Solomillo de cerdo Wellington

Muchas son las versiones sobre el origen del nombre de la receta. Incluso hay diferentes versiones sobre si es un plato inglés o francés. Según los ingleses la receta lleva el nombre en honor al Duque de Wellington que la solía presentar en sus banquetes tras las victorias en la guerra de la independencia y en Waterloo. Pero por los ingredientes, como son el hojaldre y el paté de foie, es muy probable que tenga su origen en Francia.

Los franceses tienen una receta prácticamente clavada a la que llaman “boeuf en croûte” es decir, buey con costra. Una manera elegante de reclamar la receta como propia.

Esta receta se pueda hacer con diferentes tipos de carne. Podemos hacerla con ternera, con buey, etc. Si es para fiestas utilizo un filet mignon de ternera de los Pirineos ( @vedella dels Pirineus) Pero hoy lo hago con solomillo de cerdo que queda muy buena y además es más económico.

Hay diferentes recetas que dicen que son las auténticas, bien, yo no sé si esta será en verdad la auténtica, pero lo que sí que sé es que la mía coge un poquito de cada una de ellas y que queda buenísima.

INGREDIENTES (4 personas):

  • 800 gr de solomillo
  • 1 lámina de hojaldre
  • 200 gr de champiñones (si queréis podéis substituirlos por shitake y portobello o una mezcla de ellas)
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 100 gr de paté de foie
  • 200gr de panceta
  • 25 gr de mostaza de Dijon
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal, fina y en escamas)
  • pimienta
  • Vino blanco
  • Salsa Perrins
  • Hojas de Tomillo fresco
  • Una ramita de Romero
  • perejil fresco

PREPARACION

Empezaremos dejando limpio el solomillo, es decir le quitaremos la grasa que sobre y cualquier trocito de carne que no esté en su sitio para que nos quede un cilindro lo más perfecto posible

Una vez limpio, lo salpimentaremos. A continuación, en una sartén, en la que previamente hemos puesto aceite a calentar, lo doraremos por todos sus lados para sellarlo.

Una vez dorado lo reservaremos.

Picaremos muy pequeñito las chalotas y los ajos así como los champiñones (ya limpios)

Esto, si queréis, podéis hacerlo directamente en la trituradora, lo que nos facilitará la tarea.

Utilizando la misma sartén que hemos usado para dorar el solomillo (siempre hay que aprovechar para ensuciar lo menos posible) pocharemos esa masa triturada a la que habremos añadido la salsa Perrins. Cuidado si la sartén tenía mucho aceite, en ese caso vaciar un poco porque esto lo tenemos que pochar con poco aceite, aunque es conveniente que tome el gusto del usado para dorar el solomillo.

Sazonaremos y cocinaremos durante unos 10 minutos. A media cocción pondremos las hojas de tomillo, la ramita de romero y el vino y dejaremos que se evapore. Dejaremos enfriar e incorporaremos el paté de foie y mezclaremos todo bien hasta que quede una pasta homogénea y firme.

Por cierto, a modo de información, la salsa elaborada a base de champiñones y chalotas bien picadas y paté de foie gras se llama “duxelles” ( ¿origen inglés?,lo dudo)

Ahora cogeremos un film y lo extenderemos encima del mármol de la cocina, luego pondremos las tiras de Bacon a lo ancho y las cubriremos con la masa Duxelle (a la que habremos quitado la ramita de romero)

Tal que así…

Encima de eso pondremos la carne, y cubriremos esta con mostaza

después, con cuidado cerraremos el papel film haciendo un paquete con todo. Lo envolveremos bien apretando para que quede compacto y luego lo pondremos a enfriar en la nevera durante una hora aproximadamente para que nos quede compacto.

Ahora estiraremos bien la masa de hojaldre, y una vez la tengamos bien estirada sacaremos de la nevera la carne y una vez desenvuelta la pondremos encima de la masa de hojaldre.

Envolveremos el solomillo con el hojaldre dejándolo bien cerrado. Podemos ayudarnos con otro papel film. Lo dejaremos también en la nevera durante unos 30 minutos para que se enfríe.

Batiremos el huevo y con ayuda de un pincel pintaremos la masa (Puedes decorar la superficie con algunos recortes de hojaldre o hacer unas rayas con un tenedor o la parte trasera de un cuchillo).

Pondremos un poco de sal Maldon por encima y un poco de pimienta.

Pre calentamos el horno a 200° y una vez caliente bajamos a 180°C y metemos en hojaldre hasta que esté dorado (unos 20 minutos)

Dejaremos que repose durante unos 10 minutos.

