Glühwein, vino caliente especiado

Ya ha llegado el frío y ya se ven las calles engalanadas de Navidad con sus luces y guirnaldas de colores (cada vez empiezan antes), por lo que hay que ir buscando formas de entrar en calor si estamos fuera de casa.

En España no suele hacer tanto frío, pero en los países en los que si que hace, lo tienen muy bien resuelto con el Glühwein, el vino caliente especiado.

Es esta una bebida reconfortante, algo dulce y muy aromática, y por eso, resulta ideal para acompañar las frías fiestas.

El Glühwein es una de tantas versiones que existen de esta bebida alcohólica dulzona, aromatizada con especias. En Alemania y Austria la llaman gluhwein, en los países nórdicos glogg y de diversas formas en los países del Este.

Ya en la Edad Media existían indicios de consumo de esta bebida aromática

Y antes de esto, se tiene conocimiento de tradiciones griegas y romanas, donde se tomó como costumbre también aromatizar el vino con especias.

En los países germanos es muy típico encontrar puestos callejeros de vino caliente cuando empiezan los primeros fríos, y sobre todo para amenizar los mercadillos de Navidad (foto, en un mercadillo de Viena).

INGREDIENTES (para 4, aunque aconsejo doblar la cantidad porque vuela!!)

  • 750 ml de vino tinto de calidad aceptable, aunque no es necesario que sea un reserva!!
  • 80 gr de azúcar moreno,
  • 2 hojas de laurel,
  • 4 vainas de cardamomo,
  • 6 clavos de especia,
  • 2 estrellas de anís,
  • 2 ramas de canela,
  • una pizca de nuez moscada rallada,
  • 1/2 limón,
  • 1 naranja mediana,
  • licor (opcional).En algunos lugares se enriquece también con algún licor como ron.

PREPARACIÓN

Pondremos todas las especias en una olla y añadiremos el azúcar.

Lavaremos y cortáremos el limón y la naranja en rodajas y también las incorporaremos (hay quien solo pone la piel de las frutas pero yo prefiero ponerlas en rodajas)

Lo empezaremos a calentar con un poco de vino, unos dos dedos, sólo para cubrir el azúcar, y lo calentaremos removiendo con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva.

Incorporaremos el resto del vino, mezclando bien y calentáremos a media temperatura, sin dejar que llegue a hervir. Es importante no dejarlo hervir ya que se evaporaría el alcohol.

Después de aproximadamente media hora comprobaremos el punto de dulzor, ojo que quema!

Si veis que lo necesita, añadir un poco más de azúcar o quizás mejor, un poco de miel.

Se tiene que servir super caliente, porque debido al alcohol se enfría rapidísimo. Si tenéis que servirlo en ese momento podéis coger un cazo e ir sirviendo, lo mejor es en tazas de barro.

En los mercados de navidad hacen tazas conmemorativas que se pagan a parte del vino y de las que te devuelven el precio si las retornas, aunque lo habitual es ir rellenándolas y luego llevártelas de recuerdo.

Si queremos servirlo en otro momento o si queremos embotellarlo (es un buen regalo de Navidad) podemos colar con un colador para retirar las especias y guardar en frascos o una botella.

Se puede volver a calentar en el momento de servir.

Hay quien, incluso lo enriquece con algún licor en el momento de servir.

Pero en cualquier caso, compartirlo con los amigos y…A disfrutar!!

Anuncios

Pollo con castañas

Seguimos en otoño, y como os he dicho muchas veces, a mí me gusta cocinar con productos de temporada.

La castaña es un fruto seco propio de esta época y rico en vitamina B. Además, resulta saciante y astringente en caso de descomposición estomacal.

la castaña la utilizamos pelada. El recurso más utilizado para pelar castañas suele ser el escaldado, basta con hacerles un corte, introducirlas unos minutos en agua hirviendo, cortar la cocción con agua fría y pelar. Aunque con el escaldado es muy fácil que la superficie de la castaña se vea ligeramente cocida.

Pero hay otro truco de cocina para pelar castañas que puede ser más rápido, más limpio y más efectivo, y es usando el microondas. Haremos también un par de incisiones en la piel externa de las castañas y las pondremos, en pequeñas cantidades, en el microondas a máxima potencia unos 20 segundos

Hay que tener cuidado al cogerlas porque están calientes, así que para pelarlas rápidamente puedes cogerlas con un trapo, y con él retirar las pieles dejándola totalmente limpia y entera.

Podéis utilizar el que queráis, a mi me gusta más el clásico pero cada uno…

INGREDIENTES:

8 contra muslos de pollo

Una cebolla

Tres zanahorias

200 g de castañas

Unas hojas de tomillo

Vino dulce o moscatel

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

PREPARACIÓN.

