magdalenas de calabaza

Seguimos en otoño, con sus colores naranjas y calabazas. Y, como ya hemos dicho muchas veces, hay que aprovechar los productos de temporada. Un producto de temporada del otoño es, por descontado, la calabaza que, aunque podemos encontrar prácticamente todo el año, ahora es cuando está en su mejor momento.

Hoy, os voy a presentar una receta de magdalenas. Pero unas magdalenas un poco especiales ya que las vamos hacer con calabaza que les dará un sabor y una textura diferentes a las habituales.

INGREDIENTES:

  • – Tres huevos
  • – 400 gramos de Calabaza
  • – 3 cucharadas de aceite de calabaza
  • – 200 gramos de harina
  • – Un sobre de levadura en polvo
  • – 150 gramos de azúcar
  • – 100 gramos de mantequilla

PREPARACIÓN:

Primeramente pelaremos la calabaza y la troceamos en trozos pequeños. Esta calabaza la podemos poner a cocer en agua con un poco de azúcar disuelta. Aunque os aconsejo ponerla en la LEKUE en el microondas durante 4 minutos con un poco de azúcar disuelto en un poco de agua por encima, es mucho más fácil, y más limpio.

Cuando esté bien tierna, la escurriremos y trituraremos y la reservaremos dejándola enfriar

Precalentáremos el horno a unos 200ºC.

Mientras se calienta el horno y se enfría la calabaza, empezaremos a preparar la masa para las magdalenas de calabaza.

Utilizaremos una batidora con varillas y mezclaremos bien la mantequilla y el azúcar. Luego añadiremos el aceite de calabaza (si no tenéis, podéis poner otro tipo de aceite, de oliva, por ejemplo) y los huevos, y volvemos a batir, hasta conseguir una mezcla uniforme.

Ahora, en otro bol, cogeremos la harina y con un colador la tamizaremos por encima para que no queden grumos. En este paso es donde pasamos de la receta paleo a no paleo, dependiendo del tipo de harina que pongáis (Podemos utilizar harina de trigo, que no sería paleo, o cualquier otro tipo de harina como de coco, de espelta, de garbanzo, etc…) aunque como ya os he dicho en alguna otra ocasión, las normas son para saltárselas por lo que vosotros mismos.

A continuación, echaremos levadura y también la mezclaremos y cuando tengamos la harina y la levadura mezcladas, las iremos incorporando poco a poco a la mezcla anterior, batiendo cada vez que añadamos harina para así obtener una masa fina y sin grumos. Por ultimo añadimos la calabaza cocida y damos un último toque de batidora para que se reparta bien.

Ahora que ya tenemos la masa preparada, tendremos que rellenar los moldes. Aquí cada cual que utilice los moldes que quiera, es decir, puedes utilizar moldes de papel, como los de las típicas magdalenas o puedes utilizar moldes de silicona que son los que utilizo yo porque luego se pueden reaprovechar para más magdalenas.

Es conveniente que los moldes no los llenéis hasta arriba del todo porque luego la masa sube.

Cuando ya los tengamos preparados, metemos las magdalenas al horno y horneamos unos 20 o 25 minutos con cuidado que no se nos quemen.

Podremos comprobar si están en su punto pinchando con un cuchillo, y si está en su punto, este saldrá seco.

Dejaremos que se enfríen antes de desmoldarlas. Y a partir de ahí solo nos queda… Disfrutar!!

Anuncios

Compota de manzana con romero

Hola, hoy os paso esta receta de compota de manzana con romero que os va a encantar, tanto para acompañar platos, como para comerla sola.

Básicamente, sería la típica compota de manzana pero con un par de toques añadidos que la hacen más especial, concretamente el romero y el coñac la convierten en ideal para acompañar platos de carne.

INGREDIENTES (Para 6, o para menos y guardar)

  • 1 kg de Manzanas Golden
  • 140 g Azúcar moreno
  • 25 ml Zumo de limón (más o menos de un limón)
  • 25 ml Coñac
  • Una cucharadita de Romero seco
  • Tres ramitas de Romero fresco

PREPARACIÓN

Para hacer la compota de manzana con romero, empezaremos pelando y descorazonando las manzanas.

