POLLO CON HIERBAS Y MIEL

Otra vez enfrentándonos a unas aburridas pechugas de pollo, Y otra vez, viendo la manera de que una simple pechuga de pollo nos divierta el paladar

En esta línea os dejo con la receta de hoy. Es deliciosa y muy sencilla de hacer. Se prepara en un momento pero tendremos que reservar un par de horas antes para macerar el pollo 

INGREDIENTES (para 3)

  • 500 gr. de pechuga de pollo cortadas en filetes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de tomillo
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de romero
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de miel

PREPARACIÓN:

Utilizaremos un recipiente en el que quepan las pechugas de pollo sin amontonarse.

Añadiremos aceite de oliva formando una película fina sobre la superficie de la bandeja, no es necesario más.  Añadiremos  la miel y mezclaremos bien con el aceite de oliva.

Iremos añadiendo las especias y volveremos a mezclar bien con la miel y el aceite.

Ahora, pondremos las pechugas sobre la mezcla, y las taparemos  y las pondremos  en la nevera para que macere.

Pasada una hora, les daremos la vuelta y dejaremos macerar por el otro lado.

Calentaremos una plancha a fuego alto y cuando la superficie esté caliente, pondremos el pollo y dejaremos que se haga bien por un lado (ojo que al llevar miel es fácil que se ennegrezca demasiado) 

Cuando la carne va perdiendo su color rosado y ya está bien tostada por un lado le daremos la vuelta para asarlo por el otro lado.

Cuando la segunda cara esté bien tostada, retiraremos la sartén del fuego y la dejaremos en el calor residual de la sartén para que se termine de cocinar bien por dentro.

Ahora solo nos quedará servirlo, acompañado con alguna buena ensalada y a disfrutar!!

.

Rollos de pollo rellenos de bacón y queso

Hoy os pongo una receta fácil y muy rica. Ya os puse una receta muy parecida pero en vez de hacerlo al horno lo hacíamos al vapor 

Tanto con la otra como con esta obtendrás  un estupendo plato de pollo, un entrante  o tapa fría sana e ideal para llevar en tupper

INGREDIENTES  para dos personas:

  • 2 pechugas (pueden ser contramuslos) enteras
  • 6 lonchas de bacón (o 3 grandes)
  • 4 lonchas de queso (tipo hawarti ) 
  • Albahaca
  • Orégano
  • Sal y Pimienta
  • Aceite de ajo (opcional)

PREPARACIÓN. 

Primeramente abriremos las pechugas  ( o los contramuslos) y las extenderemos dándoles unos golpes para ablandarlas. 

Después las salpimentaremos al gusto por ambas caras, ponemos el bacon cubriendo la mayor parte de la superficie y a continuación ponemos las lonchas de queso.

Desde un extremo de la carne empezamos a enrollar haciendo presión. Si se mantiene enrollado, perfecto, pero si no entonces tendremos que utilizar un cordón para atarlo y que se mantenga enrollado, ante la duda mejor atarlo, no cuesta nada y nos ahorraremos sustos

Ahora pondremos el pollo en una fuente de horno y si tenemos aceite de ajo tiramos un poquito por encima, si no, ponemos aceite normal y espolvoreamos las hierbas aromáticas. 

Con el horno precalentado A 200 °C, introducimos la fuente durante aproximadamente 15-20 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.

Sacamos la fuente del horno y dejamos que se enfríe y cuando ya estén fríos procederemos a cortarlo en rodajas. 
Ahora ya podremos servirlos, si os apetece, podemos servirlos acompañados de salsa barbacoa  

Como siempre, ya sólo nos quedará disfrutar!!

Brochetas de Pollo y Bacon


Hoy os presento una receta, fácil y resultona que podéis utilizar como aperitivo o como plato principal. 

Este plato proteico que utiliza poquísimos ingredientes es rápido de preparar y de cocinar

Aseguraros que tenéis brochetas o pinchos, si utilizáis brochetas de bambú, o madera hay que empaparlas de antemano para prever que se quemen en el horno. 

Será conveniente, si podéis, hacerlas en la parrilla de rejilla del horno ya que se harán mejor. Y mejor si ponéis en la bandeja de abajo un papel de aluminio o de hornear para recoger la suciedad. 

INGREDIENTES: (para dos si es plato o para más si es aperitivo

  • 2 pechugas de pollo sin hueso y sin piel
  • 9 tiras de tocino
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo
  • sal y pimienta 

PREPRACION

Precalentamos el horno a 190°C

Cortamos las pechugas de pollo en tiras. 

