salmón a la plancha con salsa de yogurt

Hola, hoy os pongo una receta que también, como viene siendo habitual, es super fácil y rápida.

Yo cocino bastante con salmón, porque, como pescado azul es muy saludable y porque tiene muchas cualidades, entre ellas, que nos aportan Omega 3 entre otros nutrientes.

Hacer este salmón no tiene mucho misterio, la diferencia es la salsa. Esta salsa que os enseñaré ahora la podéis utilizar para el salmón y para otros tipos de pescado.

INGREDIENTES: (para2)

  • 2 filetes de salmón fresco
  • 1 yogurt griego natural
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Cucharada sopera de Mostaza
  • 1 Limón
  • 1 Cucharada sopera de Aceite de oliva
  • 1 Pizca de Sal y Pimienta

PREPARACIÓN:

Empezaremos preparando la salsa de yogurt. Aunque parezca raro, esta salsa es fría, pero ya veréis que el contraste con el salmón caliente es muy bueno.

Picaremos el diente de ajo muy, pero que muy pequeñito.

A continuación, mezclaremos el yogurt griego con la mostaza, el ajo que acabamos de picar, el aceite de oliva, una pizca de pimienta Y exprimimos el limón añadiendo el jugo.

Removeremos todo hasta que se integre en forma de salsa.

Una vez lista, la cubrimos con plástico film y la dejamos reposar unos 15 minutos en la nevera.

Una vez la salsa en la nevera, salpimentaremos los trozos de salmón.

Calentaremos la plancha, y poniendo un poquito de aceite cocinaremos el salmón unos tres minutos por lado

Emplatamos poniendo en la base del plato la salsa de yogur y encima de ella los trozos de salmón y, claro, ya sabéis… a disfrutar!!

Anuncios

Salmón marinado al horno

Con este plato de salmón al horno saborearéis lo mejor del pescado azul y el fantástico sabor de las hierbas aromáticas.

Aunque las hierbas aromáticas son fáciles de localizar en el mercado, hay que tener en cuenta que también son muy fáciles de cultivar. Por lo que os recomiendo que, siempre que podáis tengáis un poquito de huerto urbano en el que plantar vuestras propias hierbas aromáticas Ya veréis que el resultado es muchísimo mejor y además, más económico

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 filetes de salmón
  • Unas hojas de perejil fresco picado
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Unas hojas o una ramita de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • Un poco de fumet de pescado, o en su defecto una pastilla de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón
  • Sal y Pimienta

PREPARACIÓN


Primero prepararemos la marinada, para ello, picaremos las hierbas y los ajos. (Podéis cambiar las hierbas y poner las que más os gusten, aunque con estas quedan fenomenal)

A continuación mezclaremos en un bol los dientes de ajo picados, las hierbas, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón y el aceite de oliva. Añadiremos también una pastilla de caldo de pescado ( si tuviéramos caldo concentrado, tipo fumet también sería el momento de añadirlo en lugar de la pastilla)

Ahora pondremos el marinado sobre el salmón. Y lo dejaremos reposar una hora aproximadamente en la nevera, dándole alguna vuelta para que el salmón coja el sabor por todas partes. Ojo, no lo dejéis mucho más tiempo marinando porque entonces puede ser que coja demasiado sabor y no quede como debiera

Precalentaremos el horno a 190ºC.


Colocaremos el salmón en una fuente de horno, o si hacéis como yo, que lo he marinado en una cazuela que puede ir al horno pues perfecto así ahorráis un cacharro.

Por último ponéis un chorrito de aceite de oliva por encima y cubriremos la fuente con papel de aluminio.

Coceremos el salmón unos 15-20 minutos en el horno y cuando lo tengamos lo servimos bien caliente.

y ahora, ya sabéis, a disfrutar!!

Bacalao con Judías verdes y aceitunas

Hola, hoy os propongo un plato de pescado y verdura mega saludable. También es fácil y muy gustoso. Sobre todo a las judías verdes le da un toque que habitualmente no tienen. Las judías verdes es otro de esos platos que suelen ser aburridos, pasa lo mismo con la pechuga de pollo, pero para la pechuga ya os he dado algunas ideas; tomad nota de esta idea para las judías verdes. 

INGREDIENTES: (para2)

  • 150 g de judías verdes
  • 200 g de bacalao desalado
  • Unas aceitunas negras sin hueso
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Pimentón dulce
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva refinado o de girasol
  • Sal y pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN:

Pondremos una olla a calentar con agua, mientras hierve, cortaremos las judías en trozos pequeños. Las coceremos en el agua  unos 5 minutos, máximo pues no queremos que se pasen. 

Mientras hierven, prepararemos un recipiente con agua fría y hielo y a los cinco minutos sacaremos las judías y las pasaremos por el agua fría para parar la cocción. Las sacamos del agua y las reservaremos. Veréis que color más bonito que han cogido. 

Poner en un bol 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el perejil, el ajo aplastado con el lado de un cuchillo, las aceitunas (podéis cortarlas a rodajas), sal y pimienta negra. Remover y reservar.

