Ensalada de manzana con arándanos y vinagreta de jarabe de arce


Ya os he comentado en alguna otra ocasión que me encantan las vinagretas. Una buena vinagreta da vida y alegría a un plato aburrido. Y sí, además, el plato de por sí es divertido entonces, ya ni te cuento!

Hoy os propongo una ensalada que en unos 10 minutos tendremos preparada y lista para disfrutarla. 

INGREDIENTES (para 4)

Para la ensalada 

  • 4 tazas de mezcla de ensalada,
  • 2 manzanas,
  • 1/2 cebolla roja, 
  • 1 taza de nueces picadas
  • 1 taza de arándanos secos

Para el aliño

  • 2/3 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de jarabe de arce
  • 1 cucharada de mostaza de dijon
  • sal y pimienta

PREPARACIÓN 

Prepararemos las manzanas y la cebolla cortándolas en trozitos la manzana y en tiras la cebolla. 

En una ensaladera grande , agregaremos  la mezcla de ensalada, la manzana, la cebolla, las nueces, los arándanos y mezclaremos bien

En un vaso mezclador, verteremos el aceite de oliva virgen extra , el jarabe de arce, la mostaza de dijon, sal y pimienta y batimos hasta emulsionar y que nos quede una salsa. 

Una vez terminado este delicioso aderezo lo verteremos sobre la ensalada, 

Ya solo nos quedará servirla y a disfrutar!!

Calabaza asada con miel y nueces

Ya sabemos que la calabaza tiene muchos beneficios para la salud, es rica en fibras, vitaminas y antioxidantes. Además tiene  la capacidad de estimular la función del páncreas y ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre. Así mismo, fortalece el sistema inmune, combate el estreñimiento, protege el corazón, previene las cataratas, ósea que ¡¡si te dan calabazas!!  💔 no te quejes que a lo mejor te están haciendo un favor. 

La calabaza contiene pocas calorías y se puede preparar de muchas formas diferentes (croquetas,  cremas y de muchas maneras más). En esta ocasión, os paso una receta fácil, rápida y deliciosa: 

INGREDIENTES (para 2):

  • Unos 250 g de Calabaza
  •  2 cdta  de Miel
  •  50 g de Nueces
  •  1 Pizca de Jengibre en polvo
  •  1 Pizca de Sal y Pimienta

PREPARACIÓN : 

Precalentamos el horno a 200ºC

Pelaremos (Aquí os explico cómo) y partiremos la calabaza en trozos pequeños, retirando las semillas. 

Ponemos los trozos en una bandeja de horno (con un papel de hornear) y espolvoreamos el jengibre en polvo, y salpimientamos. 

Pintaremos con la miel los trozos de la calabaza y pondremos las nueces por encima de los trozos.  

Hornearemos a 200º C. durante unos 40 minutos, dependiendo del horno, controlando que la calabaza quede blandita y que no se nos tuesten demasiado las nueces. (Ojo que la miel puede quedar negra, hay que ir vigilando, pero así y todo, es fácil,¿verdad?

Cuando veamos que ya está, la sacamos del horno y la podemos servir como guarnición o como plato. 

En cualquier caso, como siempre, a disfrutar!!

Hummus de brócoli 

Otra vez, como ya pasó en la salsa de dippear, tenemos un problema con el nombre. En esta ocasión he puesto hummus y ya está! Aunque ya sabéis que el hummus es una crema de puré de garbanzos cocidos con zumo de limón, que incluye pasta de tahina y aceite de oliva. He decidido, sin embargo, que no me voy a romper la cabeza buscando nombres, a partir de ahora, todas las salsas que sirvan para untar o que lleven tahini, o parezcan un hummus las llamaré hummus  y nos ahorraremos problemas. 