Salpimentamos el pollo y le añadimos el ajo en polvo

Cortamos las tiras de tocino para que coincidan más o menos con los trozos de pollo que hayan salido  

Colocamos el bacon encima de las tiras de pollo y vamos pinchando con las brochetas. 


Podemos hacerlas más o menos largas dependiendo de la necesidad 

Las ponemos en la bandeja de rejilla del horno y ponemos una bandeja debajo con papel para recoger los jugos

Hornearemos  durante unos 20 minutos (dependiendo del horno) a 190°C

Si queremos, podemos poner el gratinador para hacer más crunchy el bacon (pero tampoco será muy necesario)

Retirar del horno y pasar a un plato. 

Podemos decorar con perejil fresco, si queréis (en está ocasión yo no usé)

Lo podemos servir con alguna de nuestras salsas favoritas (salsa de mostaza , barbacoa , alioli o mayonesa casera 

En está ocasión yo las he acompañado con un alioli de mostaza


Y en cualquier caso, ya sabéis. A disfrutar!!

Pollo en salsa con champiñones

Esta receta siendo muy fácil tiene un magnífico resultado. Podremos transformar una simple pechuga de pollo en un fantastico manjar. En esta receta es utilizado whisky. La verdad es que queda muy bien tanto si pones whisky como vino blanco, lo que pasa es que yo no bebo y siempre acaba alguna botella de whisky por casa de algún lote de navidad o de algún regalo, y claro, siempre hay que aprovecharlo todo, y que mejor que utilizándolo en una receta. 

INGREDIENTES (para 4)

  • Unos 500g de pechuga de pollo troceada
  • Cuatro dientes de ajo
  • Una cebolla grande
  • Unos 300 g de champiñones. 
  • 200 ml de Whisky (o vino blanco) 
  • 500 ml de caldo de pollo (casero o uno de calidad)
  • Dos cucharadas de harina (mejor de garbanzo)
  • Sal y Pimienta negra 
  • Hierbas provenzales
  • Aceite de oliva virgen

PREPARACIÓN:

Empezaremos limpiando y troceando el pollo.  Una vez lo tenemos troceado lo salpimentamos al gusto. Los pasamos por un poco de harina de garbanzo, para que todos los trozos queden bien enharinados por todos lados y los freímos levemente en una sartén con aceite, de forma que queden bien marcados y sellados, pero sin cocinarse por dentro (también podemos usar la freidora)

 Los reservamos en un plato aparte con un papel de cocina para absorber el aceite sobrante. Mientras pierden el aceite, les añadiremos un poco de hierbas provenzales por encima

Picaremos pequeños los ajos y la cebolla. También lavaremos los champiñones y los laminaremos (podéis comprarlos laminados) de forma que no queden demasiado finos, ya que al cocinarlos perderán bastante volumen.

 
Ponemos a calentar en una sartén amplia (contar que tiene que caber todo y además el pollo ) con un chorreón de aceite de oliva, y sofreímos la cebolla y los ajos, añadiendo sal por encima para que se pochen bien. 

Cocinamos a fuego medio unos minutos y después, añadimos los champiñones y dejaremos que se rehoguen un poco. Añadimos el whisky (o el vino blanco) subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol. 

Volvemos a bajar el fuego y agregamos el caldo de pollo. 

Removemos bien e incorporamos los trozos de pollo. Mantenemos a fuego suave una media horita más o menos. Controlaremos que no se seque, en caso de que fuera así añadir un poco más de caldo de pollo. 

Pasada la media hora ya sólo nos quedará emplatar y como siempre, a disfrutar!! 

Pechuga de pollo rellena

Hoy voy a hacer las pechugas de pollo de una manera nueva que he probado. Se trata de rellenarlas, envolverlas en papel film y después hervirlas en agua. 

Es una manera que más que nada evitar el aburrimiento de comer pechuga. Además al estar enrollada la podemos presentar de una manera diferente. 

INGREDIENTES (tantas pechugas como personas)

  • Pechuga de pollo
  • Jamón serrano
  • Queso a las finas hierbas
  • Sal y pimienta
  •  Aceite de oliva virgen extra

PREPARACION

Pedimos a la carnicera que nos hagan las pechugas en filetes. Si no ha podido ser, tampoco pasa nada,aunque lo que tendréis que hacer es aplastarlas un poco con el cuchillo y abrirlas en forma de libro

Salpimentamos la pechuga por ambos lados. Extendemos el queso por encima de la pechuga. Luego ponemos una loncha de jamón serrano encima. Ahora, ayudándonos de un papel film en el que habremos puesto unas gotas de aceite, hacemos un rollito con la pechuga


Ponemos una olla, en la que vayan a caber todas las pechugas, con agua a hervir

Ahora enrollaremos cada saquito de pechugas en papel de aluminio. 


