Boniato asado con salsa de yogurt

Hola, os repongo esta receta que ya tuvo mucho éxito en su día y que ahora he vuelto a utilizar para una comida entre amigos y he cambiado un poco la presentación. Os dejo también la foto anterior para que veáis las diferencias.

Esta receta va dedicada. Normalmente no suelo dedicar la recetas pero el otro día hablaba con Carmen y me dijo que últimamente estaba  comiendo muchos boniatos y que le estaban yendo muy bien para la salud, por lo que he pensado que le puede ir muy bien a ella y a todos. Ya os he explicado en algún otro post como asar los Boniatos. Bien, pues ese es el primer paso.

INGREDIENTES

Por persona

  • 1 boniato mediano
  • Un yogur griego (sin azúcar)
  • 1/2 cebolleta.
  • Un poco de mantequilla
  • eneldo, cebollino, albahaca
  • Limón
  • Vinagre de manzana
  • sal & pimienta

PREPARACION

Asamos los boniatos en el horno como ya os he explicado (a 220º durante unos 40 mints)

Picamos la cebolleta muy pequeñita, no, de verdad!! muy pequeñita y la mezclamos con el yogur, a continuación  añadimos las hierbas. Si os falta alguna hierba nos preocupéis. Le ponemos unas gotitas de vinagre y unas gotitas de limón (ojo unas gotitas) una pizca de sal y pimienta y reservamos.

Una vez asados los boniatos, los sacamos del horno y los ponemos en el plato, los cortamos a lo largo y los abrimos un poco (haciendo unos cortes en varios sentidos para que sea más fácil de comer y la salsa se mezcle mejor. Añadimos un poco de  mantequilla cortada en finas lonchas para que se derrita. Cubrimos con la salsa. Si nos sobra salsa podemos ponerla aparte ( al final, aunque esté aparte ya veréis que no sobrará ).

Veréis que el sabor dulce del boniato combinado con el amargo del yogur crea una combinación espectacular, por lo que solo nos quedará servir y a disfrutar!!

Anuncios

Estofado de pavo

Hola, hoy os propongo un estofado. Normalmente los estofados los solemos hacer con carnes rojas como buey o ternera pero, hoy voy a mostrar una manera de hacerlo con carne de pavo que siempre es un poco más saludable y ligera que la carne roja.

El resultado es muy bueno y gustoso A pesar, de los pocos ingredientes que tenemos que utilizar.

INGREDIENTES (para2)

  • 400 g. Pechuga de pavo
  • 1 Cebolleta
  • 3 Dientes de ajo.
  • 2 Tomates maduros
  • Pimentón dulce o paprika
  • unos 200 ml de Vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Pimienta negra molida y sal

PREPARACIÓN;

Trocearemos la carne del pavo tamaño mordisco, de esta manera se hará mejor y será más fácil de comer (también podéis decir en vuestra carnicería habitual que os lo troceen y que además, le quiten la grasa)

Picaremos los ajos y la cebolla bien pequeño. 

Salpimentamos la carne. 

Calentaremos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela ancha y doraremos la carne. 

Una vez dorada, la retiraremos y reservaremos. 

En la misma cazuela, y aprovechando el aceite y los jugos de la carne, sofreiremos la cebolla unos minutos. 

Cuando coja color añadiremos el ajo picado  y rallaremos encima el tomate, para no desperdiciar los jugos. (podríamos tenerlo picado de antes pero así nos ahorramos un cacharro). 

Añadiremos la paprika y mezclaremos. 

Ahora, cogeremos la carne que teníamos reservada la añadiremos a la cazuela, removiendo bien. 

Cuando esté removido, incorporaremos el vino y dejaremos cocer a fuego suave unos 30-40 minutos, vigilando que no reduzca demasiado (si redujera demasiado podemos añadir un poquito de agua)

 

Sazonaremos un poco más con sal y pimienta al final de la cocción, y  lo acabaremos añadiendo un poco de  perejil fresco picado

Una vez hayamos apagado el fuego, lo dejaremos reposar unos minutos y luego, ya lo podemos servir. Incluso podemos esperarnos al día siguiente para servirlo que estará incluso más bueno. 

En cualquiera de los casos, ya sabéis… a disfrutar!!

Filete de pechuga de pavo en salsa

Hola, hoy os pongo una receta de esas que son super fáciles y rápidas de hacer y que, así y todo, son muy sabrosas. Se trata de filete de pavo en salsa.

