Costillar de cordero con sirope de mandarina y granada

Hoy os presento una receta, en el que el resultado es realmente espectacular y no exagero. En realidad no tiene complicaciones, el secreto es que la carne sea de primera categoría y que dispongamos de una barbacoa.

Aprovechando que ya estamos en otoño, pero que todavía hace buen tiempo para hacer una barbacoa con los amigos, he planteado esta receta en la que aprovechamos que ya es temporada de mandarinas y granadas para darle un toque especial con la salsa. De hecho, si no le pusiéramos la salsa y solamente utilizáramos el marinado también quedaría una receta espectacular. Pero si le añadimos la salsa entonces ya sí que es literalmente, para chuparse los dedos.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 1 costillar de cordero.

PARA EL MARINADO DE LA CARNE

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • l cucharada de ajo picado
  • 1 cucharada de paprika o pimentón
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • l cucharada de pimientas variadas recién molidas

PARA EL SIROPE DE MANDARINA Y GRANADA

  • El zumo de unas 4 o 5 mandarinas
  • El zumo de media granada
  • 2 cucharadas de sirope de arce o en su defecto de miel líquida
  • l cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 1/2 cucharadita de sal gorda.

PREPARACIÓN:

Lo primero que tendremos que hacer, es decirle a nuestra carnicería de confianza (en mi caso Cal Bieló de la Cerdanya) que nos prepare el costillar de cordero. Tal y como se ve en la foto, es decir. las costillas limpias para que quede una parte de hueso al aire.

Ahora prepararemos el marinado mezclando todos los ingredientes especificados en un cuenco. Nos quedará una “salsa‘ rugosa, con la que recubriremos el costillar por ambos lados refregando para que entre por todos los rincones.

Dejaremos marinar de 20 a 30 minutos a temperatura ambiente.

Mientras está marinando, prepararemos el sirope.

Pondremos en una cacerola pequeña los zumos de mandarina y de la granada, el sirope de arce y el vinagre. Lo llevaremos a ebullición y cuando empiece a hervir bajaremos el fuego al mínimo manteniéndolo hirviendo así durante unos 15 o 20 minutos, teniendo en cuenta que hay que reducir el líquido a dos terceras partes de lo que originalmente pusimos pero, hay que cuidar que no se nos queme o se evapore demasiado. Al final de la cocción, rectificaremos de sal.

Mientras cuece el sirope prepararemos una barbacoa. Aquí no os explico nada porque, supongo que el que más o el que menos ya sabrá preparar la barbacoa. Pero, si tenéis alguna duda me lo decís y os explico cómo hacerlo.

Pues, como os decía, prepararemos la barbacoa para una cocción directa a fuego medio (Es decir, las brasas debajo de la carne pero a una distancia intermedia).

Cuando ya tengamos las brasas a punto, pondremos el costillar (siempre hablo del costillar que sería para tres, Naturalmente, tendréis que multiplicarlo dependiendo del número de comensales)

Primero lo pondremos del lado del hueso y aunque es difícil no caer en la tentación, no le deis vueltas, solamente hay que darle una vuelta a mitad de cocción (y este Consejo vale para toda la carne que hagáis en la barbacoa) primero del lado del hueso, y después, del otro lado

(estarán al punto de 15 a 20 minutos), tened cuidado y en caso de llamas (porque cae grasa en las brasas) desplazar momentáneamente la carne al área de cocción indirecta (es decir, no encima de las brasas). Mantener la bbq tapada tanto como sea posible.

Retirar los costillares de la parrilla cuando la temperatura interna alcance 52 °C ( esto, lo podéis comprobar con un termómetro de carne pero si no tenéis, pues a ojo pasado ese tiempo, casi seguro que ya está en el punto)

Dejaremos reposar 5 minutos (la temperatura interna aumentará unos 2 a 3 °C), antes de separar las costillas para servir

Serviremos las costillas, cubiertas de sirope caliente o con el sirope al lado para que cada uno haga lo que más le guste.

En principio, como ya os he dicho, este costillar de cordero está bueno incluso sin la salsa y únicamente con el marinado, pero hagamos un homenaje al otoño ya que en otras temporadas no tendremos ni mandarinas ni granadas y aprovechémonos de que ahora son productos que apetecen.

Y como siempre, y esta vez sí que sí, a disfrutar!!

Anuncios

Salmón marinado al horno

Con este plato de salmón al horno saborearéis lo mejor del pescado azul y el fantástico sabor de las hierbas aromáticas.

