POLLO CON HIERBAS Y MIEL

Otra vez enfrentándonos a unas aburridas pechugas de pollo, Y otra vez, viendo la manera de que una simple pechuga de pollo nos divierta el paladar

En esta línea os dejo con la receta de hoy. Es deliciosa y muy sencilla de hacer. Se prepara en un momento pero tendremos que reservar un par de horas antes para macerar el pollo 

INGREDIENTES (para 3)

  • 500 gr. de pechuga de pollo cortadas en filetes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de tomillo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de romero
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de miel

PREPARACIÓN:

Utilizaremos un recipiente en el que quepan las pechugas de pollo sin amontonarse.

Añadiremos aceite de oliva formando una película fina sobre la superficie de la bandeja, no es necesario más.  Añadiremos  la miel y mezclaremos bien con el aceite de oliva.

Iremos añadiendo las especias y volveremos a mezclar bien con la miel y el aceite.

Ahora, pondremos las pechugas sobre la mezcla, y las taparemos  y las pondremos  en la nevera para que macere.

Pasada una hora, les daremos la vuelta y dejaremos macerar por el otro lado.

Calentaremos una plancha a fuego alto y cuando la superficie esté caliente, pondremos el pollo y dejaremos que se haga bien por un lado (ojo que al llevar miel es fácil que se ennegrezca demasiado) 

Cuando la carne va perdiendo su color rosado y ya está bien tostada por un lado le daremos la vuelta para asarlo por el otro lado.

Cuando la segunda cara esté bien tostada, retiraremos la sartén del fuego y la dejaremos en el calor residual de la sartén para que se termine de cocinar bien por dentro.

Ahora solo nos quedará servirlo, acompañado con alguna buena ensalada y a disfrutar!!

.

Contra muslos de pavo al horno con verdura

Una manera súper fácil de preparar los contra muslos de pavo para que os queden jugosos y ricos. La verdad que a veces nos complicamos la vida, pero otras podemos conseguir un plato muy rico con un esfuerzo mínimo. 
INGREDIENTES:(para 3)

  • Tres contra muslos de pavo
  • Dos vasos de agua
  • El zumo de medio limón
  • Una zanahoria
  • Una cebolla
  • Un puerro
  • Dos tomates
  • Dos cucharaditas de curry
  • Una cucharadita de pimentón rojo
  • Sal y  pimienta     

PREPARACIÓN

Primeramente precalentamos el horno a 190 °C

Ahora cortaremos la cebolla, el puerro, y la zanahoria en rodajas y los tomates a trocitos medianos o pequeños. 

Cogeremos una bandeja del horno y pondremos las verduras troceadas, a continuación el agua,el limón, el curry y el pimentón (dulce) podemos también poner un poco de pimienta (1/2 cucharadita máximo a no ser que te encante picante) . Ahora repartiremos las verduras por toda la bandeja y a continuación, pondremos los contra muslos que previamente habremos salpimentado. 

Ahora solo tenemos que cocinarlo 20 minutos por un lado y luego les damos la vuelta y los dejamos otros 20 minutos por el otro. Atención, ir con cuidado porque cada horno es un mundo. 

Y ya solo nos queda emplatar y , a disfrutar!! 

Lomo de cerdo relleno de tortilla y jamón con salsa de almendras

Hola, después del éxito del último lomo relleno he decidido hacer otro, pero este, en vez de hacerlo al horno lo he hecho en cazuela. De cualquier forma el resultado también ha sido espectacular. Esta es una receta de fiesta, no porque sea difícil, que no lo es, sinó porque es laboriosa.  La receta esta la calificaré como no paleo puesto que en la salsa lleva pan pero si no se lo queréis poner ya tenéis una receta paleo. 

Con los ingredientes que os pongo a continuación comimos nueve personas y sobró casi la mitad del lomo pero era Navidad y casi todos estamos hartos de comer. Creo que lo podéis hacer con estas cantidades (siempre depende del tamaño del lomo) y si os sobra congelarlo o si preferís dividid las cantidades por la mitad y lo hacéis más pequeño

Ingredientes 

– 1 lomo de cerdo de 1,5 K abierto (como siempre, insisto que sea de buena calidad, de vuestra carnicería de confianza. Huid de carnes de grandes superficies) 

– Perejil fresco

– 6 huevos

– Jamón York (unos 100gr)

– Jamón serrano (unos 100gr)

– unas 5 rodajas pequeñas de pan

– unas 20 almendras crudas con o sin piel

– 3 cebollas

– 6 dientes de ajo

– 4 tomates maduros

– 1 cda. de harina

– 3 litros de caldo de pollo (a ser posible casero)

– Aceite de oliva

– Pimienta negra molida

– Sal

PREPARACION 

Comprobamos que tenemos una sartén y una cazuela donde quepa el lomo. 

