“Paella de pollo y chistorra”

Hola hoy vamos a publicar una receta que es posible que genere polémica, sobre todo porque vamos a llamarla paella, y ya sabemos que la paella tiene su “denominación de origen” y no nos podemos saltar los los ingredientes y se que añadir chistorra va a crear polémica, pero el resultado ha sido tan fantástico que hay que publicarlo para que toméis nota.

Esta vez no soy yo el chef, tengo a mi absoluto y fiel seguidor Paco que me ha invitado a probar esta delicatessen.

Insisto que el nombre de paella es por no llamarla arroz con cosas. Pero os aseguro que lo menos importante es el nombre.

Las cantidades no os la pongo porque la que hemos hecho era para unos 12, pero ya sabéis más o menos lo que hay que poner.

Ingredientes

Alitas de pollo

Chistorra

Cebolla

Pimiento rojo

Zanahoria

Vino blanco

AOVE

Curcuma

pimentón de la Vera dulce

Arroz

Caldo de pollo

Sal y pimienta

INDICACIONES:

Empezaremos picando la cebolla el pimiento y la zanahoria en juliana muy pequeñita.

Mientras tanto pondremos aceite en la paellera para dorar las alitas de pollo

Una vez el aceite caliente pondremos las alitas de pollo con la parte de la piel hacia abajo hasta que se doren a fuego fuerte.

Cuando esté dorada la piel, les daremos la vuelta y bajaremos al fuego para hacerlas por el otro lado. Una vez hechas las alitas las reservaremos y eliminaremos parte del aceite sobrante.

En el aceite que quede pocharemos la cebolla y cuando esté pochada añadiremos la zanahoria y el pimiento.

Dejaremos que se vaya haciendo todo hasta obtener una textura blandita de las verduras.

Cuando la verdura esté en su punto echaremos el vino y dejaremos que se evapore el alcohol.

Una vez evaporado el alcohol y ya que hemos obtenido los azúcares de las verduras echaremos la chistorra e iremos meneando para que se mezclen bien los sabores.

Mientras tanto pondremos a calentar el caldo de pollo

Pondremos la cúrcuma y el pimentón de la vera y menearemos hasta que quede todo bien mezclado

Cuando esté bien mezclado echaremos el arroz y lo perlaremos junto con el sofrito.

Cuando esté perlado el arroz añadiremos el caldo y dejaremos que se vaya haciendo a fuego medio, dependiendo del tiempo de cocción del tipo de arroz que hayamos elegido.

A mitad de cocción añadiremos las alitas de pollo (podemos añadir el jugo del pollo)

Y dejaremos que se acabe de hacer

Solo nos quedará servir y… A disfrutar!!

Trinxat de la Cerdanya

Aunque hace tiempo que no nos dejan ir a la Cerdanya por el tema del confinamiento, no se me olvida el plato más típico de la zona.

Se trata del trinxat de la Cerdanya.

La receta del trinchat es muy fácil pero requiere de productos de primera calidad. Es un plato de invierno y necesitamos col de invierno, se puede hacer con otro tipo de col pero el típico es con col de invierno. Aunque la patata no sea paleo utilizaremos una buena patata. En la Cerdanya se utiliza un tipo de patatas que se conocen como trunfas, aunque podéis utilizar otros tipos.


  • Pues bien, para hacer el trinchat lo primero que haremos será preparar los ingredientes que son:
  • panceta de cerdo (tocino, o similar)
  • col de invierno y
  • trunfa,
  • aparte del aceite, sal…

PREPARACIÓN:
En una olla con abundante agua y un poco de sal herviremos la col, al cabo de un tiempo, cuando esté medio cocida, pondremos la patata cortada a trocitos. Al cabo de unos 20 minutos podremos ver si ya está cocida, para ello pinchamos la patata Y si está tierna la retiramos junto con la col (colando el agua) y lo chafamos con el tenedor, no con la batidora, tiene que quedar triturado pero no puré, es decir tiene que quedar «trinchat»

En una sartén saltearemos la panceta sin poner aceite ya que esta dejará mucho en la sartén (hay quien pone un poco de ajo, pero yo lo hago sin y queda bien).

Una vez que esté doradito, a ser posible crujiente, la reservaremos.