Aunque las hierbas aromáticas son fáciles de localizar en el mercado, hay que tener en cuenta que también son muy fáciles de cultivar. Por lo que os recomiendo que, siempre que podáis tengáis un poquito de huerto urbano en el que plantar vuestras propias hierbas aromáticas Ya veréis que el resultado es muchísimo mejor y además, más económico

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 filetes de salmón
  • Unas hojas de perejil fresco picado
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Unas hojas o una ramita de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de fumet de pescado, o en su defecto una pastilla de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón
  • Sal y Pimienta

PREPARACIÓN


Primero prepararemos la marinada, para ello, picaremos las hierbas y los ajos. (Podéis cambiar las hierbas y poner las que más os gusten, aunque con estas quedan fenomenal)

A continuación mezclaremos en un bol los dientes de ajo picados, las hierbas, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón y el aceite de oliva. Añadiremos también una pastilla de caldo de pescado ( si tuviéramos caldo concentrado, tipo fumet también sería el momento de añadirlo en lugar de la pastilla)

Ahora pondremos el marinado sobre el salmón. Y lo dejaremos reposar una hora aproximadamente en la nevera, dándole alguna vuelta para que el salmón coja el sabor por todas partes. Ojo, no lo dejéis mucho más tiempo marinando porque entonces puede ser que coja demasiado sabor y no quede como debiera

Precalentaremos el horno a 190ºC.


Colocaremos el salmón en una fuente de horno, o si hacéis como yo, que lo he marinado en una cazuela que puede ir al horno pues perfecto así ahorráis un cacharro.

Por último ponéis un chorrito de aceite de oliva por encima y cubriremos la fuente con papel de aluminio.

Coceremos el salmón unos 15-20 minutos en el horno y cuando lo tengamos lo servimos bien caliente.

y ahora, ya sabéis, a disfrutar!!

Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón

El otro día vinieron unos amigos a disfrutar de una barbacoa y para la ocasión preparé estas mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón. El resultado fue espectacular y por eso me he visto casi “obligado” a poner la receta urgentemente.

La verdad, que pese a lo fácil que es hacerlas, el resultado es muy bueno, por lo que os aconsejo que siempre que podáis las cocinéis, ya veréis como triunfáis

INGREDIENTES:

  • Mazorca de maíz cocida (yo puse una mazorca por cada comensal, pero en vista del éxito os aconsejo poner alguna más porque seguro que repiten) (también la podemos poner cruda pero entonces tendremos que aumentar el tiempo de cocción)
  • 60 g de mantequilla reblandecida
  • l cucharada de eneldo picado
  • l cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de corteza de limón ecológico rallada
  • 1/2 cucharadita de sal gorda
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN :

En principio las haremos a la barbacoa, pero si no las pudierais hacer a la barbacoa siempre la podéis hacer en un grill eléctrico o en una plancha

En la barbacoa de carbón dejaremos que las brasas estén apunto y luego pondremos las mazorcas a fuego mediano ni muy cerca ni muy lejos de las brasas

Mientras las mazorcas van cogiendo color prepararemos la mantequilla al limón.

Rallaremos la piel del limón, teniendo en cuenta de no llegar hasta la parte blanca, pues amargaría. Para hacer la pasta, simplemente iremos aplastando todos los ingredientes en un cuenco hasta obtener una pasta uniforme. Es importante que la mantequilla esté reblandecida.

Dejaremos que las mazorcas se hagan, manteniendo tapada la bbq tanto como sea posible. (Yo cuando están cocidas, acostumbro a cortarlas por la mitad porque así es más fácil distribuirlas)

Si las mazorcas estuvieran crudas y con las hojas, retiraremos unas pocas hojas hasta que veamos los granos a través de las hojas más finas.

Iremos dando vueltas a las mazorcas a menudo para obtener una cocción homogénea. Estarán cuando los granos comiencen a estar en un tono dorado. Si veis que se hace muy rápido siempre podéis alejar un poco las brasas.

Una vez hechas, las cogeremos con cuidado, con unas pinzas, las retiraremos y las dejamos aparte.

Antes de servirlas pondremos las mazorcas, en una bandeja de aluminio desechable. Añadiremos, entonces, la mantequilla aromatizada por encima de las mazorcas y colocaremos la bandeja sobre la parrilla a fuego directo unos cinco minutos. Las mazorcas se calentarán de nuevo y la mantequilla se derretirá, por lo que iremos dando vueltas para que vayan impregnándose del jugo.

Las mantendremos a fuego medio hasta el momento de servir

Ya solo nos quedará, servirlas acompañando a una buena carne y esperar los elogios. Y ya sabéis como siempre, a disfrutar!!

Brochetas de pollo marinadas a la Bbq


Como os dije en el post anterior, os iré poniendo recetas hechas a la barbacoa. Sobre todo ahora que empieza la buena época para las barbacoas ya que los amigos han vuelto de vacaciones y no hace tanto calor.