Abrimos el lomo y lo extendemos sobre el mármol. Picamos muy finamente la mitad del ajo y el perejil y lo distribuimos por todo el lomo con sal y pimienta. Lo dejamos macerando unas 2 horas (lo podemos emblistar con film para que sea más cómodo, incluso lo podemos poner en la nevera)

Hacemos una tortilla con los huevos, si queréis y os es más fácil podéis hacer un par con la 1/2 de lo huecos cada una. Entre las dos tienen que cubrir todo el lomo abierto


Ponemos la tortilla sobre el lomo y también unas lonchas de jamón cocido y unas lonchas de jamón serrano cubriendo toda la superficie del lomo


Ahora enrollamos el lomo apretando fuerte y lo atamos bien con cuerda para bridar.


En una sartén con  aceite de oliva , marcamos bien el lomo por todos sus lados. Esto lo hacemos con fuego fuerte para que la carne se selle y conserve los jugos. 

Cuando esté listo ponemos el lomo en una cacerola. Añadimos el caldo de pollo hasta casi  cubrirlo y  comenzamos a calentarlo a fuego medio

En la misma sartén en que hemos marcado el lomo freimos las almendras hasta que estén tostadas y las sacamos y reservamos. Luego en la misma sartén freímos también las rodajas de pan y las sacamos y ponemos sobre papel de cocina para escurrir el aceite. 

Otra vez en la misma sartén ponemos los dientes de ajo picados que quedan y la cebolla picada (no es necesario cortarla demasiado pequeña) y sofreimos hasta que esté bien pochada.

Mientras se pocha la cebolla, rallamos los tomates y los añadimos a la sartén y sofreimos todo unos 5 minutos más añadiendo la sal y pimienta.

Cuando el sofrito esté listo, añadimos una cucharada de harina (para espesar el caldo) y sofreimos un minuto más 

Ponemos todo lo reservado  (el sofrito de cebolla, ajo y tomate con el pan y las almendras y un poco de caldo) en la trituradora y trituramos muy bien y luego añadimos la salsa a la olla con el caldo y removemos bien. 

Cocemos a fuego medio unos 40 o 50 minutos hasta que la salsa espese.

Ya solo nos queda servir el lomo troceado en rodajas con salsa por encima y disfrutar!!

Solomillo de cerdo al Pedro Ximenez


Muchos ya me lo estáis pidiendo, aunque probablemente ya me esté pillando el toro, habrá que ir preparando las recetas navideñas, aunque este plato puedes comerlo durante todo el año, ya que, aunque sólo sea por el olor que desprende esta salsa podemos hacerlo cualquier  domingo o festivo. 

Este es un plato que en cualquier fiesta o reunión familiar triunfareis, ya que por su presencia  seguro que os deja bien en cualquier ocasión especial en la que recibáis invitados.

Y, como siempre, nos preocupéis ya que la receta es fácilisima a pesar del resultado que nos dá!!!. 

El Pedro Ximénez es un vino generoso dulce propio de las regiones vinícolas andaluzas del Marco de Jerez, Montilla-Moriles y Málaga (España). El vino se realiza a partir de pasas de uvas Pedro Ximénez que han sido secadas al sol.

Puedes sustituirle por vino oporto dulce o por cualquier variedad de vino de pasas. 

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 2 solomillos de cerdo  (aproximadamente 250g por persona)
  • 1 cebolla grande 
  •  un vaso de caldo de pollo (A ser posible casero)
  • medio vaso de vino Pedro Ximénez
  • 5 cucharadas de pasas moscatel
  • 1 cucharada de harina 
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta negra

PREPARACION

Ponemos las pasas en remojo en un vaso con agua. 
Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana (pequeñita ) y la ponemos  a fuego medio con aceite en una cacerola o cacharro grande (deben caber después los solomillos y la salsa). Dejamos que se pochen a fuego lento con cuidado de que no se quemen 

Salpimentamos los solomillos de cerdo por los dos lados. 

En otra sartén ponemos aceite y hacemos los solomillos (ya cortados a tamaño ración ) a fuego fuerte para que se doren por todos los lados. (mejor hacerlos de uno en uno o máximo de dos en dos) Cuando estén dorados Los reservamos aparte y dejamos la sartén al fuego.

