Gazpacho de sandia


Con la que está cayendo, esta ola de calor que no se está deshidratando a todos, que mejor que prepararnos un fresco y buen gazpacho. Ya os he propuesto otros tipos de gazpacho, como el gazpacho de fresas. Pero en esta ocasión vamos a darle un toque más fresco si cabe, vamos a añadirle sandía. 

INGREDIENTES (para 4)

  • 1 kg de tomates maduros (yo suelo mezclar diferentes tipos de tomates)
  • ½ pimiento verde 
  • 1 Buena porción de sandía
  • 1/2 cebolla tierna
  • ¼ diente de ajo 
  • Unos 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 sal
  •  Unas hojas de menta fresca (opcional)
  • agua fría o cubitos de hielo 

Primero podemos pelar los tomates si no queréis que haya pieles. Yo tengo una batidora con filtro  y no me hace falta pero si no, siempre lo podéis colar con un colador, como os vaya mejor. En cualquier caso, que los tomates estén lavados

Introduciremos los tomates cortados en la batidora. A continuación, lavamos el pimiento y le quitamos las semillas lo troceamos y también lo metemos en la batidora 

Cogemos el trozo de sandía le quitamos la piel y las semillas y también la troceamos y lo metemos en la batidora 

Seguiremos troceando, ahora la cebolla, que también meteremos en la batidora y a continuación el ajo, acordaros de quitarle el interior para que no pique. Podéis poner un poquito de menta fresca que le dará un toque aromático, pero esto es opcional

Ponemos en marcha la batidora e iremos echando el aceite y el vinagre a medida que vamos batiendo 

Echaremos el agua fría o los cubitos y seguiremos triturando, si vuestra picadora no es especialmente potente, mejor poner agua. 

Ahora solo quedan a probar y rectificar de sal o vinagre. 

 Y ya está! Ya tenemos un buenísimo y refrescante gazpacho ahora solo queda servirlo, y a disfrutar!!

Lomo de cerdo con salsa de arándanos

No acostumbro a comer mucho cerdo, no es que tenga nada en contra pero no suelo comprarlo. Pero de vez en cuando sí que lo compro y hoy he comprado unos trozos de lomo y he preparado una receta que os voy a poner a continuación. 

Como el cerdo acostumbra a combinar muy bien con salsas agridulces he pensado que podría acompañalo con una salsa de arándanos y la verdad es que el resultado ha sido muy rico. 

En realidad es un plato muy sencillo pero que queda muy resultón, lo puede servir incluso para una comida de fiesta

INGREDIENTES (para 2) :

  • Unos dos o tres cortes de lomo por persona (unos 350g)
  •  1  Limón
  •  1 Pizca de Sal y pimienta

Y para la Salsa de arándanos

  • 75 Gramos de Arándanos
  • 1 copa de Cava ( puedes utilizar vino blanco)
  • 1 mandarina (o una naranja)
  • 1 cucharadita de jarabe de arce
  • 1 cucharadita de miel

PREPARACIÓN :

Primero empezaremos haciendo la salsa de arándanos 

Si los arándanos no son frescos, pues también se puede hacer con arándanos secos, previamente los habremos dejado en remojo una media hora para que se hidraten. 

Exprimiremos la naranja o la mandarina y echaremos el zumo en un cazo y añadiremos el cava. Agregaremos la parte dulce, es decir la miel y el jarabe de arce y cocinaremos a fuego lento durante unos 20 minutos. La fruta debe quedar suave y totalmente hidratada, la retiraremos del fuego y salpimentaremos y a continuación la pasaremos a la trituradora reservando algunos arándanos para decorar, trituraremos y reservaremos la salsa. , 

Ahora simplemente tendremos que salpimentar la carne y rociarla con el zumo de limón. Luego, en una sartén con aceite echaremos los trozos de carne y los cocinaremos unos minutos por cada lado, hasta que estén dorados.

Finalmente serviremos la carne y la cubriremos con la salsa agridulce.

