Salmón marinado al horno

Con este plato de salmón al horno saborearéis lo mejor del pescado azul y el fantástico sabor de las hierbas aromáticas.

Aunque las hierbas aromáticas son fáciles de localizar en el mercado, hay que tener en cuenta que también son muy fáciles de cultivar. Por lo que os recomiendo que, siempre que podáis tengáis un poquito de huerto urbano en el que plantar vuestras propias hierbas aromáticas Ya veréis que el resultado es muchísimo mejor y además, más económico

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 filetes de salmón
  • Unas hojas de perejil fresco picado
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Unas hojas o una ramita de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de fumet de pescado, o en su defecto una pastilla de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón
  • Sal y Pimienta

PREPARACIÓN


Primero prepararemos la marinada, para ello, picaremos las hierbas y los ajos. (Podéis cambiar las hierbas y poner las que más os gusten, aunque con estas quedan fenomenal)

A continuación mezclaremos en un bol los dientes de ajo picados, las hierbas, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón y el aceite de oliva. Añadiremos también una pastilla de caldo de pescado ( si tuviéramos caldo concentrado, tipo fumet también sería el momento de añadirlo en lugar de la pastilla)

Ahora pondremos el marinado sobre el salmón. Y lo dejaremos reposar una hora aproximadamente en la nevera, dándole alguna vuelta para que el salmón coja el sabor por todas partes. Ojo, no lo dejéis mucho más tiempo marinando porque entonces puede ser que coja demasiado sabor y no quede como debiera

Precalentaremos el horno a 190ºC.


Colocaremos el salmón en una fuente de horno, o si hacéis como yo, que lo he marinado en una cazuela que puede ir al horno pues perfecto así ahorráis un cacharro.

Por último ponéis un chorrito de aceite de oliva por encima y cubriremos la fuente con papel de aluminio.

Coceremos el salmón unos 15-20 minutos en el horno y cuando lo tengamos lo servimos bien caliente.

y ahora, ya sabéis, a disfrutar!!

Anuncios

Puerros con vinagreta de huevos

Los puerros, son una verdura muy versátil y muy rica. Ya en otras ocasiones os he puesto recetas en la que estaban enteros, como la falsa calçotada de puerros o en crema como la crema de puerros y nueces

En esta ocasión os voy a poner una receta también super fácil y muy, pero que muy sabrosa y sana.

Los puerros, son muy ricos en fibra dietética, y nos ayudarán a mantenernos saciados y a no subir de peso. Por si fuera poco, también tienen propiedades diuréticas que nos permiten combatir la retención de líquidos.

INGREDIENTES ( para 2 )

  • 4 puerros,
  • 2 huevos,
  • 1 cucharadita de mostaza,
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • 1/2 cucharadita de vinagre
  • 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire
  • 1 cucharada de queso rallado,
  • un poco de zumo de limón,
  • pimentón dulce,
  • pimienta negra y sal.

PREPARACIÓN :

Yo en esta receta he utilizado unos puerros asados que me sobraron de una bbq el día anterior, recordar que siempre hay que reutilizar.

Pero suponiendo que no tengáis puerros ya asados (que es el caso más normal). Empezaremos cortando los extremos de los puerros y retiraremos las primeras hojas exteriores. Lavaremos bien y secaremos.

Pondremos agua hervir con una pizca de sal y coceremos los puerros unos 10-15 minutos, hasta que estén tiernos.

Mientras tanto, coceremos también los huevos.

Sacamos los puerros y los dejamos escurrir sobre papel de cocina. Y también sacamos los huevos y los dejamos enfriar.

Precalentaremos el horno a 190ºC.

Ponemos los puerros en una bandeja de horno y los pintaremos

con aceite de oliva virgen extra, y los asaremos con el gratinador puesto durante unos 10-15 minutos, hasta que estén tostaditos (si ya los tenías asados, pues esto te lo ahorras 😉 aunque sí que tendrás que calentarlos).

Pelaremos los huevos y con un tenedor los picaremos con el resto de ingredientes para hacer la “salsa” mezclándolo todo bien.

Cuando los puerros estén, los sacaremos del horno y les pondremos la vinagreta por encima y los serviremos. Y cuando les deis el primer bocado, ya sabéis, a disfrutar!!

Pollo al horno con manzana


Hola, hoy os voy a poner otro de esos platos de horno que son super fáciles y que nos permiten estar haciendo otra cosa mientras el horno trabaja. 

Estamos hablando de la típica pechuga de pollo pero, claro, un poco arreglada para que quede más buena. 

Ya sabéis, que siempre intento darle la vuelta a la pechuga de pollo para que no sea el típico plato aburrido. en esta ocasión me encontré con unas pechugas de pollo y una manzana a la que ya le quedaba poco tiempo de frescor. Así que me dije, ¿por qué no juntarlas y además hacer un plato sano?

