Gazpacho de calabacín

Empiezan los días de sol y empieza la temporada de los gazpachos. Aunque últimamente nos estamos volviendo un poco locos porque, de lo que era el típico gazpacho andaluz, hemos pasado a un montón de sopas frías que aunque se le sigue llamando gazpacho tienen poco que ver con el original.

De todas maneras, de alguna manera había que llamarlas. Pues vale, las llamaremos gazpacho ya tengan frutas u hortalizas, qué más da!!

Ya en este blog os he puesto varias recetas de gazpacho, desde el típico gazpacho pasando por el gazpacho de sandía o el gazpacho de fresas. Todos ellos muy buenos y refrescantes. Pero en esta ocasión, os pongo uno diferente, que por ser diferente, incluso es diferente en color, ya que los otros son más o menos rojos y este tiende más a verde.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 calabacines medianos,
  • medio pimiento verde,
  • media cebolla,
  • medio pepino,
  • un diente de ajo,
  • tres rebanadas de pan sin la corteza,
  • 2 hojas de albahaca fresca,
  • Un vaso de agua fría y hielo
  • vinagre,
  • aceite de oliva virgen extra,
  • sal,

Para la guarnición :

  • dos huevos duros
  • tomates cherry

PREPARACIÓN:

primero, pondremos en remojo el pan con un poco de vinagre.

Ahora, lavaremos bien las verduras y las iremos troceando. Pondremos el calabacín, sin pelarlo en el vaso de la batidora junto con el pimiento, la cebolla, el pepino, el diente de ajo y las hojas de albahaca fresca.

Precisamente, vuelvo a recomendar, como ya he hecho en otras ocasiones, que tengáis un pequeño huerto urbano en el que poder cultivar vuestras plantas para cocinar. La albahaca estará mucho más buena si la recogemos de nuestra pequeña plantación.

Añadimos el pan y un poco de agua y batimos hasta tener una crema bien fina.

Ponemos un chorrito de aceite y un poco de sal, y seguimos triturando. Si vemos que queda muy espeso añadimos un poquito más de agua.

Probamos un poco y, de ser necesario, rectificaremos de sal, aceite o vinagre.

Si la intención es servirlo al momento podemos echar un poco de hielo y batirlo un poco más. Si por el contrario, es para luego, lo pondremos en la nevera a enfriar.

Mientras se estaba triturando, o posteriormente, haremos un par de huevos duros por el método que prefiráis. Cortaremos los tomatitos en rodajas y trocearemos los huevos duros, todo esto nos servirá de guarnición.

Serviremos el gazpacho con un poco de la guarnición por encima y acabaremos poniendo un chorreoncito de aceite.

Recordad que se ha de servir bien frío. Y ya solo nos queda coger una cuchara y….a disfrutar!!

Anuncios

Ensalada de fresas, aguacate y vinagreta de miel

Aunque parecia que no iba a llegar. Al final,ha llegado la primavera y con ella, el tiempo de las fresas.

Los fresales florecen, según las variedades, desde finales del invierno hasta principios del verano, por lo que los frutos maduran durante toda la primavera y bien entrado el verano. Estas frutas desprenden un perfume inconfundible cuando se encuentran en su punto óptimo de consumo.

Además, las fresas, son ricas en vitamina C y en minerales como el hierro y el yodo, seguidos del calcio, fósforo, magnesio y potasio. Y están indicadas en personas con hipertensión arterial.

Si a eso añadimos que están buenísimas, poco faltará para que las incluyamos en nuestras recetas.

Se acostumbran a comer de postre, pues bien, démosle la vuelta. Y encontraremos una forma sencilla y exquisita de utilizarlas, por ejemplo, en una ensalada.

INGREDIENTES :

  • 200 Gramos de fresas.
  • 1 Aguacate.
  • Lechugas variadas tipo mezclum.
  • Queso de cabra
  • 100 Gramos de almendra cruda

Para la vinagreta:

  • 3 Cucharadas de vinagre (si pudiera ser de fresa o de manzana),
  • 6 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • 2 Cucharadas de miel,
  • 1 Cucharada de mostaza de Dijon,
  • Pimienta negra molida y Sal.

PREPARACIÓN :

Lavaremos bien los diferentes ingredientes para la ensalada y lo escurriremos.

Cortaremos: las lechugas variadas, las fresas y el aguacate.

