Berenjenas con sobrasada, miel y queso

Por razones varias me he encontrado con un exceso (aunque nunca se puede decir eso) de sobrasada en casa, a partir de este “problema “ se me ha ocurrido que tenía que hacer alguna receta que me permitiera rebajar el stock y, de paso, disfrutar del producto. Así que mirando lo que tenia en la nevera me encontré con esto.

Así que vamos a utilizar estos magníficos ingredientes para hacer una receta buenísima. Berenjena con sobrasada queso y miel.

INGREDIENTES para 4 personas

  • Sobrasada ibérica 100 g
  • Berenjenas 4
  • Miel
  • Queso Mahón curado 100 gr
  • Nata 100 gr

ELABORACIÓN

  • Cortaremos en rodajas de entre uno y dos cm las berenjenas y las pondremos unos minutos en agua con sal para que pierdan el amargor.
  • Pondremos las berenjenas unos 4 minutos en el microondas para que se hagan un poco. Y una vez hechas las reservaremos.
  • Mezclaremos en una cazuela el queso y la nata, llevaremos a ebullición hasta deshacer el queso. Colaremos y reservaremos en frío hasta que espese.
  • Marcaremos las berenjenas en la plancha hasta que obtengan un color dorado. Una vez doradas las reservamos en una plancha de horno con papel sulfurado. Las pintaremos con miel para caramelizar.
  • Dejaremos atemperar un poco y reservaremos.
  • Cortaremos trozos no uniformes de sobrasada con los dedos o una cuchara y los colocaremos sobre los trozos de berenjena.
  • Pondremos un poco de queso rallado (puede ser el mismo Mahón o parmesano) por encima de las berenjenas y introduciremos en el horno calentado previamente y utilizaremos el gratinador unos 4~5 minutos.
  • A la hora de servir recogeremos trozos de la crema de queso y la ponemos por encima y ….A disfrutar!!

Crema de calabaza con base de queso

Hola, hace tiempo que no escribo porque las ilustraciones (ver Instagram @abartolomeg ) Me quitan el tiempo libre, pero eso no quiere decir que no siga cocinando. Ahora os pondré una receta que ha caído en mis manos y que como siempre he adaptado y ha quedado buenísima.

Primero haremos la calabaza y luego la base de queso

INGREDIENTES

  • 250gr de calabaza.
  • 125 gr de nata
  • 150gr de caldo de ave
  • 50 gr. de mantequilla
  • Sal y pimienta
  • Aceite virgen extra de oliva

PREPARACIÓN

Pelaremos la calabaza, la cortaremos en dados pequeños, la rehogaremos en una cazuela con 20 gr de mantequilla y una punta de aceite.

Mientras tanto calentaremos el caldo y la nata.

En cuanto la calabaza esté cocida la trituraremos con la batidora junto con el caldo y la nata. Rectificaremos de sal y pimienta, y añadiremos el resto de mantequilla.

Crema de Queso

INGREDIENTES

  • 250 gr. Idiazabal,manchego semi-curado o tipo Filadelfia.
  • 150 gr. de nata
  • 30 gr. de harina de maíz
  • Sal y sal ahumada

PREPARACIÓN

Trocearemos el queso (dependiendo si lo queremos más o menos fuerte podemos elegir el tipo de queso) y lo fundiremos en un cazo con 75 gr de nata, cuando esté fundido, añadiremos la nata restante, salaremos con los dos tipos de sal (si solo tenemos un tipo, pues con ese) dependiendo de cómo quede de espesa pondremos un poco de harina hasta obtener la textura deseada.

Serviremos en un vaso de sidra o de helado poniendo el queso en el fondo y la crema de calabaza por encima. Podemos rematar el plato con unas pipas de calabaza o con un poco de aceite de albahaca y ya sabéis … A disfrutar !!

Calabacín a modo de pizza

Hola, ayer compré un calabacín realmente grande y se me ocurrió que podría utilizarlo a modo de base de pizza. Así lo hice y el resultado quedó realmente bien, por lo que os pondré la receta.