En la misma sartén, si ha sobrado mucho aceite lo retiramos, saltearemos la col y la patata triturada e iremos removiendo hasta que todo se rehogue con el aceite, sin pasarse.

Una vez salteado emplataremos, hay quien lo presenta como una tortilla pero siempre es mejor utilizando un molde que queda mejor presentado.

Para finalizar pondremos los trozos de panceta por encima como guarnición.

En la foto no se ve la panceta porque en esta ocasión en vez de hacerlo con panceta lo hice con butifarra negra que también da un toque especial.

Y ya sabéis …a disfrutar!!

ensalada de col americana (coleslaw)

La ensalada coleslaw es la típica ensalada americana de col, zanahoria y manzana. Una combinación refrescante que puedes servir de guarnición en barbacoas o como plato principal.

La preparación es súper sencilla y es una manera de servir la col que queda de rechupete. Ya sabemos que la col a veces no entra bien a la mesa pero de esta manera quedará fantástica.

Podríamos decir que es una de las mejores ensaladas para acompañar una carne asada, una hamburguesa, unas costillas a la BBQ, por eso os voy a explicar cómo hacerla.

INGREDIENTES

  • Col blanca (media)
  • 2 Zanahoria
  • 1 Manzanas
  • 2 cucharadas de Mayonesa ( a ser posible casera)
  • 4 cucharadas de Crema agria ( en su defecto nata)
  • Mostaza de Dijon
  • Vinagre
  • Cebolla (opcional)

PREPARACIÓN:

Cortaremos la col en rodajas muy finas. Os recomiendo hacerlo con mandolina, si no tuvierais pues con cuchillo bien afilado y paciencia.

Necesitaremos un corte en juliana muy fino, casi en hilos.

Pondremos la col en un bol y hacemos la misma operación con las zanahorias y con la manzana.

Mezclaremos bien los tres ingredientes para que se distribuyan de forma homogénea.

Si quisiéramos añadir cebolla la cortamos de la misma manera y la mezclamos con el resto de alimentos, pero, en principio, la receta original no lleva.

Ahora viene la gracia de la receta, que es la salsa.

Para hacerla, mezclaremos 4 cucharadas de creme fraiche (podemos utilizar también nata) con 2 cucharadas soperas de mayonesa y 2 cucharaditas de postre de mostaza. Añadimos vinagre, una cucharada) más o menos y removemos con unas varillas hasta obtener una crema homogénea.

Aliñamos bien la ensalada con esta salsa y la dejamos en la nevera unas dos horas antes de servir.

Al hacerlo, hemos de tener en cuenta retirar el líquido que hubiera dejado la col y ya se puede servir y, como siempre, ya sabéis…A disfrutar

Croquetas de chipirones en su tinta

El otro dia unos compañeros me propusieron un «reto» hacer unas croquetas de chipirones. La verdad es que nunca me había puesto con ellas pero, ante un reto… «aguántame el cubata».

Así que me propuse que la próxima vez que quedáramos les llevaría unas croquetas gourmet a base de chipirones.

La verdad es que estas croquetas merecen el calificativo gourmet porque están cremosas y crujientes, están buenísimas y sorprenden al abrirlas y verlas tan negras al haberlas hecho en su tinta.

INGREDIENTES

  • 500 gr de chipirones
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco (o cava)
  • 2 sobres de tinta de calamar
  • 1/2 litro de leche entera
  • Agua
  • 60 gr de harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra molida
  • Sal

PREPARACIÓN

Empezaremos limpiando bien los chipirones y los cortaremos en trozos muy pequeños, incluso las patitas y sobretodo quitaremos la boca. De todas maneras también podemos comprarlos ya cortados y congelados.

Después de lavarlos los escurriremos bien.

Cortamos la cebolla muy pequeñito y los ajos también

Pondremos un poco de aceite en una sartén y rehogamos el ajo y la cebolla picados.

Cuando la cebolla esté bien pochada incorporaremos los chipirones.

Dejaremos unos cinco minutos a fuego medio y añadimos el vino blanco (o el cava) y la tinta de calamar (podemos añadirla congelada o diluirla en un poco de agua)

Dejaremos cocinar para que se reduzca durante unos diez minutos..

