Cómo hacer un solomillo o un entrecot a la plancha

Hola he encontrado este post de comememucho que me ha parecido muy interesante, sobre todo porque son los mismos consejos que os he dado alguna vez pero está muy bien explicado. Felicidades!!

Cómo hacer un solomillo o un entrecot a la plancha

Cómo hacer un solomillo o un entrecot a la plancha
— Leer en commememucho.com/2018/10/03/como-hacer-un-solomillo-o-un-entrecot-a-la-plancha/

Anuncios

Filetes de pollo a la bbq con ensalada de mango

Por suerte, aún estamos en temporada de barbacoas. Hay un producto en el que hay que tener cuidado si lo hacemos a la barbacoa, el pollo. Sobre todo con las pechugas que pueden quedar secas. Para que eso no suceda no hay nada mejor que utilizar un buen marinado.

En esta receta os voy dejar un marinado que hará que vuestros filetes de pollo queden tiernos y sabrosos.

INGREDIENTES (4p)

Aparte de 4 filetes de pollo sin piel de unos 180 g

Necesitaremos

PARA LA MARINADA

  • 2 yogures griegos
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • l cucharada de ajo picado
  • l cucharada de jengibre picado
  • 2 cucharaditas de garam masala (mezcla de especias)
  • l cucharadita de pimentón
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • PARA LA ENSALADA DE MANGO
    • 2 mangos maduros,
    • 1/2 cucharadas de aceite
    • 2 cucharadas de hierbabuena picada en fino
    • 2 cucharadas de vinagre de sidra
    • 1/2 cucharadita de azúcar en polvo
    • l pellizco de sal gorda
    • l pellizco de pimienta negra recién molida

    PREPARACIÓN

    Lo primero que haremos será preparar la marinada. Para ello utilizaremos la batidora de vaso para mezclar bien los ingredientes. Si lo necesitamos, podemos añadir, un par de cucharadas de agua.

    Si no tenéis Garam Masala os la podéis hacer fácilmente. Los ingredientes se tuestan y después se muelen juntos. La mezcla más tradicional emplea: Canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo)

    Cogeremos los filetes de pollo y les haremos unos cortes ( Sin llegar a cortarlos) para ampliar la superficie de contacto con la marinada.

    En una fuente, o bandeja, pondremos la marinada y bañaremos en ella los filetes de pollo. Es interesante que los vayamos moviendo bien para que se impregnen de la marinada. Si fuera preciso podemos utilizar un pincel.

    Luego los meteremos en la nevera aproximadamente unas dos horas, dándoles la vuelta de vez en cuando.

    Mientras se marinan podemos ir preparando la ensalada de mango.

    Cortaremos el mango (la mejor forma es cortar de arriba abajo siguiendo la línea del hueso central).

    En principio necesitaremos el mango en trozos relativamente grandes para poder ponerlas en la rejilla de la parrilla y que no se caigan. Podemos pelar el mango ahora o esperar, lo dejo a vuestra elección

    Aceitaremos ligeramente los trozos de mango y los asaremos , unos 2 minutos, Y si no los hemos pelado, con la parte de la piel hacia arriba. Los dejaremos hasta que estén dorados

    Para asarlos, los pondremos, a fuego medio directo, (Eso significa que los pondremos encima de las brasas pero a la suficiente distancia)

    Cuando ya estén dorados, los retiraremos de la parrilla. Los cortaremos en dados y los mezclaremos en una ensaladera con el resto de ingredientes.

    Si tenéis problemas de tiempo, está la podéis dejar preparada con antelación

    Ahora que ya tenemtenemos la ensalada de mango, sacaremos los filetes de pollo de la fuente y tiraremos la marinada.

    Con un papel de cocina limpiaremos la carne para quitar la marinada que haya quedado enganchada, aunque si queda un poquito tampoco pasa nada.

    Los secaremos y aceitaremos un poco y los pondremos a asar. a fuego medio directo de 8 a 12 minutos.

    Los mantendremos tapados el máximo tiempo posible y les daremos una vuelta a media cocción.

    Serviremos caliente con la ensalada de mango acompañando. Y ya sabéis… A disfrutar!!

    Tartar de fuet o longaniza

    A esta receta la he llamado tartar, porque tiene pinta de tartar y, parece un tartar pero a diferencia del auténtico tartar, no está hecho con carne cruda, o si, si consideramos cruda la carne del fuet.

    La auténtica receta del tartar tiene diferentes orígenes que no quedan claros. Unos dicen que fue importada de la Polinesia Francesa y viene del apelativo tartare, que en francés significa crudo. Otra versión hace referencia, a los pueblos Tartaros de Asia Central.

