Licuado de naranja, kiwi y pera

Hola, habitualmente os suelo poner platos, aunque alguna vez os pongo zumos o batidos. Pues ahora en verano es cuando mejor sientan los zumos de frutas frescas, por lo que os voy a pasar algunos que, aparte de ser muy sanos, refrescarán y darán energía.

Alguno de los que ya os he puesto son:

El refresco de sandía o la limonada húngara.

Aunque, estos dos básicamente son refrescos. Sin embargo la receta de este licuado, por su consistencia, la podemos utilizar como desayuno o merienda. De momento os paso este, pero en breve os pasaré más

Además, la combinación de estas tres frutas, nos irá bien si tenemos algún problema de hipertensión.

INGREDIENTES

  • Una naranja
  • Un kiwi
  • Medio vaso de agua
  • Una pera mediana
  • Una hoja de menta (opcional)
  • PREPARACIÓN
  • Lo primero que haremos, será obtener el zumo de la naranja. Una vez lo tengamos lo introduciremos en la licuadora. Si no tenéis licuadora siempre podéis utilizar una batidora tipo americano, a ser posible con filtro, si no queréis demasiada pulpa.

    Añadiremos a la licuadora la pera cortada a trozos y sin el rabo ni las semillas. Pelaremos el kiwi y lo trocearemos y también lo meteremos en la batidora. Por último, añadiremos el agua fría. Y solo nos quedará batirlo bien. Si no tenéis filtro, servirlo a través de un colador. Añadimos las hojas de menta fresca y … A disfrutar!!

    Anuncios

    Como elegir la leche vegetal – sin lactosa y vegana

    Hola, he leído este blog de aventurasenlacocina y me ha parecido muy interesante, os lo adjunto por si queréis saber sobre el tema

    Como elegir a la leche vegetal – sin lactosa y vegana

    https://aventurasencocinablog.wordpress.com/2018/06/15/como-elegir-a-la-leche-vegetal-sin-lactosa-y-vegana/
    — Leer en aventurasencocinablog.wordpress.com/2018/06/15/como-elegir-a-la-leche-vegetal-sin-lactosa-y-vegana/

    Brochetas de boniato glaseado con mandarina y miel

     

    Hola, hoy os pongo esta receta con Boniato ya que estamos en otoño y es uno de los ingredientes que hemos de aprovechar en esta temporada. En concreto, esta entrada se la dedico a Judith que me ha dicho que le encantan los Boniatos. Pues mira Judith hay va lo que te prometí!

    Boniatos hay muchas maneras de hacerlos, concretamente yo ya os he puesto alguna otra en este blog.  La crema de Boniato que os puse hace unos días. Qué curioso, había otra receta de boniato que también estaba dedicada concretamente se la dediqué a Carmen y era el Boniato asado con salsa de yogur

    Bueno, pues aquí os va otra receta que también está buenísima y es una forma diferente de comer Boniatos

    INGREDIENTES: para 2-3 personas

    • 1 boniato alargado con una forma regular (irá mejor para cortar)
    • 1 cucharadita de gomasio (opcional),
    • 1 mandarina, 
    • 1 pizca de canela molida, 
    • 2 cucharadas de miel, 
    • 1 cucharadita de salsa de soja,
    • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 
    • 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire, 
    • 1/4 cucharadita de vinagre de Jerez, 
    • pimienta negra y sal. 


    PREPARACIÓN:
    Bien, pues veamos cómo hacer brochetas de boniato glaseado con mandarina y miel

    Pelaremos el boniato y lo cortaremos en rodajas del grosor de no más de un dedo, aproximadamente del mismo tamaño. Pero cuidado que si las hacemos muy estrechas no nos irán bien.  

    Colocaremos en un recipiente apto para el microondas (yo utilizo el Lekue) y cocinaremos unos 4-5 minutos, hasta que se puedan atravesar con un palillo pero sigan firmes.


    Dejaremos enfriar mientras preparamos el marinado. 

    Rallaremos un poco de la piel lavada de la mandarina en un cuenco, y exprimiremos por encima el zumo de la propia mandarina.  

    Añadiremos el gomasio (si no tenemos podemos sunstituirlo por unas semillas de sésamo machacadas), la canela, la miel, la salsa de soja, el aceite de oliva, la salsa Worcestershire y el vinagre.

    Batiremos bien para que emulsione y lo añadiremos a los boniatos, mezclando para que se impregnen y lo dejaremos un rato macerando
    Podemos utilizar brochetas de madera o utilizar metálicas, si las utilizáis de madera mojarlas antes para que no se quemen. 