INGREDIENTES (para 2)

  • Dos pechugas de pollo
  • Una manzana
  • Pimentón dulce
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN. 

Como veis, los ingredientes son mínimos pero el resultado vale la pena. 

Empezaremos poniendo el horno a calentar a 180 °C. 

A continuación cogeremos un papel de hornear y pondremos encima las pechugas de pollo que previamente habremos salpimentado. Luego le pondremos el pimentón por encima. 

Después cogeremos la manzana y la cortaremos en gajos, que iremos poniendo por encima de las pechugas de pollo. 

Y, por último, haremos un paquete con el papel de hornear que contenga las pechugas de pollo y que quede totalmente cerrado. Una vez tengamos hecho el paquete lo meteremos en el horno a media altura durante unos 25 o 30 minutos. 

Y ahora, ya está! . Sin haber hecho prácticamente nada, ya tenemos un delicioso plato de pollo al horno con un gustito a manzana que nos encantará. Además es un buen plato para llevarse en tupper al trabajo. 

Y ya sabéis, a disfrutar !!

Rollos de pollo rellenos de bacón y queso

Hoy os pongo una receta fácil y muy rica. Ya os puse una receta muy parecida pero en vez de hacerlo al horno lo hacíamos al vapor 

Tanto con la otra como con esta obtendrás  un estupendo plato de pollo, un entrante  o tapa fría sana e ideal para llevar en tupper

INGREDIENTES  para dos personas:

  • 2 pechugas (pueden ser contramuslos) enteras
  • 6 lonchas de bacón (o 3 grandes)
  • 4 lonchas de queso (tipo hawarti ) 
  • Albahaca
  • Orégano
  • Sal y Pimienta
  • Aceite de ajo (opcional)

PREPARACIÓN. 

Primeramente abriremos las pechugas  ( o los contramuslos) y las extenderemos dándoles unos golpes para ablandarlas. 

Después las salpimentaremos al gusto por ambas caras, ponemos el bacon cubriendo la mayor parte de la superficie y a continuación ponemos las lonchas de queso.

Desde un extremo de la carne empezamos a enrollar haciendo presión. Si se mantiene enrollado, perfecto, pero si no entonces tendremos que utilizar un cordón para atarlo y que se mantenga enrollado, ante la duda mejor atarlo, no cuesta nada y nos ahorraremos sustos

Ahora pondremos el pollo en una fuente de horno y si tenemos aceite de ajo tiramos un poquito por encima, si no, ponemos aceite normal y espolvoreamos las hierbas aromáticas. 

Con el horno precalentado A 200 °C, introducimos la fuente durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.

Sacamos la fuente del horno y dejamos que se enfríe y cuando ya estén fríos procederemos a cortarlo en rodajas. 
Ahora ya podremos servirlos, si os apetece, podemos servirlos acompañados de salsa barbacoa  

Como siempre, ya sólo nos quedará disfrutar!!

Bacalao al horno con crema de ajo


El bacalao es un pescado con el que siempre sueles quedar bien. Hacerlo al horno es muy sencillo, muy saludable y lleno de proteínas. Y si quieres que sea un plato exquisito nada más hay que darle un toque especial ( ya os enseñé el bacalao con alioli de ajo negro y el bacalao con salsa de ajo negro  y algún otro )  Como habréis observado, la combinación  bacalao y ajo  me gusta mucho ya que combinan perfectamente.  

El bacalao es un pescado blanco bajo en grasa y nos provee de vitaminas como la B y la A. Asimismo, es rico en fósforo, magnesio y potasio.

Esta receta que os pongo hoy, realmente es para los que no se quieren complicar pero quieren quedar bien cuando hagan pescado ya que es una manera súper fácil y sin apenas ensuciar la cocina.

INGREDIENTES  para 2 raciones:

  •  350 Gramos de Bacalao al punto de sal
  •  2 o 3 cabezas de Ajo
  •  Aceite de oliva
  •  Sal y de Pimienta negra molida

PREPARACIÓN. 

Pelamos un poco las cabezas de ajo y las ponemos enteras sobre un papel de aluminio. Les echamos un poco de aceite, cerramos el papel de aluminio haciendo  un paquete para cada cabeza por separado. 

Colocamos las cabezas de ajo  en una bandeja de horno y las metemos al horno a 175 ºC durante 1 hora más o menos. De este modo, los ajos se cocinarán a fuego medio y quedarán tiernos.

