Ensalada de couscous y sandía

Anteriormente os he puesto una receta de sandía pero como he comprado bastante, ahora os voy a poner otra. Por cierto, antes de comprar sandía, os voy a dar algunos consejos  

La mejor época para comprar la sandía es en verano, que es cuando alcanza su máximo punto de madurez.  En este momento, tiene la pulpa de color rojo intenso y al golpearla, emite un sonido hueco. En cualquier otra época seguramente sea de algún lugar lejano. 

A la hora de comprar sandías, conviene fijarse en su carne que debe estar firme y jugosa. Si solo se puede observar la sandía sin abrir hay que fijarse en la parte inferior, donde un color amarillo pálido indica que está madura y sabrosa, mientras que la presencia de una mancha blanca o verdosa señala que fue recogida antes de tiempo y resultará insípida. La presencia de un tallo arrugado también indica que está madura.

Por cierto,  además de ser un perfecto diurético, la sandía es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que son muy beneficiosos para nuestro corazón y para evitar la aparición de enfermedades

Bueno, pues vamos a ver cómo se prepara la ensalada de sandía y couscous, ya veréis que se trata de un plato saludable, refrescante y apto para vegetarianos y veganos.

INGREDIENTES (4 personas):

  • 100 g de cuscús
  • 300 g de sandía
  • 60 g de hojas de rúcula
  • 40 g de pasas
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de manzana 
  • sal y pimienta

PREPARACIÓN 

 Para empezar, pondremos las pasas en remojo en un bol con agua mineral. 

Mientras tanto, prepararemos el couscous. Preparar el couscous es muy fácil simplemente tendremos que calentar la misma cantidad de couscous pero de agua con una pizca de sal.  Cuando el agua empiece a hervir, viértela sobre el cuscús. Tapa el bol con film de cocina y deja que el cuscús absorba toda el agua. Ya ves qué fácil!.

Ahora, iremos montando la ensalada. Pondremos en un bol la rúcula, que previamente habremos cortado para hacer más fácil comerla. Cortaremos la sandía, después de quitarle la piel, en trocitos pequeños, tamaño mordisco. Y los pondremos también en el bol. 

Escurriremos las pasas y también las pondremos en el bol. Y, por último, desmenuzaremos el couscous y lo pondremos también en el bol. 


Ahora solo nos quedará aliñar la ensalada con aceite, vinagre, sal y pimienta. Y si queréis la podéis emplatar individualmente. 

Y una vez hecho eso, ya solo tenéis que sentaros a la mesa con este fresquito plato, a disfrutar!!

Gazpacho de sandia


Con la que está cayendo, esta ola de calor que no se está deshidratando a todos, que mejor que prepararnos un fresco y buen gazpacho. Ya os he propuesto otros tipos de gazpacho, como el gazpacho de fresas. Pero en esta ocasión vamos a darle un toque más fresco si cabe, vamos a añadirle sandía. 

INGREDIENTES (para 4)

  • 1 kg de tomates maduros (yo suelo mezclar diferentes tipos de tomates)
  • ½ pimiento verde 
  • 1 Buena porción de sandía
  • 1/2 cebolla tierna
  • ¼ diente de ajo 
  • Unos 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 sal
  •  Unas hojas de menta fresca (opcional)
  • agua fría o cubitos de hielo 

Primero podemos pelar los tomates si no queréis que haya pieles. Yo tengo una batidora con filtro  y no me hace falta pero si no, siempre lo podéis colar con un colador, como os vaya mejor. En cualquier caso, que los tomates estén lavados

Introduciremos los tomates cortados en la batidora. A continuación, lavamos el pimiento y le quitamos las semillas lo troceamos y también lo metemos en la batidora 

Cogemos el trozo de sandía le quitamos la piel y las semillas y también la troceamos y lo metemos en la batidora 

Seguiremos troceando, ahora la cebolla, que también meteremos en la batidora y a continuación el ajo, acordaros de quitarle el interior para que no pique. Podéis poner un poquito de menta fresca que le dará un toque aromático, pero esto es opcional

Ponemos en marcha la batidora e iremos echando el aceite y el vinagre a medida que vamos batiendo 

Echaremos el agua fría o los cubitos y seguiremos triturando, si vuestra picadora no es especialmente potente, mejor poner agua. 

Ahora solo quedan a probar y rectificar de sal o vinagre. 

 Y ya está! Ya tenemos un buenísimo y refrescante gazpacho ahora solo queda servirlo, y a disfrutar!!

Ensalada de melva y queso fresco de cabra


La veía en la estantería pero no la había utilizado todavía en mis recetas, me estoy refiriendo a la Melva. 

