Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón

El otro día vinieron unos amigos a disfrutar de una barbacoa y para la ocasión preparé estas mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón. El resultado fue espectacular y por eso me he visto casi “obligado” a poner la receta urgentemente.

La verdad, que pese a lo fácil que es hacerlas, el resultado es muy bueno, por lo que os aconsejo que siempre que podáis las cocinéis, ya veréis como triunfáis

INGREDIENTES:

  • Mazorca de maíz cocida (yo puse una mazorca por cada comensal, pero en vista del éxito os aconsejo poner alguna más porque seguro que repiten) (también la podemos poner cruda pero entonces tendremos que aumentar el tiempo de cocción)
  • 60 g de mantequilla reblandecida
  • l cucharada de eneldo picado
  • l cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de corteza de limón ecológico rallada
  • 1/2 cucharadita de sal gorda
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN :

En principio las haremos a la barbacoa, pero si no las pudierais hacer a la barbacoa siempre la podéis hacer en un grill eléctrico o en una plancha

En la barbacoa de carbón dejaremos que las brasas estén apunto y luego pondremos las mazorcas a fuego mediano ni muy cerca ni muy lejos de las brasas

Mientras las mazorcas van cogiendo color prepararemos la mantequilla al limón.

Rallaremos la piel del limón, teniendo en cuenta de no llegar hasta la parte blanca, pues amargaría. Para hacer la pasta, simplemente iremos aplastando todos los ingredientes en un cuenco hasta obtener una pasta uniforme. Es importante que la mantequilla esté reblandecida.

Dejaremos que las mazorcas se hagan, manteniendo tapada la bbq tanto como sea posible. (Yo cuando están cocidas, acostumbro a cortarlas por la mitad porque así es más fácil distribuirlas)

Si las mazorcas estuvieran crudas y con las hojas, retiraremos unas pocas hojas hasta que veamos los granos a través de las hojas más finas.

Iremos dando vueltas a las mazorcas a menudo para obtener una cocción homogénea. Estarán cuando los granos comiencen a estar en un tono dorado. Si veis que se hace muy rápido siempre podéis alejar un poco las brasas.

Una vez hechas, las cogeremos con cuidado, con unas pinzas, las retiraremos y las dejamos aparte.

Antes de servirlas pondremos las mazorcas, en una bandeja de aluminio desechable. Añadiremos, entonces, la mantequilla aromatizada por encima de las mazorcas y colocaremos la bandeja sobre la parrilla a fuego directo unos cinco minutos. Las mazorcas se calentarán de nuevo y la mantequilla se derretirá, por lo que iremos dando vueltas para que vayan impregnándose del jugo.

Las mantendremos a fuego medio hasta el momento de servir

Ya solo nos quedará, servirlas acompañando a una buena carne y esperar los elogios. Y ya sabéis como siempre, a disfrutar!!

Anuncios

Brochetas de pollo marinadas a la Bbq


Como os dije en el post anterior, os iré poniendo recetas hechas a la barbacoa. Sobre todo ahora que empieza la buena época para las barbacoas ya que los amigos han vuelto de vacaciones y no hace tanto calor.

La primera receta es una, en la que las brochetas de pollo son las protagonistas. Se trata de una receta que es muy fácil de hacer y exquisita.

INGREDIENTES

Depende de para cuantos sea la barbacoa,(cuantos más seamos más reiremos) pero en principio tendremos que contar con un contramuslo deshuesado y sin piel, por persona ( también podemos utilizar otra parte del pollo como la pechuga)

PARA EL MARINADO

  • 1 cebolla cicada
  • Zumo de limón (1/2)
  • 2 cucharadas de oregano seco
  • 2 cucharadas de pimentón o paprika dulce
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN :

Primero prepararemos el marinado. Iremos poniendo el el vaso de la picadora la cebolla cortada hasta reducirla a “puré” de cebolla. A continuación pondremos el zumo de limón, el orégano, el pimentón y el ajo. (Esto son medidas para 4 o 5 personas si sois más ampliar un poco las cantidades)

Ahora, con la picadora en marcha, iremos incorporando el aceite de oliva hasta que obtengamos una pasta lista para marinar nuestro pollo.