Esta receta la he hecho porque me sobraba un poco de brócoli de una preparación anterior y no sabía cómo hacerlo. Así que utilizando algunas otras recetas que tengo de hummus y variando un poco los ingredientes me ha quedado así y la verdad, es que no está nada mal (Como mínimo ha quedado buena, fácil y curiosa)

INGREDIENTES  ( 4 Porciones)

  • 2 tazas de floretes de brócoli 
  • ¼ de taza de tahini
  • ¼ de taza de nueces 
  • 3 dientes de ajo enteros sin pelar
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • ¼ cdta de pimienta de Cayena
  • 1 ½ cucharada de jugo de limón
  • pimienta para decorar

PREPARACIÓN 

Lo primero que haremos será poner las nueces en remojo, a ser posible unas dos horas mínimo (pero si ha de ser menos, tampoco pasa nada). Cuando las saquemos las secaremos con un papel absorbente

Precalentamos el horno a 215ºC

Colocaremos los floretes de brócoli con los dientes de ajo en una bandeja de hornear, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva y lo asaremos durante 15-20 minutos volteando a media cocción y cuidado que no se queme. 

Retiraremos del horno y pelaremos los dientes de ajo.

Colocaremos el brócoli  asado, el ajo pelado, las nueces, el tahini, el jugo de limón, la pimienta de cayena, unas dos cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de agua en una batidora y mezclaremos hasta que estén bien trituradas y queden con la textura del hummus.

Sazonaremos al gusto con sal, regaremos con aceite de oliva, espolvoreamos un poco de pimienta y ya podremos servir y disfrutar!!.

Canelones de calabacín con requesón, salmón y frutos secos

Cuando hablamos de requesón , mató, ricotta o similar, lo primero que nos viene a la cabeza son los tradicionales postres formados por miel y requesón. Pero ¿quien dice que el requesón sólo se puede combinar con ingredientes dulces?  

Con este queso se pueden hacer mil y una combinaciones deliciosas.  Hoy te presento un plato ligero y muy sencillo con el que triunfarás seguro ya que el gusto sorprende pese a lo fácil de su preparación

INGREDIENTES  (para 4 personas)

  • 100 g de salmón ahumado
  • 250 g de requesón (mató, ricotta, o similar)
  • 50 g de nueces
  • Eneldo picado (si no tienes se puede omitir)
  • 2 calabacines grandes
  • Salsa pesto
  • Sal y pimienta

PREPARACION:

Cortamos los calabacines longitudinalmente a láminas finas. Yo utilizo el pelador, primero pelo el calabacín y luego con el mismo pelador voy sacando tiras. Las escaldamos durante unos segundos y luego las secamos con un trapo sobre un papel absorbente. 

Luego cortamos el salmón a trocitos pequeños y lo mezclamos con el requesón y las nueces picadas. Esta mezcla la condimentamos con sal, pimienta y eneldo picado.

Ahora solo queda hacer los canalones. Haremos cada canelón con un mínimo de 3 o 4 láminas de calabacín ligeramente sobrepuestas. Estiramos las laminas de calabacín sobre un plato y luego los vamos rellenando con la mezcla de requesón y salmón y los enrollaremos con delicadeza empezando por las laminas de un lado y luego por el otro y cuando los tengamos cerrados los giramos para que la parte que cierra quede debajo. 

Podéis hacer un poco de salsa pesto para acompañar

Yo en este caso he hecho un pesto utilizando únicamente espinacas, aceite, piñones y sal. Lo ponemos todo en la batidora y hacemos una salsa facilísima y buenísima 

Así que ahora solo nos queda emplatar y servir. Ponemos los canalones y un poco de salsa por encima y a disfrutar!!

Turrón de chocolate paleo

Que!! ¿Os pensabais que no os iba a poner la receta de un turrón en estas Navidades? Pues claro que sí, faltaría más!!

Una pregunta, ¿cuanto tardas en ir a la tienda a comprar un turrón ? Si tardas más de 15 minutos ya es mucho, porque eso es lo que te costará hacer este turrón de chocolate. Turrón que además es paleo  y no lleva azúcares. Ojo que con eso no quiero decir que os podéis comer un turrón de una sentada porque, aunque sea paleo, es una bomba calorífica. 