La melva pertenece a la familia de los Scombridae, como el atún, el bonito o la caballa entre otros. Como todos los pescados azules la melva es un alimento muy saludable y de elevado valor nutricional, ideal para mantener una dieta sana y equilibrada, típicamente mediterránea. También es muy recomendable para mujeres embarazadas y para la alimentación infantil.

la melva  es una excelente fuente de proteínas y de minerales como el magnesio, el fósforo, el hierro y el yodo, y vitaminas del grupo B, A y D. Se encuentra entre los pescados que poseen entre un 5 y un 10% de grasa, es rico en ácidos grasos omega-3 que previenen las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Pues eso, que con un producto como este seguro, que sale un magnífico plato. Y ahora que ya estamos en verano, apetitoso y fresco

INGREDIENTES (para 2)

  • Ensalada tipo mezclum o similar
  • Queso fresco de cabra (si no tienes de de cabra puedes utilizar algún otro fresco) 
  • Una lata de Melva en aceite de oliva
  • Reducción de vinagre balsámico de Módena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Pondremos los diferentes tipos de ensalada en un bol y los cortaremos para que queden más pequeños que sean más fáciles de comer. Cortaremos también el queso en trocitos. Y claro, solo falta trocear también la Melva. 

Pues, cuando ya tengamos todo troceado lo ponemos en un bol y lo mezclamos. Una vez mezclado lo aliñaremos con sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra   (podemos utilizar el aceite que llevaba la conserva de Melva) y reducción de vinagre de Módena. 

Y ahora, solo nos queda emplatar y servir y como siempre, a disfrutar!!

Puerros asados con salsa romesco, o falsa calçotada

Uno de los platos típicos de Cataluña son los calçots, ya os explicaré en otro momento como hacerlos. Pero os adelanto que son  una variedad de una cebolla blanca (Allium Cepa L.) que se cultiva de una manera muy especial para que sea alargada, y que resulta ser uno de los platos típicos por excelencia de la gastronomía catalana.


Lo habitual a la hora de comer caçots es hacerlo en familia o en reuniones de amigos alrededor de unas buenas brasas. 

El “problema” es que los calçots se consumen desde noviembre hasta mediados de abril , así que como me apetecían mucho decidí que tendría que buscar un sustituto. Y de ahí salió este plato. 

Además ha quedado un plato muy saludable y bueno. 
INGREDIENTES:

  •  puerros tirando a grandes 
  •  salsa Romesco
  •  sal 
  • aceite de oliva virgen extra
  • un vaso de agua

PREPARACIÓN :

lo primero que tendremos que hacer es limpiar muy bien los puerros. Les quitaremos la raíz, la parte verde y dejaremos solo el centro blanco. Además  los pelaremos quitándoles un par de capas. Para asegurarnos que queden bien limpios de tierra. Los pasaremos luego por debajo del grifo y los limpiaremos bien con agua. 

Precalentamos el horno a 180º 

Ahora pondremos los puerros en una bandeja de horno. Yo acostumbro a cortarlos por la mitad para que queden mejor. Les pondremos un poco de sal por encima y los rociaremos con aceite de oliva virgen extra y luego tiraremos en la bandeja el vaso de agua con lo que conseguiremos que no se resequen. 
Horneamos los puerros durante  unos 15 minutos por cada lado o hasta que estén ligeramente dorados, pero jugosos, no queremos que se tuesten y se resequen sino no sabrían a nada.

Ahora solo tendremos que sacarlos del horno y servirlos bien calientes acompañados de una buena salsa romesco. 
En cuanto a la salsa romesco hay una gran disparidad de caracteres porque cada persona con la que hablado hace la suya con sus particularidades. 

A mi, una de las salsas que más me gusta es la que hace mi amiga Lola. En cuanto me pase la receta os la digo, pero para salir del paso podéis utilizar alguna salsa romesco ya preparada en conserva que la verdad también da muy buen resultado. 

Y ahora, aunque fuera de temporada, a disfrutar!!

Revuelto de espárragos y bacón


Ya os he puesto en alguna ocasión alguna receta de revoltillo, como la que puse en otoño en temporada de trompetas de la muerte.  

Pero hoy os voy a poner otra que también está muy buena, es el típico revuelto de huevo y espárragos pero con un toquecito que lo hace muy interesante. 

INGTEDIENTES (para 2)

  • 3 huevos
  • Unos 9 espárragos verdes
  • 100 grs. de panceta (bacon)
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 diente de ajo
  • aceite
  • sal
  • agua

PREPARACIÓN:

Coceremos los espárragos limpios y pelados en agua con sal durante 15 minutos aproximadamente. (recordad que para obtener la parte más sabrosa del espárrago hay que doblarlos hasta que hagan crack y quedarse con la parte de la punta, el resto lo podemos utilizar para hacer una crema). 