Recetas de pavo ya os he puesto en varias ocasiones, quizás las que han tenido más éxito hayan sido:

Los contra muslos de pavo al horno con verduras

O el pavo a la miel con almendras

O con champiñones y manzana

Entre otras.

Los filetes de pavo son una carne muy agradecida, ya que es muy sana y está sabrosa. Además, la carne de pavo contiene proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, B12 y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 6 filetes de pavo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva VE
  • Un poco de mantequilla
  • 2 cebollas pequeñas (de Figueras) picadas
  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de pimentón 
  • 1 cucharada de perejil picado fino
  • Sal y pimienta
  • ½ taza de vino blanco
  • ¼ taza de caldo de verduras

PREPARACION:

Primeramente,  trocearemos la cebolla y el tomate en Juliana, es decir, muy pequeñito y lo tendremos preparado para añadirlo posteriormente

Calentaremos en una sartén  el aceite y la mantequilla a fuego medio. Agregaremos el pavo y cocinaremos unos 3 minutos por lado o hasta que nos quede bien dorado. 
Agregaremos la cebolla cortada y el tomate cortado, el pimentón y el perejil. Sazonaremos con sal y pimienta. 
Removeremos, y a continuación añadiremos el vino blanco, dejando un momento que evapore y luego añadiremos el caldo. Cocinaremos tapado unos 6 minutos, removiendo de vez en cuando
Lo serviremos poniendo el pavo en el plato y un poco de salsa por encima. 

Yo el de la foto lo he acompañado con un poco de couscous que también he aliñado con la misma salsa. 

En cualquier caso ya sabéis… a disfrutar!!

salmón a la plancha con salsa de yogurt

Hola, hoy os pongo una receta que también, como viene siendo habitual, es super fácil y rápida.

Yo cocino bastante con salmón, porque, como pescado azul es muy saludable y porque tiene muchas cualidades, entre ellas, que nos aportan Omega 3 entre otros nutrientes.

Hacer este salmón no tiene mucho misterio, la diferencia es la salsa. Esta salsa que os enseñaré ahora la podéis utilizar para el salmón y para otros tipos de pescado.

INGREDIENTES: (para2)

  • 2 filetes de salmón fresco
  • 1 yogurt griego natural
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Cucharada sopera de Mostaza
  • 1 Limón
  • 1 Cucharada sopera de Aceite de oliva
  • 1 Pizca de Sal y Pimienta

PREPARACIÓN:

Empezaremos preparando la salsa de yogurt. Aunque parezca raro, esta salsa es fría, pero ya veréis que el contraste con el salmón caliente es muy bueno.

Picaremos el diente de ajo muy, pero que muy pequeñito.

A continuación, mezclaremos el yogurt griego con la mostaza, el ajo que acabamos de picar, el aceite de oliva, una pizca de pimienta Y exprimimos el limón añadiendo el jugo.

Removeremos todo hasta que se integre en forma de salsa.

Una vez lista, la cubrimos con plástico film y la dejamos reposar unos 15 minutos en la nevera.

Una vez la salsa en la nevera, salpimentaremos los trozos de salmón.

Calentaremos la plancha, y poniendo un poquito de aceite cocinaremos el salmón unos tres minutos por lado

Emplatamos poniendo en la base del plato la salsa de yogur y encima de ella los trozos de salmón y, claro, ya sabéis… a disfrutar!!

Costillar de cordero con sirope de mandarina y granada

Hoy os presento una receta, en el que el resultado es realmente espectacular y no exagero. En realidad no tiene complicaciones, el secreto es que la carne sea de primera categoría y que dispongamos de una barbacoa.

Aprovechando que ya estamos en otoño, pero que todavía hace buen tiempo para hacer una barbacoa con los amigos, he planteado esta receta en la que aprovechamos que ya es temporada de mandarinas y granadas para darle un toque especial con la salsa. De hecho, si no le pusiéramos la salsa y solamente utilizáramos el marinado también quedaría una receta espectacular. Pero si le añadimos la salsa entonces ya sí que es literalmente, para chuparse los dedos.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 1 costillar de cordero.

PARA EL MARINADO DE LA CARNE

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • l cucharada de ajo picado
  • 1 cucharada de paprika o pimentón
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • l cucharada de pimientas variadas recién molidas

PARA EL SIROPE DE MANDARINA Y GRANADA

  • El zumo de unas 4 o 5 mandarinas
  • El zumo de media granada
  • 2 cucharadas de sirope de arce o en su defecto de miel líquida
  • l cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 1/2 cucharadita de sal gorda.

