Tiras de pollo crujientes

Otra vez pollo, pues sí, está demostrado que el pollo es una de las carnes que más nos gustan.

Pero como ya os he dicho en alguna otra ocasión, lo último que queremos es que el pollo se vuelva aburrido. Para eso vamos a reinventarlo.

Del pollo, podríamos decir que tiene un bajo contenido en grasas, que tiene un alto contenido en proteínas y aminoácidos, que es rico en minerales y vitaminas y bajo en colesterol, que es muy fácil de digerir y por encima de todo, que está riquísimo.

Y si vamos cambiando las maneras de cocinarlo nos dará muchos beneficios y también alegrías.

INGREDIENTES (para 4)

  • 500 grs. Pechuga de pollo en tiras
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 50 gr. de queso rallado
  • 50 gr. de cereales
  • 1 dl. de aceite de oliva
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Ajo en polvo
  • Perejil seco

PREPARACIÓN

Empezaremos cortando las pechugas de pollo en tiras. Las mojaremos en aceite haciéndole un pequeño masaje y cuando estén impregnadas en aceite las salpimentaremos.

Pondremos en la trituradora los cereales, el queso rallado, el pimentón, la pastilla de caldo desmenuzada, el ajo y el perejil y trituraremos hasta hacer una mezcla para rebozar. Precalentaremos el horno a 220ºC

Rebozaremos las tiras de pollo con la mezcla consiguiendo que queden bien impregnadas.

En una bandeja de horno pondremos papel de hornear y distribuiremos las tiras de pollo.

Hornearemos durante unos 10 minutos a 220ºC.

Serviremos caliente y, ya sabéis…a disfrutar!!

Anuncios

Pollo al horno con especias

Los que seguís el blog (gracias), habréis visto que hay infinidad de recetas de pollo. Pues hoy os voy a poner otra. La carne de pollo, si el pollo es bueno, es una de las mejores carnes. Es baja en grasa y  en calorías y con altos niveles de proteínas.

En esta receta, me limitaré a utilizar especias que, combinadas, le dan al pollo un toque buenísimo. A los beneficios del pollo, le añadiremos los beneficios de los condimentos que también son muchos. Además de darle un sabor exquisito.

INGREDIENTES (para 4)

• 1/2 kg de piezas de pollo, con o sin piel (en esta ocasión, yo he utilizado contra muslos)

• 1 cucharadita de jengibre molido;

• 1/2 cucharadita de paprika picante molida;

• 2 cucharaditas de curry;

• 1 cucharadita de pimentón dulce;

• 1 cucharadita de ajo en polvo;

• 1/2 cucharadita de cilantro picado;

• 1/4 cucharadita de cardamomo molido;

• 1/8 cucharadita de clavo molido;

• 1/4 cucharadita de pimienta cayena molida;

• 1/2 cucharadita de comino molido;

• Sal y pimienta

• Mantequilla.

PREPARACIÓN:

Primero, indicar que si algunas de las especias no las tenéis no pasa nada, pero si queréis hacer de “cocinillas” es conveniente que empecéis a llenar la despensa de condimentos variados.

Empezaremos precalentando el horno a 200 °C

Mientras tanto, en un bol iremos poniendo todas las especias. Añadiremos sal y pimienta y mezclaremos bien.

Esto, lo podemos hacer en seco pero, si queréis, también podéis incorporar un poco de mantequilla a esta mezcla y así os quedará como una especie de crema con la que podremos “mojar”la carne

Frotaremos bien el pollo con todas las especias, para que absorba todos los aromas de ellas. Esto podemos hacerlo con un pincel, pero es mejor solución utilizar las manos bien lavadas

Tomaremos una bandeja de horno y frotaremos un trozo de mantequilla por la base. Esto nos servirá para que no se nos pegue el pollo.

Pondremos el pollo en la bandeja e introduciremos esta en el horno.

