Espárragos blancos con trufa.

Acabamos de hacer una compra «compulsiva» de espárragos blancos y ahora hay que comérselos. Bien, pues vamos a poner unas recetas para que, aunque ya de por sí son muy buenos y saludables, todavía nos queden más ricos.

INGREDIENTES.

  • Una lata de espárragos de buena calidad.
  • Un queso que se funda (en esta ocasión he puesto Camembert, pero podéis usar el que prefiráis.
  • Aceite de oliva, si lo tenéis con trufa, mejor que mejor.
  • Una trufa
  • Perejil

PREPARACIÓN. La preparación es infinitamente fácil si la comparamos con lo bueno que queda.

Prepararemos una plancha bien caliente y pondremos los espárragos para que se tuesten y los iremos girando con cuidado que no se rompan.

Una vez que se han tostado por todos los lados, bajaremos el fuego y pondremos un poco de aceite de trufa y dejaremos un par de minutos para que se acaben de hacer y cojan el gusto.

Derretiremos el queso, podemos hacerlo de varias maneras, pero lo más fácil es ponerlo en el plato y dejarlo unos segundos en el microondas.

Ahora emplataremos poniendo los espárragos encima del queso derretido. Rallaremos la trufa por encima. Aliñaremos con aceite de trufa y picaremos un poco de perejil por encima.

También podemos poner un poco de salsa cesar que queda muy bien, aunque sin ella siguen estando riquísimos.

Y ya sabéis…A disfrutar!!

ensalada de col americana (coleslaw)

La ensalada coleslaw es la típica ensalada americana de col, zanahoria y manzana. Una combinación refrescante que puedes servir de guarnición en barbacoas o como plato principal.

La preparación es súper sencilla y es una manera de servir la col que queda de rechupete. Ya sabemos que la col a veces no entra bien a la mesa pero de esta manera quedará fantástica.

Podríamos decir que es una de las mejores ensaladas para acompañar una carne asada, una hamburguesa, unas costillas a la BBQ, por eso os voy a explicar cómo hacerla.

INGREDIENTES

  • Col blanca (media)
  • 2 Zanahoria
  • 1 Manzanas
  • 2 cucharadas de Mayonesa ( a ser posible casera)
  • 4 cucharadas de Crema agria ( en su defecto nata)
  • Mostaza de Dijon
  • Vinagre
  • Cebolla (opcional)

PREPARACIÓN:

Cortaremos la col en rodajas muy finas. Os recomiendo hacerlo con mandolina, si no tuvierais pues con cuchillo bien afilado y paciencia.

Necesitaremos un corte en juliana muy fino, casi en hilos.

Pondremos la col en un bol y hacemos la misma operación con las zanahorias y con la manzana.

Mezclaremos bien los tres ingredientes para que se distribuyan de forma homogénea.

Si quisiéramos añadir cebolla la cortamos de la misma manera y la mezclamos con el resto de alimentos, pero, en principio, la receta original no lleva.

Ahora viene la gracia de la receta, que es la salsa.

Para hacerla, mezclaremos 4 cucharadas de creme fraiche (podemos utilizar también nata) con 2 cucharadas soperas de mayonesa y 2 cucharaditas de postre de mostaza. Añadimos vinagre, una cucharada) más o menos y removemos con unas varillas hasta obtener una crema homogénea.

Aliñamos bien la ensalada con esta salsa y la dejamos en la nevera unas dos horas antes de servir.

Al hacerlo, hemos de tener en cuenta retirar el líquido que hubiera dejado la col y ya se puede servir y, como siempre, ya sabéis…A disfrutar

“Fingers” de Heura® con Humus

Heura es uno de los productos estrella en el mercado dirigido a los veganos y vegetarianos. Se trata de un preparado de proteínas vegetales, que tiene como base fundamental la soja y que comercializa la empresa catalana ‘Foods for tomorrow’. Según explican desde esta start up, se trata de un ingrediente que aporta hierro y fibra y cuyo sabor es similiar al del pollo.

