Bacalao con Judías verdes y aceitunas

Hola, hoy os propongo un plato de pescado y verdura mega saludable. También es fácil y muy gustoso. Sobre todo a las judías verdes le da un toque que habitualmente no tienen. Las judías verdes es otro de esos platos que suelen ser aburridos, pasa lo mismo con la pechuga de pollo, pero para la pechuga ya os he dado algunas ideas; tomad nota de esta idea para las judías verdes. 

INGREDIENTES: (para2)

  • 150 g de judías verdes
  • 200 g de bacalao desalado
  • Unas aceitunas negras sin hueso
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Pimentón dulce
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva refinado o de girasol
  • Sal y pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN:

Pondremos una olla a calentar con agua, mientras hierve, cortaremos las judías en trozos pequeños. Las coceremos en el agua  unos 5 minutos, máximo pues no queremos que se pasen. 

Mientras hierven, prepararemos un recipiente con agua fría y hielo y a los cinco minutos sacaremos las judías y las pasaremos por el agua fría para parar la cocción. Las sacamos del agua y las reservaremos. Veréis que color más bonito que han cogido. 

Poner en un bol 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el perejil, el ajo aplastado con el lado de un cuchillo, las aceitunas (podéis cortarlas a rodajas), sal y pimienta negra. Remover y reservar.

Cortar el bacalao en trocitos pequeños. Poner abundante pimentón en un bol y rebozar en él el bacalao haciendo que se impregne por todas las caras. Cuando ya esté rebozado sacudirlo bien para quitar el exceso de pimentón ya que si quedan grumos luego se reseca demasiado.  

A continuación pondremos una cazuela al fuego con aceite pero a baja temperatura. Introduciremos el bacalao y lo mantendremos a fuego muy suave hasta que empiecen a salir pequeñas burbujas del pescado. 

A partir de ese momento apagaremos el fuego y lo dejaremos un par de minutos para que se acabe de hacer. 

Pasado ese tiempo sacaremos el bacalao con cuidado con una espumadera y resérvaremos. 

Mezclaremos las judías con con la mayor parte del aliño que hemos hecho con el aceite y las aceitunas, pero retiraremos el ajo.  Nos reservaremos una parte de este aliño para ponerlo por encima del bacalao. 

Ahora emplataremos empezando por poner una base de judías con su aliño y el bacalao por encima rociando por encima del bacalao con el resto del aliño. 

Se puede servir caliente o a temperatura ambiente. Pero de cualquiera de las dos maneras, a disfrutar!!

Habas a la catalana (faves a la catalana)


Hoy os pongo una de las recetas más típicas de Cataluña, y a mi entender, una de las más sabrosas.  Os estoy hablando de las faves a la catalana

Las habas viven su época de esplendor durante la primavera, en plena temporada. Además de ser muy sabrosas nos aportan una buena cantidad de hierro, folatos, magnesio y potasio. 

Existen bastantes formas de cocinar las habas, aunque las más populares son en ensalada, salteadas o en guisos, pero a mi las que más me gustan son las faves a la catalana. 

Aunque  este plato se puede hacer con haba congelada, recomiendo utilizar habas frescas y mejor si son ecológicas).
Este plato aparte de aportarnos los nutrientes, el placer, el sabor, y demás. También nos sirve como terapia anti estrés. Hay quien se dedica a reventar plástico de bolas pero pelar habas también es muy divertido y más, si lo hacemos bien acompañados.  

INGREDIENTES (para 2)

  • 2 lonchas de panceta
  • 3 tomates maduros
  • 1 copa de vino tinto
  • 500 g de habas frescas y peladas (necesitarás unos 3-4 kilos con vaina)
  • 1/2 butifarra negra (o morcilla)
  • 1 ramita de menta fresca
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de romero
  • 1 trozo de chorizo
  • 1 cebolla picada
  • 4 ajos
  • agua
  • sal
  • aceite de oliva
  • Una copa de moscatel


ELABORACIÓN

En primer lugar tendremos que pelar las habas y lavarlas bajo el agua. Luego, mientras escurren, preparamos el resto de ingredientes. Picamos la cebolla, el ajo en trozos pequeños y los tomates en trozos medianos .

En una cazuela, doraremos la panceta cortada en trozos junto con los ajos.
Seguidamente incorporamos la cebolla y le damos unas vueltas.
Añadimos también el laurel y la ramita de romero y lo mezclamos durante 3 o 4 minutos. 

A partir de este momento, ponemos el tomate cortado, lo tapamos y dejamos reducir unos 7-8 minutos.

A continuación, agregamos la copa de vino tinto, lo volvemos a tapar y lo dejamos reducir otros 10-15 minutos a fuego bajo para hacer el sofrito.

Incorporaremos las habas, la ramita de menta, lo cubriremos con agua, pondremos un poco de sal y lo dejaremos cocer unos 40-45 minutos a fuego medio-bajo.

Es importante ir comprobando que no se seque, ante la duda, podemos añadir un poco más de agua. 


Unos minutos antes de que esté listo, añadimos el moscatel, la butifarra y el chorizo cortados en rodajas y dejamos reposar.