    Ensartar las piezas de boniato en las brochetas, escurriendo el marinado y reservándolo para utilizarlo luego. 

    Calentaremos a fuego fuerte una plancha y la pintaremos ligeramente con aceite de oliva. 

    Pondremos las brochetas y las cocinaremos por ambos lados hasta que se doren y caramelicen. 


    Pintaremos de vez en cuando con el líquido del marinado que teníamos separado. 

    Antes de servir salpimentaremos un poco

    Y ya solo nos queda, a disfrutar!!

    Gomasio

    Hola, hoy os pongo una receta porque la he utilizado para la siguiente y quería que pudierais hacerlo en casa. Se trata del gomasio, también conocido como sal de sésamo. Este es un condimento que se ha empleado tradicionalmente en recetas japonesas pero que aquí también nos puede ir muy bien. 

    Además de tener una alta calidad nutricional, está muy rico y su preparación es muy sencilla.

    El gomasio, entre otras cosas, tiene cualidades muy buenas, por ejemplo, es un buen aporte complementario de proteínas. 
    Es fácil de digerir. Ayuda a tener una buena circulación sanguínea ya que proporciona al organismo ácidos grasos insaturados cardiosaludables. Es un condimento remineralizante por su concentración de sales, en particular, por el calcio. Ayuda a regular el tránsito intestinal porque aporta fibra, nutriente con funciones laxantes. Ósea, que parece que es interesante de utilizar,¿no?

    Podéis comprarlo en tiendas especializadas pero la preparación en casa es sencilla y rápida.


    Es tán sencillo como coger siete cucharadas de semillas de sésamo y tostarlas en una sartén. 


    Hay que calentar la sartén sin aceite, añadir las semillas y remover de forma constante para que no se quemen. Sabremos cuando están tostadas cuando empiezan a saltar como si fueran palomitas de maíz, o cuando estén marrón oscuro, también podéis coger una semilla y si se “pela” bien también está, ojo que no se quemen. 
    Luego se dejan enfriar  y se mezclan con una cucharada de sal marina.  Por último, se machacan en el mortero. El resultado es el gomasio, que debe guardarse en un frasco hermético. 
    Es un ingrediente muy versátil, que merece la pena añadir, de vez en cuando, a los siguentes platos:
    Ensaladas, en sopas o guisos, en carnes, pescados y mariscos. 

    Pues ya sabéis, lo guardáis en un bote hermético de cristal y cuando lo utilicéis, a disfrutar!!

    Crema de boniato, calabacín y granada,

    Ya llega el frío y con él la temporada de cremitas. Llegar a casa de la calle y abrazarse a un buen bol de crema calentita sienta de maravilla. Y si hacemos cremas en otoño, qué mejor que utilizar productos de temporada, en este caso utilizaremos boniatos y granadas, productos de otoño por excelencia.

    INGREDIENTES:

    • 3 boniatos
    • 1 calabacín
    • 1 puerro
    • 1 cucharadita de jengibre molido
    • ½ cucharadita de canela molida
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Unos dos litros de agua aprox.
    • 1 granada (opcional, pero “obligatoria”)

    PREPARACIÓN ;

    Lo primero que haremos para hacer la Crema de boniato, calabacín y granada será pelar los boniatos y cortarlos en trozos pequeños, el calabacín también lo pelaremos y cortaremos en trozos pequeños y al puerro le quitaremos la parte verde y la primera capa blanca, lo limpiaremos y también lo cortaremos en rodajas.

    Usaremos una olla grande y pondremos un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar suavemente y añadimos las verduras cortadas.

    Lo rehogaremos todo durante unos minutos para que las verduras cojan color y dejen ir el agua.

    Añadiremos las especias, un poco de sal y rehogamos un poco mas.

    A continuación incorporamos el agua, que cubra todo.

    Y dejamos cocinar unos 30 minutos, o hasta que con un palillo, si tocamos un trozo de boniato,este, se deshaga.

    Una vez estén las verduras cocidas iremos sacándolas con un cazo  y poniéndolas en el vaso triturador y a continuación lo trituraremos añadiendo parte del caldo que nos ha quedado para que la crema quede menos espesa.

    A la hora de servir pondremos unos granos de granada, que aunque haya dicho que son opcionales, hacen que la crema pase de ser una crema más o menos normal a tener un punto Gourmet inesperado.

    Y ahora, ya sabéis… cuchara y, a disfrutar!!