INGREDIENTES

.- Calabacín

.- tomate triturado

.- Jamón de York

.- Queso mozzarela

PREPARACIÓN

Empezaremos lavando el calabacín, mientras tanto pondremos a calentar el horno a 180°C

Cortaremos el calabacín a lo largo en tiras de un centímetro de grosor aproximadamente

Lo pondremos en una bandeja de horno sobre papel sulfurado

Pondremos por encima un poco de tomate triturado, no mucho, no queremos que el calabacín coja líquido, pues ya de por si tiene bastante.

Iremos poniendoel jamón de York por encima, lo podemos poner en lonchas o cortado, como mejor os vaya, y por último pondremos la mozzarella por encima.

Introduciremos en el horno a 180°C unos 10 minutos (depende de cada horno) y cuando el queso esté dorado lo sacaremos.

Le ponemos un poco de orégano por encima y servimos.

Es conveniente que cuando saquemos de la bandeja lo dejemos escurrir (por ejemplo sobre una rejilla) para que pierda el agua.

Y ahora, ya estaría…A disfrutar!!

Espárragos blancos con trufa.

Acabamos de hacer una compra «compulsiva» de espárragos blancos y ahora hay que comérselos. Bien, pues vamos a poner unas recetas para que, aunque ya de por sí son muy buenos y saludables, todavía nos queden más ricos.

INGREDIENTES.

  • Una lata de espárragos de buena calidad.
  • Un queso que se funda (en esta ocasión he puesto Camembert, pero podéis usar el que prefiráis.
  • Aceite de oliva, si lo tenéis con trufa, mejor que mejor.
  • Una trufa
  • Perejil

PREPARACIÓN. La preparación es infinitamente fácil si la comparamos con lo bueno que queda.

Prepararemos una plancha bien caliente y pondremos los espárragos para que se tuesten y los iremos girando con cuidado que no se rompan.

Una vez que se han tostado por todos los lados, bajaremos el fuego y pondremos un poco de aceite de trufa y dejaremos un par de minutos para que se acaben de hacer y cojan el gusto.

Derretiremos el queso, podemos hacerlo de varias maneras, pero lo más fácil es ponerlo en el plato y dejarlo unos segundos en el microondas.

Ahora emplataremos poniendo los espárragos encima del queso derretido. Rallaremos la trufa por encima. Aliñaremos con aceite de trufa y picaremos un poco de perejil por encima.

También podemos poner un poco de salsa cesar que queda muy bien, aunque sin ella siguen estando riquísimos.

Y ya sabéis…A disfrutar!!

Trinxat de la Cerdanya

Aunque hace tiempo que no nos dejan ir a la Cerdanya por el tema del confinamiento, no se me olvida el plato más típico de la zona.

Se trata del trinxat de la Cerdanya.

La receta del trinchat es muy fácil pero requiere de productos de primera calidad. Es un plato de invierno y necesitamos col de invierno, se puede hacer con otro tipo de col pero el típico es con col de invierno. Aunque la patata no sea paleo utilizaremos una buena patata. En la Cerdanya se utiliza un tipo de patatas que se conocen como trunfas, aunque podéis utilizar otros tipos.


  • Pues bien, para hacer el trinchat lo primero que haremos será preparar los ingredientes que son:
  • panceta de cerdo (tocino, o similar)
  • col de invierno y
  • trunfa,
  • aparte del aceite, sal…

PREPARACIÓN:
En una olla con abundante agua y un poco de sal herviremos la col, al cabo de un tiempo, cuando esté medio cocida, pondremos la patata cortada a trocitos. Al cabo de unos 20 minutos podremos ver si ya está cocida, para ello pinchamos la patata Y si está tierna la retiramos junto con la col (colando el agua) y lo chafamos con el tenedor, no con la batidora, tiene que quedar triturado pero no puré, es decir tiene que quedar «trinchat»

En una sartén saltearemos la panceta sin poner aceite ya que esta dejará mucho en la sartén (hay quien pone un poco de ajo, pero yo lo hago sin y queda bien).

Una vez que esté doradito, a ser posible crujiente, la reservaremos.

En la misma sartén, si ha sobrado mucho aceite lo retiramos, saltearemos la col y la patata triturada e iremos removiendo hasta que todo se rehogue con el aceite, sin pasarse.

