Estofado de pavo

Hola, hoy os propongo un estofado. Normalmente los estofados los solemos hacer con carnes rojas como buey o ternera pero, hoy voy a mostrar una manera de hacerlo con carne de pavo que siempre es un poco más saludable y ligera que la carne roja.

El resultado es muy bueno y gustoso A pesar, de los pocos ingredientes que tenemos que utilizar.

INGREDIENTES (para2)

  • 400 g. Pechuga de pavo
  • 1 Cebolleta
  • 3 Dientes de ajo.
  • 2 Tomates maduros
  • Pimentón dulce o paprika
  • unos 200 ml de Vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Pimienta negra molida y sal

PREPARACIÓN;

Trocearemos la carne del pavo tamaño mordisco, de esta manera se hará mejor y será más fácil de comer (también podéis decir en vuestra carnicería habitual que os lo troceen y que además, le quiten la grasa)

Picaremos los ajos y la cebolla bien pequeño. 

Salpimentamos la carne. 

Calentaremos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela ancha y doraremos la carne. 

Una vez dorada, la retiraremos y reservaremos. 

En la misma cazuela, y aprovechando el aceite y los jugos de la carne, sofreiremos la cebolla unos minutos. 

Cuando coja color añadiremos el ajo picado  y rallaremos encima el tomate, para no desperdiciar los jugos. (podríamos tenerlo picado de antes pero así nos ahorramos un cacharro). 

Añadiremos la paprika y mezclaremos. 

Ahora, cogeremos la carne que teníamos reservada la añadiremos a la cazuela, removiendo bien. 

Cuando esté removido, incorporaremos el vino y dejaremos cocer a fuego suave unos 30-40 minutos, vigilando que no reduzca demasiado (si redujera demasiado podemos añadir un poquito de agua)

 

Sazonaremos un poco más con sal y pimienta al final de la cocción, y  lo acabaremos añadiendo un poco de  perejil fresco picado

Una vez hayamos apagado el fuego, lo dejaremos reposar unos minutos y luego, ya lo podemos servir. Incluso podemos esperarnos al día siguiente para servirlo que estará incluso más bueno. 

En cualquiera de los casos, ya sabéis… a disfrutar!!

Anuncios

Filete de pechuga de pavo en salsa

Hola, hoy os pongo una receta de esas que son super fáciles y rápidas de hacer y que, así y todo, son muy sabrosas. Se trata de filete de pavo en salsa.

Recetas de pavo ya os he puesto en varias ocasiones, quizás las que han tenido más éxito hayan sido:

Los contra muslos de pavo al horno con verduras

O el pavo a la miel con almendras

O con champiñones y manzana

Entre otras.

Los filetes de pavo son una carne muy agradecida, ya que es muy sana y está sabrosa. Además, la carne de pavo contiene proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, B12 y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 6 filetes de pavo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva VE
  • Un poco de mantequilla
  • 2 cebollas pequeñas (de Figueras) picadas
  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de pimentón 
  • 1 cucharada de perejil picado fino
  • Sal y pimienta
  • ½ taza de vino blanco
  • ¼ taza de caldo de verduras

PREPARACION:

Primeramente,  trocearemos la cebolla y el tomate en Juliana, es decir, muy pequeñito y lo tendremos preparado para añadirlo posteriormente

Calentaremos en una sartén  el aceite y la mantequilla a fuego medio. Agregaremos el pavo y cocinaremos unos 3 minutos por lado o hasta que nos quede bien dorado. 
Agregaremos la cebolla cortada y el tomate cortado, el pimentón y el perejil. Sazonaremos con sal y pimienta. 
Removeremos, y a continuación añadiremos el vino blanco, dejando un momento que evapore y luego añadiremos el caldo. Cocinaremos tapado unos 6 minutos, removiendo de vez en cuando
Lo serviremos poniendo el pavo en el plato y un poco de salsa por encima. 