En fin, veréis que los ingredientes son fáciles y los tenemos todos en casa. 

INGREDIENTES 

  • 2 claras de huevo, 
  • 100g de chocolate negro, 
  • una cucharada aceite de coco (si no tenéis (que ya deberíais) podéis utilizar manteca de cerdo o mantequilla), 
  • canela 
  • 90 gr. de frutos secos (mitad avellanas y mitad nueces, podéis poner también almendras) 


PREPARACION

Cogemos los frutos secos y los trituramos, es conveniente que no nos queden muy pequeñitos porque asi podremos  encontrar trocitos que hagan crunch que hacen al turrón más divertido. 

Ahora tenemos que fundir el chocolate. Hay quien prefiere hacerlo al fuego, yo particularmente lo suelo hacer al microondas. Lo importante es hacerlo poco a poco e ir parando. Yo pongo los trozos de chocolate en el bol y pongo el microondas bajito, un minuto más o menos controlando que se vaya deshaciendo poco a poco. Cuando has empezado a deshacerse pongo el aceite de coco y sigo poniéndolo en el microondas otra vez y lo voy sacando cada poco tiempo y removiendo para que la parte deshecha se mezcle con la que todavía no está deshecha y quede todo uniforme

Pero si preferís hacerlo al fuego entonces ponéis un  cazo a fuego lento con el aceite y el chocolate troceado y dejamos que se derrita. Cualquiera de las dos maneras es correcta

Cuando el chocolate ya esté disuelto añadimos canela al gusto y removemos. Lo reservamos para que temple, es decir enfríe un poco sin llegar a endurecer.

Batimos las claras hasta que espumen un poco para que se aireen sin llegar a montarlas y las mezclamos con los frutos secos removiendo para que se mezclen bien.

Cuando el chocolate se haya templado lo añadimos al bol con las claras y los frutos secos y volvemos a mezclarlo todo. Nos habrá quedado una pasta grumosa, no os preocupéis eso luego dará lugar a un fantástico turrón. 

Ahora sólo falta tirar esa masa en un molde al que  previamente  habremos recubierto con papel de hornear para desmoldar mejor. Yo suelo poner en el fondo del molde unas nueces y unas avellanas que luego al tirarles la masa por encima  y al desmoldar quedan en la parte de arriba y hace un poco más bonito. 

Ahora cogemos el molde y lo golpeamos un poco contra el mármol de la cocina para que se vaya asentando y pierda el aire que pueda tener en el medio Y no queden burbujas. Luego lo dejamos en la nevera unas tres horas y ya tenemos hecho nuestro turrón de chocolate paleo. 

Ahora sólo queda servirlo en la mesa para las fiestas teniendo cuidado de alejarlo de los cuñados porque si no ni lo probaréis. Pero en cualquier caso, buenas fiestas y a disfrutar!!

Pan de platano

Hola, hoy he pasado por delante de una frutería y tenían de oferta una bandeja con un montón de plátanos a sólo un euro, y me dicho esta es mi oportunidad !!

La oferta se debía a que los plátanos no estaban en su mejor momento sino que ya llevaban algún día en la frutería pero a mí eso me era igual porque precisamente los quería que estuvieran un poquito pasados (hubieran estado mejor un poco más pasados, pero me guardo el resto para el próximo)

Así que, con una bandeja de plátanos pasados he decidido que iba a hacer un pan de plátano. Hay un montón de recetas de pan de plátano pero, la verdad, hay muchas que son complicadas pero los que ya me conocéis sabéis que, por qué complicarse cuando podemos hacer las cosas fáciles. Y fácil es la receta que os voy a enseñar y el resultado es impresionante. Y lo mejor es que no ensuciaremos nada, sólo la batidora y un molde y con  10min  de preparación y 45 minutos de cocción ya lo tendremos hecho. Cuidado porque aunque no lleva azúcar, la miel si que tiene y si sois de los que vigiláis, ojo. 