Una vez salteado emplataremos, hay quien lo presenta como una tortilla pero siempre es mejor utilizando un molde que queda mejor presentado.

Para finalizar pondremos los trozos de panceta por encima como guarnición.

En la foto no se ve la panceta porque en esta ocasión en vez de hacerlo con panceta lo hice con butifarra negra que también da un toque especial.

Y ya sabéis …a disfrutar!!

Boniato asado con brócoli

Hola, ¿que no te acaba de convencer el brócoli? Bueno, si quieres que te diga la verdad a mi, de principio, tampoco. Pero claro, ya sabes lo que digo, hay que comer de todo y a ser posible que nos divirtamos cocinando y que disfrutemos de lo cocinado.

Por eso os voy a poner una receta, sana y saludable que nos soluciona un primer plato o un acompañamiento y en la que el brócoli queda de rechupete.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 4 boniatos no demasiado grandes
  • 300 g de brócoli cortado en ramitas pequeñas
  • 150 g de queso cheddar rallado
  • sal
  • pimienta negra

PREPARACIÓN.

Empezaremos calentando el horno a 200 ºC.

Mientras se calienta limpiaremos bien los boniatos y los secaremos bien.

Los pinchamos y los ponemos en la parrilla del horno, 1 h 30 min, hasta que estén tiernos.

Esta es una opción, otra manera más rápida (y casi tan efectiva) es ponerlos en un recipiente adecuado y hacerlos al microondas durante unos 15-20 minutos. (Ojo hay que ir controlando que no se sequen).

Mientras se hacen los boniatos,herviremos al vapor el brócoli, 4 min. Supongo que no es necesario que o explique cómo hacer el brócoli al vapor, aunque si no sabéis cómo hacerlo me lo comentáis y os explico. Únicamente daros un consejo, en vez de poner agua a hervir podéis poner caldo con especias que le dará un toque especial al brócoli. 

Cuando los boniatos estén a punto, los cortaremos por la mitad, a lo largo.

Aplastaremos ligeramente la pulpa del boniato con un tenedor.

Cubriremos cada mitad del boniato con el brócoli, y terminaremos espolvoreando con queso rallado, por ejemplo chedar, o parmesano.

Salpimentaremos un poco y…A disfrutar!!

ensalada de col americana (coleslaw)

La ensalada coleslaw es la típica ensalada americana de col, zanahoria y manzana. Una combinación refrescante que puedes servir de guarnición en barbacoas o como plato principal.

La preparación es súper sencilla y es una manera de servir la col que queda de rechupete. Ya sabemos que la col a veces no entra bien a la mesa pero de esta manera quedará fantástica.

Podríamos decir que es una de las mejores ensaladas para acompañar una carne asada, una hamburguesa, unas costillas a la BBQ, por eso os voy a explicar cómo hacerla.

INGREDIENTES

  • Col blanca (media)
  • 2 Zanahoria
  • 1 Manzanas
  • 2 cucharadas de Mayonesa ( a ser posible casera)
  • 4 cucharadas de Crema agria ( en su defecto nata)
  • Mostaza de Dijon
  • Vinagre
  • Cebolla (opcional)

PREPARACIÓN:

Cortaremos la col en rodajas muy finas. Os recomiendo hacerlo con mandolina, si no tuvierais pues con cuchillo bien afilado y paciencia.

Necesitaremos un corte en juliana muy fino, casi en hilos.

Pondremos la col en un bol y hacemos la misma operación con las zanahorias y con la manzana.

Mezclaremos bien los tres ingredientes para que se distribuyan de forma homogénea.

Si quisiéramos añadir cebolla la cortamos de la misma manera y la mezclamos con el resto de alimentos, pero, en principio, la receta original no lleva.

Ahora viene la gracia de la receta, que es la salsa.

Para hacerla, mezclaremos 4 cucharadas de creme fraiche (podemos utilizar también nata) con 2 cucharadas soperas de mayonesa y 2 cucharaditas de postre de mostaza. Añadimos vinagre, una cucharada) más o menos y removemos con unas varillas hasta obtener una crema homogénea.