Lo cortaremos con un cuchillo de sierra para que no se rompa el hojaldre y lo serviremos.

Está lo suficiente bueno así, pero si queréis podéis acompañarlo con una salsa, como por ejemplo la salsa de espárragos

En cualquier caso, preparaos para recibir felicitaciones. Y, como siempre…a disfrutar!!

Anuncios

“Libritos” de presa ibérica con queso azul

Os pongo una exquisita receta de libritos. Los llamamos libritos por que es la carne abierta como si fuera un libro, rellena y luego vuelta a cerrar.

Los libritos, son el típico plato de toda la vida en casa, el que nos hacía hacia nuestra madre o nuestra abuela. Pero, aunque plato típico, también podemos realzarlo sin muchos problemas.

Habitualmente los libritos se hacen de lomo, pero en esta ocasión, los haremos más sofisticados y utilizaremos presa ibérica.

La presa ibérica es el corte del cerdo ibérico de más calidad, se encuentra entre la paleta y el cabecero del lomo y de cada cerdo se obtienen dos piezas de presa  de unos 500 gr aproximadamente. Se aprecia en ella un veteado debido a la infiltracion de grasas, lo que la hace muy jugosa y sabrosa.

INGREDIENTES

  • 8 escalopes de presa ibérica que, previamente habremos pedido a nuestra carnicera que nos los abra por la mitad
  • 70 g de queso azul, tipo Roquefort o similar
  • 50 g de mozzarella de búfala
  • 60 g de virutas de jamón de bellota
  • sal y pimienta
  • 300 g de pan seco
  • 120 g de avellanas tostadas
  • 2 huevos
  • harina
  • aceite

PREPARACIÓN

Cortamos en láminas 50 g de mozzarella y desmenuzaremos 70 g de queso azul.

Estiramos los escalopes de presa ibérica con el rodillo poniendo papel sulfurizado encima, esto es opcional, pero luego para cerrarlos va mejor.

Salpimentamos, un poco, los escalopes y los rellenamos con 60 g de virutas de jamón de bellota y los quesos.

cerramos los libritos. Si no se cierran bien, siempre podéis ayudaros de un palillo mondadientes. Pero acordaros de sacarlo antes de servir

Cortamos 300 g de pan de barra seco en daditos y los freímos en una sartén con aceite. Cuando lo saquemos escurrimos el aceite.

Ponemos en la picadora el pan frito y 120 g de avellanas. Lo trituramos (Tampoco hay que triturarlo excesivamente fino, porque nos interesa que quede algún trocito para que haga “crunch” ) y lo ponemos en un plato para rebozar.

Ponemos a calentar una sartén con aceite.

ahora montaremos “la parada” para rebozar.

Batimos 2 huevos y los ponemos en un plato. Llenamos otro plato con harina.

Pasamos los libritos por harina, luego por el huevo batido y, finalmente, por el pan con avellana.

Pasarlo por harina, significa poner en harina pero justo para que quede seco, no nos interesa poner cantidades de harina. Cuando lo tengamos enharinado daremos unos golpecitos para quitar la sobrante.

Los iremos friendo en pequeñas cantidades y los dejamos en una bandeja con papel absorbente para evitar el aceite sobrante.

Ahora simplemente, tendremos que emplatar y servir. Podemos acompañarlos con una salsa tártara y un poco de ensalada. Pero eso ya va a gustos.

En cualquier caso, ya sabéis… A disfrutar!!

Lomo con salsa de cebolla

No soy muy amigo de la salsas que llevan crema de leche, pero hoy me apetecía unas salsita y he creído conveniente preparar un plato que, a pesar de lo fácil que es, queda realmente exquisito.

Tanto la manera de preparar, como los ingredientes, son super fáciles. Pero si lo preparáis veréis lo bien que quedáis.

Antes de empezar, os diré cuál es el secreto de que el lomo de cerdo quede bien. Lo habitual es que cuando hacemos lomo de cerdo quede como una suela de zapato, es decir, seco y duro. Pero eso no es culpa del lomo, es culpa del cocinero. El lomo de cerdo se ha de hacer a fuego muy fuerte pero muy poco tiempo. Con esto conseguiremos que la parte de fuera quede tostada y sellada, dejando así la parte interior tierna.