    En cualquier caso, yo he decidido hacerla porque aquí en Cataluña, el fuet es un ingrediente muy importante y típico, aunque, si no encontráis fuet, la podéis hacer con cualquier otro tipo de salchichón.

    INGREDIENTES:

    Para picar 4 personas, como aperitivo

    • 70 g de fuet
    • 1 cucharadita de pasas
    • 20 g de pepinillo agridulce
    • 20 g de cebolla roja
    • 1 cucharadita de miel
    • ½ cucharadita de mostaza de Dijon
    • 1 yema de huevo de codorniz
    • 1 vaina de cebollino

    PREPARACIÓN:

    una vez tengamos todas las ingredientes preparados, lo primero que haremos será quitar la piel al fuet.

    Una vez pelado, lo trocearemos y lo pondremos en la picadora junto con las pasas. Trituraremos el fuet y las pasas hasta dejarlo todo fino, pero no triturado del todo.

    Lo pasaremos a un bol. A continuación picaremos a cuchillo el pepinillo y la cebolla.

    Una vez cortadas muy pequeñito, mezclaremos en el bol, el fuet, las pasas, el pepinillo, la cebolla roja, la miel y la mostaza hasta crear una pasta homogénea.

    Ayudándonos de un aro de emplatar formaremos el tartar. Apretaremos bien para que quede consistente.

    Cortaremos el cebollino también pequeñito y espolvorearemos con él el tartar.

    Por último, antes de servir, separaremos la yema de la clara del huevo de codorniz (si no tenéis de codorniz, podéis utilizar uno de gallina) y la pondremos encima del tartar.

    Podemos servirlo solo o acompañado de, por ejemplo, crackers.

    Y, a partir de aquí… A disfrutar!!.

    pollo con bacon y salsa gorgonzola

    Hola, hoy voy a poneros un plato que por un bajo coste nos proporciona una comida exquisita.

    Parece ser, que el pollo, si hablamos de carne, es uno de los alimentos más consumidos, y eso también se refleja en este blog ya que, si de recetas de pollo se trata, podéis encontrar un montón y en diferentes formatos:

    En brochetas , en rollos , al horno , en Wock, pegajoso, y muchos más. Cualquiera de ellos a parte de económico, delicioso.

    Veremos, pues, como hacemos este pollo con bacon y salsa gorgonzola

    INGREDIENTES (para 3)

    • 400g de pechuga de pollo fileteada
    • 12 lonchas de bacon
    • 15 cl de vino blanco
    • Aceite de oliva
    • Sal
    • Pimienta
    • Perejil
  • Para la Salsa :
    • 20 cl de nata líquida
    • 150g de Gorgonzola
    • 1 cucharadita de maicena (opcional)

    PREPARACIÓN:

    Empezaremos cortando los filetes en tiras y salpimentándolos, luego, los enrollaremos sobre sí mismo y cuando tengamos la carne enrollada, enrollaremos el Bacon por encima. Con ello, conseguiremos un “paquete” de carne envuelta en Bacon. Para que no se deshaga, podemos atarlo con hilo de cocinar o, lo que es más fácil, con un palillo.

    Iremos precalentando el horno a 200°C..

    Pondremos a calentar una sartén con un poco de aceite, cuando el aceite esté caliente doraremos los “paquetes” de carne.

    A medida que estén dorados, los iremos poniendo en una bandeja de horno

    Cuando estén todos en la bandeja, añadiremos el vino blanco y hornearemos entre 10 y 15 minutos.

    Mientras se hornea la carne, iremos preparando la salsa.

    Para ello, colocaremos la nata y el queso en una cacerola y calentaremos a fuego lento mezclando con una espátula.

    Simplemente, dejando reducir un poco la nata y moviendo para deshacer el queso nos quedará una buena salsa, pero, si preferís, podéis espesarla añadiendo un poco de maicena. Para ello, disolveremos la maicena en una cuchara con agua fría y la incorporaremos a la salsa dejándola a fuego lento 2 minutos más.

    Serviremos la carne acompañada de la salsa con un poco de perejil fresco picado.

    Y, como siempre… A disfrutar!!

    Tiras de pollo crujientes

    Otra vez pollo, pues sí, está demostrado que el pollo es una de las carnes que más nos gustan.

    Pero como ya os he dicho en alguna otra ocasión, lo último que queremos es que el pollo se vuelva aburrido. Para eso vamos a reinventarlo.