Cogemos el vino Pedro Ximénez y con mucho cuidado lo vertemos sobre la sartén donde hemos hecho los solomillos. Con una cuchara de palo removemos el vino por la sartén rebañando el fondo para que vaya recogiendo los restos de freír la carne. 

Apagamos el fuego y reservamos  la sartén con el vino. 

A estas alturas, la cebolla debe estar bien pochada. Añadimos a las cebollas una cucharada de harina de trigo y removemos bien (cuidado que no se pegue la harina al fondo) durante unos segundo para que la harina tome color (y no se quede cruda). A continuación volcamos sobre las cebollas el vino Pedro Ximénez de la sartén (habrá cogido toda la esencia de la carne doradita). 

Removemos durante un minuto, añadimos los solomillos y el caldo de pollo caliente. 

Escurrimos las pasas y las añadimos a la salsa. Dejamos a fuego fuerte que hierva la salsa hasta que espese a tu gusto. En una media hora habrá alcanzado una textura cremosa. 

Prueba la salsa y si hace falta rectifica de sal y pimienta. 

Y eso es todo, ya sólo nos queda emplatar y adornarlo con, por ejemplo, unas manzanas hechas al horno cubrirlo con su propia salsa y a disfrutar!! 

lomo de cerdo relleno de fruta

Bueno, al final parece que sí que está llegando la navidad. Por lo menos eso dicen los comerciantes que tienen todas las calles adornadas con luces y árboles de Navidad. Bueno, pues iremos poniendo algún plato para celebrar las fiestas. Como siempre intentaré que sean platos fáciles buenos y sanos 

La receta de hoy consiste en un lomo de cerdo relleno de frutos secos. Como siempre, una de las cosas que tenéis que tener en cuenta es que la carne sea buena. Y más, si lo que queremos es celebrar y quedar bien con nuestros invitados. 

Éste es un plato que nos soluciona no tener que trabajar el día de la fiesta pues lo podemos dejar preparado un día antes además sólo nos pedirá 20 minutos de preparación y unos 40 de cocción 

INGREDIENTES 

  • 1 lomo  de cerdo (de 1,5 k aprox.)
  • 100 g de nueces picadas
  • 100 g de albaricoques secos (orejones), picados
  • 75 g cerezas secas (en su defecto arándanos)
  • 50g de ciruelas secas sin hueso
  •  sal y pimienta negra molida
  • Unas ramas de romero fresco (se puede sustituir por salvia)
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACION

La primera parte de la preparación empieza en la carnicería. Pedir a vuestro carnicero de confianza ( en mi caso es la carniceria Cal Bieló de Bellver de Cerdanya) un lomo de cerdo y que os lo abra para poder rellenarlo y envolverlo en un rollo, para que la carne se vea bonita y en espiral cuando se corta. Si os es más fácil podéis pedir que os lo haga en dos trozos así podréis maniobrar mejor
Precalentar el horno a 190°C. 

Cubrid una bandeja para hornear con papel de aluminio o papel de pergamino .

Poner la carne estirada sobre el mármol, yo la pongo sobre un papel de aluminio. 

En un tazón pequeño, mezclar las nueces (que habremos triturado a mano para dejarlas en trozos pequeños), los albaricoques secos, las cerezas secas y las ciruelas (todas ellas cortadas en trocitos pequeños) y la hierba que hayáis elegido (si ponéis salvia no pongáis mucha que el sabor es muy fuerte).

Con la carne abierta, salpimentar por los dos lados. Ahora, colocamos el relleno en la carne en una sola capa. Manteneros un poco alejados de los bordes para que el relleno no se caiga cuando lo enrollemos .


Comenzaremos a enrollar con el lado más fino  hacia nosotros ya que queremos que la parte más grasa quede por encima. Vamos enrollando la carne cuidadosamente. Colocamos el borde del enrollado  hacia abajo y la grasa hacia arriba. Envolvemos con cordel de carnicero todo el trozo de lomo que quede bastante prieto para que no se abata durante la cocción. Untamos con un poco de aceite por fuera el lomo. 

Asamos el lomo durante aproximadamente 30-40 minutos (mejor que quede un poco más crudo que no que se seque).  Dejar que el asado se enfríe durante unos 10 minutos. Luego, para servir cortamos en rodajas con un cuchillo afilado.

Ahora ya lo podemos poner en el plato, o guardar para cuando vengan los invitados. Si queréis, siempre lo podéis acompañar de una salsa. En la foto principal lo he acompañado con la salsa para carne que os mostraba en una receta anterior utilizando el jugo del propio asado. 

Y bueno, ya solo nos queda sentarnos a la mesa, mejor en buena compañía y a disfrutar!!

