Zuchinni al pesto con huevo y nueces

Ya os puse una receta de falsa pasta al pesto y otra de falsos espaguetis con pesto de aguacate, pero aquí os dejo una nueva opción sobre la misma base que queda muy rica.

INGREDIENTES

  • 1 calabacín mediano
  • 1 huevo
  • 1 puñado de nueces
  • Parmesano rayado

Para la salsa pesto

  • 50 g albahaca fresca (si es de vuestro huerto urbano mejor)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de piñones o nueces peladas
  • 2 cucharadas sopera de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de parmesano rallado
  • 1 pizca se sal

PREPARACIÓN

Para hacer tallarines de calabacín necesitaremos un utensilio con el que cortarlo en tiras. A saber, el clásico pelador; un pelador para cortar en juliana con dientes en zig zag, un spirelli (cortador de verduras cónico) o una máquina spirali.

En las recetas anteriores ya os enseñé cómo hacerlo sin maquinitas.

Una vez cortados los calabacines en tiras para obtener ‘espaguetis’ los reservaremos y haremos la salsa pesto

Preparar la salsa pesto es tan fácil como echar todos los ingredientes en la batidora. Colocaremos primero el ajo y un poco de aceite. Una vez machacado, añadiremos los piñones , la albahaca, y por último el parmesano, aderezando con sal.

Ya solo nos queda emplatar la “pasta” y regarla con la salsa.

Cuando la tengamos emplatada, freíremos el huevo y lo pondremos encima. Trituraremos unas cuantas nueces (podéis ponerlas en un papel y darles unos golpes) y acompañaremos con un poco más de parmesano y….A disfrutar !!

Anuncios

Milhojas de sandía, jamón y mozzarella

Hola, con la que está cayendo, ¿a quien no le apetece un plato fresco, fresco? Pues nada más fresco que un plato en el que intervenga la sandía.

Ya os he puesto algún otro plato de sandía, alimento ideal para el verano:

El carpaccio de sandia. ,

O el refresco de sandía

o el gazpacho de sandía entre otros.

En cualquiera de los casos se trata de platos muy refrescantes para contrarrestar estas olas de calor que nos acechan.

INGREDIENTES

  • 1/2 sandía,
  • 1 bola de mozzarella fresca de bufala,
  • 50 g de jamón curado en lonchas finas,
  • Hojas de lechuga variada cortada y limpia.
  • aceite de oliva virgen extra,
  • sal y pimienta negra.
  • Hojas de menta (opcional)

PREPARACIÓN :

Cortaremos la sandía haciendo rebanadas de medio centímetro de grosor, procurando que salgan cortes rectos. Recortaremos con un cuchillo pequeño cuadrados más o menos del mismo tamaño. Retiraremos las posibles semillas y resérvaremos.

Escurriremos bien la mozzarella y cortaremos en lonchas delgadas.

Montaremos los milhojas alternando capas de sandía, jamón, mozarella y lechuga.

Aliñaremos ligeramente cada capa con un poco de aceite, sal y pimienta negra recién molida.

Para ayudar a mantener firme la estructura, pincharemos un palillo o brocheta y terminaremos con unas hojas de menta y con un poco más de aceite y pimienta.

Ahora solo tendremos que servirlo, a poder ser en la terraza a la sombra y… a disfrutar!!

pollo con bacon y salsa gorgonzola

Hola, hoy voy a poneros un plato que por un bajo coste nos proporciona una comida exquisita.

Parece ser, que el pollo, si hablamos de carne, es uno de los alimentos más consumidos, y eso también se refleja en este blog ya que, si de recetas de pollo se trata, podéis encontrar un montón y en diferentes formatos:

En brochetas , en rollos , al horno , en Wock, pegajoso, y muchos más. Cualquiera de ellos a parte de económico, delicioso.