Es un producto elaborado con agua, concentrado de soja, aceite de oliva, sal, aromatizantes, especias y fortificado con vitamina B12; diríamos que es una especie de «carne vegetal»

Dado el éxito que heura está teniendo en el mercado, se está convirtiendo en uno de los productos gastronómicos de moda. Marina a la perfección con diferentes preparados y, por eso, es ideal para incluirlo en platos de pasta, arroces o ensaladas.

Pero yo como equivale a carne de pollo vegetal, la voy a utilizar como si de carne de pollo se tratara.

INGREDIENTES

  • 1 estuche de Heura®
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de pimentón (puede ser picante)
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1 cucharada de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el Hummus:

  • 250 g de garbanzos cocidos
  • 1 ajo pelado
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de comino
  • 1 cucharada de tahina
  • aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Podemos hacer diferentes tipos de hummus, por ejemplo hummus de remolacha que le da un colorido especial o el de brócoli, también muy sano, o podemos hacer el clásico.

Para hacerlo, lavaremos los garbanzos y los trituraremos con el ajo pelado, el zumo de limón, el tahini y el comino. Mezclaremos y salpimentaremos hasta obtener una masa cremosa y fina , añadiendo si fuera necesario un poco de agua de los garbanzos.

PREPARACIÓN

Pondremos la Heura® sobre una bandeja y la espolvorearemos con el diente de ajo bien picado, una cucharada de aceite de oliva, el comino y el pimentón. Mezclaremos todo muy bien y reservaremos durante al menos 30 minutos, para que vaya absorbiendo el adobo.

Mientras tanto, podemos ir preparando el humus.

Pondremos el humus en un cuenco y reservaremos.

Mezclaremos en un plato hondo, la cucharada de harina con un poco de agua, tiene que quedar con la misma consistencia del huevo batido.

Colocaremos en otro plato el pan rallado.

Pasaremos la Heura®, reservada anteriormente, por la mezcla de harina y agua y después por el pan rallado.

Pondremos una sartén al fuego con suficiente aceite y freíremos la Heura® rebozada hasta que esté dorada.

Y ya estaría! Servimos los «fingers» junto al humus y…A disfrutar!!

Solomillo de pavo al membrillo

j

Hoy os pongo otra receta de esas que son espectaculares pero que son súper fáciles de hacer.

En esta receta la salsa de membrillo da un toque de lujo y de sabor que la hacen increíble. De esa manera un plato sencillo como el pavo, se convierte en un manjar de fiesta con un coste muy acotado.

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • Solomillo de pavo (300 g aprox)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 Cebolleta
  • 500 ml de Caldo de pollo (a ser posible natural)
  • 200 g de Dulce de membrillo
  • Un poco de vino rancio
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y Pimienta negra recién molida
  • Almendra cruda laminada

PREPARACIÓN

Cortaremos el solomillo de pavo en rodajas de unos 2 cm y los salpimentamos.

Pelaremos los ajos, los laminaremos y los reservamos.

Pelaremos y picaremos la cebolleta bien pequeñita ( en bruinoise) y también reservaremos para luego.

Calentaremos un poco de aceite de oliva en una cacerola y en ese aceite sofreímos los dientes de ajo con cuidado de que no se quemen pero consiguiendo que el aceite se impregne del sabor a ajo.

Sacaremos los ajos y pondremos el fuego fuerte e iremos añadiendo los trozos de pavo poco a poco sellando los trozos por ambas caras, así mantendrán los jugos dentro.

Cuando los trozos de pavo adquieran un tono dorado, los iremos retirando y reservando y seguiremos sellando el resto hasta que los tengamos todos.

En el mismo aceite que habrá cogido los sabores de la carne pocharemos la cebolleta, que teníamos reservada poniendo el fuego suave durante unos 15 minutos hasta que quede bien pochada.

Mientras tanto, iremos calentando el caldo.

Cuando tengamos la cebolleta pochada subiremos el fuego y tiraremos un poco (una copa más o menos) de vino rancio y dejaremos que evapore. Agregamos el membrillo y lo iremos troceando con una cuchara o espátula hasta que se deshaga.