Croquetas paleo de pollo con mayonesa de zanahoria 

Esta semana me he pasado y al final he hecho demasiado pollo, bueno pues todo lo que me sobró lo he guardado y ahora por suerte puedo aprovecharlo. Habitualmente cuando sobra pollo se acostumbra a hacer croquetas, pero claro, las croquetas llevan harina y pan y eso son carbohidratos a saco. Bien pues, ¿cómo puedo hacer croquetas que sean paleo? Claro, pues sin harina y sin pan rayado. 

En principio quería poner un poco de mayonesa para acompañarlas pero he pensado que como ya lleva mucho huevo tanto, en lo que es el relleno como en la cobertura, he decidido hacer una mayonesa diferente, en este caso la he preparado de zanahoria. La mayonesa de zanahoria no tienen mucho sabor pero lo justo para darle un poco  de untuosidad y frescor a la croqueta, y además es muy sana. 

INGREDIENTES:

  • pollo, más o menos, una pechuga (Como siempre, podemos aprovechar lo que nos haya sobrado o si queréis hacerlo especialmente para la ocasión) 
  • 150 g de jamón York en lonchas, 
  • 4 huevos, 
  • aceite de oliva, 
  • ajo en polvo, 
  • perejil fresco, 
  • nuez moscada
  • sal y pimienta

PREPARACION. 
Cocemos durante 10 minutos 2 huevos hasta que estén cocidos

Si no tenemos pollo sobrante, ponemos a cocer una pechuga de pollo en agua con un poquito de sal y aceite, en unos 20 minutos la tendremos lista. La dejamos templar y la cortamos en dados. Y si tenemos, pues solo tendremos que cortarlo en dados. 

A continuación introducimos el pollo en la picadora y trituramos hasta que nos quede una textura fina. 

La colocamos en un bol y ahora trituramos parte del jamón york, reservamos unas 3 0 4 lonchas. Mezclamos el jamón triturado con el pollo triturado, ésto nos servirá para dar consistencia a la masa.
Cogemos los huevos cocidos con cuidado de no quemarnos y los cortamos en trocitos pequeños junto a las lonchas de jamón york reservadas, ésto nos servirá como tropezones.

Batimos dos huevos.  Ahora añadimos al bol del pollo y el jamón triturado los trocitos de huevo cocido y jamón, más los huevos batidos, una pizca de ajo en polvo, perejil cortado pequeño y nuez moscada y mezclamos bien todo el conjunto hasta obtener una pasta

Dejamos en el frigorífico una hora para que endurezca. Si vemos que la masa resultante está demasiado suelta añadimos un huevo batido más, pero con 2  suele haber bastante. 

Batimos los otros huevos en un plato

Sacamos de la nevera y  vamos formando bolas con la masa y las rebozamos en el huevo batido, las freímos en aceite muy caliente en tandas de pocas cada vez para no enfriar demasiado el aceite y las vamos sacando dejando que reposen sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. 

Servir junto con mayonesa , en esta ocasión yo he optado por una “mayonesa” de zanahoria .

Normalmente las salsas las pongo en una receta aparte, pero esta como la utilizaré con estas croquetas os la pongo aquí mismo. 

INGREDIENTES 

  • 1 Zanahoria pequeña 
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • Aceite de oliva 
  • Sal y Pimienta 

Preparación

Pelamos, troceamos y hervimos al vapor las zanahorias.  Yo utilizo el Lekue que en 2 minutos al microondas las tengo hechas. 

Mientras cortamos la cebolla en rodajas finas y las salteamos en una sartén con apenas un poco de aceite y un chorrito de agua.

Las dejamos saltear revolviéndolas de vez en cuando hasta que se tornen doradas.

Cuando ya están tiernas las zanahorias y dorada la cebolla colocamos ambas en el vaso de la batidora y si queremos agregamos el diente de ajo picado. Ponemos sal y pimienta a gusto .

Agregamos aceite hasta que llegue a un poco menos de la mitad del contenido y trituramos todo hasta tener la consistencia de una mayonesa.

Servimos las croquetas junto a la mayonesa y a disfrutar!!

