Puerros con vinagreta de huevos

Los puerros, son una verdura muy versátil y muy rica. Ya en otras ocasiones os he puesto recetas en la que estaban enteros, como la falsa calçotada de puerros o en crema como la crema de puerros y nueces

En esta ocasión os voy a poner una receta también super fácil y muy, pero que muy sabrosa y sana.

Los puerros, son muy ricos en fibra dietética, y nos ayudarán a mantenernos saciados y a no subir de peso. Por si fuera poco, también tienen propiedades diuréticas que nos permiten combatir la retención de líquidos.

INGREDIENTES ( para 2 )

  • 4 puerros,
  • 2 huevos,
  • 1 cucharadita de mostaza,
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • 1/2 cucharadita de vinagre
  • 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire
  • 1 cucharada de queso rallado,
  • un poco de zumo de limón,
  • pimentón dulce,
  • pimienta negra y sal.

PREPARACIÓN :

Yo en esta receta he utilizado unos puerros asados que me sobraron de una bbq el día anterior, recordar que siempre hay que reutilizar.

Pero suponiendo que no tengáis puerros ya asados (que es el caso más normal). Empezaremos cortando los extremos de los puerros y retiraremos las primeras hojas exteriores. Lavaremos bien y secaremos.

Pondremos agua hervir con una pizca de sal y coceremos los puerros unos 10-15 minutos, hasta que estén tiernos.

Mientras tanto, coceremos también los huevos.

Sacamos los puerros y los dejamos escurrir sobre papel de cocina. Y también sacamos los huevos y los dejamos enfriar.

Precalentaremos el horno a 190ºC.

Ponemos los puerros en una bandeja de horno y los pintaremos

con aceite de oliva virgen extra, y los asaremos con el gratinador puesto durante unos 10-15 minutos, hasta que estén tostaditos (si ya los tenías asados, pues esto te lo ahorras 😉 aunque sí que tendrás que calentarlos).

Pelaremos los huevos y con un tenedor los picaremos con el resto de ingredientes para hacer la “salsa” mezclándolo todo bien.

Cuando los puerros estén, los sacaremos del horno y les pondremos la vinagreta por encima y los serviremos. Y cuando les deis el primer bocado, ya sabéis, a disfrutar!!

Anuncios

“Carpaccio” de sandía

Se acerca el invierno!! Pero de momento todavía podemos encontrar sandías.. Y que mejor manera que despedir al verano que este Carpaccio de sandía. En realidad el nombre no sería el más adecuado ya que el Carpaccio es un plato que se prepara con filetes muy finos de buey crudo, pero como la sandia está cortada en trozos muy finos parecería un trampantojo, así que con el nombre se queda.

INGREDIENTES:

• Sandía

• Queso Grana Padano (parmesano)

• Aceite de oliva virgen extra

• Escamas de sal

PREPARACIÓN :

Cortamos un trozo de sandía dependiendo de los comensales.

De ese trozo cortamos “filetes” muy finos. Deben ser casi transparentes, por lo que si tenemos habilidad con el pelapatatas podemos utilizarlo, si no, deberemos utilizar un cuchillo muy afilado.

Pondremos estos “filetes” en un plato imitando un Carpaccio.

Ahora cortaremos unas finas lascas de queso. En este caso utilizar el pelapatatas será bastante fácil. Ahora cogeremos esas lascas y las pondremos por encima de la sandía Y añadiremos un poco de aceite de oliva virgen extra.

Para acabar, le pondremos por encima unas escamas de sal, yo le he puesto de sal de Nepal pero puede ser de otro tipo.

Ahora, solo nos quedara servirlo, y a disfrutar!!

Ensalada de espinacas, queso y nueces

Se ha acabado el verano, de las vacaciones casi ya no nos acordamos pero seguro que algún kilito nos hemos traído. Pues bien, como aún tenemos buenas temperaturas y todavía apetece una ensalada, aprovecharemos para refrescarnos y de paso mantener el tipito.

Ya sabéis que me encantan las ensaladas, pero como siempre lo más importante es ir innovando para que no nos aburran.

Y si nos divierten, son sanas, nos ayudan a mantener el tipo, y encima son divertidas. Qué más podemos pedir!

INGREDIENTES:

  • Espinacas frescas
  • tomates cherry
  • Queso fresco o tierno de cabra
  • Un puñado de nueces
  • un puñadito de arándanos secos
  • 3 cucharaditas de aceite
  • 1 cucharadita de crema de balsámico de módena
  • 1 y ½  cucharadita de miel
  • Una pizca de sal

PREPARACION:

Bueno, la preparación no tiene ningún misterio y se podría resumir en cortar poner en el plato y aliñar.

Es decir, lavaremos y cortaremos las hojas de espinaca y las pondremos en la ensaladera, cortaremos el queso en trocitos medida bocado y mezclaremos las nueces y los arándanos. Los tomates Cherry depende de como os gusten más si enteros, y así explotan en la boca o cortados. Yo en este caso los he puesto cortados porque eran un poco grandes.