Una vez que ya tenemos el marinado, cortaremos el pollo en trozos de unos 3 cm,

Colocaremos los trozos de pollo y la marinada en una fuente
poco profunda y rebozaremos bien para que queden bien impregnados. Cubriremos todo con papel film transparente y lo dejaremos marinar 30 minutos a temperatura ambiente.

Es momento de preparar la barbacoa. Mientras se van haciendo las brasas, montaremos los pinchos (brochetas). Podéis utilizar brochetas metálicas (recomendadas) o de madera. Si son de madera se han de dejar en remojo unos 30 minutos para que no se quemen en la barbacoa.

Para evitar tener que poner a remojo
las brocheta cada vez que hagan falta,
se pueden preparar con antelación poniendo un paquete grande a remojar durante 1 hora y después de escurrirlo las ponemos en el congelador, dentro de una bolsa y así solo tendremos que sacar las brochetas cuando las necesitemos.

Sacaremos la carne de la marinada y la separaremos según el número de comensales para que todos tengan una parte equivalente. Iremos ensartando la carne en la brocheta.

Cuando las brasas esten a punto cepillaremos la parrilla de cocción.

Asaremos las brochetas
a fuego medio directo (es decir, sobre las brasas pero a una distancia media) de 12 a 15 minutos hasta que la carne
esté bien asada (si necesitas un poco más de tiempo, ya sabéis) pero que no se seque.

Daremos la vuelta a las brocheta
una sola vez a media cocción, manteniendo cerrada la tapa de la barbacoa tanto como
sea posible.

Y ya solo nos quedará repartir las brochetas entre los comensales y, a disfrutar!!

Mi nueva barbacoa

Ya os he comentado y os he enseñado fotos de mi nueva cocina, pero es que además, he instalado una nueva barbacoa, en la que muy pronto os podré mostrar platos igual, o más suculentos que los que hemos visto hasta ahora.

Al principio empecé a probar con las típicas barbacoas que solemos hacer todos. Pero una vez ya le voy cogiendo el punto al carbón empezaré hacer nuevas recetas que os iré mostrando.

Por otra parte, ¿que hay más paleo que cocinar en una barbacoa?

Pues, lo dicho tanto si tienes barbacoa como no, vive la vida, y a disfrutar!!

Refresco de sandia

El calor está apretando de lo lindo, hay varias maneras de combatirlo. Hoy os voy a mostrar una, simple y muy agradable.
Se trata de un buenísimo refresco de sandía. Te garantizo que te enfriarás más rápido de lo que tardas en freír un huevo en la acera caliente (escena típica de noticiero veraniego).

INGREDIENTES (3 personas)

  • 2 tazas de trozos de sandía sin semillas
  • Zumo de 1 lima
  • 1 taza de cubitos de hielo (unos 6 cubitos de hielo de una bandeja estándar)
  • Unas hojas de albahaca fresca (opcional)

PREPARACIÓN
Primero cortaremos los trozos de sandía les quitaremos la piel y los meteremos en la batidora de vaso. A continuación, pondremos el zumo de la lima y añadiremos el hielo.

Batiremos todo a una velocidad alta. Primero se irá batiendo la sandía e irá haciéndose líquida y luego llegará el turno del hielo. Es posible que al principio os cueste que se triture ya que hay muy poco líquido pero podéis ir apretando hacia abajo, Ojo siempre con la batidora apagada!!

Cuando tenga la textura de batido ya solo nos quedará servir de inmediato.

Adornaremos con unas rodajas de lima y sandía, e incluso podemos poner un poco de albahaca fresca, aunque esto es opcional.