Lo hornearemos durante aproximadamente 45 minutos. Y a media cocción daremos la vuelta a los trozos. Cuando esté doradito ya podremos servirlo.

Y, como siempre… A disfrutar!!

Estofado de pavo

Hola, hoy os propongo un estofado. Normalmente los estofados los solemos hacer con carnes rojas como buey o ternera pero, hoy voy a mostrar una manera de hacerlo con carne de pavo que siempre es un poco más saludable y ligera que la carne roja.

El resultado es muy bueno y gustoso A pesar, de los pocos ingredientes que tenemos que utilizar.

INGREDIENTES (para2)

  • 400 g. Pechuga de pavo
  • 1 Cebolleta
  • 3 Dientes de ajo.
  • 2 Tomates maduros
  • Pimentón dulce o paprika
  • unos 200 ml de Vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Pimienta negra molida y sal

PREPARACIÓN;

Trocearemos la carne del pavo tamaño mordisco, de esta manera se hará mejor y será más fácil de comer (también podéis decir en vuestra carnicería habitual que os lo troceen y que además, le quiten la grasa)

Picaremos los ajos y la cebolla bien pequeño. 

Salpimentamos la carne. 

Calentaremos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela ancha y doraremos la carne. 

Una vez dorada, la retiraremos y reservaremos. 

En la misma cazuela, y aprovechando el aceite y los jugos de la carne, sofreiremos la cebolla unos minutos. 

Cuando coja color añadiremos el ajo picado  y rallaremos encima el tomate, para no desperdiciar los jugos. (podríamos tenerlo picado de antes pero así nos ahorramos un cacharro). 

Añadiremos la paprika y mezclaremos. 

Ahora, cogeremos la carne que teníamos reservada la añadiremos a la cazuela, removiendo bien. 

Cuando esté removido, incorporaremos el vino y dejaremos cocer a fuego suave unos 30-40 minutos, vigilando que no reduzca demasiado (si redujera demasiado podemos añadir un poquito de agua)

 

Sazonaremos un poco más con sal y pimienta al final de la cocción, y  lo acabaremos añadiendo un poco de  perejil fresco picado

Una vez hayamos apagado el fuego, lo dejaremos reposar unos minutos y luego, ya lo podemos servir. Incluso podemos esperarnos al día siguiente para servirlo que estará incluso más bueno. 

En cualquiera de los casos, ya sabéis… a disfrutar!!

Filete de pechuga de pavo en salsa

Hola, hoy os pongo una receta de esas que son super fáciles y rápidas de hacer y que, así y todo, son muy sabrosas. Se trata de filete de pavo en salsa.

Recetas de pavo ya os he puesto en varias ocasiones, quizás las que han tenido más éxito hayan sido:

Los contra muslos de pavo al horno con verduras

O el pavo a la miel con almendras

O con champiñones y manzana

Entre otras.

Los filetes de pavo son una carne muy agradecida, ya que es muy sana y está sabrosa. Además, la carne de pavo contiene proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, B12 y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc.

INGREDIENTES: (para 3)

  • 6 filetes de pavo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva VE
  • Un poco de mantequilla
  • 2 cebollas pequeñas (de Figueras) picadas
  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de pimentón 
  • 1 cucharada de perejil picado fino
  • Sal y pimienta
  • ½ taza de vino blanco
  • ¼ taza de caldo de verduras

PREPARACION:

Primeramente,  trocearemos la cebolla y el tomate en Juliana, es decir, muy pequeñito y lo tendremos preparado para añadirlo posteriormente

Calentaremos en una sartén  el aceite y la mantequilla a fuego medio. Agregaremos el pavo y cocinaremos unos 3 minutos por lado o hasta que nos quede bien dorado. 
Agregaremos la cebolla cortada y el tomate cortado, el pimentón y el perejil. Sazonaremos con sal y pimienta. 
Removeremos, y a continuación añadiremos el vino blanco, dejando un momento que evapore y luego añadiremos el caldo. Cocinaremos tapado unos 6 minutos, removiendo de vez en cuando
Lo serviremos poniendo el pavo en el plato y un poco de salsa por encima. 