Ahora ya tenemos el plato de habas a la catalana listo pero, os recomiendo que lo dejéis para el día siguiente. Si, ya se que con el olorcillo os va a ser muy difícil resistirse pero…

Este plato de faves a la catalana sabe mejor bien reposado. De un día para otro los sabores de esta receta tradicional catalana quedan más conjuntados. Así que paciencia. 

Y de cualquier manera, esperéis o os las comáis sin esperar, ya sabéis… a disfrutar!!

Bacalao en Salsa Verde con Angulas

Hoy os propongo una receta casera de pescado. 
Hablamos mucho de la dieta paleo y de otras dietas similares pero al final, la cocina tradicional también tiene muchas recetas que se pueden acoplar a estas dietas. 

El bacalao siempre me funciona en casa y parece ser, que en el Blog también. Me remito a las otras recetas de bacalao que os he puesto:

Entre otros…
El bacalao suele ser un pescado que gusta a casi todo el mundo pero es que además, la tradicional salsa verde realza el plato y añadir las angulas lo hace más apetitoso todavía. 

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 Lomos de Bacalao 
  • 1 paquete de Anguriñas, gulas o similar
  • 1 pizca de sal
  • 1 guindilla (opcional)
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 3 cucharadas de perejil picado (mejor si es fresco
  • 1 cebolla mediana picada fina
  • 4 dientes de ajo picado

PREPARACIÓN:

Pondremos una cazuela al fuego con el aceite de oliva. Cuando esté caliente echaremos el ajo, removeremos y añadiremos la cebolla y una pizca de sal. 

Bajaremos la intensidad del fuego y pocharemos, a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente añadiremos el perejil picado y la harina. 

Removeremos para integrarlo todo y que no queden grumos en la harina. Agregaremos el vino blanco y volveremos a remover  hasta que esté todo bien mezclado.

Subiremos el fuego para que el vino pierda el alcohol y cuando rompa el hervor incorporaremos el bacalao con la piel hacia abajo. 

Bajaremos el fuego y mantendremos así durante 3 minutos moviendo de vez en cuando la cazuela para que la salsa espese poco a poco.
Pasado ese tiempo añadiremos las angulas y la guindilla (este paso es opcional dependiendo de quien tengáis a comer podéis poner más o menos o nada).  

Seguiremos removiendo la cazuela un par de minutos más y ya lo tendremos. 

Ahora sólo nos queda emplatar  distribuyendo en cada plato (yo en este caso lo he puesto en cazuelitas de barro que aguantan más el calor) el bacalao y una parte proporcional de las angulas y  lo regaremos con la salsa y, a disfrutar ! !

“Espaguetis” de calabacín a la Carbonara

Ya os he puesto alguna otra receta de “falsos espaguetis” hechos con calabacin, como por ejemplo los espagueti con gambas y pesto de aguacate o con Pesto “tradicional”. Pero puestos a hacer “pasta” que mejor que hacer una salsa Carbonara. Esta combinación os quedará perfecta y no notareis que no es pasta de veras. 

De paso, advierto que esta Carbonara no lleva crema de leche solo huevo

 
INGREDIENTES (para 2)

  • 3 calabacines pelados o espiralizados (en alguna otra receta ya os expliqué cómo)
  • 4 tiras de tocino (bacón) cortado en tiritas pequeñas 
  • 2 huevos batidos
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 1 diente de ajo cortado pequeñito 
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de nuez moscada
  • Queso Parmesano rallado (opcional)

PREPARACION

Calentaremos una sartén grande y añadiremos el tocino y lo freíremos hasta que esté crujiente por todas partes. (si queréis podéis poner un poco de aceite pero yo normalmente lo frío con su propia grasa para no añadir más grasa a la elaboración)
Bajaremos el fuego y agregaremos el ajo picadito. Si veis que la sartén está muy seca podéis añadir un poquito de aceite para dorar el ajo  y cocinaremos por un par de minutos.

Ahora añadiremos el calabacin que previamente teníamos preparado en forma de espagueti, un poco de sal y pimienta, y removeremos para que se impregne bien.

Cocinaremos un minuto más o menos (interesa que el calabacin quede “al dente” y luego agregaremos los 2 huevos batidos.

Lo iremos revolviendo hasta que el calabacín esté bien cubierto y el huevo empiece a espesar (ojo que no se cuaje demasiado, máximo  un minuto o 1 y 1/2 ,  queremos una tortilla) 

Lo sacamos del fuego y lo servimos al plato, podemos ponerle un poco de nuez moscada y un poco de parmesano por encima y ya tenemos nuestros “espaguetis” a la Carbonara sanos y paleo

Cogeremos el tenedor, enrollaremos y, a disfrutar!!

POLLO CON HIERBAS Y MIEL

Otra vez enfrentándonos a unas aburridas pechugas de pollo, Y otra vez, viendo la manera de que una simple pechuga de pollo nos divierta el paladar

En esta línea os dejo con la receta de hoy. Es deliciosa y muy sencilla de hacer. Se prepara en un momento pero tendremos que reservar un par de horas antes para macerar el pollo 

INGREDIENTES (para 3)

  • 500 gr. de pechuga de pollo cortadas en filetes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de tomillo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de romero
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de miel

PREPARACIÓN:

Utilizaremos un recipiente en el que quepan las pechugas de pollo sin amontonarse.