Veremos, pues, como hacemos este pollo con bacon y salsa gorgonzola

INGREDIENTES (para 3)

  • 400g de pechuga de pollo fileteada
  • 12 lonchas de bacon
  • 15 cl de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • Para la Salsa :
    • 20 cl de nata líquida
    • 150g de Gorgonzola
    • 1 cucharadita de maicena (opcional)

    PREPARACIÓN:

    Empezaremos cortando los filetes en tiras y salpimentándolos, luego, los enrollaremos sobre sí mismo y cuando tengamos la carne enrollada, enrollaremos el Bacon por encima. Con ello, conseguiremos un “paquete” de carne envuelta en Bacon. Para que no se deshaga, podemos atarlo con hilo de cocinar o, lo que es más fácil, con un palillo.

    Iremos precalentando el horno a 200°C..

    Pondremos a calentar una sartén con un poco de aceite, cuando el aceite esté caliente doraremos los “paquetes” de carne.

    A medida que estén dorados, los iremos poniendo en una bandeja de horno

    Cuando estén todos en la bandeja, añadiremos el vino blanco y hornearemos entre 10 y 15 minutos.

    Mientras se hornea la carne, iremos preparando la salsa.

    Para ello, colocaremos la nata y el queso en una cacerola y calentaremos a fuego lento mezclando con una espátula.

    Simplemente, dejando reducir un poco la nata y moviendo para deshacer el queso nos quedará una buena salsa, pero, si preferís, podéis espesarla añadiendo un poco de maicena. Para ello, disolveremos la maicena en una cuchara con agua fría y la incorporaremos a la salsa dejándola a fuego lento 2 minutos más.

    Serviremos la carne acompañada de la salsa con un poco de perejil fresco picado.

    Y, como siempre… A disfrutar!!

    Tiras de pollo crujientes

    Otra vez pollo, pues sí, está demostrado que el pollo es una de las carnes que más nos gustan.

    Pero como ya os he dicho en alguna otra ocasión, lo último que queremos es que el pollo se vuelva aburrido. Para eso vamos a reinventarlo.

    Del pollo, podríamos decir que tiene un bajo contenido en grasas, que tiene un alto contenido en proteínas y aminoácidos, que es rico en minerales y vitaminas y bajo en colesterol, que es muy fácil de digerir y por encima de todo, que está riquísimo.

    Y si vamos cambiando las maneras de cocinarlo nos dará muchos beneficios y también alegrías.

    INGREDIENTES (para 4)

    • 500 grs. Pechuga de pollo en tiras
    • 1/2 cucharadita de pimentón
    • 50 gr. de queso rallado
    • 50 gr. de cereales
    • 1 dl. de aceite de oliva
    • 1 pastilla de caldo de pollo
    • Ajo en polvo
    • Perejil seco

    PREPARACIÓN

    Empezaremos cortando las pechugas de pollo en tiras. Las mojaremos en aceite haciéndole un pequeño masaje y cuando estén impregnadas en aceite las salpimentaremos.

    Pondremos en la trituradora los cereales, el queso rallado, el pimentón, la pastilla de caldo desmenuzada, el ajo y el perejil y trituraremos hasta hacer una mezcla para rebozar. Precalentaremos el horno a 220ºC

    Rebozaremos las tiras de pollo con la mezcla consiguiendo que queden bien impregnadas.

    En una bandeja de horno pondremos papel de hornear y distribuiremos las tiras de pollo.

    Hornearemos durante unos 10 minutos a 220ºC.

    Serviremos caliente y, ya sabéis…a disfrutar!!

    Consigue un kindle

    Pizza tartufo e funghi o pizza de setas y trufa

    Voy a poner una receta, que en principio no es paleo, a no ser que utilicéis algunas de las bases de pizza paleo que os he ido mostrando en el blog como la base de pizza de boniato o la de coliflor. Utilicéis alguna de estas masas o cualquier otra el resultado es espectacular.