Y como siempre, a disfrutar!!

Wrap o tosta de Kale, salmón y revuelto de ajetes. 

Esta receta casi la podríamos llamar una receta de restos. La verdad es que tenía que hacer una cena y tenía la nevera temblando así que me dije,  vamos a ver lo que hay y de lo que hay, lo que podemos sacar. Y la verdad, el resultado ha sido muy bueno. Ya sabéis, si hay buen producto nada más hace falta un poquito de imaginación. 

Os voy a poner los ingredientes, por lo menos se que con estos sale bien, pero podéis hacer las variaciones que queráis pues como os he dicho el truco es abrir la nevera y a la aventura!!

INGREDIENTES: (más o menos jeje)

  • Unas tortitas o unas buenas rebanadas de pan (en este momento el paleo tiembla, pero era un apuro y ya sabéis que no me gusta ser estricto en exceso)
  • Salmón
  • Col Kale 
  • Aguacate
  • Tomate
  • 2 Huevos
  • Ajos tiernos 
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Primeramente, pelaremos el aguacate y el tomate (en la foto salen 2 pero al final puse 1) y lo trituramos para hacer una salsa (tipo guacamole) y la reservamos. 

Cortamos los ajos tiernos en rodajas pequeñas y los ponemos en una sartén con un poco de aceite y un poco de sal y los doramos. Mientras se doran, batiremos los huevos y luego se los tiraremos por encima a los ajos para hacer un revoltillo. Como ya os he dicho en alguna otra ocasión, podéis obviar batirlos aparte y tirarlos directamente y mezclarlos en la misma sartén. Eso va a gustos. Una ves tengamos el revoltillo lo reservamos. 

Ahora tendremos que tomar una decisión. Caer en la tentación de los hidratos y utilizar las tortitas o el pan, o ser fuertes y utilizar estos ingredientes para hacer una ensalada. Cualquiera de las dos formas triunfará.  En esta ocasión, la compañía “exigía” optar por los wraps. 

Pues, si utilizamos las tortitas, extenderemos sobre ellas la salsa y a continuación el resto de los ingredientes, el salmón, el revoltillo y la col Kale. Ahora salpimentamos al gusto, enrrollamos y ya lo tenemos. 

Si optamos por hacer la ensalada, solo tendremos que poner en un bol los ingredientes y aliñarlos con la salsa. 

En cualquier caso, ya sea en wrap, sobre pan o en ensalada seguro que triunfa y ya sabes, a disfrutar!!

Cañaíllas con vinagreta de mostaza

Hoy he pasado por la pescadería y he comprado  cañaíllas. (La cañadilla o cañaílla (Bolinus brandaris) es un molusco gasterópodo marino que vive en aguas poco profundas muy típico del Mediterráneo que se reconoce enseguida por ser bastante robusto y con grandes espinas dispuestas en hileras alrededor de la concha. )

Y en seguida me he acordado del último pica-pica que hicimos con los compañeros de marxa en Palamós. Y a ellos (y a vosotros) les voy a dedicar esta receta. 

Os pongo una curiosidad de las cañaíllas, su primer uso intensivo fue industrial: de sus glándulas branquiales los fenicios extraían el tinte púrpura, con el que se teñían los ropajes de las clases dirigentes, ya veis y ahora nos la comemos!

INGREDIENTES:

  • Cañaíllas 
  • 2 hojas de laurel
  • 3 vasos de agua de mar (o agua con sal)
  • Sal
  • Hielo



PREPARACIÓN 

Lo primero que haremos unas horas antes de empezar a prepararlas será ponerlas en agua fría con sal e ir cambiando el agua cada cierto tiempo, unas 3 o 4 veces. Luego las pasaremos por agua fría para terminar de limpiarlas.

Revisadlas bien y tirar las que estén vacias ya que si alguna que no está bien desprende un olor desagradable cuando las hervimos.