Ahora solo tendremos que preparar el aliño y ya estará.

En un cuenco mezclaremos los ingredientes del aliño que en esta ocasión son muy sencillos, el aceite, la miel, el vinagre y la sal y batiremos a mano hasta conseguir una salsa. Rociaremos con esta salsa por encima de la ensalada.

Y ya solo nos quedará disfrutar!

Empedrat de alubias blancas y bacalao


El empedrat (empedrado) es una ensalada sencilla y refrescante muy típica en Cataluña. Los ingredientes principales son las alubias, el bacalao o el atún, tomate, cebolla tierna, pimiento verde o rojo, olivas y un buen chorro de aceite.

Es uno  de aquellos platos que apetecen tanto en verano, frescos, fáciles de hacer y muy nutritivos.

INGREDIENTES  (2 personas.)

  • 250 g de alubias blancas (recomiendo las mongetes del ganxet . ( Dop del Valles )
  • 200 g de atún en aceite y/o bacalao remojado. 
  • 2 tomates de ensalada.
  • 1/2 pimiento verde y/o rojo.
  • Dos huevos duros
  • una cebolla tierna
  • Olivas negras (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Modena
  • Perejil fresco picado
  • Sal y pimienta

 PREPARACIÓN :

hay dos maneras de hacerlo, la fácil, y la larga. La diferencia básica radica en que hagamos nosotros las alubias o las compremos ya cocidas. 

Como ya hemos dicho que este era un plato que apetece por ser fácil de preparar, utilizaremos alubias compradas ya cocidas. Aconsejo comprar la legumbre ya cocida en vuestra tienda de confianza. Ahorraremos tiempo y nos garantizamos una alubia bien cocida. 

Aunque, si lo preferís podéis cocerlas vosotros mismos, si no sabéis cómo, me lo preguntáis y os lo indico. 

Pondremos el bacalao en remojo para que pierda la sal. 

Buen,  pues, como ya tenemos las alubias cocidas ahora pondremos a cocer los huevos hasta que estén duros. Una vez duros los pelamos y los cortamos a trocitos. 

Cortaremos también a dados el pimiento y la cebolla. El pimiento podéis utilizar o solo de un color, o un poco rojo y otro poco de verde así le daremos más colorido a la ensalada. 

Rayamos el tomate y le ponemos un poco de sal aceite y pimienta y unas gotas de vinagre de Modena. 

Y desmenuzaremos el bacalao que antes habíamos dejado en remojo. Es lo que en Cataluña se llama esqueixar. Se trata de  ir sacando tiras de bacalao con las manos. Ya que queda más deshilachado que con cuchillo y el aliño penetra mejor y queda más sabroso.


Prepararemos el plato, poniendo las alubias en el fondo y por encima el bacalao y el atún que tambien  desmigaremos. Seguiremos poniendo por encima las verduras picadas, el huevo duro y si os gustan las olivas (sin hueso) y a continuación lo aliñaremos con el tomate. 

Por último rociaremos con aceite y pondremos un poco de perejil y ya lo tendremos! 

Se puede dejar un rato en la nevera antes de servir para que así esté todavía más fresquito. 

En esta ocasión he puesto una parte de bacalao y otra de atún, pero se puede poner solo una cosa, ambas, o incluso gambas

De cualquier forma estará bueno, y ya sabéis, a disfrutar!!

Ensalada de couscous y sandía

Anteriormente os he puesto una receta de sandía pero como he comprado bastante, ahora os voy a poner otra. Por cierto, antes de comprar sandía, os voy a dar algunos consejos  

La mejor época para comprar la sandía es en verano, que es cuando alcanza su máximo punto de madurez.  En este momento, tiene la pulpa de color rojo intenso y al golpearla, emite un sonido hueco. En cualquier otra época seguramente sea de algún lugar lejano. 

A la hora de comprar sandías, conviene fijarse en su carne que debe estar firme y jugosa. Si solo se puede observar la sandía sin abrir hay que fijarse en la parte inferior, donde un color amarillo pálido indica que está madura y sabrosa, mientras que la presencia de una mancha blanca o verdosa señala que fue recogida antes de tiempo y resultará insípida. La presencia de un tallo arrugado también indica que está madura.

Por cierto,  además de ser un perfecto diurético, la sandía es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que son muy beneficiosos para nuestro corazón y para evitar la aparición de enfermedades

Bueno, pues vamos a ver cómo se prepara la ensalada de sandía y couscous, ya veréis que se trata de un plato saludable, refrescante y apto para vegetarianos y veganos.

INGREDIENTES (4 personas):

  • 100 g de cuscús
  • 300 g de sandía
  • 60 g de hojas de rúcula
  • 40 g de pasas
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de manzana 
  • sal y pimienta

PREPARACIÓN 

 Para empezar, pondremos las pasas en remojo en un bol con agua mineral. 

Mientras tanto, prepararemos el couscous. Preparar el couscous es muy fácil simplemente tendremos que calentar la misma cantidad de couscous pero de agua con una pizca de sal.  Cuando el agua empiece a hervir, viértela sobre el cuscús. Tapa el bol con film de cocina y deja que el cuscús absorba toda el agua. Ya ves qué fácil!.