Añadiremos, la leche y la harina (esta os recomiendo que la vayais añadiendo poco a poco y con un colador para evitar grumos).

Removeremos hasta tener una masa con una textura que se despegue de la sartén. Es importante no pasarse en poner harina porque entonces se apelmazará y no interesa)

Rectificaremos de sal y añadiremos un poco de nuez moscada (a ser posible recién rallada)

Pondremos la masa en un recipiente plano y dejaremos enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente, lo trasladaremos a la nevera tapándola a piel con papel film y la dejaremos hasta el día siguiente.

Al día siguiente ya podremos sacar la pasta de la nevera y hacer la forma de las croquetas de la manera que acostumbréis a hacerlas, yo utilizo dos cucharas.

Ahora simplemente las rebózanos con huevo y pan rallado y las freímos con aceite bien caliente y de poco en poco para que no se enfríe el aceite. Las ponemos en papel absorbente y ya solo nos quedará servirlas.

Por cierto, el reto no surtió efecto porque a la hora de llevarlas nos confinaron y nos las tuvimos que comer en casa. Aunque he prometido que cuando podamos salir de casa volveré a hacerlas para compartir.

Bien pues ya sabéis…A disfrutar!!

Croquetas de mi madre

Uno de los platos que más éxito tiene cuando vamos a comer a casa de mi madre son, sin duda, las croquetas de pescado.

Llevo mucho, mucho tiempo intentando que mi madre me da la receta. Ella siempre me dice que son muy fáciles de hacer pero nunca me la da y no puedo repetirlas ya que, como todo cocinero, tiene sus secretos.

El otro día, después de mucho rogar conseguí que me diera la receta. Y esa receta es la que os voy a poner aquí.

Antes de ponerla he hecho la prueba en casa y ha pasado todos los test de calidad de mi familia y sobre todo de mi hija. Si! son como las de la Iaia! Dijo, y para mí eso ya es garantía absoluta para ponerlas en el Blog. 

INGREDIENTES (Para Unas 30 croquetas)

  • 2 Pescadillas, o dos trozos grandes de merluza
  • 1 Vaso de leche
  • 1 vaso del agua de cocer el pescado
  • 1/2 pastilla de caldo de pollo
  • 3 tomates pera triturados
  • Harina
  • Sal
  • Pan rallado
  • Aceite

PREPARACIÓN

Pondremos agua a hervir y cuando esté hirviendo pondremos el pescado y la pastilla de caldo con un poco de sal, ojo que la pastilla ya sala.

Cuando el pescado esté cocido se reserva y se desmenuza quitando la piel y las espinas. Podéis comprar lomos de merluza que ya vienen limpios.

Reservamos el pescado desmenuzado. Es importante desmenuzarlo en trocitos muy pequeños.

Trituraremos el tomate, después de haberle quitado la piel y lo pondremos en una sartén con un poco de aceite y lo sofreíremos un poco.

Cuando el tomate haya perdido un poco de agua, añadiremos el pescado, la leche el agua y la harina (esta os recomiendo que la vayais añadiendo poco a poco y con un colador para evitar grumos).

Removeremos hasta tener una masa con una textura que se despegue de la sartén. Es importante no pasarse en poner harina porque entonces se apelmazará y no interesa)

Rectificaremos de sal

Pondremos la masa en un recipiente plano y dejaremos enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente, lo trasladaremos a la nevera tapándola a piel con papel film y la dejaremos hasta el día siguiente.

Sacaremos de la nevera y pondremos pan rallado en un recipiente.

En esta ocasión las rebozaremos únicamente con pan, sin harina ni huevo. (¿Será ese el secreto?)

Haremos las croquetas, mi madre las hace haciendo una bola y luego dándole forma de croqueta. Aunque yo suelo ayudarme de dos cucharas para hacerlo. Elegid vostr@s.

Rebozaremos las croquetas en el pan rallado

Freiremos en abundante aceite muy caliente, no poniendo muchas a la vez para que no se enfríe.

Una vez fritas las pondremos sobre papel absorbente pero no mucho tiempo, de esa manera quedan más crujientes.

Pues ala! Ya tenemos todos la receta de mi madre.

A disfrutar!!