INGREDIENTES 

  • 4 huevos
  • Dos cucharadas colmadas de miel  (o una de miel y otra de jarabe de arce)
  • 90 gramos de mantequilla, derretida en pomada (o aceite de coco(más sano))
  • 4 plátanos maduros
  • 2 tazas de harina de arroz (o si preferís harina integral)
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • Nueces

 PREPARACION

Precalentaremos el horno a 180º C  y engrasaremos un molde con mantequilla para que no se nos pegue (yo he utilizado uno redondo, pero podéis usarlo de otra forma)

Pondremos los huevos y la miel en el vaso de la trituradora y batiremos hasta que se esponjen. Agregaremos al vaso la mantequilla, los plátanos cortados, la harina y el bicarbonato; licúa de nuevo hasta obtener una mezcla uniforme.

Mientras tanto cogemos un puñado de nueces y las envolvemos en papel de aluminio y las machacanos y las ponemos en el horno. 

Vertemos la mezcla dentro del molde engrasado y retiramos las nueces del horno y la vertemos sobre la mezcla. 

Horneamos hasta que el pan se haya cocido y la supeficie se vea dorada, aproximadamente 45 minutos.
Introducimos un cuchillo o un palillo y si sale seco ya está. Al sacarlo podéis poner otras nueces enteras por encima.  

De este pastel salen unas 12 porciones que podréis utilizar para desayunar o como merienda o postre y así, ya sabéis.  A disfrutar!!

Mantequilla (o crema) de nueces

Estaba haciendo una receta y necesitaba mantequilla de nueces, como no la tenía he decidido hacérmela yo

Las mantequillas o cremas de frutos secos y/o semillas más conocidas son la de cacahuete y la de sésamo (tahini) que ya hemos utilizado en otras recetas, pero no son las únicas. 

Es quizá en las estaciones de otoño e invierno cuando más apetecen este tipo de alimentos energéticos, por eso es un buen momento para preparar mantequilla de nueces.
Esta mantequilla o crema de nueces, es también deliciosa para untar en unas tostadas para el desayuno o la merienda, para enriquecer un yogur e incluso como me pasaba en esta ocasión, para la elaboración de recetas de todo tipo. 

Hacer esta crema de nueces es muy sencillo, aunque laborioso, es decir que tardaremos un cuarto de hora aproximadamente 

INGREDIENTES :

  • 200 gramos de nueces peladas (se puede hacer con pacanas), 
  • una pizca de sal, 
  • una pizca de canela o extracto de vainilla.

ELABORACION:


Para hacer la mantequilla de nueces hay que utilizar un procesador de alimentos, y el accesorio de una buena batidora. En primer lugar debes tostar las nueces, puedes hacerlo en una sartén amplia, en la que quepan todas las nueces en una capa, o en el horno. Tomando la primera opción, pon la sartén a temperatura media-baja y tuesta las nueces hasta que percibas el aroma a tostado del fruto seco, moviéndolas asiduamente.
Cuando las nueces estén tostadas, pásalas directamente al recipiente de la batidora, primero pícalas unos segundos a máxima potencia, añade la pizca de sal y la vainilla o canela (lo que más te guste) y después procede a obtener la pasta oleaginosa triturando a media potencia. 
Deberás bajar las nueces picadas con una espátula hacia las cuchillas, y volver a triturar. Este procedimiento deberá realizarse durante unos 15 minutos, y cada vez que sea necesario habrá que parar, bajar la pasta de nueces y volver a batir.

Poco a poco el fruto seco estará más pastoso, hasta estar cremoso, la trituración prolongada ha provocado que las células de la semilla expulsen su aceite. El resultado es una mantequilla o crema de nueces de una densidad bastante líquida, aunque cogerá más cuerpo cuando se enfríe.

Pásala a un tarro con tapa hermética, pero no la tapes hasta que se enfríe. Resérvala en el frigorífico. Haz poca cantidad para que no dure mucho tiempo ya que los frutos secos van perdiendo propiedades y debido a su contenido en grasas, tienen tendencia a enranciarse. 

Ahora solo tienes que utilizarla para la receta que más gustes y, a disfrutar!!