Pondremos agua a hervir y añadiremos 70 gr. de sal por litro de agua (también podemos utilizar agua de mar). Cuando el agua esté hirviendo introduciremos dos hoja de laurel y las cañaillas y esperaremos a que el agua vuelva a hervir otra vez. Una vez vuelva a hervir las dejamos 12 minutos. 

Cuando ha pasado ese tiempo, la sacamos y las introducimos en agua con hielo y sal para parar la cocción y que la carne se contraiga y sea más fácil de comer y, en principio ya estarían listas para degustar.

Pero para que aún queden más buenas les pondremos una salsa. Se suele utilizar una salsa de allioli  pero en esta ocasión y en honor a mis colegas las voy a preparar con una Vinagreta con Mostaza

Este tipo de vinagreta os va a resultar muy útil para acompañar muchos platos (ideal para el marisco), y que se prepara en un periquete.

INGREDIENTES
:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Sal y Pimienta 

PREPARACIÓN:
Cogeremos un cuenco y mezclaremos el aceite de oliva virgen y la mostaza de Dijon, con un tenedor hasta que estén bien mezclados. Una vez que los hemos mezclado añadiremos el vinagre y salpimentamos al gusto, y volvemos a mezclarlo todo. 

Después añadimos el zumo de limón recién exprimido. Volvemos a mezclar hasta que quede una vinagreta homogénea, corregiremos el punto de sal y pimienta. 

Bien, pues ya sólo nos queda servir las cañaíllas junto con la salsa y a disfrutar!!

Bacalao en Salsa Verde con Angulas

Hoy os propongo una receta casera de pescado. 
Hablamos mucho de la dieta paleo y de otras dietas similares pero al final, la cocina tradicional también tiene muchas recetas que se pueden acoplar a estas dietas. 

El bacalao siempre me funciona en casa y parece ser, que en el Blog también. Me remito a las otras recetas de bacalao que os he puesto:

Entre otros…
El bacalao suele ser un pescado que gusta a casi todo el mundo pero es que además, la tradicional salsa verde realza el plato y añadir las angulas lo hace más apetitoso todavía. 

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 Lomos de Bacalao 
  • 1 paquete de Anguriñas, gulas o similar
  • 1 pizca de sal
  • 1 guindilla (opcional)
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 3 cucharadas de perejil picado (mejor si es fresco
  • 1 cebolla mediana picada fina
  • 4 dientes de ajo picado

PREPARACIÓN:

Pondremos una cazuela al fuego con el aceite de oliva. Cuando esté caliente echaremos el ajo, removeremos y añadiremos la cebolla y una pizca de sal. 

Bajaremos la intensidad del fuego y pocharemos, a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente añadiremos el perejil picado y la harina. 

Removeremos para integrarlo todo y que no queden grumos en la harina. Agregaremos el vino blanco y volveremos a remover  hasta que esté todo bien mezclado.

Subiremos el fuego para que el vino pierda el alcohol y cuando rompa el hervor incorporaremos el bacalao con la piel hacia abajo. 

Bajaremos el fuego y mantendremos así durante 3 minutos moviendo de vez en cuando la cazuela para que la salsa espese poco a poco.
Pasado ese tiempo añadiremos las angulas y la guindilla (este paso es opcional dependiendo de quien tengáis a comer podéis poner más o menos o nada).  

Seguiremos removiendo la cazuela un par de minutos más y ya lo tendremos. 

Ahora sólo nos queda emplatar  distribuyendo en cada plato (yo en este caso lo he puesto en cazuelitas de barro que aguantan más el calor) el bacalao y una parte proporcional de las angulas y  lo regaremos con la salsa y, a disfrutar ! !

Salsa César 


La salsa César es una de las más populares, para poner en ensaladas. Ya os puse la receta de la ensalada César pero os voy a poner la salsa sola por si os hace falta y así será mucho más fácil de localizar por si queréis ponerla de condimento en cualquier otro tipo de ensalada pues aunque su uso más habitual es para acompañar a la famosa ensalada, es ideal también para sandwichs y hamburguesas, sobre unas patatas asadas, y para picoteos varios.