Cuando el membrillo se haya fundido, agregaremos el caldo que teníamos calentando.

Subiremos la intensidad del fuego y reduciremos la salsa durante unos tres o cuatro minutos.

Añadiremos el pavo que teníamos reservado, añadiendo el jugo que haya dejado en el plato.

Mantendremos el fuego alto durante unos 10 minutos dejando que se vaya espesando la salsa, aunque si nos gusta la salsa más espesa siempre podemos retirar la carne y dejarla reducir un poco más.

Serviremos el pavo con la salsa por encima y espolvorearemos unas almendras laminadas por encima.

Y ya tendremos este espectacular plato y solo nos quedará presentarlo y…A disfrutar!!

CALABACINES A LA BARBACOA

Vuelve la temporada de barbacoa y aunque confinados siempre podemos hacer una en petit comité (siguiendo las normas, eh!).

Ya os he puesto varias recetas para hacer barbacoas. Pero siempre que hacemos una barbacoa pensamos en la carne o en el plato principal, pero a veces no pensamos en los complementos, o acompañamientos y ya os digo yo que son muy importantes.

Según cómo, quizás más que la carne, pues si hacéis unos buenos acompañamientos, al final los amigos se acuerdan más de estos que del plato principal.

Ya os he puestos algún otro acompañamiento como Las Patatas «tornado». O Las Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón o las Mazorcas de maíz glaseadas con limón y jengibre entre otras, pero pasemos a estos calabacines que están de rechupete y además son súper fáciles de hacer.

INGREDIENTES:

• 2 calabacines medianos

• 2 cucharadas soperas de perejil fresco cortado

• ¼ taza de mantequilla sin sal, derretida

• 3 dientes de ajo picados

• Tomillo

• Zumo de 1 limón

• Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Comenzaremos lavando y cortando los calabacines en rodajas de un medio centímetro más o menos y los reservaremos.

Picaremos muy pequeñito el ajo y el perejil

En un cuenco, mezclaremos la mantequilla (es importante que esté derretida) el ajo, el perejil, el tomillo y el zumo de limón. Mezclaremos bien y añadiremos sal y pimienta.

Untaremos los calabacines con esta mezcla, lo podéis hacer con un pincel o una cucharilla.

Colocaremos los calabacines en una sola capa sobre la rejilla de la bbq. (Si no tenéis bbq siempre los podéis hacer en una rejilla eléctrica, pero no es lo mismo). Estos calabacines se hacen muy rápido, unos dos minutos por cada lado por lo que os recomiendo que los pongamos al final, cuando la carne ya esté hecha .

Así que como he dicho los cocinaremos por ambos lados, aproximadamente 2 minutos por lado.

Serviremos inmediatamente, podemos decorarlos con un poco más de tomillo por encima..

Y ya sabéis…A disfrutar!!

Salsa de mostaza para salchichas y carne

A veces no tenemos ganas de cocinar y una simple salchicha a la plancha o un trocito de lomo puede ser suficiente. Pero claro, es un poco triste. Por eso os voy a dar la receta de una salsa para acompañar esas carnes, sobre todo de cerdo, a la plancha, que os permitirá en un momento, pasar de un aburrido plato con alguna salchicha a una fantástica receta de salchichas con salsa de mostaza

La diferència es sutil, pero nos permite cambiar por completo el significado del plato.

INGREDIENTES (para 4)

  • 16 salchichas frescas, o unos trozos de lomo, o cualquier ita carne porque el éxito es la salsa
  • 250 ml de cerveza
  • 125 ml de agua
  • 1 cebolleta
  • 2 chalotas
  • 1 cucharada de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mostaza antigua
  • sal
  • perejil

PREPARACIÓN.

Pelaremos y picaremos la cebolleta y las chalotas en dados, no importa el tamaño ya que luego lo trituraremos.

Las pondremos a rehogar en una sartén cocinándolas a fuego lento sazonandolas con un poco de sal hasta que estén transparentes y bien pochadas.

Añadiremos la harina (que previamente habremos tamizado para evitar grumos) y también la rehogaremos un poco.