    CÓMO RESPIRAR CORRECTAMENTE MIENTRAS HACEMOS DEPORTE

    Hoy, y siguiendo con la regla de que hay que comer bien pero también hay que hacer ejercicio, hablaré sobre un tema al que a veces se le da muy poca importancia pero que en realidad tiene mucha

    Hablo de la respiración, últimamente he estado viendo algún artículo sobre el tema y os dejo un resumen que creo que puede ayudarnos un poco a la hora de hacer ejercicio y no acabar ahogándonos. 

    Muchos deportistas (marchadores, corredores…) principiantes  y otros que no lo son tanto, tienen problemas de respiración (básicamente les falta el aire) mientras hacen deporte. Esto generalmente significa que su ritmo es demasiado rápido. Pero también puede ser debido a que su respiración es ineficiente. En este post intentaré mostraros cómo respirar correctamente mientras entrenamos y por lo tanto mejorar nuestro rendimiento. 

    Respiración abdominal profunda vs respiración pectoral poco profunda 

    La respiración abdominal profunda (o la respiración diafragmática) es mejor para la absorción eficiente de oxígeno que la respiración pectoral poco profunda. La respiración con el pecho sólo utiliza la parte superior de los pulmones. El aire que se respira sólo se queda en los pulmones un corto período de tiempo, evitando así un intercambio completo de aire. Esto reduce la cantidad de oxígeno que podemos adquirir. La mala técnica de respiración es a menudo la razón por la qué la gente sufre del tan temido  flato mientras se entrena.

    por el contrario, la respiración abdominal profunda, es mucho más eficiente: Se utiliza toda la capacidad de los pulmones. El aire que se respira, también se desplaza hacia abajo a la parte inferior de los pulmones y se queda allí por más tiempo. Esto aumenta la adquisición de oxígeno.

    ¿Cómo se puede practicar la respiración abdominal 

    Tumbarse en el suelo o en un sofá y coloca tus manos o un libro ligero sobre tu estómago. Inhala y exhala profundamente y conscientemente. Debes de ser capaz de ver claramente subir el libro cuando se inhala y bajar mientras exhalas. Tienes que centrarte en tratar de exhalar todo el aire de tus pulmones. Con un poco de práctica, la respiración abdominal será automática y la sentirás completamente natural.

    ¿Deberíamos respirar por la nariz o la boca cuando hacemos deporte? 

    En general, el objetivo debe ser el tomar el oxígeno y expulsar dióxido de carbono tan eficientemente como sea posible. Naturalmente, no se puede tomar tanta cantidad de aire por la nariz como a través de la boca. Por lo tanto, tiene sentido que para respirar lo hagamos principalmente a través de la boca. Si bien es cierto que el aire se filtra y se calienta al respirar por la nariz, no es una buena idea privar a tu cuerpo de una forma de lograr la captación máxima de oxígeno cuando el cuerpo está bajo estrés. 

    A medida que la intensidad del ejercicio aumenta verás que no se puede obtener suficiente oxígeno respirando por la nariz.

    Ritmo adecuado de la respiración  

    Para una marcha a baja intensidad, se recomienda un ritmo de respiración de 3: 3 (tres pasos mientras se inhala y tres pasos mientras espira) . Para una mediana intensidad es recomendable, un ritmo de respiración de 2: 2, mientras que un ritmo de respiración de 1: 1 es el mejor para máxima y alta intensidad o si lo necesitamos para el último sprint al final de una carrera.

    Estas recomendaciones  se deben utilizar solamente como una regla de oro, y no se aplican a todos los deportistas. La mejor manera es probar algunos ritmos diferentes  de respiración y encontrar el que te sientas más cómodo. 
    Algunos estudios incluso rechazan la idea de establecer recomendaciones sobre las tasas de respiración. 

    Independientemente del ritmo respiratorio y la intensidad del ejercicio, lo más importante es concentrarse en la respiración abdominal profunda, ser consciente de lo que puede aumentar la cantidad de aire al tiempo que inhalas y exhalas.
    En pocas palabras: 
    Evita la respiración poco profunda en el pecho mientras haces deporte y centrate en la respiración abdominal profunda. Respira tanto por la nariz como por la boca, pero principalmente a través de esta. Prueba vario ritmos diferentes de respiración y elige el que te resulte más cómodo. A menudo, tu mejor ritmo de respiración lo desarrollarás por ti mismo a través del tiempo. Y, por último, recordad que siempre es mejor hacer deporte en un entorno en el que el aire este más limpio, ya que si se trata de coger la máxima cantidad de aire, por lo menos que sea bueno


    Y, como siempre, hacer deporte y disfrutar!!