Pizza tartufo e funghi o pizza de setas y trufa

Voy a poner una receta, que en principio no es paleo, a no ser que utilicéis algunas de las bases de pizza paleo que os he ido mostrando en el blog como la base de pizza de boniato o la de coliflor. Utilicéis alguna de estas masas o cualquier otra el resultado es espectacular.

Veréis que la foto es de solo un trocito de pizza, pero es que cuando la hice tenía la casa llena de amigos y a la que me di cuenta había desaparecido el resto. Con esto quiero decir que sale buenísima. Ah! Y que mis amigos tiene la mano muy larga ja ja.

La verdad, es que con los pocos ingredientes que lleva el resultado es sorprendente

INGREDIENTES:

  • Una base de pizza (vosotros mismos, ya sabéis)
  • Unos cuantos champiñones cortados en láminas.
  • Una trufa negra.
  • Aceite de trufa.
  • Un ajo
  • Mozzarella fresca
  • Un trozo de Gorgonzola (O cualquier otro queso que os guste)

PREPARACIÓN

Extenderemos bien la base de la pizza para que quede muy delgadita.

Cortaremos en laminas el diente de ajo y los champiñones. Pondremos una sartén a calentar con un poquito de aceite de trufa.

Pondremos a confitar los champiñones y el ajo, digo a confitar porque interesa hacerlos a fuego lento para que vayan cogiendo el gusto del ajo y nos queden sabrosos.

Cuando ya estén confitados, Quitaremos el ajo, salpimentaremos y reservaremos.

Mientras los champiñones se confitan, cogeremos la masa de pizza e iremos poniendo trocitos de mozzarella en los bordes. Bordes que iremos doblando hacia dentro hasta envolver el queso.

Ahora, pondremos un poco de aceite de trufa en la base de la pizza y añadiremos los champiñones.

A continuación pondremos los diferentes tipos de queso que hayamos elegido. En esta ocasión yo he utilizado gorgonzola y mozzarella rayada y sin rayar, aunque podéis elegir algún otro tipo de queso, pero hay que tener en cuenta que sea un queso que funda bien.

Pre calentaremos el horno a 220 °C

Una vez extendido el queso, cogeremos la trufa y la rayaremos por encima de la pizza. Y por último volveremos a ponerle un chorrito de aceite de trufa.

Hecho esto, la meteremos en el horno durante unos 12 minutos (comprobando que se dore pero que no se queme) y ya solo tendremos que sacarla del horno y poner un poco más de aceite de trufa por encima y servir. Y como siempre, a disfrutar!!

Pizza de kale, peras y Roquefort

En ocasiones anteriores os comenté como hacer bases de pizza. Hoy os voy a dar una sabrosa combinación para rellenarlas, aprovechando que esta semana os estoy dando recetas con el ingrediente Col Kale

INGREDIENTES

  • 1 masa de pizza, (si puede ser casera y paleo mejor)
  • 150 g de kale, 
  • 2 peras blanquilla, 
  • 150 g de queso azul (roquefort), 
  • 300 g de queso mozzarella, 
  • salsa de tomate (a ser posible casera)

PREPARACIÓN 

 Si no tenemos la base de pizza, a qué estáis esperando a hacerla! 

En cualquier caso el horno hay que tenerlo en marcha a unos 200ºC (cocinando la masa de pizza paleo o precalentando para luego)

Mientras se hace la masa de pizza (a no ser que la compréis hecha),pondremos un cazo con agua al fuego y escaldaremos la kale en agua hirviendo 2 minutos. Escurriremos con agua fría  y reservaremos

Cuando ya tengamos la masa extendida (sea o no hand made ) le pondremos por encima una capa fina de salsa de tomate y repartiremos el queso mozarela rallado a discreción por la superficie.

Lavaremos, pelaremos y cortaremos las peras en rodajas finas o en cubitos. 

Extenderemos sobre la pizza el kale, las peras cortadas y el queso azul desmenuzado. 

Y ya solo nos quedará introducir todo en el horno precalentado y hornear durante unos 20 minutos (depende del horno) y servir.

Os lo aseguro, el resultado espectacularmente sabroso y sano, y como siempre, a disfrutar

Base de pizza paleo (otra)

El otro día os ponía una receta de una base de pizza paleo. Pero paseando por el mercado ahora que estamos en otoño no paro de ver boniatos en todas las paradas de fruta y me he dicho ¿qué tal si hacemos otra base de pizza en la que el producto principal fuera boniato?

Ya sé que me diréis que es mucho más fácil comprar una pizza hecha industrial y que posiblemente esté muy buena o incluso que así  no tienes que calentarte la cabeza pensando. Pero, si te preocupas por tu salud o si prefieres evitar el gluten aquí os dejo una receta para una base para pizza sin gluten que además está riquísima y es super fácil de hacer.

INGREDIENTES (para una base tamaño bandeja de horno):

  • 750 gramos de boniato
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Aceite de coco para engrasar el papel para hornear.

PREPARACIÓN

Pela los boniatos y córtalos a tiras con un pelapatatas, si tienes una buena y trituradora quizás te valga con cortarlos en trozos pequeños, pero tampoco cuesta tanto hacerlos tiras.


Mete las tiras de boniato en el vaso de la batidora junto con la cebolla cortada muy finita. Añade sal y tritura.

En una bandeja de horno coloca el papel para hornear y engrásalo con aceite de coco para que luego la base no se quede pegada.

Extiende en la bandeja todo lo triturado, presiona y hornea a 200 grados durante unos 20 minutos, dependiendo del horno (vigila que no se queme). Y ya tenemos nuestra base de pizza, la sacamos del horno y ya la podemos rellenar.

Para el relleno de la pizza podemos cortar la base en diferentes tamaños dependiendo de cómo queramos servirla. Por ejemplo, podemos hacerla grande

O bien, servirla en porciones pequeñas


Esta, por ejemplo, simplemente lleva unos tomates cortados, con queso de cabra por encima y un poco de oregano, no hace falta más para que quede deliciosa.

Un consejo, en el relleno de la pizza es mejor que no pongáis tomate triturado ya que puede hacer que se ablande la base, es mejor poner ingredientes sólidos.

También queda bien si ponemos tomates,  calabacín, pimientos, cebolla olivas negras y unos huevos de codorniz.

En cualquier caso, rellénala como te apetezca y ya solo queda disfrutar!!