Boniato asado con salsa de yogurt

Hola, os repongo esta receta que ya tuvo mucho éxito en su día y que ahora he vuelto a utilizar para una comida entre amigos y he cambiado un poco la presentación. Os dejo también la foto anterior para que veáis las diferencias.

Esta receta va dedicada. Normalmente no suelo dedicar la recetas pero el otro día hablaba con Carmen y me dijo que últimamente estaba  comiendo muchos boniatos y que le estaban yendo muy bien para la salud, por lo que he pensado que le puede ir muy bien a ella y a todos. Ya os he explicado en algún otro post como asar los Boniatos. Bien, pues ese es el primer paso.

INGREDIENTES

Por persona

  • 1 boniato mediano
  • Un yogur griego (sin azúcar)
  • 1/2 cebolleta.
  • Un poco de mantequilla
  • eneldo, cebollino, albahaca
  • Limón
  • Vinagre de manzana
  • sal & pimienta

PREPARACION

Asamos los boniatos en el horno como ya os he explicado (a 220º durante unos 40 mints)

Picamos la cebolleta muy pequeñita, no, de verdad!! muy pequeñita y la mezclamos con el yogur, a continuación  añadimos las hierbas. Si os falta alguna hierba nos preocupéis. Le ponemos unas gotitas de vinagre y unas gotitas de limón (ojo unas gotitas) una pizca de sal y pimienta y reservamos.

Una vez asados los boniatos, los sacamos del horno y los ponemos en el plato, los cortamos a lo largo y los abrimos un poco (haciendo unos cortes en varios sentidos para que sea más fácil de comer y la salsa se mezcle mejor. Añadimos un poco de  mantequilla cortada en finas lonchas para que se derrita. Cubrimos con la salsa. Si nos sobra salsa podemos ponerla aparte ( al final, aunque esté aparte ya veréis que no sobrará ).

Veréis que el sabor dulce del boniato combinado con el amargo del yogur crea una combinación espectacular, por lo que solo nos quedará servir y a disfrutar!!

Anuncios

Pisto de verduras con atún y queso de cabra

Esta  receta la puse hace más o menos un año, pero como me la piden mucho la vuelvo a poner revisada 

Ya os dije que es fácil y buenísima. 

Se trata del pisto de verduras, habitualmente el pisto de verduras se sirve como acompañamiento pero,arreglado un poquito lo podemos servir de primer plato.  En la foto veréis que está emplatado encima de una tostada de pan, bien eso no es paleo, pero en mi casa gusta mucho esta presentación así que hago una para mi en la que no incluyó el pan y otra para mi hija  en la que si le pongo pan, vosotros podéis decidir qué versión preferís. Aunque ya os pondré una receta de pan paleo para que no tengáis tantos cargos de conciencia. 

Supongo que todos sabréis lo que es el pisto pero, para los que no lo sepan. Es un plato tradicional de la cocina española que consiste en una fritada de diversas verduras de composición variable, posiblemente aquellas más accesibles durante la temporada en una huerta. En su origen, el plato posiblemente fue cocinado por los campesinos de La Mancha al aire libre con los productos de la huerta, a los que tenían fácil acceso. El auténtico pisto sólo lleva pimientos verdes y rojos, tomates y un poco de calabacín, pero las verduras empleadas suelen variar enormemente dependiendo de la zona, de la temporada y de los gustos locales, etc. No obstante se puede decir que siempre lleva tomate y pimiento y que además es frecuente que lleve cebolla, ajo, calabacín, etc. 

INGREDIENTES

Bueno pues como hemos dicho utilizaremos

  • Un pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • Un tomate grande
  • Un calabacín
  • Una berenjena
  • Una cebolla
  • Atún en aceite
  • Queso rulo de cabra
  • Aceite sal y pimienta

Todos estos ingredientes se preparan cortados en pequeños dados de no más de medio centímetro.

Hay varias maneras de hacerlo si tenéis una olla tipo multicoock  o similar es mucho más fácil, pero si no también podemos utilizar una sartén. Como sartén tiene todo el mundo, explicaré cómo hacerlo con sartén

Las verduras se van pochando sucesivamente en una sartén con aceite de oliva y cuando están listos se dejan reposar durante media hora. 