Para hacer la vinagreta pondremos en un bol la miel y le daremos unos segundos en el microondas para que esté más líquida y se manipule mejor.

Cuando esté caliente, añadiremos la sal, la pimienta molida, el vinagre y la mostaza y batiremos bien hasta obtener una mezcla homogénea.

Por último, añadiremos el aceite de oliva y volveremos a remover hasta que todo quede bien ligado.

Cogeremos el queso de cabra, lo cortaremos en rodajas y en una sartén antiadherente le daremos vuelta y vuelta sin que llegue a deshacerse. En la misma sartén echaremos las almendras y las doraremos un poco. Intentemos que no se nos tuesten demasiado y se quemen. Simplemente, queremos que estén calentitas cuando las pongamos la ensalada

Cuando ya tengamos todo, emplataremos la ensalada y para finalizar, la aliñaremos con la vinagreta

Y ya estaría, y solo nos quedará servirla y… A disfrutar!!

Mazorcas de maíz con glaseado de limón y jengibre

En la receta anterior, la de pollo a la provenzal, os hablaba de un acompañamiento de mazorcas a la mantequilla de limón. La verdad, es que el limón le va muy bien a las mazorcas, pero aquí os dejo otra receta de mazorcas que también os irá perfecto como acompañamiento para cuando hagáis una barbacoa.

Esta receta, también es muy fácil y las mazorcas quedan perfectas y solo nos llevará cinco minutos de preparación y 10 de cocción.

Podéis utilizar mazorcas crudas o ya cocinadas. En este último caso es mucho más rápido, Aunque, perdemos la gràcia de servir las mazorcas con sus hojas anudadas

INGREDIENTES: (para 6):

  • 6 mazorcas de maíz cocidas o crudas con sus hojas

PARA EL GLASEADO AL JENGIBRE Y LIMÓN

  • 5 cucharadas de caldo de ave
  • 60 g de mantequilla pomada
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de corteza rallada de limón (a ser posible ecológica)
  • 1 cucharadita de sal gorda
  • 1 cucharadita de jengibre rallado

PREPARACIÓN:

Empezaremos encendiendo el fuego en la barbacoa para que vayan haciéndose las brasas. La mantendremos cerrada para que se vaya calentando.

Mientras se calienta iremos preparando el glaseado.

Para ello pondremos todos los ingredientes en un cazo y lo llevaremos a ebullición en el fuego, no es necesario que sea en el de la barbacoa.

Iremos removiendo todos los ingredientes para que se disuelvan en el caldo de ave.

Una vez llegue ebullición, lo dejaremos reducir de 5 a 7 minutos hasta que espese, lo resérvaremos caliente.

Si utilizamos mazorcas con hojas, ahora es el momento de atarlas. Para ello cortaremos un par de hojas de las más largas y las reservaremos. El resto de hojas las tiraremos hacia atrás, dándoles la vuelta, y cuando estén todas hacia atrás le haremos un nudo utilizando la hoja que habíamos descartado.

Con un pincel, pintaremos de glaseado las mazorcas. Es conveniente que las untemos bien por todas partes y nos guardemos el resto del glaseado

Bien, pues ahora vamos a hacerlas. Para ello, lo primero que tendremos que hacer es cepillar bien la parrilla de cocción.

Colocar las mazorcas a fuego medio directo, es decir con la parrilla a media altura y las mazorcas encima de las brasas. En el caso que utilicemos mazorcas con hojas, orientar estas de manera que queden lejos de las brasas para evitar que prendan.

Asaremos de 10 a 15 minutos, manteniendo tapado tanto como sea posible y dándoles la vuelta de vez en cuando volviendo a pintar con el glaseado. Manteniéndolas hasta que estén tiernas y asadas.

Para servirlas, las pondremos en una fuente y las untaremos con el resto del glaseado.

Ya solo nos quedará dar el pistoletazo de salida a nuestros amigos para que se lancen sobre ellas y, como siempre… A disfrutar!!

Muslos de pollo a la provenzal en BBQ

Parece que empieza el buen tiempo, y con él la temporada de barbacoas. Por lo que después de una buena limpieza, ha tocado poner en marcha de nuevo la barbacoa.

Como ha caído un poco de sorpresa después de tantas nevadas y días de mal tiempo, los ingredientes que teníamos a mano para hacer la inauguración, no eran muy espectaculares.

Pero así y todo, creo que el resultado ha quedado perfecto y muy digno.