Ahora, iremos montando la ensalada. Pondremos en un bol la rúcula, que previamente habremos cortado para hacer más fácil comerla. Cortaremos la sandía, después de quitarle la piel, en trocitos pequeños, tamaño mordisco. Y los pondremos también en el bol. 

Escurriremos las pasas y también las pondremos en el bol. Y, por último, desmenuzaremos el couscous y lo pondremos también en el bol. 


Ahora solo nos quedará aliñar la ensalada con aceite, vinagre, sal y pimienta. Y si queréis la podéis emplatar individualmente. 

Y una vez hecho eso, ya solo tenéis que sentaros a la mesa con este fresquito plato, a disfrutar!!

Ensalada de melva y queso fresco de cabra


La veía en la estantería pero no la había utilizado todavía en mis recetas, me estoy refiriendo a la Melva. 

La melva pertenece a la familia de los Scombridae, como el atún, el bonito o la caballa entre otros. Como todos los pescados azules la melva es un alimento muy saludable y de elevado valor nutricional, ideal para mantener una dieta sana y equilibrada, típicamente mediterránea. También es muy recomendable para mujeres embarazadas y para la alimentación infantil.

la melva  es una excelente fuente de proteínas y de minerales como el magnesio, el fósforo, el hierro y el yodo, y vitaminas del grupo B, A y D. Se encuentra entre los pescados que poseen entre un 5 y un 10% de grasa, es rico en ácidos grasos omega-3 que previenen las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Pues eso, que con un producto como este seguro, que sale un magnífico plato. Y ahora que ya estamos en verano, apetitoso y fresco

INGREDIENTES (para 2)

  • Ensalada tipo mezclum o similar
  • Queso fresco de cabra (si no tienes de de cabra puedes utilizar algún otro fresco) 
  • Una lata de Melva en aceite de oliva
  • Reducción de vinagre balsámico de Módena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Pondremos los diferentes tipos de ensalada en un bol y los cortaremos para que queden más pequeños que sean más fáciles de comer. Cortaremos también el queso en trocitos. Y claro, solo falta trocear también la Melva. 

Pues, cuando ya tengamos todo troceado lo ponemos en un bol y lo mezclamos. Una vez mezclado lo aliñaremos con sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra   (podemos utilizar el aceite que llevaba la conserva de Melva) y reducción de vinagre de Módena. 

Y ahora, solo nos queda emplatar y servir y como siempre, a disfrutar!!

Wrap o tosta de Kale, salmón y revuelto de ajetes. 

Esta receta casi la podríamos llamar una receta de restos. La verdad es que tenía que hacer una cena y tenía la nevera temblando así que me dije,  vamos a ver lo que hay y de lo que hay, lo que podemos sacar. Y la verdad, el resultado ha sido muy bueno. Ya sabéis, si hay buen producto nada más hace falta un poquito de imaginación. 

Os voy a poner los ingredientes, por lo menos se que con estos sale bien, pero podéis hacer las variaciones que queráis pues como os he dicho el truco es abrir la nevera y a la aventura!!

INGREDIENTES: (más o menos jeje)

  • Unas tortitas o unas buenas rebanadas de pan (en este momento el paleo tiembla, pero era un apuro y ya sabéis que no me gusta ser estricto en exceso)
  • Salmón
  • Col Kale 
  • Aguacate
  • Tomate
  • 2 Huevos
  • Ajos tiernos 
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Primeramente, pelaremos el aguacate y el tomate (en la foto salen 2 pero al final puse 1) y lo trituramos para hacer una salsa (tipo guacamole) y la reservamos. 

Cortamos los ajos tiernos en rodajas pequeñas y los ponemos en una sartén con un poco de aceite y un poco de sal y los doramos. Mientras se doran, batiremos los huevos y luego se los tiraremos por encima a los ajos para hacer un revoltillo. Como ya os he dicho en alguna otra ocasión, podéis obviar batirlos aparte y tirarlos directamente y mezclarlos en la misma sartén. Eso va a gustos. Una ves tengamos el revoltillo lo reservamos. 

Ahora tendremos que tomar una decisión. Caer en la tentación de los hidratos y utilizar las tortitas o el pan, o ser fuertes y utilizar estos ingredientes para hacer una ensalada. Cualquiera de las dos formas triunfará.  En esta ocasión, la compañía “exigía” optar por los wraps. 

Pues, si utilizamos las tortitas, extenderemos sobre ellas la salsa y a continuación el resto de los ingredientes, el salmón, el revoltillo y la col Kale. Ahora salpimentamos al gusto, enrrollamos y ya lo tenemos. 

Si optamos por hacer la ensalada, solo tendremos que poner en un bol los ingredientes y aliñarlos con la salsa. 

En cualquier caso, ya sea en wrap, sobre pan o en ensalada seguro que triunfa y ya sabes, a disfrutar!!