Yo el de la foto lo he acompañado con un poco de couscous que también he aliñado con la misma salsa. 

En cualquier caso ya sabéis… a disfrutar!!

brandada de coliflor

Vamos a comer verdura!! Ante esta afirmación son pocos los que se decantan por la coliflor.

La coliflor es una planta de la familia Brassicaceae, a la que también pertenecen el brócoli, el romanesco, las coles de bruselas, la col, el repollo, el colinabo y la col china. Siendo tan común en cualquier mercado y sabiendo que uno de los puntos a su favor es que, es una verdura muy barata, no es precisamente de las más apreciadas. Eso suele ser debido a que la asociamos a la típica coliflor hervida de olor desagradable.

Pero, como ya os he mostrado en otros posts (crema de coliflor con tierra de ajo negro, la coliflor con salsa barbacoa, o el falso cuscus de coliflor y frutos secos) este humilde vegetal puede ser la base para exquisitas recetas que mucho se alejan de la típica coliflor hervida.

Por ese motivo, hoy os voy a enseñar a hacer una “brandada” de coliflor. Efectivamente a la palabra brandada siempre le sigue …de bacalao, pero hoy os enseño una bastante más fácil y sobre todo mucho más económica.

INGREDIENTES (para dos)

  • 1/2 Coliflor,
  • Aceite de oliva virgen extra,
  • 2 dientes de ajo
  • Una pizca de sal
  • Cayena molida,
  • Zumo de limón, (opcional)

PREPARACIÓN :

Tomaremos la coliflor y la partiremos más o menos por la mitad. A continuación iremos sacando las flores o ramitos y les iremos quitando los tallos, de manera que nada más nos queden las flores en trozos pequeños.

Si queremos podemos cocerla de la forma tradicional pero yo prefiero ponerla en una vaporera para microondas (tipo LEKUE) y cocinarla durante 12 minutos a 800 W.

Cuando esté la sacamos, y la dejamos enfriar.

Mientras se hace la coliflor podemos preparar los ajos. Para ello, los pelaremos, sacaremos el germen (para que no repita) y los laminaremos. Pondremos el aceite (unos 90ml) a calentar y añadiremos los ajos a fuego lento hasta que se doren.

Cuando estén dorados los pondremos en el vaso de la batidora junto con la coliflor y el aceite, un poco de sal y trituramos bien hasta tener una mezcla homogénea y emulsionada.

Si os da miedo que el ajo pudiera quedar muy fuerte, siempre podemos bajar un poco el sabor añadiendo un poco de zumo de limón, aunque al dorar los los ajos siempre pierden un poco de fuerza

Por último, antes de servir espolvorearemos por encima un poco de cayena picada y, ya estaría.

Ahora solo nos quedará reconocer que la coliflor también puede ser buena y ahora, a disfrutar!!

Pincho de pollo al paprika


Hoy usaré una de las especias más utilizadas en mi cocina, se trata del paprika ya sea dulce o picante. El Paprika o el pimentón son especias que utilizo mucho y además desde que estuve de viaje en Hungría y vi el proceso de cultivo y producción todavía lo utilizo más a gusto.

Ya sé, que aquí en España tenemos un fantástico y maravilloso pimentón de la vera . Bien, yo no pongo ni quito rey, unas veces utilizo uno y otras veces utilizo el otro ¿cuál es la razón de que utilice uno u otro? Pues la verdad es que los platos "Me lo dicen" si es un plato típicamente español utilizo pimentón de la vera y si es un plato de cocina internacional utilizo Paprika ¿ es una buena razón?, pues no lo sé, pero es la mía. Además nunca la cumplo a rajatabla.
De cualquier manera, en Hungría el Paprika es el símbolo nacional

y hay muchísimas recetas en la que lo utilizan yo en este blog ya os he puesto alguna como:
El pollo pegajoso, los jamoncitos de pollo con salsa a l'ancciene , el bacalao con aceitunas y judías verdes, y, como no, el típico pollo a la Kalocsa

Bueno pues en esta ocasión os enseñaré a hacer unos pinchos que siempre quedan bien, como aperitivo o plato principal.