Aliñamos bien la ensalada con esta salsa y la dejamos en la nevera unas dos horas antes de servir.

Al hacerlo, hemos de tener en cuenta retirar el líquido que hubiera dejado la col y ya se puede servir y, como siempre, ya sabéis…A disfrutar

Risotto de berenjenas

El Risotto es uno de los platos que siempre triunfa en casa.

Ya os he puesto varios platos de arroz. Algunos llamados risottos otros simplemente arroces, pero de cualquier manera, todos deliciosos; como por ejemplo:

El arroz de montaña, o el más famoso, el risotto de boletus. U otros más sofisticados como el arroz con bogavante.

Algunos con arroz, e incluso algunos sin él como el Risotto de quinoa y mango

En cualquier caso son platos que suelen gustar a todo el mundo, pero hoy os pongo otra receta que últimamente está triunfando en el «mundo de los Risottos»

Se trata del Risotto de berenjena.

INGREDIENTES

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 400 g de arroz bomba
  • 1.200 ml de caldo de pollo, a ser posible casero
  • 150 g de queso tipo Mahón o Parmegiano o gouda viejo
  • 120 g de mantequilla
  • 3 berenjenas
  • 1 cebolla de Figueres (roja)
  • 1 cebolleta
  • 1 limón
  • Un chorro de vino rancio
  • sal
  • perejil
  • pimienta blanca

PREPARACIÓN

Limpiaremos el arroz y lo dejaremos sumergido en agua.

Cortaremos la cebolla en brunoise (pequeñita)

Pondremos la cebolla en una cazuela y la haremos sudar a fuego bajo.

Cambiaremos el agua del arroz para continuarlo lavando.

Ahora cortaremos la cebolla tierna en rodajas finas.

Cuando la cebolla empiece a quedar transparente, añadiremos la cebolla tierna para que también sude.

Mientras se va haciendo la cebolla, cortaremos las berenjenas en cuadraditos muy pequeñitos y para evitar su oxidación las dejaremos sumergidas en un bol con agua, hielo, sal y un poco de zumo de limón.

Calentaremos en un bote los 1,2 l de caldo de pollo.

Sacaremos las berenjenas del agua y las añadiremos a la cazuela donde tenemos ya doradas las cebollas y las pasaremos para que también se doren.

Mientras se dora la berenjena, rallamos unos 150 g del queso que hayamos elegido y los reservamos. Y reservamos unos 50 g del queso para usarlo más tarde.

Cuando ya veamos que todo coge buen color, Añadiremos el arroz a la cazuela una vez escurrido

Añadimos una pizca de sal y pimienta blanca subimos el fuego durante 2 minutos y vamos removiendo para perlar el arroz.

Añadiremos a l cazuela un chorro de vino rancio y dejaremos que se evapore el alcohol.

Cuando tengamos evaporado el alcohol, vertemos en la cazuela el caldo ya caliente.

Removemos y dejamos que hierva a fuego suave. Lo seguiremos removiendo de vez en cuando para que el arroz vaya soltando el almidon

Un poco antes de acabar la cocción, añadiremos el queso rallado removiendo suavemente con movimientos de envoltura para que se vaya integrando.

Trad unos 15 minutos aproximadamente apagamos el fuego y retiramos la cazuela.

Tapamos el arroz con un paño y lo dejamos reposar unos 2 minutos.

Sacaremos el paño y añadimos 120 g de mantequilla en trocitos mientras continuamos removiendo hasta que se integre y se deshaga.

Serviremos poniendo un poco de perejil picado y el resto del queso rayado que habíamos reservado.

Y ya solo quedará sentarnos a la mesa y….A disfrutar!!

“Fingers” de Heura® con Humus

Heura es uno de los productos estrella en el mercado dirigido a los veganos y vegetarianos. Se trata de un preparado de proteínas vegetales, que tiene como base fundamental la soja y que comercializa la empresa catalana ‘Foods for tomorrow’. Según explican desde esta start up, se trata de un ingrediente que aporta hierro y fibra y cuyo sabor es similiar al del pollo.