Yo el de la foto lo he acompañado con un poco de couscous que también he aliñado con la misma salsa. 

En cualquier caso ya sabéis… a disfrutar!!

Costillar de cordero con sirope de mandarina y granada

Hoy os presento una receta, en el que el resultado es realmente espectacular y no exagero. En realidad no tiene complicaciones, el secreto es que la carne sea de primera categoría y que dispongamos de una barbacoa.

Aprovechando que ya estamos en otoño, pero que todavía hace buen tiempo para hacer una barbacoa con los amigos, he planteado esta receta en la que aprovechamos que ya es temporada de mandarinas y granadas para darle un toque especial con la salsa. De hecho, si no le pusiéramos la salsa y solamente utilizáramos el marinado también quedaría una receta espectacular. Pero si le añadimos la salsa entonces ya sí que es literalmente, para chuparse los dedos.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 1 costillar de cordero.

PARA EL MARINADO DE LA CARNE

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • l cucharada de ajo picado
  • 1 cucharada de paprika o pimentón
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • l cucharada de pimientas variadas recién molidas

PARA EL SIROPE DE MANDARINA Y GRANADA

  • El zumo de unas 4 o 5 mandarinas
  • El zumo de media granada
  • 2 cucharadas de sirope de arce o en su defecto de miel líquida
  • l cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 1/2 cucharadita de sal gorda.

PREPARACIÓN:

Lo primero que tendremos que hacer, es decirle a nuestra carnicería de confianza (en mi caso Cal Bieló de la Cerdanya) que nos prepare el costillar de cordero. Tal y como se ve en la foto, es decir. las costillas limpias para que quede una parte de hueso al aire.

Ahora prepararemos el marinado mezclando todos los ingredientes especificados en un cuenco. Nos quedará una “salsa‘ rugosa, con la que recubriremos el costillar por ambos lados refregando para que entre por todos los rincones.

Dejaremos marinar de 20 a 30 minutos a temperatura ambiente.

Mientras está marinando, prepararemos el sirope.

Pondremos en una cacerola pequeña los zumos de mandarina y de la granada, el sirope de arce y el vinagre. Lo llevaremos a ebullición y cuando empiece a hervir bajaremos el fuego al mínimo manteniéndolo hirviendo así durante unos 15 o 20 minutos, teniendo en cuenta que hay que reducir el líquido a dos terceras partes de lo que originalmente pusimos pero, hay que cuidar que no se nos queme o se evapore demasiado. Al final de la cocción, rectificaremos de sal.

Mientras cuece el sirope prepararemos una barbacoa. Aquí no os explico nada porque, supongo que el que más o el que menos ya sabrá preparar la barbacoa. Pero, si tenéis alguna duda me lo decís y os explico cómo hacerlo.

Pues, como os decía, prepararemos la barbacoa para una cocción directa a fuego medio (Es decir, las brasas debajo de la carne pero a una distancia intermedia).

Cuando ya tengamos las brasas a punto, pondremos el costillar (siempre hablo del costillar que sería para tres, Naturalmente, tendréis que multiplicarlo dependiendo del número de comensales)

Primero lo pondremos del lado del hueso y aunque es difícil no caer en la tentación, no le deis vueltas, solamente hay que darle una vuelta a mitad de cocción (y este Consejo vale para toda la carne que hagáis en la barbacoa) primero del lado del hueso, y después, del otro lado

(estarán al punto de 15 a 20 minutos), tened cuidado y en caso de llamas (porque cae grasa en las brasas) desplazar momentáneamente la carne al área de cocción indirecta (es decir, no encima de las brasas). Mantener la bbq tapada tanto como sea posible.

Retirar los costillares de la parrilla cuando la temperatura interna alcance 52 °C ( esto, lo podéis comprobar con un termómetro de carne pero si no tenéis, pues a ojo pasado ese tiempo, casi seguro que ya está en el punto)

Dejaremos reposar 5 minutos (la temperatura interna aumentará unos 2 a 3 °C), antes de separar las costillas para servir

Serviremos las costillas, cubiertas de sirope caliente o con el sirope al lado para que cada uno haga lo que más le guste.