Hemos hecho unos muslos de pollo a la provenzal, pero al hacerlos en bbq el resultado ha sido mucho mejor de lo esperado, por lo que os recomiendo fervientemente que os pongáis manos a la obra.

INGREDIENTES:

  • 6 muslos enteros de pollo (a ser posible de calidad contrastada)

PARA LA MARINADA

  • Un vaso de vino blanco seco
  • 6 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharada de mostaza a la antigua
  • 3 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de hierbas provenzales
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • 1/2 cucharaditas de cayena molida

PREPARACIÓN:

Comenzaremos preparando la marinada. Para ello, mezclaremos todos los ingredientes en un bol grande.

A continuación, cogeremos los muslos de pollo e iremos haciendo unos cortes por ambas caras con un cuchillo afilado.

Colocaremos los muslos de pollo,
en una bandeja grande y verteremos la marinada por encima.

Remojaremos bien el pollo por ambas caras, podemos utilizar un pincel para llegar a todos los rincones. Dejaremos marinar en un sitio fresco, como la nevera, de 4 a 8 horas para que coja el gusto, si no tenéis tanto tiempo, podéis dejarlo un poco menos, pero tener en cuenta que cuanto más tiempo esté, más gusto a marinado cogerá. Sería conveniente también ir girando los muslos para que cojan sabor por ambos lados.

Lo ideal es ponerlo a marinar cuando nos vayamos a dormir, o levantarnos pronto y que lo primero que hagamos sea eso.

Cuando pase ese tiempo, sacaremos los muslos de pollo de la fuente y tiraremos la marinada.

Para cocinar, recomiendo la bbq aunque si no tenéis, también podéis utilizar una plancha, aunque…

Pondremos el carbón a arder hasta que tengamos las brasas y cocinaremos el pollo durante l hora, a fuego medio indirecto, es decir, con la parrilla a media altura y con la carne NO encima de las brasas, sino a un lado y, sobre todo, manteniendo cerrada la tapa de la bbq.

En la imagen hay más de seis muslos. Pero es que cuando hacemos barbacoa se apunta todo el mundo!!

Y ahora, os explico otro de los secretos de la barbacoa. Solo hay que dar la vuelta a la carne una vez. En este caso también. Hay muchos que se vuelven locos dándole vueltas a la carne, eso no la beneficia en nada.

Cuando ya veamos que están, cambiaremos la carne de sitio y los pondremos encima de las brasas a fuego directo durante cinco minutos dándole la vuelta también una sola vez para que así se doren por fuera y estén más crujientes.

Después, los sacaremos de la bbq y los dejaremos reposar unos minutos para que se acaben de atemperar.

Y ya solo nos quedará servirlos con algún acompañamiento como, por ejemplo la patatas tornado. O las mazorcas de maíz con mantequilla de limón

Como veréis, en esta receta hay poco trabajo ya que, trabaja por un lado la marinada, y por el otro la barbacoa. De todas maneras, quien quedaréis como reyes en la barbacoa seréis vosotros.

Ahora, repartir y, con todos nuestros amigos,…A disfrutar!!

Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón

El otro día vinieron unos amigos a disfrutar de una barbacoa y para la ocasión preparé estas mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón. El resultado fue espectacular y por eso me he visto casi “obligado” a poner la receta urgentemente.

La verdad, que pese a lo fácil que es hacerlas, el resultado es muy bueno, por lo que os aconsejo que siempre que podáis las cocinéis, ya veréis como triunfáis

INGREDIENTES:

  • Mazorca de maíz cocida (yo puse una mazorca por cada comensal, pero en vista del éxito os aconsejo poner alguna más porque seguro que repiten) (también la podemos poner cruda pero entonces tendremos que aumentar el tiempo de cocción)
  • 60 g de mantequilla reblandecida
  • l cucharada de eneldo picado
  • l cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de corteza de limón ecológico rallada
  • 1/2 cucharadita de sal gorda
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN :

En principio las haremos a la barbacoa, pero si no las pudierais hacer a la barbacoa siempre la podéis hacer en un grill eléctrico o en una plancha

En la barbacoa de carbón dejaremos que las brasas estén apunto y luego pondremos las mazorcas a fuego mediano ni muy cerca ni muy lejos de las brasas

Mientras las mazorcas van cogiendo color prepararemos la mantequilla al limón.