Lo primero que haremos será pelar las castañas ya sea escaldando o utilizando el microondas

A continuación cortaremos la cebolla en brunoise (forma de cortar las verduras en pequeños dados de 2 a 3 mm de lado) y la zanahoria en láminas muy finitas.

Salpimentaremos el pollo por ambos lados. Lo pondremos en la cazuela muy caliente con un poco de aceite. Es importante que esté muy caliente para sellar el pollo y que los jugos queden en el interior.

Los dejaremos el suficiente tiempo para que queden dorados por ambos lados.

Cuando estén sellados pondremos también la cebolla, la zanahoria y el toquecito de tomillo que les dará un sabor y un aroma especial.

Añadiremos las castañas peladas y dejaremos unos seis o siete minutos.

A continuación siguiendo con el fuego fuerte añadimos el vino dulce o el moscatel y lo dejamos reducir. (Si se nos queda corto de caldo siempre podemos poner un poquito de caldo de pollo).

Ahora que ya tenemos todo dentro de la cazuela lo dejaremos cocer a fuego medio con la cazuela tapada unos 40 minutos.

Y cuando comprobemos que está en su punto, por ejemplo pinchando el pollo y viendo que ya está hecho por dentro, lo sacaremos y emplataremos.

Y solo nos quedará servirlo y… A disfrutar!!

Boniatos fritos

Vuelve el otoño y como cada año, el otoño nos ofrece un excelente ingrediente con el que brindaremos nuevos sabores a los paladares, se trata del Boniato o batata.

Ya os he puesto otras recetas de boniato, comoel boniato dulce ,o el boniato asado con salsa de yogurt, las brochetas de boniato con glaseado de mandarina y miel, la super receta de temporada crema de boniato, calabacín y granada y el popular boniato relleno .

(Aunque en esta ocasión os voy a poner uno todavía, si cabe, más fácil, aunque no por ello menos sabrosa.

INGREDIENTES

  • 1 o 2 boniatos
  • aceite de oliva
  • sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • pimentón picante.(Opcional)
  • una pizca de curry (opcional)

PREPARACIÓN

Si sabéis freír patatas ya está todo dicho, pero de todas maneras os explico.

El método sería el mismo aunque hemos de tener en cuenta que el boniato es más dulce, por lo que, a lo mejor, tendríamos que poner un poquito más de sal.

Bien, pues empezaremos pelando los Boniatos y cortándolos en forma de tiras largas.

Una vez pelados y cortados, los freíremos en abundante aceite.

Aconsejo freírlos primero a fuego medio y volverlos a freír a fuego fuerte. Con ello conseguiremos que la parte interior esté blanda y qué la parte exterior quede bien crujiente.

Es muy importante que después de freírlos, en las dos ocasiones, los pongamos en papel absorbente para que pierdan todo el aceite.

Aderezaremos con sal y el pimentón y el curry (estos dos últimos opcionales) y serviremos junto con la salsa alioli para ir mojando.

Pues ya lo tenemos, y ahora… A disfrutar!!

Filetes de pollo a la bbq con ensalada de mango

Por suerte, aún estamos en temporada de barbacoas. Hay un producto en el que hay que tener cuidado si lo hacemos a la barbacoa, el pollo. Sobre todo con las pechugas que pueden quedar secas. Para que eso no suceda no hay nada mejor que utilizar un buen marinado.

En esta receta os voy dejar un marinado que hará que vuestros filetes de pollo queden tiernos y sabrosos.

INGREDIENTES (4p)

Aparte de 4 filetes de pollo sin piel de unos 180 g

Necesitaremos

PARA LA MARINADA

  • 2 yogures griegos
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • l cucharada de ajo picado
  • l cucharada de jengibre picado
  • 2 cucharaditas de garam masala (mezcla de especias)
  • l cucharadita de pimentón
  • 2 cucharaditas de sal gorda
  • PARA LA ENSALADA DE MANGO
    • 2 mangos maduros,
    • 1/2 cucharadas de aceite
    • 2 cucharadas de hierbabuena picada en fino
    • 2 cucharadas de vinagre de sidra
    • 1/2 cucharadita de azúcar en polvo
    • l pellizco de sal gorda
    • l pellizco de pimienta negra recién molida

    PREPARACIÓN

    Lo primero que haremos será preparar la marinada. Para ello utilizaremos la batidora de vaso para mezclar bien los ingredientes. Si lo necesitamos, podemos añadir, un par de cucharadas de agua.

    Si no tenéis Garam Masala os la podéis hacer fácilmente. Los ingredientes se tuestan y después se muelen juntos. La mezcla más tradicional emplea: Canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo)

    Cogeremos los filetes de pollo y les haremos unos cortes ( Sin llegar a cortarlos) para ampliar la superficie de contacto con la marinada.

