Boletus (ceps) con mantequilla

Bueno, pues parece que ha vuelto a comenzar la temporada de setas.

Este fin de semana los amigos hemos salido a buscar setas, y la verdad es que nos ha ido bastante bien. Así que me he encontrado con varios tipos de setas a los que darle salida.

Ya os he puesto varias recetas de setas, una que tiene mucho éxito es la butifarra con níscalos. Y desde luego, la super seguida crema de trompetas de la muerte.

Pero hay más tipos de setas, por lo que esta temporada empezaré por los boletus.

Entre las setas más valoradas gastronómicamente está el boletus edulis, también conocido como boleto, hongo o honguito (que en Cataluña llamamos Ceps). El Cep (procedente del francés cèpe, derivado del gascón cep, del que deriva el nombre catalán en cep) En inglés se llama king bolete o penny bun. Otro nombre común es porcini (plural del italiano porcino).

Acostumbro a poneros recetas fáciles pero, en la sencillez de esta radica el secreto de este plato. La receta me la pasó mi colega de setas Andrés y no se equivocó cuando me dijo que estaba exquisita.

INGREDIENTES

  • boletus edulis (Ceps) frescos
  • mantequilla,
  • sal y pimienta.

PREPARACIÓN :

Primeramente, tenemos que limpiar muy bien los boletus (ceps),

A continuación, los cortaremos en láminas delgadas, aunque suficientemente gruesas para que mantengan su estructura.

Pondremos una sartén en el fuego y derretiremos un poco de mantequilla ( si utilizamos mantequilla de Soria añadiremos un toque especial, pero se puede hacer con cualquier mantequilla).

Cuando se empiece a derretir la mantequilla, añadiremos los boletus y les daremos un par de vueltas.

Cuando empiecen a tomar un color dorado, los retiraremos del fuego y salpimentaremos.

Si ya disfrutamos al ir a recogerlos, solo nos queda emplatarlos y volver… A disfrutar!!

Anuncios

Mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón

El otro día vinieron unos amigos a disfrutar de una barbacoa y para la ocasión preparé estas mazorcas de maíz a la barbacoa con mantequilla al limón. El resultado fue espectacular y por eso me he visto casi “obligado” a poner la receta urgentemente.

La verdad, que pese a lo fácil que es hacerlas, el resultado es muy bueno, por lo que os aconsejo que siempre que podáis las cocinéis, ya veréis como triunfáis

INGREDIENTES:

  • Mazorca de maíz cocida (yo puse una mazorca por cada comensal, pero en vista del éxito os aconsejo poner alguna más porque seguro que repiten) (también la podemos poner cruda pero entonces tendremos que aumentar el tiempo de cocción)
  • 60 g de mantequilla reblandecida
  • l cucharada de eneldo picado
  • l cucharadita de curry en polvo
  • 2 cucharadas de corteza de limón ecológico rallada
  • 1/2 cucharadita de sal gorda
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN :

En principio las haremos a la barbacoa, pero si no las pudierais hacer a la barbacoa siempre la podéis hacer en un grill eléctrico o en una plancha

En la barbacoa de carbón dejaremos que las brasas estén apunto y luego pondremos las mazorcas a fuego mediano ni muy cerca ni muy lejos de las brasas

Mientras las mazorcas van cogiendo color prepararemos la mantequilla al limón.

Rallaremos la piel del limón, teniendo en cuenta de no llegar hasta la parte blanca, pues amargaría. Para hacer la pasta, simplemente iremos aplastando todos los ingredientes en un cuenco hasta obtener una pasta uniforme. Es importante que la mantequilla esté reblandecida.

Dejaremos que las mazorcas se hagan, manteniendo tapada la bbq tanto como sea posible. (Yo cuando están cocidas, acostumbro a cortarlas por la mitad porque así es más fácil distribuirlas)

Si las mazorcas estuvieran crudas y con las hojas, retiraremos unas pocas hojas hasta que veamos los granos a través de las hojas más finas.

Iremos dando vueltas a las mazorcas a menudo para obtener una cocción homogénea. Estarán cuando los granos comiencen a estar en un tono dorado. Si veis que se hace muy rápido siempre podéis alejar un poco las brasas.

Una vez hechas, las cogeremos con cuidado, con unas pinzas, las retiraremos y las dejamos aparte.

Antes de servirlas pondremos las mazorcas, en una bandeja de aluminio desechable. Añadiremos, entonces, la mantequilla aromatizada por encima de las mazorcas y colocaremos la bandeja sobre la parrilla a fuego directo unos cinco minutos. Las mazorcas se calentarán de nuevo y la mantequilla se derretirá, por lo que iremos dando vueltas para que vayan impregnándose del jugo.

Las mantendremos a fuego medio hasta el momento de servir

Ya solo nos quedará, servirlas acompañando a una buena carne y esperar los elogios. Y ya sabéis como siempre, a disfrutar!!

Mantequilla (o crema) de nueces

Estaba haciendo una receta y necesitaba mantequilla de nueces, como no la tenía he decidido hacérmela yo

Las mantequillas o cremas de frutos secos y/o semillas más conocidas son la de cacahuete y la de sésamo (tahini) que ya hemos utilizado en otras recetas, pero no son las únicas. 

Es quizá en las estaciones de otoño e invierno cuando más apetecen este tipo de alimentos energéticos, por eso es un buen momento para preparar mantequilla de nueces.
Esta mantequilla o crema de nueces, es también deliciosa para untar en unas tostadas para el desayuno o la merienda, para enriquecer un yogur e incluso como me pasaba en esta ocasión, para la elaboración de recetas de todo tipo. 

Hacer esta crema de nueces es muy sencillo, aunque laborioso, es decir que tardaremos un cuarto de hora aproximadamente 

INGREDIENTES :

  • 200 gramos de nueces peladas (se puede hacer con pacanas), 
  • una pizca de sal, 
  • una pizca de canela o extracto de vainilla.

ELABORACION:


Para hacer la mantequilla de nueces hay que utilizar un procesador de alimentos, y el accesorio de una buena batidora. En primer lugar debes tostar las nueces, puedes hacerlo en una sartén amplia, en la que quepan todas las nueces en una capa, o en el horno. Tomando la primera opción, pon la sartén a temperatura media-baja y tuesta las nueces hasta que percibas el aroma a tostado del fruto seco, moviéndolas asiduamente.
Cuando las nueces estén tostadas, pásalas directamente al recipiente de la batidora, primero pícalas unos segundos a máxima potencia, añade la pizca de sal y la vainilla o canela (lo que más te guste) y después procede a obtener la pasta oleaginosa triturando a media potencia. 
Deberás bajar las nueces picadas con una espátula hacia las cuchillas, y volver a triturar. Este procedimiento deberá realizarse durante unos 15 minutos, y cada vez que sea necesario habrá que parar, bajar la pasta de nueces y volver a batir.

Poco a poco el fruto seco estará más pastoso, hasta estar cremoso, la trituración prolongada ha provocado que las células de la semilla expulsen su aceite. El resultado es una mantequilla o crema de nueces de una densidad bastante líquida, aunque cogerá más cuerpo cuando se enfríe.

Pásala a un tarro con tapa hermética, pero no la tapes hasta que se enfríe. Resérvala en el frigorífico. Haz poca cantidad para que no dure mucho tiempo ya que los frutos secos van perdiendo propiedades y debido a su contenido en grasas, tienen tendencia a enranciarse. 

Ahora solo tienes que utilizarla para la receta que más gustes y, a disfrutar!!