Es un producto elaborado con agua, concentrado de soja, aceite de oliva, sal, aromatizantes, especias y fortificado con vitamina B12; diríamos que es una especie de «carne vegetal»

Dado el éxito que heura está teniendo en el mercado, se está convirtiendo en uno de los productos gastronómicos de moda. Marina a la perfección con diferentes preparados y, por eso, es ideal para incluirlo en platos de pasta, arroces o ensaladas.

Pero yo como equivale a carne de pollo vegetal, la voy a utilizar como si de carne de pollo se tratara.

INGREDIENTES

  • 1 estuche de Heura®
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de pimentón (puede ser picante)
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1 cucharada de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el Hummus:

  • 250 g de garbanzos cocidos
  • 1 ajo pelado
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de comino
  • 1 cucharada de tahina
  • aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Podemos hacer diferentes tipos de hummus, por ejemplo hummus de remolacha que le da un colorido especial o el de brócoli, también muy sano, o podemos hacer el clásico.

Para hacerlo, lavaremos los garbanzos y los trituraremos con el ajo pelado, el zumo de limón, el tahini y el comino. Mezclaremos y salpimentaremos hasta obtener una masa cremosa y fina , añadiendo si fuera necesario un poco de agua de los garbanzos.

PREPARACIÓN

Pondremos la Heura® sobre una bandeja y la espolvorearemos con el diente de ajo bien picado, una cucharada de aceite de oliva, el comino y el pimentón. Mezclaremos todo muy bien y reservaremos durante al menos 30 minutos, para que vaya absorbiendo el adobo.

Mientras tanto, podemos ir preparando el humus.

Pondremos el humus en un cuenco y reservaremos.

Mezclaremos en un plato hondo, la cucharada de harina con un poco de agua, tiene que quedar con la misma consistencia del huevo batido.

Colocaremos en otro plato el pan rallado.

Pasaremos la Heura®, reservada anteriormente, por la mezcla de harina y agua y después por el pan rallado.

Pondremos una sartén al fuego con suficiente aceite y freíremos la Heura® rebozada hasta que esté dorada.

Y ya estaría! Servimos los «fingers» junto al humus y…A disfrutar!!

Calabacines hasselback con queso y bacon

Hoy os voy a explicar un forma diferente de preparar el calabacín, lo haremos al horno de una manera muy sencilla, al estilo «hasselback».

El estilo de corte Hasselback tienen su origen en Suecia. Y habitualmente se usa en las patatas. Consiste en hacer cortes a lo ancho de la patata o del alimento que usemos, sin llegar a partirla del todo, para introducir distintos ingredientes entra las rodajas.

Por lo tanto hemos de decir que esta receta y similares se suele hacer con patata, pero con otras verduras como los calabacines también queda genial.

En este caso hemos puesto un poco de queso y bacon pero podemos prepararlos con cualquier otro relleno que nos apetezca.

INGREDIENTES:

Para 4 raciones

  • 2 calabacines grandes o 4 pequeños
  • 50gr de bacon
  • 100gr de queso rallado,
  • 25gr de mantequilla
  • Ajo picado o en polvo
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Empezaremos cortando los calabacines al estilo Hasselback. Les quitaremos las puntas y, si son muy grandes los partiremos por la mitad.

Para ello, los cortaremos a rodajas sin llegar a al final. Para evitar cortar demasiado y partir el calabacín utilizaremos un par de palos de brochetas, o unos palillos chinos que colocaremos a cada lado del calabacín.

Pondremos los calabacines en una bandeja de horno.

Fundiremos la mantequilla y le añadiremos el ajo, la sal y pimienta.

Verteremos esta mezcla sobre los calabacines intentando que tambien llegue dentro de los cortes, podemos ayudarnos de un pincel.

Hornearemos los calabacines durante unos 35 minutos a 200ºC

Mientras se hornean, pondremos el bacon en una sartén a fuego medio sin nada de aceite hasta que este dorado y crujiente

Sacaremos los calabacines cuando haya trascurrido el tiempo y repartiremos el bacon por encima y entre los cortes.

Espolvorearemos con el queso rallado y lo meteremos de nuevo al horno unos 5-10 minutos más hasta que el queso se funda, podemos ayudarnos del gratinador.

Y ya solo nos quedará servirlos y…A disfrutar!!