Incorporaremos la cerveza, el agua y la mitad de la mostaza. Cocinaremos durante 10 minutos más a fuego suave hasta que reduzca un poco.

Trituraremos todo hasta obtener una salsa y agregaremos el resto de la mostaza para que se vean las semillas. Mantendremos la salsa caliente hasta la hora de servir.

En principio la salsa ya estaría. Y con eso acabaríamos la receta, pero si quieres presentarla como en la foto únicamente tendremos que hacer las salchichas a la plancha

Tendremos que poner un poco de aceite (prácticamente pintar) en una plancha y poner las salchichas hasta que estén doradas.

Serviremos las salchichas acompáñalas con la salsa y…A disfrutar!!

Espaguetis con salsa vegetal de calabacín y berenjena

Me apetecían unos espaguetis pero algo diferente, así que decidí hacer una salsa vegetal.

El resultado quedó realmente bueno, por eso os voy a adjuntar la receta  esperando que os guste igual que a mi

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 320g de espaguetis
  • Dos ajos
  • Un calabacín
  • Una berenjena pequeña
  • Un puñado de queso rallado
  • 250 ml de nata
  • Aceite
  • sal y pimienta 
  • una pizca de nuez moscada
  • Parmesano rallado

PREPARACIÓN

Empezaremos haciendo la salsa. Para ello picaremos los ajos y la berenjena y el calabacín, que previamente habremos lavado bien.

Cuando lo tengamos bien picadito pondremos una sartén con un poco de aceite a calentar Y freíremos los ajos hasta que estén dorados, sin que lleguen a quemarse. Una vez el aceite se haya perfumado con los ajos tiraremos en la sartén la berenjena y el calabacín.

Dejaremos a fuego medio que la verdura se vaya pochando y vaya dejando el agua .

Mientras tanto pondremos agua a hervir para hacer la pasta. En más de una ocasión os he explicado cómo hacer la pasta, recordar lo que NO hay que hacer. No hay que poner aceite en el agua, ni hay que volcar la pasta en un recipiente para escurrirla ya que eso hará que tome todo el almidón de la cocción y se pegue. si tenéis alguna duda de cómo hacer la pasta me lo decís .

Cuando el agua llegue a ebullición, tiraremos un poco de sal y añadiremos la pasta, respetando el tiempo de cocción. Aunque yo, acostumbro a reducir ese tiempo en uno o dos minutos ya que a mí me gusta más al dente.

Mientras tanto, cuando la verdura ya esté por pochada, le añadiremos la crema de leche y dejaremos que ésta se evapore un poco y vaya tomando el gusto de las verduras A continuación, añadiremos el queso rallado y dejaremos que se vaya fundiendo.

Por último añadiremos un poco de nuez moscada rayada y rectificaremos de sal y pimienta

Sacaremos la pasta sin volcar el agua y la serviremos en los platos.

Y para acabar, añadiremos sobre la pasta la salsa de verduras que teníamos en la sartén y espolvorearemos el parmesano rayado por encima.

Ahora… A disfrutar!!

Temporada de gazpachos y cremas frías.

Llega una ola de calor después de otra ola de calor y un día tras otro acabamos sofocados y lo único que deseamos es algo fresquito. Pues, no hay nada fresco y que apetezca más con estas calores que un gazpacho o una sopa fria.

Por eso, os voy a poner aquí un resumen de los diferentes gazpacho y sopas frías que os he estado poniendo anteriormente. De esta manera os será más fácil refrescaros con algo sano y fresco.

Gazpachos

Sopas y cremas frías

Platos frescos

Todos estos platos os ayudarán a pasar las calores del verano, así que ya sabéis, refrescaros y… a disfrutar!!

“risotto” de quinoa con mango

Repasando el blog he visto que, curiosamente, no hay ninguna recepta de quinoa, lo cual me ha dejado un poco perplejo ya que en casa hace mos bastantes recetas con este producto.