    Del pollo, podríamos decir que tiene un bajo contenido en grasas, que tiene un alto contenido en proteínas y aminoácidos, que es rico en minerales y vitaminas y bajo en colesterol, que es muy fácil de digerir y por encima de todo, que está riquísimo.

    Y si vamos cambiando las maneras de cocinarlo nos dará muchos beneficios y también alegrías.

    INGREDIENTES (para 4)

    • 500 grs. Pechuga de pollo en tiras
    • 1/2 cucharadita de pimentón
    • 50 gr. de queso rallado
    • 50 gr. de cereales
    • 1 dl. de aceite de oliva
    • 1 pastilla de caldo de pollo
    • Ajo en polvo
    • Perejil seco

    PREPARACIÓN

    Empezaremos cortando las pechugas de pollo en tiras. Las mojaremos en aceite haciéndole un pequeño masaje y cuando estén impregnadas en aceite las salpimentaremos.

    Pondremos en la trituradora los cereales, el queso rallado, el pimentón, la pastilla de caldo desmenuzada, el ajo y el perejil y trituraremos hasta hacer una mezcla para rebozar. Precalentaremos el horno a 220ºC

    Rebozaremos las tiras de pollo con la mezcla consiguiendo que queden bien impregnadas.

    En una bandeja de horno pondremos papel de hornear y distribuiremos las tiras de pollo.

    Hornearemos durante unos 10 minutos a 220ºC.

    Serviremos caliente y, ya sabéis…a disfrutar!!

    Consigue un kindle

    Solomillo de cerdo Wellington

    Muchas son las versiones sobre el origen del nombre de la receta. Incluso hay diferentes versiones sobre si es un plato inglés o francés. Según los ingleses la receta lleva el nombre en honor al Duque de Wellington que la solía presentar en sus banquetes tras las victorias en la guerra de la independencia y en Waterloo. Pero por los ingredientes, como son el hojaldre y el paté de foie, es muy probable que tenga su origen en Francia.

    Los franceses tienen una receta prácticamente clavada a la que llaman “boeuf en croûte” es decir, buey con costra. Una manera elegante de reclamar la receta como propia.

    Esta receta se pueda hacer con diferentes tipos de carne. Podemos hacerla con ternera, con buey, etc. Si es para fiestas utilizo un filet mignon de ternera de los Pirineos ( @vedella dels Pirineus) Pero hoy lo hago con solomillo de cerdo que queda muy buena y además es más económico.

    Hay diferentes recetas que dicen que son las auténticas, bien, yo no sé si esta será en verdad la auténtica, pero lo que sí que sé es que la mía coge un poquito de cada una de ellas y que queda buenísima.

    INGREDIENTES (4 personas):

    • 800 gr de solomillo
    • 1 lámina de hojaldre
    • 200 gr de champiñones (si queréis podéis substituirlos por shitake y portobello o una mezcla de ellas)
    • 2 chalotas
    • 2 dientes de ajo
    • 1 huevo
    • 100 gr de paté de foie
    • 200gr de panceta
    • 25 gr de mostaza de Dijon
    • aceite de oliva virgen extra
    • sal, fina y en escamas)
    • pimienta
    • Vino blanco
    • Salsa Perrins
    • Hojas de Tomillo fresco
    • Una ramita de Romero
    • perejil fresco

    PREPARACION

    Empezaremos dejando limpio el solomillo, es decir le quitaremos la grasa que sobre y cualquier trocito de carne que no esté en su sitio para que nos quede un cilindro lo más perfecto posible

    Una vez limpio, lo salpimentaremos. A continuación, en una sartén, en la que previamente hemos puesto aceite a calentar, lo doraremos por todos sus lados para sellarlo.

    Una vez dorado lo reservaremos.

    Picaremos muy pequeñito las chalotas y los ajos así como los champiñones (ya limpios)

    Esto, si queréis, podéis hacerlo directamente en la trituradora, lo que nos facilitará la tarea.

    Utilizando la misma sartén que hemos usado para dorar el solomillo (siempre hay que aprovechar para ensuciar lo menos posible) pocharemos esa masa triturada a la que habremos añadido la salsa Perrins. Cuidado si la sartén tenía mucho aceite, en ese caso vaciar un poco porque esto lo tenemos que pochar con poco aceite, aunque es conveniente que tome el gusto del usado para dorar el solomillo.

    Sazonaremos y cocinaremos durante unos 10 minutos. A media cocción pondremos las hojas de tomillo, la ramita de romero y el vino y dejaremos que se evapore. Dejaremos enfriar e incorporaremos el paté de foie y mezclaremos todo bien hasta que quede una pasta homogénea y firme.