En principio, como ya os he dicho, este costillar de cordero está bueno incluso sin la salsa y únicamente con el marinado, pero hagamos un homenaje al otoño ya que en otras temporadas no tendremos ni mandarinas ni granadas y aprovechémonos de que ahora son productos que apetecen.

Y como siempre, y esta vez sí que sí, a disfrutar!!

Rollitos de pollo con jamón

Los rollitos de pollo son un segundo plato muy completo y fácil de preparar en casa. Se pueden rellenar con muchos ingredientes y quedan muy buenos. Por ejemplo, aquí tienes esta otra receta de pechugas rellenas o rellénalos con queso y bacon como en esta otra receta de rollitos rellenos de bacon y queso.

Pero, vamos hablar de estos rollitos rellenos de jamón, lo que es verdaderamente espectacular es la salsa, que siendo tan sencilla como lo parece, el sabor es espectacular

INGREDIENTES: (para 2)

  • Unos 400 gr de pechugas de pollo
  • 1 pastilla caldo de pollo
  • 200 gr de jamón serrano (cortado en taquitos)
  • 1cebolleta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • sal y Pimienta

PREPARACIÓN:

Empezaremos cortando el jamón en dados si no lo teníamos así. Luego filetearemos las pechugas de pollo (aunque recomiendo que os las filetee vuestro carnicero de confianza )

Salpimentaremos las pechugas, pero ojo, con muy poquita sal, que el jamón ya lleva bastante. Rellenaremos las pechugas con el jamón troceado y la cerraremos pinchandolas con un palillo para que se mantengan cerradas.

Picaremos, tanto la cebolla como los dientes de ajo, en trozos muy pequeños y los doraremos en una sartén con un chorro de aceite de oliva hasta que tomen color.

Cuando ya tengamos dorada la cebolla y los ajos pondremos en la sartén los rollitos para que empiecen a hacerse

Iremos controlando los rollitos y girándolos hasta que cojan color, una vez que estén doraditos, añadiremos el vaso de vino, en el que habremos desmenuzado la pastilla de caldo

Iremos removiendo a fuego lento y dejaremos que se evapore el vino.

Seguiremos en el fuego un rato más, hasta que veamos que la carne están tierna y retiremos del fuego

Ahora emplastaremos, podéis quitar el palillo o dejarlo.

De cualquier manera, ya sabéis, a disfrutar!!

Lomo de cerdo con salsa de arándanos

No acostumbro a comer mucho cerdo, no es que tenga nada en contra pero no suelo comprarlo. Pero de vez en cuando sí que lo compro y hoy he comprado unos trozos de lomo y he preparado una receta que os voy a poner a continuación. 

Como el cerdo acostumbra a combinar muy bien con salsas agridulces he pensado que podría acompañalo con una salsa de arándanos y la verdad es que el resultado ha sido muy rico. 

En realidad es un plato muy sencillo pero que queda muy resultón, lo puede servir incluso para una comida de fiesta

INGREDIENTES (para 2) :

  • Unos dos o tres cortes de lomo por persona (unos 350g)
  •  1  Limón
  •  1 Pizca de Sal y pimienta

Y para la Salsa de arándanos

  • 75 Gramos de Arándanos
  • 1 copa de Cava ( puedes utilizar vino blanco)
  • 1 mandarina (o una naranja)
  • 1 cucharadita de jarabe de arce
  • 1 cucharadita de miel

PREPARACIÓN :

Primero empezaremos haciendo la salsa de arándanos 

Si los arándanos no son frescos, pues también se puede hacer con arándanos secos, previamente los habremos dejado en remojo una media hora para que se hidraten. 

