    • Sal y pimienta.

    Para la salsa de oporto

    • 1/2 cebolla,
    • 150 ml de vino de Oporto
    • 100 ml de caldo de carne,
    • 15 ml de aceite de oliva,
    • 5 gr. de mantequilla,
    • 5gr de harina de maíz y
    • una pizca de sal.

    Para la cebolla caramelizada

    • Cebollas rojas
    • Azúcar moreno
    • Vinagre balsámico de Modena (opcional)
  • PREPARACIÓN

    Lo importante, es que tengáis hechas las salsas y los acompañamientos antes de hacer la hamburguesa. Luego simplemente tenemos que hacer la barbacoa y acompañar

    Pero primero, empezaremos preparando las hamburguesas (a no ser que las hayáis comprado hechas) ya que es bueno que la carne repose a temperatura ambiente antes de cocinarla.

    Haremos también cebolla caramelizada, supongo que ya os la he puesto en alguna otra receta (ahora no recuerdo) pero como es muy fácil os lo recuerdo aquí.

    Cortaremos las cebollas (las que queráis, ya que luego podemos guardarlas para otra ocasión ) en juliana y las ponemos a pochar en una sartén con un chorro de aceite y una pizca de sal. Tapamos y dejamos que se hagan a fuego medio-lento durante 15-20 minutos, hasta que estén bien transparentes y blandas. Posteriormete añadimos azúcar moreno una o dos cucharaditas (podemos tambien poner unas gotas de vinagre de Módena), removemos, volvemos a tapar y dejamos que siga haciéndose hasta que el volumen se haya reducido al menos a la tercera parte y reservamos.

    Una vez tengamos todo a punto y las hamburguesas preparadas, empezaremos a cocinarlas. Yo aconsejo que la hagáis en la bbq, pero si no tenéis barbacoa las podéis hacer en la plancha.

    Para ello pondremos el fuego a tope (en la bbq a fuego directo) y las haremos unos 4~5 minutos por cada lado.

    Emplataremos con la salsa de oporto en la base, la hamburguesa, y por encima de ella la cebolla caramelizada y una lasca de Parmesano por encima.

    Hay varias maneras de enriquecer el plato dependiendo si queréis quedar como los dioses del hamburguesa, o no. Si es que si seguid leyendo…

    Una buena opción es acompañar el plato con una compota de manzana y si queréis rozar el cielo, podéis incorporar un poco de mermelada de Bacon, os aseguro que alucinaréis, y alucinarán.

    Y ya solo me queda desearos de nuevo un feliz año y… a disfrutar!!

    SALSA OPORTO para carne.

    De la infinidad del salsas que hay para acompañar carnes, una de las más apreciadas es la salsa de Oporto. Es ideal para sazonar todo tipos de carnes que van desde el solomillo de cerdo hasta recetas de pato, o simplemente para agregarle a una buena hamburguesa.

    Hacerlo es muy fácil, os lo indico a continuación

    INGREDIENTES:

    • 1/2 cebolla,
    • 150 ml de de Oporto
    • 100 ml de caldo de carne,
    • 15 ml de aceite de oliva,
    • 5 gr. de mantequilla,
    • 5gr de Harina de maíz
    • una pizca de sal.

    PREPARACION.

    Tan fácil como buena. Cortaremos la cebolla a cuadraditos muy pequeños y la sofreímos en una sartén con el aceite de oliva y la cucharadita de mantequilla.

    Una vez dorada, agregamos el vino de Oporto y dejamos que reduzca a la mitad de su volumen.

    Añadimos el caldo de carne, con una cucharada de harina de maíz desleída, en el caldo.

    Dejamos que hierva hasta que adquiera cierta consistencia.

    Y Ya podéis sazonar con la salsa cualquier carne que tengáis, y veréis como la enriquece o sea que… A disfrutar!!