    En una fuente, o bandeja, pondremos la marinada y bañaremos en ella los filetes de pollo. Es interesante que los vayamos moviendo bien para que se impregnen de la marinada. Si fuera preciso podemos utilizar un pincel.

    Luego los meteremos en la nevera aproximadamente unas dos horas, dándoles la vuelta de vez en cuando.

    Mientras se marinan podemos ir preparando la ensalada de mango.

    Cortaremos el mango (la mejor forma es cortar de arriba abajo siguiendo la línea del hueso central).

    En principio necesitaremos el mango en trozos relativamente grandes para poder ponerlas en la rejilla de la parrilla y que no se caigan. Podemos pelar el mango ahora o esperar, lo dejo a vuestra elección

    Aceitaremos ligeramente los trozos de mango y los asaremos , unos 2 minutos, Y si no los hemos pelado, con la parte de la piel hacia arriba. Los dejaremos hasta que estén dorados

    Para asarlos, los pondremos, a fuego medio directo, (Eso significa que los pondremos encima de las brasas pero a la suficiente distancia)

    Cuando ya estén dorados, los retiraremos de la parrilla. Los cortaremos en dados y los mezclaremos en una ensaladera con el resto de ingredientes.

    Si tenéis problemas de tiempo, está la podéis dejar preparada con antelación

    Ahora que ya tenemtenemos la ensalada de mango, sacaremos los filetes de pollo de la fuente y tiraremos la marinada.

    Con un papel de cocina limpiaremos la carne para quitar la marinada que haya quedado enganchada, aunque si queda un poquito tampoco pasa nada.

    Los secaremos y aceitaremos un poco y los pondremos a asar. a fuego medio directo de 8 a 12 minutos.

    Los mantendremos tapados el máximo tiempo posible y les daremos una vuelta a media cocción.

    Serviremos caliente con la ensalada de mango acompañando. Y ya sabéis… A disfrutar!!

    Revuelto de rossinyols (rebozuelos)

    Aunque todavía no es Otoño, temporada de setas, ya os comenté que fuimos a buscar setas y nos fue muy bien. Ya sea, por el “mono” o porque son las primeras, la verdad es que tenía muchas ganas de empezar hacer recetas con ellas.

    Uno de los tipos de setas que recogimos, fueron Cantharellus cibarius —conocido comúnmente como rebozuelo, anacate o chantarela y en catalán Rossinyols.

    Son unas setas agradables de sabor y tienen un buen rendimiento culinario tanto guisadas como en conserva o secas. La carne es prieta y la convierte en un acompañamiento ideal de carnes, pero aquí os la pongo como un revoltillo, que todavía es más fácil de hacer…

    INGREDIENTES

    • Un par de buenos huevos
    • Un puñado de rossinyols Cantharellus cibarius
    • Un ajo
    • Aceite de oliva
    • Sal

    PREPARACION

    Empezaremos cortando en láminas el ajo y las setas, que las podemos cortar para que no queden tan grandes o, si son pequeñas, dejarlas tal cual.

    Luego pondremos un poco de aceite en la sartén y dejaremos que el ajo vaya friéndose un poquito (ojo que no se queme).

    A continuación tiramos las setas en la sartén y las dejamos que se doren un poco.

    Cuando ya están doraditas tiramos el huevo ( ya os he explicado que hay varias formas de hacer huevos revueltos.

    La más sencilla es, cascar los huevos en un bol y batirlos y luego echar esa mezcla a la sartén.)

    Contad que al haber hecho las setas en la sartén, el aceite está lo suficientemente caliente para verter la mezcla de huevos.

    Iremos agitando mientras volcamos  la mezcla en la sartén. Bajad ahora el fuego a mínimo.

    Es importante que los huevos revueltos no los dejéis mucho tiempo porque, si no, se ponen secos y lo interesante es que queden jugosos. Y también es importante no parar de remover hasta que tengan la  consistencia que queremos.

    Ahora sólo queda salar, si no habíamos salado directamente al hacer la mezcla de los huevos.

    Cuando estén acabados sacar de la sartén porque si lo dejamos en ella se siguen friendo.  Y ya sólo queda emplatar y …a disfrutar!!

    http://www.amazon.es/prime?tag=abartolome21

    http://www.amazon.es/prime?tag=abartolome21

    Boletus (ceps) con mantequilla

    Bueno, pues parece que ha vuelto a comenzar la temporada de setas.

    Este fin de semana los amigos hemos salido a buscar setas, y la verdad es que nos ha ido bastante bien. Así que me he encontrado con varios tipos de setas a los que darle salida.

    Ya os he puesto varias recetas de setas, una que tiene mucho éxito es la butifarra con níscalos. Y desde luego, la super seguida crema de trompetas de la muerte.

    Pero hay más tipos de setas, por lo que esta temporada empezaré por los boletus.