Como habéis visto es impresionantemente fácil de hacer, pero el resultado es muy bueno y especialmente combativo contra el calor

Ahora solo nos queda refrescarnos y, a disfrutar!!

Coca de llardons (chicharrones)


Llega la verbena de San Juan. En Cataluña es super típico comer coca y cava mientras ves las hogueras en llamas. 

Hay varios tipos de coca, pero en casa , la que triunfa, sin lugar a dudas, es la coca de llardons (chicharrones). Esta receta me la enseñó a hacer mi amiga Loli de marcha nórdica y desde entonces está en el top de aquellas cosas que te hacen llevar cuando vas a una fiesta con amigos.  

Además, es tan fácil que aunque esta receta tendría que haberla puesto algún día antes de la verbena  para que tuvierais tiempo de prepararla (lo siento me ha pillado el toro) Se puede salir a comprar los ingredientes en un momento y triunfar esta noche. 

Aunque, insisto, están buena y fácil que la podeis utilizar tantas veces como queráis sea día de verbena o no. 

El hojaldre lo podéis hacer vosotros mismos pero dado que no tenemos tiempo lo mejor es utilizar unas planchas de hojaldre ya hecho. 

INGREDIENTES: (para una coca) seguro que hacéis más de una

  • 1 paquetes de pasta de hojaldre 
  • 125 g de chicharrones
  • 50 g de piñones
  • Azúcar
  • 1 yema de huevo (opcional)

PREPARACIÓN:

Nada más fácil, extendemos la masa de hojaldre hasta el tamaño de la bandeja del horno. Mientras tanto, habremos puesto el horno a calentar a 200°

Pincharemos la masa con un tenedor a lo largo de toda su superficie por qué no nos interesa que suba demasiado. Podemos batir una yema de huevo y pintar por encima, pero esto es opcional dependiendo si os gusta más doradita o menos

Ahora, trituraremos (a mano, yo los meto en una bolsa y a golpe de rodillo jeje) los chicharrones pero, que no nos quede excesivamente pequeños, no queremos polvos de chicharrón, queremos trocitos pequeños. 

Esparciremos los chicharrones por encima de la masa de hojaldre que previamente habremos puesto sobre un papel de hornear en una bandeja para el horno. Es conveniente que toda la base quede cubierta. 

Hay otra opción que es dividir la placa de hojaldre en dos y integrar los chicharrones en el interior de las dos capas pero como ya os he dicho que esta es una receta fácil utilizaremosla primera opción. 

Una vez tengamos esparcidos los chicharrones, espolvorearemos abundantemente azúcar con la mano para que se integre con los chicharrones. 

Ahora, meteremos la bandeja en el horno, al cual le bajaremos un poco la temperatura, sobre unos 170° y lo dejaremos unos 15 minutos hasta que esté dorada. 

Pero un poquito antes, sacaremos la bandeja del horno y espolvorearemos los piñones por encima, ya que si los ponemos al principio es muy probable que se tuesten demasiado y se quemen. 

Ya os dije que no podríamos hacer solo una

Y ahora ya está. Habéis visto que fácil. Ya podemos celebrar la verbena de St.Juan. Solo tendremos que añadir una buena copa de cava, y a disfrutar!!

Arroz con bogavante y gambas

Hola y feliz año a todos, seguimos en fiestas y nada mejor para una fiesta que, disfrutar de un sabroso plato de arroz con bogavante. Este plato es mucho más espectacular que difícil pero solamente con el olor que deja en casa ya hace fiesta. Imaginaros luego cuando lo probáis. 

En el arroz con bogavante, como en tantos otros arroces, cada maestrillo tiene su librillo. Por ejemplo, hay quien le pone pimiento pero yo no se lo pongo porque en casa, el pimiento no gusta mucho. También hay quien no pone gambas, pero yo si le pongo ya que le da un poquito más de alegría al arroz. 

