Boniato asado con salsa de yogurt

Esta receta va dedicada. Normalmente no suelo dedicar la recetas pero el otro día hablaba con Carmen y me dijo que últimamente estaba  comiendo muchos boniatos y que le estaban yendo muy bien para la salud, por lo que he pensado que le puede ir muy bien a ella y a todos. Ya os he explicado en algún otro post como asar los Boniatos. Bien, pues ese es el primer paso. 

INGREDIENTES 

Por persona

  • 1 boniato mediano
  • Un yogur griego (sin azúcar) 
  • 1/2 cebolleta. 
  • Un poco de mantequilla
  • eneldo, cebollino, albahaca
  • Limón
  • Vinagre de manzana
  • sal & pimienta

PREPARACION

Asamos los boniatos en el horno como ya os he explicado (a 220º durante unos 40 mints) 

Picamos la cebolleta muy pequeñita, no, de verdad!! muy pequeñita y la mezclamos con el yogur, a continuación  añadimos las hierbas. Si os falta alguna hierba nos preocupéis. Le ponemos unas gotitas de vinagre y unas gotitas de limón (ojo unas gotitas) una pizca de sal y pimienta y reservamos.

Una vez asados los boniatos, los sacamos del horno y los ponemos en el plato, los cortamos a lo largo y los abrimos un poco (haciendo unos cortes en varios sentidos para que sea más fácil de comer y la salsa se mezcle mejor. Añadimos un poco de  mantequilla cortada en finas lonchas para que se derrita. Cubrimos con la salsa. Si nos sobra salsa podemos ponerla aparte ( al final, aunque esté aparte ya veréis que no sobrará ). 

Veréis que el sabor dulce del boniato combinado con el amargo del yogur crea una combinación espectacular, por lo que solo nos quedará servir y a disfrutar!!

Anuncios

Boniato relleno

Ya os he hablado de que el otoño es época de boniatos y también os he comentado que me gustaba hacerlos al horno y rellenos, pues aquí os voy a hablar un poquito de una manera de comer boniatos   Y, como siempre, divertida, nutritiva y buenísima es una de mis opciones favoritas para un almuerzo o cena rápida.

El secreto está en tener los ingredientes ya preparados y poderlo sacar en el momento que los necesites 

Podríamos decir que esto que os voy a poner a continuación no es una receta, sino que es una forma de preparar un plato basándonos en una plantilla y a partir de ahí ir haciendo las diferentes modificaciones que os vayan bien

Recordaréis lo que os comentaba de mi  secreto, que era abrir la nevera y ver lo que había para hacer ensaladas o pizzas pues también seguiremos la misma opción para rellenar Boniatos ya que, no es tanto una receta estricta, sino que es un método, por lo que no dudéis  en hacer vuestra propia combinación. 

La estructura  de un perfecto boniato relleno se puede dividir en tres capas:

1) La base

Esta es la base del plato. Y no sólo la podemos hacer con Boniato.  Hay otras opciones! Puedes utilizar cualquier tipo de Boniato, batata o similar sea del color que sea. Si quieres hacer una base de lujo trata de asar una pequeña calabaza,para utilizarla como base. Aunque lo más fácil es utilizar el Boniato clásico  sobre todo ahora en otoño

Pues el primer paso será asar los Boniatos 

INGREDIENTES 

  • Unos cuantos Boniatos de tamaño mediano

PREPARACION 

Pre-calienta el horno a 180°C, envuelve los Boniatos  en papel de aluminio mételos en el horno y déjalos unos 40-45 minutos y ya está!

¿Quieres ahorrar tiempo? Asa media docena de boniatos de golpe de esa manera, cuando quieras preparar un Boniato relleno,  sólo tendrás que abrir  la nevera y recalentar.

2) El Relleno

En el relleno es donde tenéis que utilizar vuestra imaginación yo acostumbro a poner cosas que me han sobrado de comidas anteriores por ejemplo carne, verduras. O también podéis cocinar algo especialmente para la ocasión 

Uno de mi rellenos favorito ya os lo he puesto en la receta del Topping de pollo desmenuzado

Pero podéis poner prácticamente lo que queráis, ya os iré dando ideas por ejemplo, otra sería poner Bacon y jamón York con queso, como el de esta foto

O si queréis poner verduras, por ejemplo brócoli, coliflor asada, col rizada salteada, espinacas u otras verduras o, incluso  setas salteadas que también son de temporada 

3) Las coberturas
Aquí es donde las cosas se ponen muy divertidas. Me gusta añadir ingredientes que le dan un toque de sabor, y color o que acaben de completar el plato. Por ejemplo incorporar algo  crujiente que ayude  a compensar la textura suave del Boniato o que cambie el sabor. 