INGREDIENTES:( para 2)

  • 400 gr. de filetes de lomo de cerdo.
  • aceite de oliva.
  • Una copa de coñac
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla.
  • 200 ml de nata liquida o crema de leche
  • Sal y pimienta
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada

PREPARACIÓN

En una sartén ponemos un poco de aceite y a continuación vamos friendo los lomos de cerdo. Recordar que hay que ponerlos con el aceite caliente y dejarlos un momentito y sacarlos pronto, ya que nos interesa que estén dorados por fuera y tiernos por dentro. A medida que los vayamos haciendo los vamos reservando.

Cortaremos la cebolla, no hace falta que sean trozos excesivamente pequeños, pero si lo suficiente para que se haga bien. La tiraremos en el aceite que nos ha quedado en la sartén de freír los lomos y la dejaremos que se poche añadiéndole un poquito de sal.

Mientras se pocha la cebolla picaremos los ajos y los echaremos también en la misma sartén.

Cuando cebolla y ajos estén bien pochados, será el momento de, con cuidado, tirar el coñac. Si no tuvierais coñac podéis sustituirlo por vino blanco. Una vez echado el coñac dejaremos, aproximadamente un minuto para que se evapore el alcohol.

Ahora, será el momento de tirar la nata en la sartén. Iremos removiendo para que vaya cogiendo el gusto y que no se nos pegue.

Cuando la nata haya expesado un poco, tiraremos la nuez moscada y removeremos.

Dejaremos un poco más de tiempo hasta que acabe de espesar y luego pasaremos toda la salsa a un vaso para triturarlo.

Trituramos la salsa hasta que nos quede bien fina. Una vez triturada, pasaremos a emplatar, para ello ponemos un poco de salsa en el plato.

A continuación ponemos el lomo y otro poco de salsa por encima y, para acabar, un poco de perejil picado.

Como veis, es súper fácil así que ya sabéis…a disfrutar!!

Recetas de Navidad

Hola a tod@s. Ya queda poquito para la Navidad y ya me empezáis a pedir recetas para estas fiestas.

Como ya llevamos más de 200 recetas, os he hecho un pequeño resumen con unos primeros, unos platos principales y unos postres de los que podéis elegir alguno y montaros así vuestro propio menú de Navidad, nochebuena, fin de año o cualquier fiesta que queráis disfrutar.

Espero que os sean útiles y que os ayuden a eliminar el estrés pre-fiestas en la que no sabemos que poner en la mesa.

Y bueno, ya me contaréis cómo os ha ido.

Primeros platos

Plato principal

Postres

Y como siempre, ya sabéis disfrutar cocinando y claro, comiendo, pues también…. a disfrutar!!

Solomillo con salsa de mostaza y miel

Se acercan las navidades y hay que ir pensando en algún plato para estas fechas. Como siempre, ha de ser un plato que sea fácil de hacer y sabroso. Concretamente, en este caso mezclaremos los sabores de la mostaza y la miel que combinan muy bien con la carne de cerdo.Ya os he puesto alguna otra receta de solomillo de cerdo, como por ejemplo el exitoso solomillo al Pedro Ximenez. Para Navidades, es importante hacer recetas que podamos dejar preparadas con antelación para cuando lleguen los invitados, y éstas lo son. En concreto, esta receta es muy fácil, no necesita mucho tiempo de preparación y el resultado está realmente bueno.INGREDIENTES: (para 4 personas)

  • 2 solomillos de cerdo de buena calidad.
  • Mostaza de Dijon,
  • Miel.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Unas gotas de limón.

PREPARACIÓN:

Hemos de intentar que el solomillo esté tierno y jugoso por lo que lo compraremos en nuestra carnicería de confianza y, además esta vez lo haremos al horno, pero antes lo sellaremos en una sartén para mantener los jugos dentro y que quede crujiente por fuera.Pues primero, empezaremos limpiando de grasa el solomillo.Ahora podemos ir haciendo la salsa, para ello pondremos en un bol unas 4 cucharadas de mostaza y otras tantas de miel, además de un buen chorreón de aceite y unas gotas de zumo de limón. Lo batiremos bien a mano hasta obtener una salsa homogénea.Cortaremos los solomillos a tamaño ración y los salpimentaremos.

Pondremos el horno a calentar a 180ºC

Ahora pondremos una sartén a fuego fuerte con un poco de aceite e iremos sellando los trozos de solomillo de uno en uno para que no baje la temperatura y ha de ser rápido porque sólo queremos que se selle, no que se haga.

Una vez sellados los pondremos en una bandeja de horno sobre una capa fina de aceite y los untaremos con abundante salsa.