La quinoa es el único alimento de origen vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, equiparándose su calidad proteica a la de la leche. Sus granos son altamente nutritivos, superando en valor biológico, calidad nutricional y funcional a los cereales tradicionales, tales como el trigo, el maíz, el arroz y la avena. Posee un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos y es un alimento muy completo y de fácil digestión.

Os voy a poner esta receta que es especialmente fácil y en la que la combinación entre la quinoa, el mango y el parmesano os alucinarán. He puesto el título de risotto porque el parmesano le da el toque cremoso del risotto y el mango le da una frescura espectacular.

INGREDIENTES:

  • 1/2 litro de caldo de verduras (a ser posible natural)
  • 250g de Quinoa
  • 150 ml de sidra (también puedes usar Vino blanco)
  • 75g de Queso Parmesano rallado
  • 1 Mango maduro
  • Unas hojas de Perejil fresco

ELABORACIÓN:

La elaboración es sencilla y en unos quince minutos lo tendremos preparado.

Tostaremos ligeramente la quinoa en una sartén y una vez tostada (con cuidado que no se queme) añadimos la sidra o el vino blanco.

Iremos removiendo a fuego fuerte para dejar que se evapore el alcohol. Cuando se haya evaporado el alcohol, añadiremos poco a poco el caldo dejando que vaya hidratando la quinoa y añadiendo más caldo a medida que se vaya consumiendo. Seguiremos removiendo controlando que no se evapore todo el caldo y pasados unos 10 minutos ya tendremos la quinoa hecha.

Una vez este hecha la quinoa, añadimos el queso, removemos y dejamos un par de minutos a fuego mínimo, o incluso fuera del fuego ya que el queso se irá fundiendo con el propio calor.

Mientras tanto pelamos el mango y lo cortamos en dados.

Retiramos del fuego y servimos con los dados de mango por encima y perejil fresco picado.

y, como siempre… A disfrutar!!

Zumo de tomate

Hoy, al cocinar me he acordado un plato viejuno, de aquellos que antes había en los menús como entrante pero que últimamente está en desuso. Se trata del zumo de tomate, he recordado que hace mucho tiempo cuando ivas a un restaurante de menú habían tres platos, un entrante un primero y un segundo y el entrante de siempre acostumbraba a ser o un vaso de zumo de tomate, una pequeña ensalada, o alguna cosa parecida. Así que, recordando viejos tiempos hoy os voy a poner esta receta que sobre todo es muy sana

Cuentan (a saber) que el zumo de tomate es una bebida creada por Louis Perrin en 1917. Se dice que un día se le acabó el zumo de naranja en su hotel, y tenían que sustituirlo de alguna forma 🤷🏻‍♂️. 

El zumo de tomate ofrece muchas propiedades para el organismo ya que tiene nutrientes beneficiosos para nuestra salud y es un claro exponente de la dieta mediterránea.

Se puede servir solo como zumo, o de acompañamiento con algún tipo de aperitivo.

INGREDIENTES :

  • Una rama de apio (opcional)
  • Cuatro tomates frescos
  • Dos ramitas de perejil fresco
  • Albahaca o hierbabuena, o ambas
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN

Pelaremos los tomates, para ello hay varias maneras, se puede hacer tal cual, si son pocos, o utilizar una olla con agua hirviendo y una pizca de sal e introducir los tomates (a los que habremos hecho un corte en cruz) dejándolos escaldar durante unos segundos. Y, una vez listos, pasarlos a un bol con agua fría. Así la piel debería salir sin esfuerzo.

Es conveniente utilizar tomates de calidad, yo a veces utilizo tomates de diferentes clases.

Si decidimos utilizar apio (hay a quien no le gusta el sabor) lo limpiaremos y cortaremos en trozos medianos.

Colocaremos los tomates y el apio en la batidora y trituraremos hasta obtener una mezcla líquida y homogénea.

Lavaremos y picaremos, la hierbabuena (y/o) la albahaca y el perejil fresco y lo agregaremos a la licuadora. Trituramos durante unos segundos más, hasta que todo se haya mezclado bien.

Salpimentamos y añadimos aceite de oliva al gusto.

y ya estaría…. A disfrutar!!