Algunas ideas: tocino crujiente, Salsa chimichurri, mayonesa casera, hierbas frescas picadas,Nueces picadas, rodajas de aguacate, Salsa picante. Como veréis, el infinito!!  Yo en este caso le he puesto dos huevos de codorniz que le dan un poco de suntuosidad y colorido

Ahora que sabéis la fórmula – base, relleno, y coberturas – experimentar y hacer vuestras propias combinaciones sabrosas.

Y en todos los casos disfrutar !!

Jamoncitos de pollo al horno con mostaza a l’ancienne

Cuando yo era pequeño (Y de eso hace mucho tiempo)  cuando mi padre viajaba a Francia traía, entre otras cosas,un tarrito de mostaza antigua que lo disfrutábamos casi como si fuera un tesoro. Aquí no se podía encontrar en las tiendas,  pero, a medida que ha pasado el tiempo ha empezado a utilizarse comúnmente, es más, ahora la mostaza está teniendo un impresionante resurgimiento. Este auge se hace eco de algo que ya ocurre desde hace tiempo en otros países que tienen a la mostaza en su más alta consideración, como Alemania o República Checa y obviamente Francia, cuna de la mostaza moderna, donde incluso tienen una denominación de origen: Dijon.

Pero claro, cuando hablo de mostaza, no me refiero a esa pasta amarilla que sirven en los restaurantes de comida rápida. La verdadera mostaza es un condimento fabuloso. Ahora podemos encontrar infinidad de tipos y combinaciones de mostaza, desde Dijon hasta las que se hacen a base de miel, especias y otras cosas. Podéis ver en la web de Maille que hay una infinidad a cuál más apetitosa y eso que está es solo una marca imaginaros todas!

Bien, pues rememorando viejos tiempos yo he utilizado la mostaza vieja o “à l’ancienne ”, preparada con semillas combinadas molidas a punto medio y preparada con sal, vinagres especiales y una pizca de miel y que según su web “Con su sabor a nuez, semillas de mostaza sus sabores crujientes picantes e intensos nos transporta al corazón de la Borgoña.”

Bueno pues no me enrollo más y vamos a por la receta

INGREDIENTES :

  • jamoncitos de pollo ( unos 3 por comensal)
  • 1 cucharadita  de paprika picante
  • 2 de paprika dulce (en lugar de paprika podéis utilizar pimentón)
  • 1 chorrito vinagre balsámico 
  • 2 cds soperas de miel
  • 1 1/2 cucharadita de mostaza antigua
  • Hierbas provenzales
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta

PREPARACION:

Ponemos el horno a calentar a tope. 

Tomamos un bol y añadimos las dos clases de paprika , la miel, el balsámico, la mostaza, y mezclamos hasta que estén bien mezclados (nos quedará una salsa cremosa)

Salpimentamos los muslitos y los ponemos en una bandeja de horno. Los pintamos con la mezcla del bol para que queden bien impregnados. Ponemos el vino blanco y metemos la bandeja en el horno. Bajamos la temperatura del horno hasta 180 ºC. Lo dejamos unos 15 minutos   y les damos la vuelta a los muslitos y les ponemos las hierbas provenzales. 

Sobre todo, tenemos que vigilar que no se nos ponga la piel demasiado negra, si nos pasara, tapar con papel de aluminio. 

Depende del horno, pero en general, entre 20-25 minutos máximo ya lo tendríamos. 

Ir comprobando que no se seque la salsa y si  veis que tiene poca salsa, añadid un poco de agua (aunque lo normal es que no se seque). 

Luego ya solo tenéis que servirlo, yo aquí lo acompañé con un boniato que corté en láminas y lo puse en la misma bandeja que el pollo para que se fuera haciendo en la misma salsa, pero podéis acompáñelo con cualquier otra cosa y luego, pues ya sabéis…a disfrutar!