    Entre las setas más valoradas gastronómicamente está el boletus edulis, también conocido como boleto, hongo o honguito (que en Cataluña llamamos Ceps). El Cep (procedente del francés cèpe, derivado del gascón cep, del que deriva el nombre catalán en cep) En inglés se llama king bolete o penny bun. Otro nombre común es porcini (plural del italiano porcino).

    Acostumbro a poneros recetas fáciles pero, en la sencillez de esta radica el secreto de este plato. La receta me la pasó mi colega de setas Andrés y no se equivocó cuando me dijo que estaba exquisita.

    INGREDIENTES

    • boletus edulis (Ceps) frescos
    • mantequilla,
    • sal y pimienta.

    PREPARACIÓN :

    Primeramente, tenemos que limpiar muy bien los boletus (ceps),

    A continuación, los cortaremos en láminas delgadas, aunque suficientemente gruesas para que mantengan su estructura.

    Pondremos una sartén en el fuego y derretiremos un poco de mantequilla ( si utilizamos mantequilla de Soria añadiremos un toque especial, pero se puede hacer con cualquier mantequilla).

    Cuando se empiece a derretir la mantequilla, añadiremos los boletus y les daremos un par de vueltas.

    Cuando empiecen a tomar un color dorado, los retiraremos del fuego y salpimentaremos.

    Si ya disfrutamos al ir a recogerlos, solo nos queda emplatarlos y volver… A disfrutar!!

    magdalenas de calabaza

    Seguimos en otoño, con sus colores naranjas y calabazas. Y, como ya hemos dicho muchas veces, hay que aprovechar los productos de temporada. Un producto de temporada del otoño es, por descontado, la calabaza que, aunque podemos encontrar prácticamente todo el año, ahora es cuando está en su mejor momento.

    Hoy, os voy a presentar una receta de magdalenas. Pero unas magdalenas un poco especiales ya que las vamos hacer con calabaza que les dará un sabor y una textura diferentes a las habituales.

    INGREDIENTES:

    • – Tres huevos
    • – 400 gramos de Calabaza
    • – 3 cucharadas de aceite de calabaza
    • – 200 gramos de harina
    • – Un sobre de levadura en polvo
    • – 150 gramos de azúcar
    • – 100 gramos de mantequilla

    PREPARACIÓN:

    Primeramente pelaremos la calabaza y la troceamos en trozos pequeños. Esta calabaza la podemos poner a cocer en agua con un poco de azúcar disuelta. Aunque os aconsejo ponerla en la LEKUE en el microondas durante 4 minutos con un poco de azúcar disuelto en un poco de agua por encima, es mucho más fácil, y más limpio.

    Cuando esté bien tierna, la escurriremos y trituraremos y la reservaremos dejándola enfriar

    Precalentáremos el horno a unos 200ºC.

    Mientras se calienta el horno y se enfría la calabaza, empezaremos a preparar la masa para las magdalenas de calabaza.

    Utilizaremos una batidora con varillas y mezclaremos bien la mantequilla y el azúcar. Luego añadiremos el aceite de calabaza (si no tenéis, podéis poner otro tipo de aceite, de oliva, por ejemplo) y los huevos, y volvemos a batir, hasta conseguir una mezcla uniforme.

    Ahora, en otro bol, cogeremos la harina y con un colador la tamizaremos por encima para que no queden grumos. En este paso es donde pasamos de la receta paleo a no paleo, dependiendo del tipo de harina que pongáis (Podemos utilizar harina de trigo, que no sería paleo, o cualquier otro tipo de harina como de coco, de espelta, de garbanzo, etc…) aunque como ya os he dicho en alguna otra ocasión, las normas son para saltárselas por lo que vosotros mismos.

    A continuación, echaremos levadura y también la mezclaremos y cuando tengamos la harina y la levadura mezcladas, las iremos incorporando poco a poco a la mezcla anterior, batiendo cada vez que añadamos harina para así obtener una masa fina y sin grumos. Por ultimo añadimos la calabaza cocida y damos un último toque de batidora para que se reparta bien.

    Ahora que ya tenemos la masa preparada, tendremos que rellenar los moldes. Aquí cada cual que utilice los moldes que quiera, es decir, puedes utilizar moldes de papel, como los de las típicas magdalenas o puedes utilizar moldes de silicona que son los que utilizo yo porque luego se pueden reaprovechar para más magdalenas.

    Es conveniente que los moldes no los llenéis hasta arriba del todo porque luego la masa sube.

    Cuando ya los tengamos preparados, metemos las magdalenas al horno y horneamos unos 20 o 25 minutos con cuidado que no se nos quemen.

    Podremos comprobar si están en su punto pinchando con un cuchillo, y si está en su punto, este saldrá seco.

    Dejaremos que se enfríen antes de desmoldarlas. Y a partir de ahí solo nos queda… Disfrutar!!