Os he puesto la receta para seis, porque podemos utilizarla como acompañamiento para la carne, pero si nos sobra también la podemos poner en un bote y conservar en la nevera para utilizarla, por ejemplo en el desayuno.

Cuando las tengamos peladas y sin corazón, las cortaremos de manera irregular en trocitos pequeños.

Pondremos una olla en el fuego y introduciremos la manzana cortada.

Rociaremos la manzana con el azúcar moreno y la cucharadita de romero seco. A continuación introduciremos el zumo de limón y el coñac. En lugar de coñac también podríamos utilizar agua, pero con el alcohol le damos un punto más bueno, ojo si es para niños!.

Cuando se haya evaporado un poco el alcohol, añadiremos el romero fresco. (Como ya he hecho alguna que otra vez, os recomiendo tener un pequeño rincón en casa para cultivar nuestras propias hierbas aromáticas para cocinar, ya verás como cambia el gusto).

Ahora bajaremos el fuego y cocinaremos a fuego medio durante aproximadamente media hora, hasta que veamos que la manzana empieza deshacerse.

Ahora, tendremos dos opciones. O dejamos los trocitos de manzana sin triturar o los trituramos y, en cualquiera de los dos casos, quedará muy bien. También podéis triturar solo un poco y que os quede como en la foto.

Lo podréis servir caliente o frío y nos permitirá acompañar casi cualquier tipo de carne de una manera esquisita. En la foto siguiente yo lo utilicé para acompañar un solomillo al Pedro Ximénez

Pero lo podéis utilizar para muchas cosas más, en cualquier caso, ya sabéis, a disfrutar!!

Boniato asado con salsa de yogurt

Hola, os repongo esta receta que ya tuvo mucho éxito en su día y que ahora he vuelto a utilizar para una comida entre amigos y he cambiado un poco la presentación. Os dejo también la foto anterior para que veáis las diferencias.

Esta receta va dedicada. Normalmente no suelo dedicar la recetas pero el otro día hablaba con Carmen y me dijo que últimamente estaba  comiendo muchos boniatos y que le estaban yendo muy bien para la salud, por lo que he pensado que le puede ir muy bien a ella y a todos. Ya os he explicado en algún otro post como asar los Boniatos. Bien, pues ese es el primer paso.

INGREDIENTES

Por persona

  • 1 boniato mediano
  • Un yogur griego (sin azúcar)
  • 1/2 cebolleta.
  • Un poco de mantequilla
  • eneldo, cebollino, albahaca
  • Limón
  • Vinagre de manzana
  • sal & pimienta

PREPARACION

Asamos los boniatos en el horno como ya os he explicado (a 220º durante unos 40 mints)

Picamos la cebolleta muy pequeñita, no, de verdad!! muy pequeñita y la mezclamos con el yogur, a continuación  añadimos las hierbas. Si os falta alguna hierba nos preocupéis. Le ponemos unas gotitas de vinagre y unas gotitas de limón (ojo unas gotitas) una pizca de sal y pimienta y reservamos.

Una vez asados los boniatos, los sacamos del horno y los ponemos en el plato, los cortamos a lo largo y los abrimos un poco (haciendo unos cortes en varios sentidos para que sea más fácil de comer y la salsa se mezcle mejor. Añadimos un poco de  mantequilla cortada en finas lonchas para que se derrita. Cubrimos con la salsa. Si nos sobra salsa podemos ponerla aparte ( al final, aunque esté aparte ya veréis que no sobrará ).

Veréis que el sabor dulce del boniato combinado con el amargo del yogur crea una combinación espectacular, por lo que solo nos quedará servir y a disfrutar!!

Manzana al horno con cerezas

Hoy os pongo un postre o una merienda súper fácil de hacer y que sienta de maravilla.

La verdad es que, con unos pocos ingredientes tendremos un plato que gusta a casi todo el mundo y que es muy saludable

INGREDIENTES:

  • Una manzana por comensal (puedes poner casi cualquier tipo pero queda mejor con Golden)
  • Cerezas deshidratadas (unas pocas por manzana)
  • Un pellizco de mantequilla por comensal
  • Media cucharada de azúcar Moreno por manzana
  • Una rama de canela por manzana

PREAPARACIÓN:

Pues vamos a ver, cómo preparamos estas manzanas al horno, nada más fácil. Primero lavaremos bien las manzanas. Una vez limpias cortaremos la parte de arriba justo por debajo del rabito. 