La primera receta es una, en la que las brochetas de pollo son las protagonistas. Se trata de una receta que es muy fácil de hacer y exquisita.

INGREDIENTES

Depende de para cuantos sea la barbacoa,(cuantos más seamos más reiremos) pero en principio tendremos que contar con un contramuslo deshuesado y sin piel, por persona ( también podemos utilizar otra parte del pollo como la pechuga)

PARA EL MARINADO

  • 1 cebolla cicada
  • Zumo de limón (1/2)
  • 2 cucharadas de oregano seco
  • 2 cucharadas de pimentón o paprika dulce
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN :

Primero prepararemos el marinado. Iremos poniendo el el vaso de la picadora la cebolla cortada hasta reducirla a “puré” de cebolla. A continuación pondremos el zumo de limón, el orégano, el pimentón y el ajo. (Esto son medidas para 4 o 5 personas si sois más ampliar un poco las cantidades)

Ahora, con la picadora en marcha, iremos incorporando el aceite de oliva hasta que obtengamos una pasta lista para marinar nuestro pollo.

Una vez que ya tenemos el marinado, cortaremos el pollo en trozos de unos 3 cm,

Colocaremos los trozos de pollo y la marinada en una fuente
poco profunda y rebozaremos bien para que queden bien impregnados. Cubriremos todo con papel film transparente y lo dejaremos marinar 30 minutos a temperatura ambiente.

Es momento de preparar la barbacoa. Mientras se van haciendo las brasas, montaremos los pinchos (brochetas). Podéis utilizar brochetas metálicas (recomendadas) o de madera. Si son de madera se han de dejar en remojo unos 30 minutos para que no se quemen en la barbacoa.

Para evitar tener que poner a remojo
las brocheta cada vez que hagan falta,
se pueden preparar con antelación poniendo un paquete grande a remojar durante 1 hora y después de escurrirlo las ponemos en el congelador, dentro de una bolsa y así solo tendremos que sacar las brochetas cuando las necesitemos.

Sacaremos la carne de la marinada y la separaremos según el número de comensales para que todos tengan una parte equivalente. Iremos ensartando la carne en la brocheta.

Cuando las brasas esten a punto cepillaremos la parrilla de cocción.

Asaremos las brochetas
a fuego medio directo (es decir, sobre las brasas pero a una distancia media) de 12 a 15 minutos hasta que la carne
esté bien asada (si necesitas un poco más de tiempo, ya sabéis) pero que no se seque.

Daremos la vuelta a las brocheta
una sola vez a media cocción, manteniendo cerrada la tapa de la barbacoa tanto como
sea posible.

Y ya solo nos quedará repartir las brochetas entre los comensales y, a disfrutar!!

Refresco de sandia

El calor está apretando de lo lindo, hay varias maneras de combatirlo. Hoy os voy a mostrar una, simple y muy agradable.
Se trata de un buenísimo refresco de sandía. Te garantizo que te enfriarás más rápido de lo que tardas en freír un huevo en la acera caliente (escena típica de noticiero veraniego).

INGREDIENTES (3 personas)

  • 2 tazas de trozos de sandía sin semillas
  • Zumo de 1 lima
  • 1 taza de cubitos de hielo (unos 6 cubitos de hielo de una bandeja estándar)
  • Unas hojas de albahaca fresca (opcional)

PREPARACIÓN
Primero cortaremos los trozos de sandía les quitaremos la piel y los meteremos en la batidora de vaso. A continuación, pondremos el zumo de la lima y añadiremos el hielo.

Batiremos todo a una velocidad alta. Primero se irá batiendo la sandía e irá haciéndose líquida y luego llegará el turno del hielo. Es posible que al principio os cueste que se triture ya que hay muy poco líquido pero podéis ir apretando hacia abajo, Ojo siempre con la batidora apagada!!

Cuando tenga la textura de batido ya solo nos quedará servir de inmediato.

Adornaremos con unas rodajas de lima y sandía, e incluso podemos poner un poco de albahaca fresca, aunque esto es opcional.

Como habéis visto es impresionantemente fácil de hacer, pero el resultado es muy bueno y especialmente combativo contra el calor

Ahora solo nos queda refrescarnos y, a disfrutar!!

Coca de llardons (chicharrones)


Llega la verbena de San Juan. En Cataluña es super típico comer coca y cava mientras ves las hogueras en llamas. 

Hay varios tipos de coca, pero en casa , la que triunfa, sin lugar a dudas, es la coca de llardons (chicharrones). Esta receta me la enseñó a hacer mi amiga Loli de marcha nórdica y desde entonces está en el top de aquellas cosas que te hacen llevar cuando vas a una fiesta con amigos.  