Base de pizza paleo (otra)

El otro día os ponía una receta de una base de pizza paleo. Pero paseando por el mercado ahora que estamos en otoño no paro de ver boniatos en todas las paradas de fruta y me he dicho ¿qué tal si hacemos otra base de pizza en la que el producto principal fuera boniato?

Ya sé que me diréis que es mucho más fácil comprar una pizza hecha industrial y que posiblemente esté muy buena o incluso que así  no tienes que calentarte la cabeza pensando. Pero, si te preocupas por tu salud o si prefieres evitar el gluten aquí os dejo una receta para una base para pizza sin gluten que además está riquísima y es super fácil de hacer.

INGREDIENTES (para una base tamaño bandeja de horno):

  • 750 gramos de boniato
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Aceite de coco para engrasar el papel para hornear.

PREPARACIÓN

Pela los boniatos y córtalos a tiras con un pelapatatas, si tienes una buena y trituradora quizás te valga con cortarlos en trozos pequeños, pero tampoco cuesta tanto hacerlos tiras.


Mete las tiras de boniato en el vaso de la batidora junto con la cebolla cortada muy finita. Añade sal y tritura.

En una bandeja de horno coloca el papel para hornear y engrásalo con aceite de coco para que luego la base no se quede pegada.

Extiende en la bandeja todo lo triturado, presiona y hornea a 200 grados durante unos 20 minutos, dependiendo del horno (vigila que no se queme). Y ya tenemos nuestra base de pizza, la sacamos del horno y ya la podemos rellenar.

Para el relleno de la pizza podemos cortar la base en diferentes tamaños dependiendo de cómo queramos servirla. Por ejemplo, podemos hacerla grande

O bien, servirla en porciones pequeñas


Esta, por ejemplo, simplemente lleva unos tomates cortados, con queso de cabra por encima y un poco de oregano, no hace falta más para que quede deliciosa.

Un consejo, en el relleno de la pizza es mejor que no pongáis tomate triturado ya que puede hacer que se ablande la base, es mejor poner ingredientes sólidos.

También queda bien si ponemos tomates,  calabacín, pimientos, cebolla olivas negras y unos huevos de codorniz.

En cualquier caso, rellénala como te apetezca y ya solo queda disfrutar!!

Picadillo canadiense 

He hecho una sabrosa receta pero no sabía cómo llamarla así que, se me ha ocurrido que, como lleva a jarabe de Arce que había comprado en Canadá pues la llamaría canadiense y picadillo por todo lo que lleva. Pues queda así picadillo canadiense. 

Esta es una receta que nos puede servir como desayuno proteíco o como un primer plato. Todo depende de cuando lo quieras hacer. Pero es, desde luego, uno de estos platos que hacemos en otoño ya que empieza la temporada de boniatos. 

INGREDIENTES:

  • Un boniato
  • 1/2 manzana (por ejemplo golden)
  • Una cucharadita de canela
  • Tres o cuatro tiras de tocino
  • Una cucharadita de jarabe de arce
  • Un puñado de espinacas
  • Huevos
  • Aceite de coco
  • Sal y pimienta 

PREPARACION

Primeramente pelamos el boniato y lo cortamos muy fino (yo utilizo la mandolina) y cortamos la media manzana en tacos pequeños 

Mientras tanto podemos poner a freír el tocino en una sartén, cuando esté crujiente lo reservas aparte. En la misma sartén y aprovechando el aceite del tocino (o retirándolo y poniendo otro tipo de aceite, como por ejemplo de coco) ponemos el boniato y lo freímos a fuego medio hasta que se dore. Cuando el boniato comienza a estar dorado, ponemos las manzanas y revolvemos hasta que se ablanden durante unos 4 minutos. Luego le ponemos un poco de canela, sal y el jarabe de arce ( si estáis siguiendo una dieta sin azúcares, podéis omitir el jarabe)

Reservar todo lo de la sartén y una vez vacía poner un poco de aceite y añadir las espinacas, saltearlas un poco y luego mezclarlas con el resto de picadillo.

Mientras se fríe todo, podemos hacer unos huevos poché, aunque si queréis podéis hacerlos fritos o revueltos. 

Luego servís el picadillo poniendo un huevo por encima y, ya sabéis a disfrutar!!