PREPARACIÓN:

Lo primero que tendremos que hacer, es decirle a nuestra carnicería de confianza (en mi caso Cal Bieló de la Cerdanya) que nos prepare el costillar de cordero. Tal y como se ve en la foto, es decir. las costillas limpias para que quede una parte de hueso al aire.

Ahora prepararemos el marinado mezclando todos los ingredientes especificados en un cuenco. Nos quedará una “salsa‘ rugosa, con la que recubriremos el costillar por ambos lados refregando para que entre por todos los rincones.

Dejaremos marinar de 20 a 30 minutos a temperatura ambiente.

Mientras está marinando, prepararemos el sirope.

Pondremos en una cacerola pequeña los zumos de mandarina y de la granada, el sirope de arce y el vinagre. Lo llevaremos a ebullición y cuando empiece a hervir bajaremos el fuego al mínimo manteniéndolo hirviendo así durante unos 15 o 20 minutos, teniendo en cuenta que hay que reducir el líquido a dos terceras partes de lo que originalmente pusimos pero, hay que cuidar que no se nos queme o se evapore demasiado. Al final de la cocción, rectificaremos de sal.

Mientras cuece el sirope prepararemos una barbacoa. Aquí no os explico nada porque, supongo que el que más o el que menos ya sabrá preparar la barbacoa. Pero, si tenéis alguna duda me lo decís y os explico cómo hacerlo.

Pues, como os decía, prepararemos la barbacoa para una cocción directa a fuego medio (Es decir, las brasas debajo de la carne pero a una distancia intermedia).

Cuando ya tengamos las brasas a punto, pondremos el costillar (siempre hablo del costillar que sería para tres, Naturalmente, tendréis que multiplicarlo dependiendo del número de comensales)

Primero lo pondremos del lado del hueso y aunque es difícil no caer en la tentación, no le deis vueltas, solamente hay que darle una vuelta a mitad de cocción (y este Consejo vale para toda la carne que hagáis en la barbacoa) primero del lado del hueso, y después, del otro lado

(estarán al punto de 15 a 20 minutos), tened cuidado y en caso de llamas (porque cae grasa en las brasas) desplazar momentáneamente la carne al área de cocción indirecta (es decir, no encima de las brasas). Mantener la bbq tapada tanto como sea posible.

Retirar los costillares de la parrilla cuando la temperatura interna alcance 52 °C ( esto, lo podéis comprobar con un termómetro de carne pero si no tenéis, pues a ojo pasado ese tiempo, casi seguro que ya está en el punto)

Dejaremos reposar 5 minutos (la temperatura interna aumentará unos 2 a 3 °C), antes de separar las costillas para servir

Serviremos las costillas, cubiertas de sirope caliente o con el sirope al lado para que cada uno haga lo que más le guste.

En principio, como ya os he dicho, este costillar de cordero está bueno incluso sin la salsa y únicamente con el marinado, pero hagamos un homenaje al otoño ya que en otras temporadas no tendremos ni mandarinas ni granadas y aprovechémonos de que ahora son productos que apetecen.

Y como siempre, y esta vez sí que sí, a disfrutar!!

Salmón marinado al horno

Con este plato de salmón al horno saborearéis lo mejor del pescado azul y el fantástico sabor de las hierbas aromáticas.

Aunque las hierbas aromáticas son fáciles de localizar en el mercado, hay que tener en cuenta que también son muy fáciles de cultivar. Por lo que os recomiendo que, siempre que podáis tengáis un poquito de huerto urbano en el que plantar vuestras propias hierbas aromáticas Ya veréis que el resultado es muchísimo mejor y además, más económico

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 filetes de salmón
  • Unas hojas de perejil fresco picado
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Unas hojas o una ramita de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de fumet de pescado, o en su defecto una pastilla de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón
  • Sal y Pimienta

PREPARACIÓN


Primero prepararemos la marinada, para ello, picaremos las hierbas y los ajos. (Podéis cambiar las hierbas y poner las que más os gusten, aunque con estas quedan fenomenal)

A continuación mezclaremos en un bol los dientes de ajo picados, las hierbas, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón y el aceite de oliva. Añadiremos también una pastilla de caldo de pescado ( si tuviéramos caldo concentrado, tipo fumet también sería el momento de añadirlo en lugar de la pastilla)

Ahora pondremos el marinado sobre el salmón. Y lo dejaremos reposar una hora aproximadamente en la nevera, dándole alguna vuelta para que el salmón coja el sabor por todas partes. Ojo, no lo dejéis mucho más tiempo marinando porque entonces puede ser que coja demasiado sabor y no quede como debiera

Precalentaremos el horno a 190ºC.