INGREDIENTES ( para 2 personas)

  • 2 pechugas de pollo, 
  • Aceite de oliva virgen extra, 
  • 1 cucharadita de zumo de limón, 
  • 2 cucharaditas de paprika dulce, 
  • 1/2 cucharadita de paprika picante, 
  • 1 cucharadita de comino molido, 
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo, 
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco, 
  • Sal y pimienta negra. 

PREPARACIÓN

Lo primero que tendremos que hacer será preparar el marinado. Para ello cogeremos un cuenco y pondremos unas 3 cucharadas de aceite, y el resto de productos,el zumo de limón, la paprika dulce y picante, el comino, el tomillo y el ajo.

Mezclaremos bien.

Ahora limpiaremos las pechugas de pollo y las secaremos con papel de cocina. A continuación las trocearemos tamaño mordisco y las salpimentaremos. Las pondremos en un bol o recipiente y le verteremos el aliño por encima y mezclaremos para que la carne se empape.

Dejaremos marinar tapado con film, más o menos una hora. Mejor si lo dejamos en la nevera, sobre todo si es verano

Cuando el pollo ya esté marinado lo sacaremos y lo freiremos que quede bien doradito. Podéis utilizar una sartén con el aceite muy caliente o utilizar la freidora, lo que os vaya mejor.

Luego, ensartaremos el pollo en los pinchos. Podemos utilizar unos pinchos largos como los que yo he puesto en la foto si es para plato principal o unos pinchítos cortos para poder ponerlo como aperitivo.

Ya solo nos quedará servirlo y, a disfrutar!!

Garbanzos con panceta

Hoy os pongo un plato con legumbres, que siempre van bien, y tocino (bacón) que también. Es un plato super fácil y además, muy bueno.

Yo, lo suelo hacer cuando necesito un plato rápido y contundente porque como ya os he dicho es super fácil y lo podemos hacer como plato único

Hay muchos platos de garbanzos que acostumbran a ir con caldo este, yo lo hago seco y también está muy bueno

INGREDIENTES: (para 2)

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • Una cebolleta
  • Paprika dulce
  • 150 g de panceta de cerdo ibérico
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Los garbanzos, podemos cocerlos nosotros. Pero como ya es o se dicho que es un plato rápido sencillo y muchas veces, para salir de un apuro, los utilizaremos ya cocidos.

Lo primero que haremos, será cortar la panceta en trocitos muy pequeños. Seguidamente cortaremos la cebolleta también muy pequeña.

En una sartén pondremos a calentar unas gotas de aceite. Pero poca cosa, porque saltearemos la panceta que ya,de por si, lleva su propia grasa.

Cuando la hayamos salteado la retiraremos y, aprovechando el mismo aceite, pocharemos la cebolleta.

Cuando esté pochada, volveremos a poner en la sartén la panceta y pondremos también los garbanzos.

Removeremos un poco para que todo vaya cogiendo sabor y luego espolvorearemos por encima un par de cucharadas de paprika, o pimentón dulce y un poquito de sal.

Sobre el pimentón tiraremos un poco de aceite y removeremos enseguida, pues hemos de tener cuidado porque el pimentón es fácil que se tueste demasiado, con lo que daría mal sabor al plato

Ahora, iremos removiendo durante dos o tres minutos hasta que veamos que todos los garbanzos han cogido el color rojo del pimentón y después de eso, ya lo tendríamos.

A la hora de servir, rociaremos con un poco de aceite por encima y , si queréis, un poquito de pimienta.

Ya solo nos queda sentarnos a la mesa… Y a disfrutar ! !