La salsa César tiene mucha fama, pero, a la vez, tiene un montón de recetas diferentes. De hecho si me seguís ya empezaréis a conocerme y sabréis que, insisto en que cada cual puede hacer las variaciones que crea conveniente de cualquier receta puesto que eso da vida a La Cocina. 

Cualquiera que haga una salsa es probable que te diga que la suya es la auténtica o que la suya es la mejor. Ok, me lo creo, la mía no lo es, pero a mí y a mi familia nos gusta esta, ósea, que esta es la receta que os voy a poner. De hecho, la Salsa César fue registrada como propia en 1948 por su creador, el chef italiano César Cardini, con el nombre de “Cardini`s Original Caesar Dressing Mix”, pues esa será la buena, ¿no?😉

Cuando vayáis a utilizar esta salsa, recomiendo que la hagáis a principio de empezar a cocinar para que así la salsa vaya reposando y que no la sirváis hasta el último momento para que no reblandezca la ensalada. 

INGREDIENTES

  • 1 huevo.
  • 50 ml de aceite de oliva 
  • 4 anchoas en salazón.
  • 1 cucharadita de salsa Perrins.
  • 1/2 cucharadita de vinagre de manzana.
  • 1 cucharadita de mostaza antigua.
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
  • 1/2 diente de ajo ( o menos si no queréis que pique(siempre quitando el germinado))
  • 50 gr de queso parmesano rallado.
  • Pimienta negra recién molida al gusto.

La elaboración, nada más fácil que introducir todos los ingredientes en la batidora y batir hasta que nos quede una textura de salsa. 

Aconsejo poner poco aceite al principio e ir incrementándolo a medida que batimos, puesto que si ponéis todo al principio es posible que os quede demasiado espesa y de esta manera podréis hacerla con la densidad que os guste más (si la queréis para hamburguesas o patatas o similares poned más aceite y quedará más espesa)

Una vez la tengamos hay que probar a ver si está en su punto y rectificar si fuera necesario. Bueno pues ya solo queda servirla y que nos sirva de acompañamiento para una ensalada César o para cualquier otra cosa

En cualquier caso, ya sabéis, a disfrutar!!

“SALSA” DE ARANDANOS Y MANGO

Concretamente esto que os explico a continuación no es una salsa propiamente dicha, quizás lo podríamos calificar como Topping más que como salsa, pero, bueno, lo pongo así porque en realidad lo utilizo para condimentar y por lo tanto se parece a una salsa

Está simple y deliciosa salsa se puede hacer más o menos picante, dependiento del gusto de cada uno. En cualquier caso la combinación del picante con el dulce del arandano y del mango hacen de esta un interesante mezcla.  

INGREDIENTES

  • 1/2 taza de mango pelado y cortado en trozos pequeños
  • 1/2 taza de arándanos (si son secos, rehidratar ) también cortados
  • 1/2 cebolla roja picada
  • 1/2 chile picado (opcional)
  • El jugo de 1 limón
  • Unas hojas de cilantro fresco, picado
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN 

Si hemos cortado todo lo suficientemente pequeñito lo pondremos en un bol, si por el contrario tenemos los trozos grandes y los queremos poner en una picadora y darle un toque (pequeño) para titulado para que quede todo pequeñito también lo podemos hacer, con cuidado. Ahora añadiremos el jugo de limón salpimentamos y ya lo tenemos preparado para utilizar. 

Hay que tener en cuenta dos cosas, primero el chile hay que comprobar si pica mucho y poner más o menos dependiendo de nuestro gusto (yo suelo poner muy poco) y por otra parte, el cilantro intentar no poner demasiado porque puede robar todo el gusto de la salsa 


Este topping es muy efectivo para poner sobre las ensaladas o sobre algún aguacate con gambas. En cualquier caso ya sabéis, a disfrutar!