Con ayuda de una cuchara o de un instrumento de los que se utilizan para sacar bolas en la fruta, vaciaremos el centro de la manzana pero sin llegar al final. Nos interesa que haya fondo

Esto es importante, hay quien saca el corazón de la manzana con un instrumento específico para ello pero, si lo hiciéramos así, no respetaríamos el fondo de la manzana y lo necesitamos para que no se nos escape el relleno.

Una vez tengamos hecho el hueco, pondremos el pellizco de mantequilla en el fondo luego rellenaremos con el azúcar y las cerezas, que antes habremos dejado hidratar en un cuenco con agua mineral. 

Mientras las vamos rellenando pondremos el horno a pre calentar a 180 °C

Cerraremos la manzana con la tapa que habíamos cortado y para que no se caiga y además darle un toque sabroso, clavaremos una caña de canela en rama por la parte de arriba. 

Ahora, forraremos una bandeja de horno con papel o con aluminio y pondremos las manzanas. Es conveniente forrar la bandeja porque las manzanas dejan caramelo y luego es difícil de quitar. Podéis poner un poquito de agua en la base para que así queden más jugosas, Además nos da un plus de Jugo de manzana que podemos aprovechar para ponérselo luego por encima. 

Una vez preparadas las metemos al horno aproximadamente media hora o 45 minutos, dependiendo del horno. De todas maneras, como siempre, aconsejo ir comprobando el estado de la comida en el horno porque cada horno es mundo. 

Pues pasado ese tiempo, ya lo tendríamos. Dejar enfriar porque salen extremadamente calientes y no nos vayamos a quemar. 

Y ahora, o como postre, o como merienda estas manzanas al horno son ideales y ya sabéis, a disfrutar!!

Coca de llardons (chicharrones)


Llega la verbena de San Juan. En Cataluña es super típico comer coca y cava mientras ves las hogueras en llamas. 

Hay varios tipos de coca, pero en casa , la que triunfa, sin lugar a dudas, es la coca de llardons (chicharrones). Esta receta me la enseñó a hacer mi amiga Loli de marcha nórdica y desde entonces está en el top de aquellas cosas que te hacen llevar cuando vas a una fiesta con amigos.  

Además, es tan fácil que aunque esta receta tendría que haberla puesto algún día antes de la verbena  para que tuvierais tiempo de prepararla (lo siento me ha pillado el toro) Se puede salir a comprar los ingredientes en un momento y triunfar esta noche. 

Aunque, insisto, están buena y fácil que la podeis utilizar tantas veces como queráis sea día de verbena o no. 

El hojaldre lo podéis hacer vosotros mismos pero dado que no tenemos tiempo lo mejor es utilizar unas planchas de hojaldre ya hecho. 

INGREDIENTES: (para una coca) seguro que hacéis más de una

  • 1 paquetes de pasta de hojaldre 
  • 125 g de chicharrones
  • 50 g de piñones
  • Azúcar
  • 1 yema de huevo (opcional)

PREPARACIÓN:

Nada más fácil, extendemos la masa de hojaldre hasta el tamaño de la bandeja del horno. Mientras tanto, habremos puesto el horno a calentar a 200°

Pincharemos la masa con un tenedor a lo largo de toda su superficie por qué no nos interesa que suba demasiado. Podemos batir una yema de huevo y pintar por encima, pero esto es opcional dependiendo si os gusta más doradita o menos

Ahora, trituraremos (a mano, yo los meto en una bolsa y a golpe de rodillo jeje) los chicharrones pero, que no nos quede excesivamente pequeños, no queremos polvos de chicharrón, queremos trocitos pequeños. 

Esparciremos los chicharrones por encima de la masa de hojaldre que previamente habremos puesto sobre un papel de hornear en una bandeja para el horno. Es conveniente que toda la base quede cubierta. 

Hay otra opción que es dividir la placa de hojaldre en dos y integrar los chicharrones en el interior de las dos capas pero como ya os he dicho que esta es una receta fácil utilizaremosla primera opción. 

Una vez tengamos esparcidos los chicharrones, espolvorearemos abundantemente azúcar con la mano para que se integre con los chicharrones. 