También hay a quien le gusta más o menos caldoso. A mi, particularmente, me gusta poco caldoso y es así como lo hago, luego cada uno que lo haga como mejor le guste. 

Pero en cualquier caso servirás un plato que es exclusivo de los mejores restaurantes y que podrás hacer tú mismo con un poquito de empeño. El resultado, ya lo comprobarás. No podrás hacerlo sólo una vez, tendrás que seguir haciéndolo más veces por petición popular jeje

INGREDIENTES. (Para unos 4)

  • 1 bogavante, 
  • Un plato de gambas peladas 
  • 100 gr. de arroz bomba por persona
  • 3 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 3 tomate pera rallados
  • 1 pellizco de azafrán, 
  • 1  cdta de pimentón o paprika dulce
  • Coñac
  • 1 ramita de perejil picado
  •  1´5 l. de fumet de pescado (si en caso de apuro no tienes caldo de pescado puedes poner uno ya preparado, aunque te recomiendo hacer un caldo natural)
  •  aceite de oliva virgen extra  
  • sal.


Picamos muy fina la cebolleta, el ajo y el perejil y rallamos el tomate. Lo reservamos todo. 

Ahora viene la parte más “complicada” del tema, partir el bogavante. El bogavante podéis comprarlo fresco o congelado. Yo prefiero comprarlo congelado, más que nada por ahorrarme  el tener que matarlo que, la verdad, no es muy agradable. En cualquier caso trocearlo es igual, aunque si lo hemos comprado congelado se mueve menos😉. En caso que lo tengáis congelado es conveniente dejarlo descongelar en la nevera mínimo 24 horas antes. 

Para cortar el bogavante podemos hacerlo de varias maneras, creo que la más fácil es: separar la cabeza del cuerpo, luego hacer un corte longitudinal en el centro de las dos partes que os quedan. Para ello necesitaremos un buen cuchillo afilado, pues hay que hacer presión. Una vez tenemos las 4 partes le hacemos dos cortes horizontales y para finalizar le desmontamos las pinzas. Le daremos unos golpes en las pinzas para que se hagan mejor y además así poder abrirlas mejor a la hora de comer el arroz. 

Es conveniente que estos cortes los hagamos sobre un recipiente para poder recoger los jugos que deje, pues también irán a la cazuela para dar sabor. 

Ahora cogeremos una cazuela grande y la pondremos a calentar a fuego medio y con un chorreón de aceite de oliva virgen. Una vez el aceite esté caliente echaremos los trozos de bogavante y los saltearemos, veremos que cogen un color rojo espectacular. Después de un ratito, sacamos el bogavante y lo reservamos. 

En el mismo aceite ponemos el ajo picado junto a la cebolla con un poco de sal por encima, y sofreiremos a fuego medio durante unos  minutos, hasta que se pochen bien, removiendo para que se cocinen bien por todos lados.

Echamos el pimentón dulce, lo removemos para mezclar y cuando se haya cocinado un minuto o dos, entonces echamos el tomate triturado y bajamos a fuego suave  y vamos mezclando  para dejar que el tomate se cocine y se reduzca. 

Cuando se haya evaporado el agua del tomate tiramos las gambas y las hebras de azafrán, removemos y añadimos un chorreón de coñac y dejamos un rato que se evapore el alcohol. 

Entonces echamos el arroz,  recomiendo  que sea tipo bomba, lo vamos removiendo un poco a fuego medio para que vaya cogiendo todos los sabores. 

Ahora volvemos a poner el bogavante y echamos el caldo (que teníamos al fuego a punto de ebullición )


Mantenemos a fuego fuerte 10 minutos, bajamos el fuego y cocinamos entre 6 y 8 minutos más, revisando el nivel de caldo por si hemos de añadir un poco más y porque lo dejaremos al nivel de caldoso que nos apetezca. 

Ahora ya sólo queda servirlo en un plato con un poco de gracia y aunque siempre os digo a disfrutar! en esta ocasión os diré A DISFRUTAR!!!!!!