La mayoría de las recetas modernas aconsejan el siguiente orden: primero la cebolla, el pimiento y cuando ablandan va el calabacín y  la berenjena, por último, los tomates. Yo como siempre aconsejo poner el fuego muy lento y tener paciencia porque poco a poco todo sale mejor. 

 Una vez ha reposado lo que tendremos que hacer es emplatar, como ya he dicho antes, podemos utilizar pan o no, en cualquier caso, primero pondremos el pisto (en este caso sería un pisto de berenjena puesto que el pisto no lleva berenjena pero ,a mi me gusta más con ella)  luego escurrimos el aceite del atún y ponemos el atún encima del pisto. Y por último ponemos el queso de cabra en trocitos pequeños (normalmente, si el plato está caliente el queso se fundirá un poco si no, siempre podéis ponerlo dos o tres segundos al microondas). Para finalizar poner un chorrito de aceite de oliva virgen por encima servir y a disfrutar!!

Crema de calabacín y puerro. 


Bueno, aunque no lo parecía, al final ha llegado el frío. El frío, que nos induce a comer cremas calientes para entrar en calor y sentirnos mejor. 

Ya os he puesto alguna otra crema porque la verdad es que me encantan. 

Las más visitadas son:

Hoy os voy a poner una crema que también está buenísima, se trata de una crema de calabacín, cebolla y puerro 

INGREDIENTES:


  • Dos calabacines. 
  • Una cebolleta 
  • Un puerro
  • un par de ajos
  • 1 l de caldo de verdura
  • Agua
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • Pipas de calabaza (para decorar)

PREPARACIÓN 

Ponemos a calentar en una olla el aceite . 

Mientras se calienta el aceite vamos cortando la cebolla y el puerro en trozos relativamente pequeños, tampoco hace falta que sean muy pequeños porque luego van triturados. 

Cuando lo tengamos caliente echamos los ajos para que vaya tomando gusto. Cuando tengamos los ajos dorados echamos la cebolla y el puerro.  Iremos removiendo hasta  que vaya cogiendo color. 
Mientras tanto lavaremos los calabacines y los cortaremos sin quitar la piel, aunque si la parte del rabo y la de delante. Una vez limpios los cortaremos en rodajas. 

Cuando tengamos la cebolla y el puerro dorados, añadiremos a la olla el calabacín cortado. Iremos removiendo hasta que se rehogue todo. Añadiremos un poco de sal

Cuando esté todo rehogado tiraremos en la olla el litro de caldo. Y lo pondremos a calentar a fuego medio, y lo taparemos y dejaremos  que empiece a hervir. En el momento en que llegue a ebullición, reduciremos la temperatura.

Dejaremos que siga cociendo con la tapa puesta, removiendo de vez en cuando durante unos 20 minutos, hasta que todos las verduras estén tiernas (podemos pinchar con un tenedor para ver si están bien cocidas). Veréis que en los ingredientes había también agua, que hasta ahora no hemos utilizado. Este agua es para, en el caso que no tengáis bastante con el caldo, poder añadir un poco más de líquido

Una vez cocidas pararemos el fuego e iremos sacando las verduras y poniéndolas en el vaso de la trituradora. En principio las pondremos sin caldo, solamente con el poco que vaya cayendo al sacarlas. Empezaremos a triturar y utilizaremos parte del caldo de cocción para hacer más o menos espesa la crema, dependiendo de nuestro gusto. 

Ahora, solo nos quedará servirla salpimentándola y adornándola con unas pocas semillas de calabaza para hacerla un poco “crunchi” y, con la crema calentita, ya sabéis, a disfrutar!!

Estofado de pavo

Hola, hoy os propongo un estofado. Normalmente los estofados los solemos hacer con carnes rojas como buey o ternera pero, hoy voy a mostrar una manera de hacerlo con carne de pavo que siempre es un poco más saludable y ligera que la carne roja.

El resultado es muy bueno y gustoso A pesar, de los pocos ingredientes que tenemos que utilizar.