Fricandó de ternera

Hola, hay muchos de vosotros que ya estáis empezando a pedirme comidas para las próximas fiestas . Bien, pues no os preocupéis, que iré poniendo unas cuantas para que podáis elegir y quedéis  de fábula con vuestros invitados. Esta receta que os muestro hoy es una receta típica de un día de fiesta catalan. Se trata del fricandó de ternera, un plato tradicional de Cataluña. Al contrario de otros platos tradicionales el origen del fricandó no es campesino sino urbano Y es de los pocos platos tradicionales que utilizan carne de ternera 

Es un plato que no siendo difícil lo que si que requiere es un tiempo de cocinar con cariño. El éxito de este plato, reside en un buen sofrito y carne de primerísima calidad. Siempre se aconseja prepararlo el día anterior, pues como muchos platos con salsa, mejora mucho si se deja reposar y además nos servirá para no estar en la cocina el día de la fiesta

 
INGREDIENTES ( para cuatro personas)

  • 1/2 kilo de carne de ternera, cortada en filetes finos (aleta, contraculata,… pedirle consejo a vuestra carnicera de confianza.), atención, (repito) la base de este plato es que la carne sea de primera
  • 2 tomates maduros, 
  • 1 cebolla, 
  • 1/2 litro de agua, 
  • 1 hoja de laurel, 
  • 1 bolsita (25g.) de carreretas o senderuelas (Marasmius oreades), 
  • 1 copa de vino (yo prefiero tinto), 
  • aceite de oliva, 
  • harina, (la harina que necesitamos es muy poca pero para los estrictamente paleo puedes utilizar  que no sea de trigo)
  • sal y pimienta, 
  • 1 diente de ajo, 
  • un puñadito de almendras tostadas,
  • un puñadito de avellanas tostadas,
  • Una pizca de piñones
  • unas hojitas de perejil fresco.

PREPARACION 
Empezamos poniendo en remojo las senderuelas en un recipiente con agua tibia, el agua mejor que sea buena porque luego la reutilizaremos

Salpimentamos y enharinamos la carne. Hay quien prefiere freír la carne en una sartén diferente a la que va a cocinar pero yo para ahorrar cacharros y porque además me gusta recoger el gustito que deja la carne, utilizo una sola cazuela. Calentamos el aceite de oliva  y freímos ligeramente los filetes, a los que habremos retirado prácticamente toda la harina. Es mejor ir haciéndolos poco a poco y solamente vuelta y vuelta para marcarlos y luego los reservamos.
En la misma cacerola doramos la cebolla cortada muy pequeñita  con un chorrito de aceite, a fuego medio y la dejamos un rato hasta que vaya cogiendo todo lo del fondo de la cacerola. 

Mientras se hace la cebolla rayamos los tomates. Cuando veamos que la cebolla está en su punto añadimos la pulpa del tomate que hemos rayado, cociéndolo todo, removiéndolo, hasta conseguir un sofrito bien confitado. Esto lo haremos siempre a fuego medio bajo. 

Añadimos la carne reservada y mezclamos con el sofrito meneándola para que vaya impregnándose.  
Agregamos el vino y el laurel. Dejamos reducir el alcohol. 

Sacamos las senderuela del agua y las añadimos a la cazuela. Hay quien aquí pone agua yo prefiero poner el agua de las senderuelas porque así dejan más gusto, por eso os comentaba que el agua de las senderuelas fuera buena. Hay que tener cuidado porque puede ser que esté agua tenga arena, así que la pasamos por un colador y la filtramos y ya la podemos añadir a la cazuela 

Cubrimos la carne con el agua, añadimos un poco de sal. Dejamos que cueza todo a fuego lento durante una hora y media, aproximadamente tapando la cazuela. 
Mientras tanto, preparamos la picada: 

La picada es uno de los condimentos habituales e indispensables en la cocina catalana. Sólo hay que recurrir al refranero: “Una bona picada és el tot d’una cuinada” (una buena picada lo es todo al cocinar). El hecho de que pase desapercibida, de que no “se vea” entre los ingredientes de un plato, hace que su papel fundamental no se reconozca como merece, pero su finalidad de espesar un guiso, de ligarlo, de darle gusto y aroma es uno de los puntos básicos que redondean una buena comida. 

La mejor manera de hacer las picadas es siempre utilizando un mortero, lo que permite obtener la textura ideal. Sin embargo, las prisas o la comodidad de la vida moderna hace que cada vez más se utilice una picadora eléctrica para hacerlas. En este caso, hay que procurar que el resultado final no quede demasiado fino, que “se note el grano” de la picada, intentando emular la textura que tendría en el mortero

Pues haremos la picada como mejor nos vaya, con mortero o con trituradora. Trituramos el ajo, las almendras, las avellanas tostadas y el perejil con un poco del agua de cocción. Cuando quede poco para la que la carne esté hecha, añadimos la picada a la cacerola y dejamos cocer durante unos minutos más. Rectificar de sal si es necesario.

Ahora ya podéis servir o guardar para servir al día siguiente en cualquier caso sólo os queda disfrutar!!