Además, es tan fácil que aunque esta receta tendría que haberla puesto algún día antes de la verbena  para que tuvierais tiempo de prepararla (lo siento me ha pillado el toro) Se puede salir a comprar los ingredientes en un momento y triunfar esta noche. 

Aunque, insisto, están buena y fácil que la podeis utilizar tantas veces como queráis sea día de verbena o no. 

El hojaldre lo podéis hacer vosotros mismos pero dado que no tenemos tiempo lo mejor es utilizar unas planchas de hojaldre ya hecho. 

INGREDIENTES: (para una coca) seguro que hacéis más de una

  • 1 paquetes de pasta de hojaldre 
  • 125 g de chicharrones
  • 50 g de piñones
  • Azúcar
  • 1 yema de huevo (opcional)

PREPARACIÓN:

Nada más fácil, extendemos la masa de hojaldre hasta el tamaño de la bandeja del horno. Mientras tanto, habremos puesto el horno a calentar a 200°

Pincharemos la masa con un tenedor a lo largo de toda su superficie por qué no nos interesa que suba demasiado. Podemos batir una yema de huevo y pintar por encima, pero esto es opcional dependiendo si os gusta más doradita o menos

Ahora, trituraremos (a mano, yo los meto en una bolsa y a golpe de rodillo jeje) los chicharrones pero, que no nos quede excesivamente pequeños, no queremos polvos de chicharrón, queremos trocitos pequeños. 

Esparciremos los chicharrones por encima de la masa de hojaldre que previamente habremos puesto sobre un papel de hornear en una bandeja para el horno. Es conveniente que toda la base quede cubierta. 

Hay otra opción que es dividir la placa de hojaldre en dos y integrar los chicharrones en el interior de las dos capas pero como ya os he dicho que esta es una receta fácil utilizaremosla primera opción. 

Una vez tengamos esparcidos los chicharrones, espolvorearemos abundantemente azúcar con la mano para que se integre con los chicharrones. 

Ahora, meteremos la bandeja en el horno, al cual le bajaremos un poco la temperatura, sobre unos 170° y lo dejaremos unos 15 minutos hasta que esté dorada. 

Pero un poquito antes, sacaremos la bandeja del horno y espolvorearemos los piñones por encima, ya que si los ponemos al principio es muy probable que se tuesten demasiado y se quemen. 

Ya os dije que no podríamos hacer solo una

Y ahora ya está. Habéis visto que fácil. Ya podemos celebrar la verbena de St.Juan. Solo tendremos que añadir una buena copa de cava, y a disfrutar!!

Bizcocho de algarroba


Durante una salida de Marcha Nórdica por Sant Pere de Ribes, paramos en una bodega y aparte de probar unos maravillosos caldos descubrí el potencial de la algarroba para utilizarla como sustituto del chocolate y para otros usos en la cocina

La algarroba es el fruto del árbol del algarrobo,  es una vaina de color marrón oscuro que puede llegar a alcanzar hasta treinta centímetros de largo y en su interior guarda las semillas. Aunque la algarroba es una legumbre, su uso más común en la cocina es en polvo (harina de algarroba) como sustituto del chocolate en la elaboración de postres y dulces.

Entre otras propiedades, la algarroba, combate el cansancio, protege el sistema cardiovascular, mejora el sistema inmunológico y la memoria. 

Además, en contra de lo que pudiera parecer es muy fácil de localizar

INGREDIENTES:

  • 2 huevos
  • 1 vaso de harina de garbanzo
  • 1/2 vaso de harina de algarroba
  • 1 yogur griego (o una cuajada)
  • 1/4 vaso de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas de miel
  • 50 gr de almendras (o nueces) picadas
  • una pizca de sal
  • Coco en polvo

PREPARACIÓN :

Batiremos los huevos con unas varillas. Agregarenos la miel poco a poco y una pizca de sal y seguiremos batiendo. Incorporaremos el aceite y el yogur  y continuaremos batiendo. 

A continuación agregaremos la harina de garbanzo, la harina de algarroba y la levadura y seguiremos batiendo.

Cuando esté todo bien mezclado, untaremos un molde  con mantequilla y lo espolvorearemos con harina de algarroba para que la masa no se no se enganche en las paredes. Agregamos las almendras o nueces picadas y mezclaremos bien.

Ahora verteremos la masa en el molde y lo introduciremos en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos recordar que cada horno es un mundo.). 

Lo sacamos del horno, desmoldamos y antes de servir lo podemos adornar con un poco de coco en polvo y unas fresas. 

Y ya sabéis, como siempre… a disfrutar!!