Una vez cocidos los escurriremos y trocearemos.  También trocearemos muy pequeñito la cebolleta y el ajo

En una sartén con aceite, pocharemos la cebolleta, y los ajos picados con un poco de sal. A continuación, agregamos el bacón en dados y lo freímos todo.  

Añadiremos los espárragos, y los saltearemos. Ahora tenemos que poner los huevos, podemos batirlos antes o echarlos directamente e ir batiendo encima de la sartén. Dependiendo de cómo lo hagamos, nos quedará más amarillo o menos. Nos vamos mezclando todo bien hasta que cuaje.

Ya tenemos preparado nuestro revuelto de espárragos verdes y bacón. Los emplatamos y, a disfrutar!!

“Espaguetis” de calabacín a la Carbonara

Ya os he puesto alguna otra receta de “falsos espaguetis” hechos con calabacin, como por ejemplo los espagueti con gambas y pesto de aguacate o con Pesto “tradicional”. Pero puestos a hacer “pasta” que mejor que hacer una salsa Carbonara. Esta combinación os quedará perfecta y no notareis que no es pasta de veras. 

De paso, advierto que esta Carbonara no lleva crema de leche solo huevo

 
INGREDIENTES (para 2)

  • 3 calabacines pelados o espiralizados (en alguna otra receta ya os expliqué cómo)
  • 4 tiras de tocino (bacón) cortado en tiritas pequeñas 
  • 2 huevos batidos
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 1 diente de ajo cortado pequeñito 
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de nuez moscada
  • Queso Parmesano rallado (opcional)

PREPARACION

Calentaremos una sartén grande y añadiremos el tocino y lo freíremos hasta que esté crujiente por todas partes. (si queréis podéis poner un poco de aceite pero yo normalmente lo frío con su propia grasa para no añadir más grasa a la elaboración)
Bajaremos el fuego y agregaremos el ajo picadito. Si veis que la sartén está muy seca podéis añadir un poquito de aceite para dorar el ajo  y cocinaremos por un par de minutos.

Ahora añadiremos el calabacin que previamente teníamos preparado en forma de espagueti, un poco de sal y pimienta, y removeremos para que se impregne bien.

Cocinaremos un minuto más o menos (interesa que el calabacin quede “al dente” y luego agregaremos los 2 huevos batidos.

Lo iremos revolviendo hasta que el calabacín esté bien cubierto y el huevo empiece a espesar (ojo que no se cuaje demasiado, máximo  un minuto o 1 y 1/2 ,  queremos una tortilla) 

Lo sacamos del fuego y lo servimos al plato, podemos ponerle un poco de nuez moscada y un poco de parmesano por encima y ya tenemos nuestros “espaguetis” a la Carbonara sanos y paleo

Cogeremos el tenedor, enrollaremos y, a disfrutar!!

AGUACATE CON GAMBAS  Y TOPPING DE ARANDANOS Y MANGO

He estado de vacaciones esta Pascua y os he tenido un poco olvidados pero ya he vuelto con muchas ideas para nuevas recetas.  Empezaremos con un plato rápido  y fácil, 

INGREDIENTES (para 2)

  • Una taza de gambas o camarones  crudos grandes, pelados y desvenados
  • 1/4 cucharada de paprika picante
  • 1/4 cucharada de paprika ( a ser posible ahumada)
  • 1/4 cucharada de ajo picado
  • ½ cucharada de orégano seco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva,
  • 2 aguacates grande, partido por la mitad y sin hueso
  • Topping  de arándanos  y mango  u otra salsa de fruta para servir

PREPARACIÓN  

Primeramente enjuagaremos bien las gambas o los camarones y los secaremos con papel absorbente. Una vez los tengamos secos los pasaremos a un tazón mediano.

En el mismo tazón agregaremos las paprikas, el ajo, el orégano y 1 cucharada de aceite y lo mezclaremos todo para que las gambas queden bien impregnadas 

Calentaremos el aceite restante( más o menos 1 cucharada) en una sartén antiadherente a fuego medio alto. Añadiremos Las gambas y todo el contenido del tazón e iremos removiendo. Saltearemos unos tres o cuatro minutos hasta que las gambas queden cocidas. 

Si no teníamos cortados los aguacates los cortaremos por la mitad y les quitaremos el hueso y con una cuchara los vaciaremos para dejar un cuenco hecho con la piel. Trocearemos la “carne”  del aguacate Y mezclaremos con las gambas para luego volver a a rellenar el cuenco de aguacate


Rociaremos los aguacates con la salsita que haya quedado de freír las gambas y antes de servir cubriremos con el Topping de mango y arándanos

Y ya solo nos queda disfrutar!!