Ahora, meteremos la bandeja en el horno, al cual le bajaremos un poco la temperatura, sobre unos 170° y lo dejaremos unos 15 minutos hasta que esté dorada. 

Pero un poquito antes, sacaremos la bandeja del horno y espolvorearemos los piñones por encima, ya que si los ponemos al principio es muy probable que se tuesten demasiado y se quemen. 

Ya os dije que no podríamos hacer solo una

Y ahora ya está. Habéis visto que fácil. Ya podemos celebrar la verbena de St.Juan. Solo tendremos que añadir una buena copa de cava, y a disfrutar!!

Bizcocho de algarroba


Durante una salida de Marcha Nórdica por Sant Pere de Ribes, paramos en una bodega y aparte de probar unos maravillosos caldos descubrí el potencial de la algarroba para utilizarla como sustituto del chocolate y para otros usos en la cocina

La algarroba es el fruto del árbol del algarrobo,  es una vaina de color marrón oscuro que puede llegar a alcanzar hasta treinta centímetros de largo y en su interior guarda las semillas. Aunque la algarroba es una legumbre, su uso más común en la cocina es en polvo (harina de algarroba) como sustituto del chocolate en la elaboración de postres y dulces.

Entre otras propiedades, la algarroba, combate el cansancio, protege el sistema cardiovascular, mejora el sistema inmunológico y la memoria. 

Además, en contra de lo que pudiera parecer es muy fácil de localizar

INGREDIENTES:

  • 2 huevos
  • 1 vaso de harina de garbanzo
  • 1/2 vaso de harina de algarroba
  • 1 yogur griego (o una cuajada)
  • 1/4 vaso de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas de miel
  • 50 gr de almendras (o nueces) picadas
  • una pizca de sal
  • Coco en polvo

PREPARACIÓN :

Batiremos los huevos con unas varillas. Agregarenos la miel poco a poco y una pizca de sal y seguiremos batiendo. Incorporaremos el aceite y el yogur  y continuaremos batiendo. 

A continuación agregaremos la harina de garbanzo, la harina de algarroba y la levadura y seguiremos batiendo.

Cuando esté todo bien mezclado, untaremos un molde  con mantequilla y lo espolvorearemos con harina de algarroba para que la masa no se no se enganche en las paredes. Agregamos las almendras o nueces picadas y mezclaremos bien.

Ahora verteremos la masa en el molde y lo introduciremos en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos recordar que cada horno es un mundo.). 

Lo sacamos del horno, desmoldamos y antes de servir lo podemos adornar con un poco de coco en polvo y unas fresas. 

Y ya sabéis, como siempre… a disfrutar!!

Revuelto de espárragos y bacón


Ya os he puesto en alguna ocasión alguna receta de revoltillo, como la que puse en otoño en temporada de trompetas de la muerte.  

Pero hoy os voy a poner otra que también está muy buena, es el típico revuelto de huevo y espárragos pero con un toquecito que lo hace muy interesante. 

INGTEDIENTES (para 2)

  • 3 huevos
  • Unos 9 espárragos verdes
  • 100 grs. de panceta (bacon)
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 diente de ajo
  • aceite
  • sal
  • agua

PREPARACIÓN:

Coceremos los espárragos limpios y pelados en agua con sal durante 15 minutos aproximadamente. (recordad que para obtener la parte más sabrosa del espárrago hay que doblarlos hasta que hagan crack y quedarse con la parte de la punta, el resto lo podemos utilizar para hacer una crema). 

Una vez cocidos los escurriremos y trocearemos.  También trocearemos muy pequeñito la cebolleta y el ajo

En una sartén con aceite, pocharemos la cebolleta, y los ajos picados con un poco de sal. A continuación, agregamos el bacón en dados y lo freímos todo.  

Añadiremos los espárragos, y los saltearemos. Ahora tenemos que poner los huevos, podemos batirlos antes o echarlos directamente e ir batiendo encima de la sartén. Dependiendo de cómo lo hagamos, nos quedará más amarillo o menos. Nos vamos mezclando todo bien hasta que cuaje.

Ya tenemos preparado nuestro revuelto de espárragos verdes y bacón. Los emplatamos y, a disfrutar!!