Exprimiremos la naranja o la mandarina y echaremos el zumo en un cazo y añadiremos el cava. Agregaremos la parte dulce, es decir la miel y el jarabe de arce y cocinaremos a fuego lento durante unos 20 minutos. La fruta debe quedar suave y totalmente hidratada, la retiraremos del fuego y salpimentaremos y a continuación la pasaremos a la trituradora reservando algunos arándanos para decorar, trituraremos y reservaremos la salsa. , 

Ahora simplemente tendremos que salpimentar la carne y rociarla con el zumo de limón. Luego, en una sartén con aceite echaremos los trozos de carne y los cocinaremos unos minutos por cada lado, hasta que estén dorados.

Finalmente serviremos la carne y la cubriremos con la salsa agridulce.

Y como siempre, a disfrutar!!

POLLO CON HIERBAS Y MIEL

Otra vez enfrentándonos a unas aburridas pechugas de pollo, Y otra vez, viendo la manera de que una simple pechuga de pollo nos divierta el paladar

En esta línea os dejo con la receta de hoy. Es deliciosa y muy sencilla de hacer. Se prepara en un momento pero tendremos que reservar un par de horas antes para macerar el pollo 

INGREDIENTES (para 3)

  • 500 gr. de pechuga de pollo cortadas en filetes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de tomillo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de romero
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de miel

PREPARACIÓN:

Utilizaremos un recipiente en el que quepan las pechugas de pollo sin amontonarse.

Añadiremos aceite de oliva formando una película fina sobre la superficie de la bandeja, no es necesario más.  Añadiremos  la miel y mezclaremos bien con el aceite de oliva.

Iremos añadiendo las especias y volveremos a mezclar bien con la miel y el aceite.

Ahora, pondremos las pechugas sobre la mezcla, y las taparemos  y las pondremos  en la nevera para que macere.

Pasada una hora, les daremos la vuelta y dejaremos macerar por el otro lado.

Calentaremos una plancha a fuego alto y cuando la superficie esté caliente, pondremos el pollo y dejaremos que se haga bien por un lado (ojo que al llevar miel es fácil que se ennegrezca demasiado) 

Cuando la carne va perdiendo su color rosado y ya está bien tostada por un lado le daremos la vuelta para asarlo por el otro lado.

Cuando la segunda cara esté bien tostada, retiraremos la sartén del fuego y la dejaremos en el calor residual de la sartén para que se termine de cocinar bien por dentro.

Ahora solo nos quedará servirlo, acompañado con alguna buena ensalada y a disfrutar!!

.

Contra muslos de pavo al horno con verdura

Una manera súper fácil de preparar los contra muslos de pavo para que os queden jugosos y ricos. La verdad que a veces nos complicamos la vida, pero otras podemos conseguir un plato muy rico con un esfuerzo mínimo. 
INGREDIENTES:(para 3)

  • Tres contra muslos de pavo
  • Dos vasos de agua
  • El zumo de medio limón
  • Una zanahoria
  • Una cebolla
  • Un puerro
  • Dos tomates
  • Dos cucharaditas de curry
  • Una cucharadita de pimentón rojo
  • Sal y  pimienta     

PREPARACIÓN

Primeramente precalentamos el horno a 190 °C

Ahora cortaremos la cebolla, el puerro, y la zanahoria en rodajas y los tomates a trocitos medianos o pequeños. 

Cogeremos una bandeja del horno y pondremos las verduras troceadas, a continuación el agua,el limón, el curry y el pimentón (dulce) podemos también poner un poco de pimienta (1/2 cucharadita máximo a no ser que te encante picante) . Ahora repartiremos las verduras por toda la bandeja y a continuación, pondremos los contra muslos que previamente habremos salpimentado. 

Ahora solo tenemos que cocinarlo 20 minutos por un lado y luego les damos la vuelta y los dejamos otros 20 minutos por el otro. Atención, ir con cuidado porque cada horno es un mundo. 

Y ya solo nos queda emplatar y , a disfrutar!!