Ahora que ya tenemos todos los paquetitos hechos y el agua está hirviendo, los metemos en el agua con cuidado y los dejamos cocer unos 20 minutos. 

Una vez ha pasado ese tiempo lo sacamos de la olla, con cuidado que queman!, y los dejamos enfriar. 

Ahora sólo nos quedará cortarlos en rodajas para servirlos. También podéis acompañarlos con alguna salsa, yo en esta ocasión los he acompañado con mermelada de Bacon Y la verdad es que han quedado buenísimos. 

Y ya sabéis, ahora lo que toca es disfrutar!!

Muslitos de pollo al horno con peras

 

Siempre existe la disyuntiva entre muslo y pechuga. En concreto, a mi, si me dan a elegir me decanto por el muslo ya que es una de las partes del pollo más jugosas y además admiten multitud de preparaciones. 

Entre las opciones de preparacion que mejor le van a los muslos de pollo se encuentran los cítricos aunque también le van muy bien, las frutas asadas tales como la manzana, el melocotón o, como en esta receta, la pera. 

INGREDIENTES (para 3)

  • 6 muslitos de pollo
  • 2 cebollas pequeñas
  • 2 peras, por ejemplo, tipo conference
  • 1 copita de coñac
  • Tomillo en rama
  • aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta. 

PREPARACION:

Precalentamos el horno a 220º y mientras tanto pelamos las cebollas y las cortamos no demasiado pequeñas 

Limpiamos los muslitos y quemamos con un mechero si tienen alguna pluma. Los colocamos en una bandeja de horno y los salpimentamos y añadimos las cebollas alrededor.

Los rociamos con un poco de aceite, y los metemos en el horno unos 10 minutos.

Mientras tanto pelaremos las peras y las cortaremos en gajos, y les sacaremos el corazón.

Pasados los diez minutos le daremos la vuelta a los muslos para que se hagan por las dos caras y añadiremos  las peras al asado junto con una buena rama de tomillo. Regaremos con el coñac, bajaremos el horno a 180º y seguiremos cocinando unos 20 minutos. 

Apagaremos el horno y dejaremos la bandeja un ratito más en el horno. 

Ahora solo nos quedará ponerlo todo en un plato y a disfrutar !! 

Pollo al limón 

Siempre estoy intentando encontrar una manera de cocinar pechugas de pollo par que no resulte en un trozo de carne seca. El otro día Loli de Marcha Nordica  me regaló una bolsa de limones de su huerto y le dije que miraría de aprovecharlos. Bueno, pues aunque había una buena cantidad, se me ocurrió que una pequeña parte la podía utilizar para esta receta. 

De hecho, no es ni receta ya que es una simple variación de un pollo a la plancha pero, dándole un toque para que sea más sabroso que, aunque requiera un tiempo de preparación, cocinarlo es muy rápido

INGREDIENTES 

  • 1 pechuga de pollo
  • Jugo y piel de 1 limón
  • Cucharadita de aceite de oliva o de aceite de coco
  • ¼ cucharadita de sal 
  • ¼ cucharadita de pimienta negra

PREPARACION
Aquí es donde empieza la diferencia. En una bolsa ziptop plástica (De esas que se utilizan para congelar),ponemos la pechuga de pollo, y exprimimos dentro el jugo del limón, añadimos el aceite, la sal y la pimienta. Presionamos el aire de la bolsa y sellamos. 

Ahora utilizaremos un martillo de carne, o algo contundente, o el rodillo para aplanar la pechuga de pollo en un espesor uniforme y nos servirá para ablandarla y que vaya cogiendo todos los jugos. 

 Dejaremos el pollo marinar durante 30 minutos para obtener los mejores resultados, pero se puede cocinar de inmediato si es necesario.

Calentamos una sartén a fuego medio-alto y agregamos más aceite del mismo que habíamos utilizado para marinar y cocinamos el pollo durante 4-5 minutos por lado o hasta que esté completamente cocido.

Dejaremos reposar la carne por lo menos 5 minutos antes de servir.

La verdad es que la carne queda muy buena y tierna, el único problema es que sabe bastante a limón, lo digo porque, si a alguien no le gusta el limón que no la cocina así. 

Servimos con unas rayaduras de limón por encima y a disfrutar!!