Los meteremos en el horno unos 20 minutos a 180ºC

Cada cinco minutos aproximadamente, les damos la vuelta a los trozos de carne y los volvemos a untar con un poco más de salsa y vamos repitiendo.Pasados los 20 minutos de horneado, apagamos el horno y lo dejamos un rato guardando el calor.Y ya estaría, solo nos quedaría emplatar, en este caso yo lo he acompañado con un puré de boniato, pero que cada uno se invente el suyo.

Y como siempre, ya sabéis…a disfrutar!!

Lomo de cerdo con salsa de arándanos

No acostumbro a comer mucho cerdo, no es que tenga nada en contra pero no suelo comprarlo. Pero de vez en cuando sí que lo compro y hoy he comprado unos trozos de lomo y he preparado una receta que os voy a poner a continuación. 

Como el cerdo acostumbra a combinar muy bien con salsas agridulces he pensado que podría acompañalo con una salsa de arándanos y la verdad es que el resultado ha sido muy rico. 

En realidad es un plato muy sencillo pero que queda muy resultón, lo puede servir incluso para una comida de fiesta

INGREDIENTES (para 2) :

  • Unos dos o tres cortes de lomo por persona (unos 350g)
  •  1  Limón
  •  1 Pizca de Sal y pimienta

Y para la Salsa de arándanos

  • 75 Gramos de Arándanos
  • 1 copa de Cava ( puedes utilizar vino blanco)
  • 1 mandarina (o una naranja)
  • 1 cucharadita de jarabe de arce
  • 1 cucharadita de miel

PREPARACIÓN :

Primero empezaremos haciendo la salsa de arándanos 

Si los arándanos no son frescos, pues también se puede hacer con arándanos secos, previamente los habremos dejado en remojo una media hora para que se hidraten. 

Exprimiremos la naranja o la mandarina y echaremos el zumo en un cazo y añadiremos el cava. Agregaremos la parte dulce, es decir la miel y el jarabe de arce y cocinaremos a fuego lento durante unos 20 minutos. La fruta debe quedar suave y totalmente hidratada, la retiraremos del fuego y salpimentaremos y a continuación la pasaremos a la trituradora reservando algunos arándanos para decorar, trituraremos y reservaremos la salsa. , 

Ahora simplemente tendremos que salpimentar la carne y rociarla con el zumo de limón. Luego, en una sartén con aceite echaremos los trozos de carne y los cocinaremos unos minutos por cada lado, hasta que estén dorados.

Finalmente serviremos la carne y la cubriremos con la salsa agridulce.

Y como siempre, a disfrutar!!

Garbanzos con panceta

Hoy os pongo un plato con legumbres, que siempre van bien, y tocino (bacón) que también. Es un plato super fácil y además, muy bueno.

Yo, lo suelo hacer cuando necesito un plato rápido y contundente porque como ya os he dicho es super fácil y lo podemos hacer como plato único

Hay muchos platos de garbanzos que acostumbran a ir con caldo este, yo lo hago seco y también está muy bueno

INGREDIENTES: (para 2)

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • Una cebolleta
  • Paprika dulce
  • 150 g de panceta de cerdo ibérico
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Los garbanzos, podemos cocerlos nosotros. Pero como ya es o se dicho que es un plato rápido sencillo y muchas veces, para salir de un apuro, los utilizaremos ya cocidos.

Lo primero que haremos, será cortar la panceta en trocitos muy pequeños. Seguidamente cortaremos la cebolleta también muy pequeña.

En una sartén pondremos a calentar unas gotas de aceite. Pero poca cosa, porque saltearemos la panceta que ya,de por si, lleva su propia grasa.

Cuando la hayamos salteado la retiraremos y, aprovechando el mismo aceite, pocharemos la cebolleta.

Cuando esté pochada, volveremos a poner en la sartén la panceta y pondremos también los garbanzos.

Removeremos un poco para que todo vaya cogiendo sabor y luego espolvorearemos por encima un par de cucharadas de paprika, o pimentón dulce y un poquito de sal.

Sobre el pimentón tiraremos un poco de aceite y removeremos enseguida, pues hemos de tener cuidado porque el pimentón es fácil que se tueste demasiado, con lo que daría mal sabor al plato

Ahora, iremos removiendo durante dos o tres minutos hasta que veamos que todos los garbanzos han cogido el color rojo del pimentón y después de eso, ya lo tendríamos.

A la hora de servir, rociaremos con un poco de aceite por encima y , si queréis, un poquito de pimienta.

Ya solo nos queda sentarnos a la mesa… Y a disfrutar ! !