Lomo de cerdo relleno de tortilla y jamón con salsa de almendras

Hola, después del éxito del último lomo relleno he decidido hacer otro, pero este, en vez de hacerlo al horno lo he hecho en cazuela. De cualquier forma el resultado también ha sido espectacular. Esta es una receta de fiesta, no porque sea difícil, que no lo es, sinó porque es laboriosa.  La receta esta la calificaré como no paleo puesto que en la salsa lleva pan pero si no se lo queréis poner ya tenéis una receta paleo. 

Con los ingredientes que os pongo a continuación comimos nueve personas y sobró casi la mitad del lomo pero era Navidad y casi todos estamos hartos de comer. Creo que lo podéis hacer con estas cantidades (siempre depende del tamaño del lomo) y si os sobra congelarlo o si preferís dividid las cantidades por la mitad y lo hacéis más pequeño

Ingredientes 

– 1 lomo de cerdo de 1,5 K abierto (como siempre, insisto que sea de buena calidad, de vuestra carnicería de confianza. Huid de carnes de grandes superficies) 

– Perejil fresco

– 6 huevos

– Jamón York (unos 100gr)

– Jamón serrano (unos 100gr)

– unas 5 rodajas pequeñas de pan

– unas 20 almendras crudas con o sin piel

– 3 cebollas

– 6 dientes de ajo

– 4 tomates maduros

– 1 cda. de harina

– 3 litros de caldo de pollo (a ser posible casero)

– Aceite de oliva

– Pimienta negra molida

– Sal

PREPARACION 

Comprobamos que tenemos una sartén y una cazuela donde quepa el lomo. 

Abrimos el lomo y lo extendemos sobre el mármol. Picamos muy finamente la mitad del ajo y el perejil y lo distribuimos por todo el lomo con sal y pimienta. Lo dejamos macerando unas 2 horas (lo podemos emblistar con film para que sea más cómodo, incluso lo podemos poner en la nevera)

Hacemos una tortilla con los huevos, si queréis y os es más fácil podéis hacer un par con la 1/2 de lo huecos cada una. Entre las dos tienen que cubrir todo el lomo abierto


Ponemos la tortilla sobre el lomo y también unas lonchas de jamón cocido y unas lonchas de jamón serrano cubriendo toda la superficie del lomo


Ahora enrollamos el lomo apretando fuerte y lo atamos bien con cuerda para bridar.


En una sartén con  aceite de oliva , marcamos bien el lomo por todos sus lados. Esto lo hacemos con fuego fuerte para que la carne se selle y conserve los jugos. 

Cuando esté listo ponemos el lomo en una cacerola. Añadimos el caldo de pollo hasta casi  cubrirlo y  comenzamos a calentarlo a fuego medio

En la misma sartén en que hemos marcado el lomo freimos las almendras hasta que estén tostadas y las sacamos y reservamos. Luego en la misma sartén freímos también las rodajas de pan y las sacamos y ponemos sobre papel de cocina para escurrir el aceite. 

Otra vez en la misma sartén ponemos los dientes de ajo picados que quedan y la cebolla picada (no es necesario cortarla demasiado pequeña) y sofreimos hasta que esté bien pochada.

Mientras se pocha la cebolla, rallamos los tomates y los añadimos a la sartén y sofreimos todo unos 5 minutos más añadiendo la sal y pimienta.

Cuando el sofrito esté listo, añadimos una cucharada de harina (para espesar el caldo) y sofreimos un minuto más 

Ponemos todo lo reservado  (el sofrito de cebolla, ajo y tomate con el pan y las almendras y un poco de caldo) en la trituradora y trituramos muy bien y luego añadimos la salsa a la olla con el caldo y removemos bien. 

Cocemos a fuego medio unos 40 o 50 minutos hasta que la salsa espese.

Ya solo nos queda servir el lomo troceado en rodajas con salsa por encima y disfrutar!!