Rallaremos la piel del limón, teniendo en cuenta de no llegar hasta la parte blanca, pues amargaría. Para hacer la pasta, simplemente iremos aplastando todos los ingredientes en un cuenco hasta obtener una pasta uniforme. Es importante que la mantequilla esté reblandecida.

Dejaremos que las mazorcas se hagan, manteniendo tapada la bbq tanto como sea posible. (Yo cuando están cocidas, acostumbro a cortarlas por la mitad porque así es más fácil distribuirlas)

Si las mazorcas estuvieran crudas y con las hojas, retiraremos unas pocas hojas hasta que veamos los granos a través de las hojas más finas.

Iremos dando vueltas a las mazorcas a menudo para obtener una cocción homogénea. Estarán cuando los granos comiencen a estar en un tono dorado. Si veis que se hace muy rápido siempre podéis alejar un poco las brasas.

Una vez hechas, las cogeremos con cuidado, con unas pinzas, las retiraremos y las dejamos aparte.

Antes de servirlas pondremos las mazorcas, en una bandeja de aluminio desechable. Añadiremos, entonces, la mantequilla aromatizada por encima de las mazorcas y colocaremos la bandeja sobre la parrilla a fuego directo unos cinco minutos. Las mazorcas se calentarán de nuevo y la mantequilla se derretirá, por lo que iremos dando vueltas para que vayan impregnándose del jugo.

Las mantendremos a fuego medio hasta el momento de servir

Ya solo nos quedará, servirlas acompañando a una buena carne y esperar los elogios. Y ya sabéis como siempre, a disfrutar!!

“Carpaccio” de sandía

Se acerca el invierno!! Pero de momento todavía podemos encontrar sandías.. Y que mejor manera que despedir al verano que este Carpaccio de sandía. En realidad el nombre no sería el más adecuado ya que el Carpaccio es un plato que se prepara con filetes muy finos de buey crudo, pero como la sandia está cortada en trozos muy finos parecería un trampantojo, así que con el nombre se queda.

INGREDIENTES:

• Sandía

• Queso Grana Padano (parmesano)

• Aceite de oliva virgen extra

• Escamas de sal

PREPARACIÓN :

Cortamos un trozo de sandía dependiendo de los comensales.

De ese trozo cortamos “filetes” muy finos. Deben ser casi transparentes, por lo que si tenemos habilidad con el pelapatatas podemos utilizarlo, si no, deberemos utilizar un cuchillo muy afilado.

Pondremos estos “filetes” en un plato imitando un Carpaccio.

Ahora cortaremos unas finas lascas de queso. En este caso utilizar el pelapatatas será bastante fácil. Ahora cogeremos esas lascas y las pondremos por encima de la sandía Y añadiremos un poco de aceite de oliva virgen extra.

Para acabar, le pondremos por encima unas escamas de sal, yo le he puesto de sal de Nepal pero puede ser de otro tipo.

Ahora, solo nos quedara servirlo, y a disfrutar!!

Refresco de sandia

El calor está apretando de lo lindo, hay varias maneras de combatirlo. Hoy os voy a mostrar una, simple y muy agradable.
Se trata de un buenísimo refresco de sandía. Te garantizo que te enfriarás más rápido de lo que tardas en freír un huevo en la acera caliente (escena típica de noticiero veraniego).

INGREDIENTES (3 personas)

  • 2 tazas de trozos de sandía sin semillas
  • Zumo de 1 lima
  • 1 taza de cubitos de hielo (unos 6 cubitos de hielo de una bandeja estándar)
  • Unas hojas de albahaca fresca (opcional)

PREPARACIÓN
Primero cortaremos los trozos de sandía les quitaremos la piel y los meteremos en la batidora de vaso. A continuación, pondremos el zumo de la lima y añadiremos el hielo.

Batiremos todo a una velocidad alta. Primero se irá batiendo la sandía e irá haciéndose líquida y luego llegará el turno del hielo. Es posible que al principio os cueste que se triture ya que hay muy poco líquido pero podéis ir apretando hacia abajo, Ojo siempre con la batidora apagada!!

Cuando tenga la textura de batido ya solo nos quedará servir de inmediato.

Adornaremos con unas rodajas de lima y sandía, e incluso podemos poner un poco de albahaca fresca, aunque esto es opcional.

Como habéis visto es impresionantemente fácil de hacer, pero el resultado es muy bueno y especialmente combativo contra el calor

Ahora solo nos queda refrescarnos y, a disfrutar!!