    Veréis que la foto es de solo un trocito de pizza, pero es que cuando la hice tenía la casa llena de amigos y a la que me di cuenta había desaparecido el resto. Con esto quiero decir que sale buenísima. Ah! Y que mis amigos tiene la mano muy larga ja ja.

    La verdad, es que con los pocos ingredientes que lleva el resultado es sorprendente

    INGREDIENTES:

    • Una base de pizza (vosotros mismos, ya sabéis)
    • Unos cuantos champiñones cortados en láminas.
    • Una trufa negra.
    • Aceite de trufa.
    • Un ajo
    • Mozzarella fresca
    • Un trozo de Gorgonzola (O cualquier otro queso que os guste)

    PREPARACIÓN

    Extenderemos bien la base de la pizza para que quede muy delgadita.

    Cortaremos en laminas el diente de ajo y los champiñones. Pondremos una sartén a calentar con un poquito de aceite de trufa.

    Pondremos a confitar los champiñones y el ajo, digo a confitar porque interesa hacerlos a fuego lento para que vayan cogiendo el gusto del ajo y nos queden sabrosos.

    Cuando ya estén confitados, Quitaremos el ajo, salpimentaremos y reservaremos.

    Mientras los champiñones se confitan, cogeremos la masa de pizza e iremos poniendo trocitos de mozzarella en los bordes. Bordes que iremos doblando hacia dentro hasta envolver el queso.

    Ahora, pondremos un poco de aceite de trufa en la base de la pizza y añadiremos los champiñones.

    A continuación pondremos los diferentes tipos de queso que hayamos elegido. En esta ocasión yo he utilizado gorgonzola y mozzarella rayada y sin rayar, aunque podéis elegir algún otro tipo de queso, pero hay que tener en cuenta que sea un queso que funda bien.

    Pre calentaremos el horno a 220 °C

    Una vez extendido el queso, cogeremos la trufa y la rayaremos por encima de la pizza. Y por último volveremos a ponerle un chorrito de aceite de trufa.

    Hecho esto, la meteremos en el horno durante unos 12 minutos (comprobando que se dore pero que no se queme) y ya solo tendremos que sacarla del horno y poner un poco más de aceite de trufa por encima y servir. Y como siempre, a disfrutar!!

    Hojaldre con calabacín y bacon

    He visto que os encantan las recetas con hojaldre. Pues, para hacerlos felices voy a poneros otra que también está muy rica.

    INGREDIENTES:

    • 1 Base de masa hojaldre refrigerada (rectangular o redonda, según lo que vayáis a hacer, si la cogéis redonda podéis hacer una quiche)
    • 1/2 Sobre de queso rallado tipo para gratinar
    • 150 g de bacon cortado en trocitos
    • 125 ml de nata líquida
    • 2 calabacines grandes
    • 1 Pastilla de caldo de pollo concentrado
    • 1 Cebolla picada
    • 2 Huevos
    • Sal

    Comenzaremos lavando y cortando los calabacines en rodajas finas. Podéis dejar la piel o quitársela como más os guste.

    En una sartén, pondremos aceite y empezaremos a freír el calabacín junto con la cebolla que previamente habremos picado pequeña. Desmenuzaremos la pastilla de caldo y la añadiremos a freír junto al calabacín y la cebolla y añadiremos una pizca de sal.

    Cuando la cebolla y el calabacín estén casi fritos, añadiremos el bacon e iremos moviendo para que se sofría todo. Si durante este proceso nos quedáramos cortos de aceite podemos poner un poquito más.

    Mientras se acaba de hacer lo que hay en la sartén, precalentaremos el horno a 180°C.

    Cuando los calabacines estén bastante hechos, veréis que quedan muy blandos, entonces añadiremos el bacon en trocitos Y dejaremos freír un poco más.

    Cuando veamos que ya se han cocinado el calabacín y el bacon, lo sacaremos de la sartén y lo reservaremos.

    Si nos hubiéramos pasado de aceite, antes de reservar lo colaremos, puesto que no nos interesa nada que quede grasiento.