Cortar el bacalao en trocitos pequeños. Poner abundante pimentón en un bol y rebozar en él el bacalao haciendo que se impregne por todas las caras. Cuando ya esté rebozado sacudirlo bien para quitar el exceso de pimentón ya que si quedan grumos luego se reseca demasiado.  

A continuación pondremos una cazuela al fuego con aceite pero a baja temperatura. Introduciremos el bacalao y lo mantendremos a fuego muy suave hasta que empiecen a salir pequeñas burbujas del pescado. 

A partir de ese momento apagaremos el fuego y lo dejaremos un par de minutos para que se acabe de hacer. 

Pasado ese tiempo sacaremos el bacalao con cuidado con una espumadera y resérvaremos. 

Mezclaremos las judías con con la mayor parte del aliño que hemos hecho con el aceite y las aceitunas, pero retiraremos el ajo.  Nos reservaremos una parte de este aliño para ponerlo por encima del bacalao. 

Ahora emplataremos empezando por poner una base de judías con su aliño y el bacalao por encima rociando con el resto del aliño. 

Se puede servir caliente o a temperatura ambiente. Pero de cualquiera de las dos maneras, a disfrutar!!

mejillones al vapor


Los mejillones son un alimento muy sano. Con ellos se pueden hacer infinidad de elaboraciones diferentes y una de ellas, quizá la más simple, son los mejillones al vapor. Però, no por ser simple deja de ser   exquisita

Los mejillones al vapor son una una receta sencilla y que resulta muy rica de comer, tanto como tapeo o bien como entrante.
INGREDIENTES :

  • Un kilo de mejillones frescos
  • 3-4 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua mineral
  •  2 limones
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Perejil fresco 

PREPARACIÓN :

Lo primero que debemos hacer, es inspeccionar los mejillones, desechando todos aquellos que estén abiertos o rotos, nos ahorraremos problemas de salud. 

Hay que emplear siempre mejillones bien frescos y que no sean demasiado pequeños, para que así tras cocinarlos nos queden con un buen tamaño.

Con un cuchillo iremos rascando toda la cáscara y eliminando las conchas que tengan adheridas. Tendremos que quitar también las barbas de los mejillones. Para retirar las barbas lo mejor es sujetar con el cuchillo (o la mano) y tirar hacia el lado estrecho de la concha, así con este movimiento conseguimos extraerlas, y al acabar, los lavamos bien con agua para quitar todos los restos. 

Mientras los mejillones escurren, vamos a poner una olla a calentar a fuego medio, en la que echaremos los dientes de ajo pelados y troceados, un poco de sal, un chorrito de aceite de oliva virgen, el jugo de los limones exprimidos, un poco de perejil picado, el agua y el vino blanco y lo mantendremos a fuego medio hasta que comience a hervir. 

Una vez empieza a hervir, echamos los mejillones en la olla, bajamos un poco la intensidad del fuego y tapamos la olla, que dejaremos así unos 5 o 6 minutos, para que se abran por completo los mejillones. Podemos ir moviéndolos un poco de arriba abajo para que vayan mojándose con la salsa. 

Si tras ese tiempo alguno no se abre, los dejamos otro par de minutos más y si siguen sin abrirse los desechamos, ya que posiblemente estarían en mal estado.. 

Los podemos servir en la misma olla, como suelen hacer los belgas o los podemos presentar en un plato quitando la parte de la cáscara vacía. Yo particularmente soy partidario de servirlos en la olla que cada uno coja lo que le apetezca. Siempre es bueno estar reunidos alrededor de una comida. 

Aquí vemos un fantástico aperitivo en la terraza con mejillones y cañaíllas

Así que ya sabéis. A disfrutar!!

Bacalao en Salsa Verde con Angulas

Hoy os propongo una receta casera de pescado. 
Hablamos mucho de la dieta paleo y de otras dietas similares pero al final, la cocina tradicional también tiene muchas recetas que se pueden acoplar a estas dietas. 

El bacalao siempre me funciona en casa y parece ser, que en el Blog también. Me remito a las otras recetas de bacalao que os he puesto:

Entre otros…
El bacalao suele ser un pescado que gusta a casi todo el mundo pero es que además, la tradicional salsa verde realza el plato y añadir las angulas lo hace más apetitoso todavía. 

INGREDIENTES: (para 2)

  • 2 Lomos de Bacalao 
  • 1 paquete de Anguriñas, gulas o similar
  • 1 pizca de sal
  • 1 guindilla (opcional)
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 3 cucharadas de perejil picado (mejor si es fresco
  • 1 cebolla mediana picada fina
  • 4 dientes de ajo picado

PREPARACIÓN:

Pondremos una cazuela al fuego con el aceite de oliva. Cuando esté caliente echaremos el ajo, removeremos y añadiremos la cebolla y una pizca de sal. 

Bajaremos la intensidad del fuego y pocharemos, a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente añadiremos el perejil picado y la harina. 

Removeremos para integrarlo todo y que no queden grumos en la harina. Agregaremos el vino blanco y volveremos a remover  hasta que esté todo bien mezclado.