Una vez cocinados, pelamos los ajos uno a uno y los colocamos en un bol o si preferís en un vaso apto para la batidora. Es fácil si con un cuchillo cortamos la parte del culo del diente de ajo y con la parte roma del cuchillo vamos haciendo presión para que salga todo el jugo del ajo por detrás (como la pasta de dientes😉)

Mezclamos los ajos asados con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, y los machacamos o trituramos hasta conseguir una pasta 

Pondremos el bacalao en una bandeja de horno a 180 ºC durante unos 13 minutos. Luego, lo sacamos y cubrimos con la crema de ajos asados y volvemos a meter al horno con el gratinador para que se gratine durante otros 5 minutos.

Cuando esté gratinado ya podemos sacarlo del horno y servir. 

Y solo nos quedará saborearlo y a disfrutar !!

Lasaña de calabacín


Aquí os voy a mostrar una receta fácil y buenísima 
Esta es una receta de lasaña, pero los calabacines sustituyen a las láminas de pasta llenas de hidratos, pasando asi a ser una lasaña más sana y más jugosa. Siendo además muy interesante nutricionalmente ya que, los calabacines aportan minerales como calcio, hierro y fósforo, y muchas vitaminas. Además contienen mucha fibra y son de fácil digestión.

En este caso yo la he hecho de atún pero podéis utilizar jamón o carne picada guisada, lo que más os apetezca en ese momento. 

INGREDIENTES: (para 2)

  • 1 calabacin grande 
  • Lata de atún en aceite de oliva (unos 80g)
  • queso mozzarela (puede ser en láminas finas o rallado) 
  • queso parmesano rallado
  • Aceite
  • Sal

PREPARACIÓN 

Ponemos a calentar el horno a 180ºC

Lavaremos el calabacin y lo secaremos (si vemos que con uno nos quedamos cortos utilizaremos un par)

Con un pelapatatas pelamos la piel del calabacín  y luego con el mismo aparato lo cortáremos en láminas muy finas a lo largo. Podéis usar una mandolina, lo que os funcione mejor

Tomaremos una fuente rectangular que pueda ir al horno. Untaremos la fuente con un poco de aceite y montaremos las capas de la lasaña. Primeramente pondremos una capa de láminas de calabacín, sin dejar espacios. Yo suelo ponerlas que cuelgen por los lados de la bandeja para así después cerrar por la parte de arriba. 

Luego esparciremos por encima (de la base) parmesano rallado y lo cubriremos con una capa de atún (más o menos la mitad de la lata) acabando con una capa de queso mozzarela. 

Repetiremos el proceso: 

calabacín, parmesano, atún , hasta que se acabe todo. Terminaremos con la capa de mozzarela y “cerraremos” por arriba entrecruzando las tiras de calabacin, (como haciendo un cesto)

Se puede hacer así, o simplemente cortar el calabacín a la anchura de la bandeja del horno  y olvidarnos de trenzar el calabacín pero de esta manera aguanta más firme

Por último pondremos una capa de queso parmesano y meteremos la fuente en el  horno. Como siempre, dependiendo del horno lo dejaremos entre 20 y unos 25 minutos (vigilando), aproximadamente o hasta que se dore la parte de arriba de la lasaña.
Cuando ya la veamos doradita, la sacaremos del horno y la dejaremos unos 10 minutos para que se asiente. 


Pasado ese tiempo ya la podemos sacar de la bandeja y  servirla y, por supuesto, como siempre a disfrutar!!

Pizza de kale, peras y Roquefort

En ocasiones anteriores os comenté como hacer bases de pizza. Hoy os voy a dar una sabrosa combinación para rellenarlas, aprovechando que esta semana os estoy dando recetas con el ingrediente Col Kale

INGREDIENTES

  • 1 masa de pizza, (si puede ser casera y paleo mejor)
  • 150 g de kale, 
  • 2 peras blanquilla, 
  • 150 g de queso azul (roquefort), 
  • 300 g de queso mozzarella, 
  • salsa de tomate (a ser posible casera)

PREPARACIÓN 

 Si no tenemos la base de pizza, a qué estáis esperando a hacerla! 

En cualquier caso el horno hay que tenerlo en marcha a unos 200ºC (cocinando la masa de pizza paleo o precalentando para luego)

Mientras se hace la masa de pizza (a no ser que la compréis hecha),pondremos un cazo con agua al fuego y escaldaremos la kale en agua hirviendo 2 minutos. Escurriremos con agua fría  y reservaremos

Cuando ya tengamos la masa extendida (sea o no hand made ) le pondremos por encima una capa fina de salsa de tomate y repartiremos el queso mozarela rallado a discreción por la superficie.

Lavaremos, pelaremos y cortaremos las peras en rodajas finas o en cubitos. 

Extenderemos sobre la pizza el kale, las peras cortadas y el queso azul desmenuzado. 

Y ya solo nos quedará introducir todo en el horno precalentado y hornear durante unos 20 minutos (depende del horno) y servir.

Os lo aseguro, el resultado espectacularmente sabroso y sano, y como siempre, a disfrutar