    Pondremos en una bandeja el hojaldre, si queréis lo podemos poner en un molde y hacer una quiché, pero también lo puedes poner directamente en la bandeja del horno con papel de hornear y tendremos un hojaldre rectangular. Lo hagamos como lo hagamos, estarás igual de bueno.

    Pondremos el hojaldre en el horno pero antes, pincharemos la masa para que no suba demasiado. Otra opción es poner legumbres secas tipo garbanzos para que hagan peso, pero pinchándolo bien hace el mismo efecto.

    Hornearemos la masa durante unos 10 minutos.

    En un bol, mezclaremos la nata, los huevos y el queso batiendo bien hasta tener una masa pastosa.

    Sacaremos la masa del horno y quitaremos las legumbres, si habíamos puesto, o acabaremos de pinchar un poco para que la parte central se deshinche.

    Colocaremos el calabacín y el bacon por encima de la masa ocupando todo el hojaldre exceptuando un poquito por los lados.

    Justo encima pondremos la mezcla de huevos, nata y queso extendiéndola bien para que cubra todo el calabacín.

    Volveremos a hornear durante 10 minutos a 180ºC.

    Cuando el hojaldre (o la quiche) esté doradita, ya está lista. 

    Ahora, solo nos quedará repartirla en raciones y… A disfrutar!!

    Ensalada de fresas, aguacate y vinagreta de miel

    Aunque parecia que no iba a llegar. Al final,ha llegado la primavera y con ella, el tiempo de las fresas.

    Los fresales florecen, según las variedades, desde finales del invierno hasta principios del verano, por lo que los frutos maduran durante toda la primavera y bien entrado el verano. Estas frutas desprenden un perfume inconfundible cuando se encuentran en su punto óptimo de consumo.

    Además, las fresas, son ricas en vitamina C y en minerales como el hierro y el yodo, seguidos del calcio, fósforo, magnesio y potasio. Y están indicadas en personas con hipertensión arterial.

    Si a eso añadimos que están buenísimas, poco faltará para que las incluyamos en nuestras recetas.

    Se acostumbran a comer de postre, pues bien, démosle la vuelta. Y encontraremos una forma sencilla y exquisita de utilizarlas, por ejemplo, en una ensalada.

    INGREDIENTES :

    • 200 Gramos de fresas.
    • 1 Aguacate.
    • Lechugas variadas tipo mezclum.
    • Queso de cabra
    • 100 Gramos de almendra cruda

    Para la vinagreta:

    • 3 Cucharadas de vinagre (si pudiera ser de fresa o de manzana),
    • 6 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
    • 2 Cucharadas de miel,
    • 1 Cucharada de mostaza de Dijon,
    • Pimienta negra molida y Sal.

    PREPARACIÓN :

    Lavaremos bien los diferentes ingredientes para la ensalada y lo escurriremos.

    Cortaremos: las lechugas variadas, las fresas y el aguacate.

    Para hacer la vinagreta pondremos en un bol la miel y le daremos unos segundos en el microondas para que esté más líquida y se manipule mejor.

    Cuando esté caliente, añadiremos la sal, la pimienta molida, el vinagre y la mostaza y batiremos bien hasta obtener una mezcla homogénea.

    Por último, añadiremos el aceite de oliva y volveremos a remover hasta que todo quede bien ligado.

    Cogeremos el queso de cabra, lo cortaremos en rodajas y en una sartén antiadherente le daremos vuelta y vuelta sin que llegue a deshacerse. En la misma sartén echaremos las almendras y las doraremos un poco. Intentemos que no se nos tuesten demasiado y se quemen. Simplemente, queremos que estén calentitas cuando las pongamos la ensalada

    Cuando ya tengamos todo, emplataremos la ensalada y para finalizar, la aliñaremos con la vinagreta

    Y ya estaría, y solo nos quedará servirla y… A disfrutar!!