INGREDIENTES (para2)

  • 400 g. Pechuga de pavo
  • 1 Cebolleta
  • 3 Dientes de ajo.
  • 2 Tomates maduros
  • Pimentón dulce o paprika
  • unos 200 ml de Vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Pimienta negra molida y sal

PREPARACIÓN;

Trocearemos la carne del pavo tamaño mordisco, de esta manera se hará mejor y será más fácil de comer (también podéis decir en vuestra carnicería habitual que os lo troceen y que además, le quiten la grasa)

Picaremos los ajos y la cebolla bien pequeño. 

Salpimentamos la carne. 

Calentaremos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela ancha y doraremos la carne. 

Una vez dorada, la retiraremos y reservaremos. 

En la misma cazuela, y aprovechando el aceite y los jugos de la carne, sofreiremos la cebolla unos minutos. 

Cuando coja color añadiremos el ajo picado  y rallaremos encima el tomate, para no desperdiciar los jugos. (podríamos tenerlo picado de antes pero así nos ahorramos un cacharro). 

Añadiremos la paprika y mezclaremos. 

Ahora, cogeremos la carne que teníamos reservada la añadiremos a la cazuela, removiendo bien. 

Cuando esté removido, incorporaremos el vino y dejaremos cocer a fuego suave unos 30-40 minutos, vigilando que no reduzca demasiado (si redujera demasiado podemos añadir un poquito de agua)

 

Sazonaremos un poco más con sal y pimienta al final de la cocción, y  lo acabaremos añadiendo un poco de  perejil fresco picado

Una vez hayamos apagado el fuego, lo dejaremos reposar unos minutos y luego, ya lo podemos servir. Incluso podemos esperarnos al día siguiente para servirlo que estará incluso más bueno. 

En cualquiera de los casos, ya sabéis… a disfrutar!!

Filete de pechuga de pavo en salsa

Hola, hoy os pongo una receta de esas que son super fáciles y rápidas de hacer y que, así y todo, son muy sabrosas. Se trata de filete de pavo en salsa.

Recetas de pavo ya os he puesto en varias ocasiones, quizás las que han tenido más éxito hayan sido:

Los contra muslos de pavo al horno con verduras

O el pavo a la miel con almendras

O con champiñones y manzana

Entre otras.

Los filetes de pavo son una carne muy agradecida, ya que es muy sana y está sabrosa. Además, la carne de pavo contiene proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, B12 y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 6 filetes de pavo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva VE
  • Un poco de mantequilla
  • 2 cebollas pequeñas (de Figueras) picadas
  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de pimentón 
  • 1 cucharada de perejil picado fino
  • Sal y pimienta
  • ½ taza de vino blanco
  • ¼ taza de caldo de verduras

PREPARACION:

Primeramente,  trocearemos la cebolla y el tomate en Juliana, es decir, muy pequeñito y lo tendremos preparado para añadirlo posteriormente

Calentaremos en una sartén  el aceite y la mantequilla a fuego medio. Agregaremos el pavo y cocinaremos unos 3 minutos por lado o hasta que nos quede bien dorado. 
Agregaremos la cebolla cortada y el tomate cortado, el pimentón y el perejil. Sazonaremos con sal y pimienta. 
Removeremos, y a continuación añadiremos el vino blanco, dejando un momento que evapore y luego añadiremos el caldo. Cocinaremos tapado unos 6 minutos, removiendo de vez en cuando
Lo serviremos poniendo el pavo en el plato y un poco de salsa por encima. 

Yo el de la foto lo he acompañado con un poco de couscous que también he aliñado con la misma salsa. 

En cualquier caso ya sabéis… a disfrutar!!

“SALSA” DE ARANDANOS Y MANGO

Concretamente esto que os explico a continuación no es una salsa propiamente dicha, quizás lo podríamos calificar como Topping más que como salsa, pero, bueno, lo pongo así porque en realidad lo utilizo para condimentar y por lo tanto se parece a una salsa

Está simple y deliciosa salsa se puede hacer más o menos picante, dependiento del gusto de cada uno. En cualquier caso la combinación del picante con el dulce del arandano y del mango hacen de esta un interesante mezcla.  