    Por cierto, a modo de información, la salsa elaborada a base de champiñones y chalotas bien picadas y paté de foie gras se llama “duxelles” ( ¿origen inglés?,lo dudo)

    Ahora cogeremos un film y lo extenderemos encima del mármol de la cocina, luego pondremos las tiras de Bacon a lo ancho y las cubriremos con la masa Duxelle (a la que habremos quitado la ramita de romero)

    Tal que así…

    Encima de eso pondremos la carne, y cubriremos esta con mostaza

    después, con cuidado cerraremos el papel film haciendo un paquete con todo. Lo envolveremos bien apretando para que quede compacto y luego lo pondremos a enfriar en la nevera durante una hora aproximadamente para que nos quede compacto.

    Ahora estiraremos bien la masa de hojaldre, y una vez la tengamos bien estirada sacaremos de la nevera la carne y una vez desenvuelta la pondremos encima de la masa de hojaldre.

    Envolveremos el solomillo con el hojaldre dejándolo bien cerrado. Podemos ayudarnos con otro papel film. Lo dejaremos también en la nevera durante unos 30 minutos para que se enfríe.

    Batiremos el huevo y con ayuda de un pincel pintaremos la masa (Puedes decorar la superficie con algunos recortes de hojaldre o hacer unas rayas con un tenedor o la parte trasera de un cuchillo).

    Pondremos un poco de sal Maldon por encima y un poco de pimienta.

    Pre calentamos el horno a 200° y una vez caliente bajamos a 180°C y metemos en hojaldre hasta que esté dorado (unos 20 minutos)

    Dejaremos que repose durante unos 10 minutos.

    Lo cortaremos con un cuchillo de sierra para que no se rompa el hojaldre y lo serviremos.

    Está lo suficiente bueno así, pero si queréis podéis acompañarlo con una salsa, como por ejemplo la salsa de espárragos

    En cualquier caso, preparaos para recibir felicitaciones. Y, como siempre…a disfrutar!!

    Pollo al horno con especias

    Los que seguís el blog (gracias), habréis visto que hay infinidad de recetas de pollo. Pues hoy os voy a poner otra. La carne de pollo, si el pollo es bueno, es una de las mejores carnes. Es baja en grasa y  en calorías y con altos niveles de proteínas.

    En esta receta, me limitaré a utilizar especias que, combinadas, le dan al pollo un toque buenísimo. A los beneficios del pollo, le añadiremos los beneficios de los condimentos que también son muchos. Además de darle un sabor exquisito.

    INGREDIENTES (para 4)

    • 1/2 kg de piezas de pollo, con o sin piel (en esta ocasión, yo he utilizado contra muslos)

    • 1 cucharadita de jengibre molido;

    • 1/2 cucharadita de paprika picante molida;

    • 2 cucharaditas de curry;

    • 1 cucharadita de pimentón dulce;

    • 1 cucharadita de ajo en polvo;

    • 1/2 cucharadita de cilantro picado;

    • 1/4 cucharadita de cardamomo molido;

    • 1/8 cucharadita de clavo molido;

    • 1/4 cucharadita de pimienta cayena molida;

    • 1/2 cucharadita de comino molido;

    • Sal y pimienta

    • Mantequilla.

    PREPARACIÓN:

    Primero, indicar que si algunas de las especias no las tenéis no pasa nada, pero si queréis hacer de “cocinillas” es conveniente que empecéis a llenar la despensa de condimentos variados.

    Empezaremos precalentando el horno a 200 °C

    Mientras tanto, en un bol iremos poniendo todas las especias. Añadiremos sal y pimienta y mezclaremos bien.

    Esto, lo podemos hacer en seco pero, si queréis, también podéis incorporar un poco de mantequilla a esta mezcla y así os quedará como una especie de crema con la que podremos “mojar”la carne

    Frotaremos bien el pollo con todas las especias, para que absorba todos los aromas de ellas. Esto podemos hacerlo con un pincel, pero es mejor solución utilizar las manos bien lavadas

    Tomaremos una bandeja de horno y frotaremos un trozo de mantequilla por la base. Esto nos servirá para que no se nos pegue el pollo.

    Pondremos el pollo en la bandeja e introduciremos esta en el horno.

    Lo hornearemos durante aproximadamente 45 minutos. Y a media cocción daremos la vuelta a los trozos. Cuando esté doradito ya podremos servirlo.

    Y, como siempre… A disfrutar!!