Colocaremos el salmón en una fuente de horno, o si hacéis como yo, que lo he marinado en una cazuela que puede ir al horno pues perfecto así ahorráis un cacharro.

Por último ponéis un chorrito de aceite de oliva por encima y cubriremos la fuente con papel de aluminio.

Coceremos el salmón unos 15-20 minutos en el horno y cuando lo tengamos lo servimos bien caliente.

y ahora, ya sabéis, a disfrutar!!

Auténticos spaghetti “a la carbonara”

Hola, hoy os voy a poner una receta que no es paleo pero que es tan habitual y que nos saca de tantos apuros que no he podido prescindir de ella.

Lo primero que tengo que decir, es que hay sitios donde proclaman que tienen espaguetis a la Carbonara pero no lo son en absoluto ya que, el primer error es poner crema de leche, los verdaderos Carbonara no llevan crema de leche. Es decir, que pueden estar muy buenos pero que los llamen de otra manera.

Para algunos la palabra carbonara proviene de carbone, que en italiano es la denominación de carbón (Carbonari), y se cree que el nombre del plato tiene su origen en el plato típico de los elaboradores de carbón vegetal en los Apeninos. ¿Veis algún minero llevando su botellita de crema de leche para ir a la mina?

De hecho, los carboneros se los comían fríos , como si fuera un bocadillo ya que al enfriarse el almidón de la pasta y del huevo formaban una pasta más fácil de llevar en la bolsa al trabajo.

Lo que pasa es que, hacerlos con crema de leche es mucho más fácil ya que le damos una untuosidad y cremosidad que sin ella es un poco más complicado.

Aunque, si seguís mis pasos o saldrá perfecto y no tenéis que poner crema de leche. Bueno, cada uno puede hacer lo que le parezca pero esta es una opción si lo queréis es seguir la receta tradicional del Lacio y más concretamente de Roma.

Por cierto, también podéis hacer este plato utilizando calabacin en lugar de espaguetis y en ese caso si sería paleo, como hemos hecho en estas otras recetas.

Espaguetis de calabacín a la carbonara.

O los espaguetis al pesto de aguacate

INGREDIENTES:(para 3)

  • – 300 g de buenos spaghetti
  • – 3 yemas de huevo
  • – 150 g de tocino ibérico
  • – 150 g de queso Pecorino o Parmigiano rallado
  • – Pimienta negra
  • – Sal
  • – Aceite de oliva virgen extra
  • – Tomillo picado
  • – nuez moscada

PREPARACIÓN:

Comenzaremos poniendo a hervir la pasta en una olla con abundante agua que salaremos en el momento que empiece a hervir. Y sobre todo!! No pongáis aceite en el agua, no es verdad que así no se peguen los espaguetis. La manera que no se peguen los espaguetis es sacarlos del agua con unas pinzas y no vaciando el agua, ya que así todo el almidón que se quedo abajo cae encima de los espaguetis apelmazándolos.

Mientras hierve el agua, troceamos el tocino y lo salteamos en una sartén con un chorrito de aceite ( muy poco, que el tocino ya tiene su propia grasa) y pimienta.

Cogeremos un bol y batiremos las yemas de los huevos, si queréis poder introducir una clara (El resto las podéis aprovechar para hacer una tortilla aburrida)

Tomaremos nota de las indicaciones del fabricante para hacer la pasta al dente. Un minuto antes de ese tiempo, es decir antes de que la pasta esté cocida, la sacamos de la olla empleando unas pinzas o un utensilio especial para la pasta y la escurrimos.

A continuación la añadimos a la sartén donde tenemos el tocino para terminar de cocinarla. Para que no se acabe secando, añadiremos un poco del agua de cocción, (un par de cucharadas)

Agregamos a la sartén, el queso rallado y las yemas batidas y removemos intentando que las yemas queden cremosas y que no cuajen formando tortilla.

Cuando la pasta esté lista la emplatamos, podemos rectificar de sal, contando que el tocino ya lleva. Añadimos un poco de tomillo picado y un poquito de aceite y servimos.

Para degustarla podemos poner un poco más de queso y si queremos, también podemos añadir un poco de nuez moscada rallada.

Ahora solo necesitaremos llevarla a la mesa, y a disfrutar!!