INGREDIENTES

  • 1/2 taza de mango pelado y cortado en trozos pequeños
  • 1/2 taza de arándanos (si son secos, rehidratar ) también cortados
  • 1/2 cebolla roja picada
  • 1/2 chile picado (opcional)
  • El jugo de 1 limón
  • Unas hojas de cilantro fresco, picado
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN 

Si hemos cortado todo lo suficientemente pequeñito lo pondremos en un bol, si por el contrario tenemos los trozos grandes y los queremos poner en una picadora y darle un toque (pequeño) para titulado para que quede todo pequeñito también lo podemos hacer, con cuidado. Ahora añadiremos el jugo de limón salpimentamos y ya lo tenemos preparado para utilizar. 

Hay que tener en cuenta dos cosas, primero el chile hay que comprobar si pica mucho y poner más o menos dependiendo de nuestro gusto (yo suelo poner muy poco) y por otra parte, el cilantro intentar no poner demasiado porque puede robar todo el gusto de la salsa 


Este topping es muy efectivo para poner sobre las ensaladas o sobre algún aguacate con gambas. En cualquier caso ya sabéis, a disfrutar!

Sabías que…

En mi búsqueda de soluciones para problemas que me van surgiendo en la cocina, voy encontrando trucos y cosas interesantes. Cada vez que tenga 10 os las iré poniendo para esparcir el conocimiento 

  1. El jarabe de arce es el producto de exportación más famoso de Canadá y tres cuartas partes de la producción mundial proceden de Quebec. Las tribus indígenas enseñaron a los europeos a elaborar el dulce néctar y en el siglo XIX se convirtió en una tradición local. 
  2. Para dar un toque de picante de ajo a tus comidas, frota un diente de ajo en el recipiente de servir, y luego este sabor se quedará impregnado en tu ensalada o guarnición.
  3. Para que la parte superior del bizcocho, pan o similar no se queme, pero quede bien dorada, esta se debe cubrir con papel aluminio. 
  4. Si quieres pelar una calabaza y no quieres que te cueste tanto. Ponla tres minutos y medio en el microondas y la pelearás mucho más fácil
  5. Si quieres pelar una cabeza de ajos sin que te huelan los dedos, coge un bote de cristal mete la cabeza de ajo dentro, ciérralo y agítalo un rato luego verás como la piel sale sola
  6. Si quieres caramelizar la cebolla mucho más rápido ponla en la sartén a calentar y cuando empiece a pochar echa una puntita de cucharada de bicarbonato y verás como se hace mucho más rápido. 
  7. Si lavas un limón y lo congelas luego podrás utilizarlo para rayarlo sobre cualquier plato al que le quieras dar un toque especial
  8. Si compras a granel semillas de Chía lino y sésamo y las pones en la trituradora con un poco de canela y las guardas en un bote en la nevera tendrás un producto buenísimo para hacer pudding o condimentar yogur a un precio ínfimo comparado con lo que valen los productos preparados. 
  9. Es muy fácil pelar los garbanzos. Con los garbanzos ya cocidos hay que enjuagarlos y escurrirlos bien con agua. Colocarlos en un recipiente apto para microondas y mezclarlos con una cucharadita de bicarbonato por cada 200 g de legumbre cocida. Calentar un poco en el microondas hasta que los garbanzos estén calientes, y remover. Llenar un recipiente de agua caliente y añadir los garbanzos. Usando las manos, remover bien las legumbres frotando unos con otros, con suavidad para no romperlos demasiado. Poco a poco irán apareciendo las pieles flotando en el agua. Escurrir sobre un colador, con cuidado, para desechar las pieles. Volver a llenar con agua y repetir el proceso una o dos veces, hasta que no salgan prácticamente más pieles y el agua quede limpia. 
  10. Hay un producto que solemos tirar por el desagüe y que tiene unas propiedades increíbles, se trata de la acuafaba, nombre común para el líquido de cocción de legumbres como los garbanzos. Es el líquido típicamente desechado encontrado en las latas, o el líquido sobrante de cocinar tus propias legumbres. Se puede utilizar para reemplazar las claras de huevo en muchas recetas dulces y sabrosas. Su mezcla única de almidones, proteínas y otros sólidos vegetales solubles que han migrado de las semillas al agua durante el proceso de cocción da al aquafaba un amplio espectro de propiedades emulsionantes, espumantes, ligantes, gelatinizantes y espesantes.