Subiremos el fuego para que el vino pierda el alcohol y cuando rompa el hervor incorporaremos el bacalao con la piel hacia abajo. 

Bajaremos el fuego y mantendremos así durante 3 minutos moviendo de vez en cuando la cazuela para que la salsa espese poco a poco.
Pasado ese tiempo añadiremos las angulas y la guindilla (este paso es opcional dependiendo de quien tengáis a comer podéis poner más o menos o nada).  

Seguiremos removiendo la cazuela un par de minutos más y ya lo tendremos. 

Ahora sólo nos queda emplatar  distribuyendo en cada plato (yo en este caso lo he puesto en cazuelitas de barro que aguantan más el calor) el bacalao y una parte proporcional de las angulas y  lo regaremos con la salsa y, a disfrutar ! !

SALMÓN ESMALTADO CON ARCE Y MOSTAZAS

El salmón es un pescado azul muy saludable. Entre los beneficios del salmón destaca sobretodo su alto contenido en ácidos grasos omega-3, unas grasas saludables que entre otros aspectos ayudan a cuidar el corazón y mantener nuestro sistema cardiovascular y las arterias en un estado óptimo.

Además, ayuda a protegernos de apoplejías y cardiopatías, mientras que nos ayuda a mantener la salud del cerebro y es beneficioso para bajar el colesterol alto y los triglicéridos. Si a eso añadimos que el salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, ya estamos tardando en hacer esta receta!

Esta es una receta muy fácil y sabrosa que en solo 15 minutos podemos tener hecha. 

INGREDIENTES. (Para 2)

  • 2 filetes de salmón (de preferencia del lomo central)
  • 1 cda de Mostaza “antigua”
  • 1 cda de Mostaza de Dijon
  • 2 cucharaditas de jarabe de arce
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra, 
  • Sal  y pimienta 

PREPARACIÓN:
Precalentaremos el horno a 220 º C. 

Será conveniente que el salmón esté a temperatura ambiente por lo menos media hora 

Engrasaremos ligeramente con aceite una bandeja de hornear. 

En un tazón pequeño, mezclaremos las mostazas, el jarabe y el aceite.  Cogeremos el salmón y lo sazonaremos bien con sal y pimienta por el lado de la piel. Ahora lo pintaremos con la salsa de las mostazas en el lado opuesto. 

Colocaremos el salmón sobre la bandeja para hornear que tenemos preparada con el lado de la piel hacia abajo . Hornearemos durante 8-10 minutos o hasta que esté bien cocido. En el último momento podemos poner el gratinador los últimos 2-4 minutos de cocción para obtener una corteza más bien dorada (con cuidado que se puede tostar demasiado). 

Para servir podemos retirar la piel, si deseamos 

Veis que fácil. Y ahora solo nos queda disfrutar!!

Bacalao al horno con crema de ajo


El bacalao es un pescado con el que siempre sueles quedar bien. Hacerlo al horno es muy sencillo, muy saludable y lleno de proteínas. Y si quieres que sea un plato exquisito nada más hay que darle un toque especial ( ya os enseñé el bacalao con alioli de ajo negro y el bacalao con salsa de ajo negro  y algún otro )  Como habréis observado, la combinación  bacalao y ajo  me gusta mucho ya que combinan perfectamente.  

El bacalao es un pescado blanco bajo en grasa y nos provee de vitaminas como la B y la A. Asimismo, es rico en fósforo, magnesio y potasio.

Esta receta que os pongo hoy, realmente es para los que no se quieren complicar pero quieren quedar bien cuando hagan pescado ya que es una manera súper fácil y sin apenas ensuciar la cocina.

INGREDIENTES  para 2 raciones:

  •  350 Gramos de Bacalao al punto de sal
  •  2 o 3 cabezas de Ajo
  •  Aceite de oliva
  •  Sal y de Pimienta negra molida

PREPARACIÓN. 

Pelamos un poco las cabezas de ajo y las ponemos enteras sobre un papel de aluminio. Les echamos un poco de aceite, cerramos el papel de aluminio haciendo  un paquete para cada cabeza por separado. 

Colocamos las cabezas de ajo  en una bandeja de horno y las metemos al horno a 175 ºC durante 1 hora más o menos. De este modo, los ajos se cocinarán a fuego medio y quedarán tiernos.

Una vez cocinados, pelamos los ajos uno a uno y los colocamos en un bol o si preferís en un vaso apto para la batidora. Es fácil si con un cuchillo cortamos la parte del culo del diente de ajo y con la parte roma del cuchillo vamos haciendo presión para que salga todo el jugo del ajo por detrás (como la pasta de dientes😉)

Mezclamos los ajos asados con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, y los machacamos o trituramos hasta conseguir una pasta 

Pondremos el bacalao en una bandeja de horno a 180 ºC durante unos 13 minutos. Luego, lo sacamos y cubrimos con la crema de ajos asados y volvemos a meter al horno con el gratinador para que se gratine durante otros 5 minutos.

Cuando esté gratinado ya podemos sacarlo del horno y servir. 

Y solo nos quedará saborearlo y a disfrutar !!