Añadiremos aceite de oliva formando una película fina sobre la superficie de la bandeja, no es necesario más.  Añadiremos  la miel y mezclaremos bien con el aceite de oliva.

Iremos añadiendo las especias y volveremos a mezclar bien con la miel y el aceite.

Ahora, pondremos las pechugas sobre la mezcla, y las taparemos  y las pondremos  en la nevera para que macere.

Pasada una hora, les daremos la vuelta y dejaremos macerar por el otro lado.

Calentaremos una plancha a fuego alto y cuando la superficie esté caliente, pondremos el pollo y dejaremos que se haga bien por un lado (ojo que al llevar miel es fácil que se ennegrezca demasiado) 

Cuando la carne va perdiendo su color rosado y ya está bien tostada por un lado le daremos la vuelta para asarlo por el otro lado.

Cuando la segunda cara esté bien tostada, retiraremos la sartén del fuego y la dejaremos en el calor residual de la sartén para que se termine de cocinar bien por dentro.

Ahora solo nos quedará servirlo, acompañado con alguna buena ensalada y a disfrutar!!

.

SALMÓN ESMALTADO CON ARCE Y MOSTAZAS

El salmón es un pescado azul muy saludable. Entre los beneficios del salmón destaca sobretodo su alto contenido en ácidos grasos omega-3, unas grasas saludables que entre otros aspectos ayudan a cuidar el corazón y mantener nuestro sistema cardiovascular y las arterias en un estado óptimo.

Además, ayuda a protegernos de apoplejías y cardiopatías, mientras que nos ayuda a mantener la salud del cerebro y es beneficioso para bajar el colesterol alto y los triglicéridos. Si a eso añadimos que el salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, ya estamos tardando en hacer esta receta!

Esta es una receta muy fácil y sabrosa que en solo 15 minutos podemos tener hecha. 

INGREDIENTES. (Para 2)

  • 2 filetes de salmón (de preferencia del lomo central)
  • 1 cda de Mostaza “antigua”
  • 1 cda de Mostaza de Dijon
  • 2 cucharaditas de jarabe de arce
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra, 
  • Sal  y pimienta 

PREPARACIÓN:
Precalentaremos el horno a 220 º C. 

Será conveniente que el salmón esté a temperatura ambiente por lo menos media hora 

Engrasaremos ligeramente con aceite una bandeja de hornear. 

En un tazón pequeño, mezclaremos las mostazas, el jarabe y el aceite.  Cogeremos el salmón y lo sazonaremos bien con sal y pimienta por el lado de la piel. Ahora lo pintaremos con la salsa de las mostazas en el lado opuesto. 

Colocaremos el salmón sobre la bandeja para hornear que tenemos preparada con el lado de la piel hacia abajo . Hornearemos durante 8-10 minutos o hasta que esté bien cocido. En el último momento podemos poner el gratinador los últimos 2-4 minutos de cocción para obtener una corteza más bien dorada (con cuidado que se puede tostar demasiado). 

Para servir podemos retirar la piel, si deseamos 

Veis que fácil. Y ahora solo nos queda disfrutar!!

Rollos de pollo rellenos de bacón y queso

Hoy os pongo una receta fácil y muy rica. Ya os puse una receta muy parecida pero en vez de hacerlo al horno lo hacíamos al vapor 

Tanto con la otra como con esta obtendrás  un estupendo plato de pollo, un entrante  o tapa fría sana e ideal para llevar en tupper

INGREDIENTES  para dos personas:

  • 2 pechugas (pueden ser contramuslos) enteras
  • 6 lonchas de bacón (o 3 grandes)
  • 4 lonchas de queso (tipo hawarti ) 
  • Albahaca
  • Orégano
  • Sal y Pimienta
  • Aceite de ajo (opcional)

PREPARACIÓN. 

Primeramente abriremos las pechugas  ( o los contramuslos) y las extenderemos dándoles unos golpes para ablandarlas. 

Después las salpimentaremos al gusto por ambas caras, ponemos el bacon cubriendo la mayor parte de la superficie y a continuación ponemos las lonchas de queso.

Desde un extremo de la carne empezamos a enrollar haciendo presión. Si se mantiene enrollado, perfecto, pero si no entonces tendremos que utilizar un cordón para atarlo y que se mantenga enrollado, ante la duda mejor atarlo, no cuesta nada y nos ahorraremos sustos

Ahora pondremos el pollo en una fuente de horno y si tenemos aceite de ajo tiramos un poquito por encima, si no, ponemos aceite normal y espolvoreamos las hierbas aromáticas. 

Con el horno precalentado A 200 °C, introducimos la fuente durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.

Sacamos la fuente del horno y dejamos que se enfríe y cuando ya estén fríos procederemos a cortarlo en rodajas. 
Ahora ya podremos servirlos, si os apetece, podemos servirlos acompañados de salsa barbacoa  

Como siempre, ya sólo nos quedará disfrutar!!