Pollo al horno con manzana


Hola, hoy os voy a poner otro de esos platos de horno que son super fáciles y que nos permiten estar haciendo otra cosa mientras el horno trabaja. 

Estamos hablando de la típica pechuga de pollo pero, claro, un poco arreglada para que quede más buena. 

Ya sabéis, que siempre intento darle la vuelta a la pechuga de pollo para que no sea el típico plato aburrido. en esta ocasión me encontré con unas pechugas de pollo y una manzana a la que ya le quedaba poco tiempo de frescor. Así que me dije, ¿por qué no juntarlas y además hacer un plato sano?

INGREDIENTES (para 2)

  • Dos pechugas de pollo
  • Una manzana
  • Pimentón dulce
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN. 

Como veis, los ingredientes son mínimos pero el resultado vale la pena. 

Empezaremos poniendo el horno a calentar a 180 °C. 

A continuación cogeremos un papel de hornear y pondremos encima las pechugas de pollo que previamente habremos salpimentado. Luego le pondremos el pimentón por encima. 

Después cogeremos la manzana y la cortaremos en gajos, que iremos poniendo por encima de las pechugas de pollo. 

Y, por último, haremos un paquete con el papel de hornear que contenga las pechugas de pollo y que quede totalmente cerrado. Una vez tengamos hecho el paquete lo meteremos en el horno a media altura durante unos 25 o 30 minutos. 

Y ahora, ya está! . Sin haber hecho prácticamente nada, ya tenemos un delicioso plato de pollo al horno con un gustito a manzana que nos encantará. Además es un buen plato para llevarse en tupper al trabajo. 

Y ya sabéis, a disfrutar !!

“Espaguetis” de calabacín a la Carbonara

Ya os he puesto alguna otra receta de “falsos espaguetis” hechos con calabacin, como por ejemplo los espagueti con gambas y pesto de aguacate o con Pesto “tradicional”. Pero puestos a hacer “pasta” que mejor que hacer una salsa Carbonara. Esta combinación os quedará perfecta y no notareis que no es pasta de veras. 

De paso, advierto que esta Carbonara no lleva crema de leche solo huevo

 
INGREDIENTES (para 2)

  • 3 calabacines pelados o espiralizados (en alguna otra receta ya os expliqué cómo)
  • 4 tiras de tocino (bacón) cortado en tiritas pequeñas 
  • 2 huevos batidos
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 1 diente de ajo cortado pequeñito 
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de nuez moscada
  • Queso Parmesano rallado (opcional)

PREPARACION

Calentaremos una sartén grande y añadiremos el tocino y lo freíremos hasta que esté crujiente por todas partes. (si queréis podéis poner un poco de aceite pero yo normalmente lo frío con su propia grasa para no añadir más grasa a la elaboración)
Bajaremos el fuego y agregaremos el ajo picadito. Si veis que la sartén está muy seca podéis añadir un poquito de aceite para dorar el ajo  y cocinaremos por un par de minutos.

Ahora añadiremos el calabacin que previamente teníamos preparado en forma de espagueti, un poco de sal y pimienta, y removeremos para que se impregne bien.

Cocinaremos un minuto más o menos (interesa que el calabacin quede “al dente” y luego agregaremos los 2 huevos batidos.

Lo iremos revolviendo hasta que el calabacín esté bien cubierto y el huevo empiece a espesar (ojo que no se cuaje demasiado, máximo  un minuto o 1 y 1/2 ,  queremos una tortilla) 

Lo sacamos del fuego y lo servimos al plato, podemos ponerle un poco de nuez moscada y un poco de parmesano por encima y ya tenemos nuestros “espaguetis” a la Carbonara sanos y paleo

Cogeremos el tenedor, enrollaremos y, a disfrutar!!

Colas de rape con salsa de cangrejo

Hace tiempo que no os pongo un plato de pescado, error por mi parte. Recomiendo comer pescado, a veces no comemos tanto pescado como deberíamos incluso yo, cuando  me despisto un poco, veo que desaparece de mi dieta casi sin darme cuenta.

Así que os voy a poner una receta que queda muy sabrosa y  ya veréis como os gusta. Además es una receta muy sana y colorida

 INGREDIENTES (para tres o cuatro)

  • Una cola de rape por persona
  • Una cebolleta
  • Harina de garbanzo
  • Unos 10 palitos de cangrejo
  • 200 ml de caldo de pescado (si puede ser natural, mejor)
  • 200 ml de crema de coco (si no tenéis crema de coco podéis utilizar leche evaporada)
  • Una cucharada de salsa de tomate
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta blanca

PREPARACIÓN

Pondremos a calentar el caldo. 

Mientras tanto, limpiaremos las colas de rape quitaremos las espinas y las cortaremos por la mitad luego la sazonaremos con sal y pimienta blanca 

 y las pasaremos por harina,retirando la sobrante (si no tenéis harina de garbanzo también lo podéis hacer con harina normal)

Una vez lo tenemos enharinado calentaremos aceite en una sartén y freíremos el pescado, básicamente para dorarlo por ambos lados. Aconsejo hacerlo poniendo pocas cantidades cada vez. A medida que la vayamos teniendo frito lo iremos poniendo sobre un papel absorbente para quitar el aceite sobrante. 

Mientras tanto, sin dejar de vigilar el fuego, iremos cortando la cebolleta en trozos pequeños  (tampoco es necesario que sea muy pequeños porque luego la trituraremos) también iremos cortando en trozos los palitos de cangrejo reservando algún trozo colorido para decorar

En otra sartén o cazuela ponemos la cebolla a dorar, cuando empiece a tomar color tiraremos los trocitos de cangrejo, salpimentamos y lo dejaremos unos minutos que se vaya haciendo a fuego lento. 

Seguidamente añadiremos el caldo y dejaremos que pase a ebullición.  Entonces añadiremos la crema de coco (si no tenéis crema de coco podéis poner leche). Dejaremos que cueza unos cinco minutos más con la tapa puesta. 

A continuación pondremos toda la mezcla de la cazuela en la trituradora y titularemos hasta obtener una salsa. Le añadiremos el tomate y mezclaremos.

Ponemos el pescado en la cazuela y lo cubrimos con la salsa, lo llevamos hasta hervir y lo dejamos unos 5 minutos más. 

Ahora, lo sacaremos y emplataremos poniendo un poco de perejil fresco y el cangrejo que reservamos, en trocitos por encima. Ya solo queda servir y, a disfrutar!!

Lasaña de calabacín


Aquí os voy a mostrar una receta fácil y buenísima 
Esta es una receta de lasaña, pero los calabacines sustituyen a las láminas de pasta llenas de hidratos, pasando asi a ser una lasaña más sana y más jugosa. Siendo además muy interesante nutricionalmente ya que, los calabacines aportan minerales como calcio, hierro y fósforo, y muchas vitaminas. Además contienen mucha fibra y son de fácil digestión.

En este caso yo la he hecho de atún pero podéis utilizar jamón o carne picada guisada, lo que más os apetezca en ese momento. 

INGREDIENTES: (para 2)

  • 1 calabacin grande 
  • Lata de atún en aceite de oliva (unos 80g)
  • queso mozzarela (puede ser en láminas finas o rallado) 
  • queso parmesano rallado
  • Aceite
  • Sal

PREPARACIÓN 

Ponemos a calentar el horno a 180ºC

Lavaremos el calabacin y lo secaremos (si vemos que con uno nos quedamos cortos utilizaremos un par)

Con un pelapatatas pelamos la piel del calabacín  y luego con el mismo aparato lo cortáremos en láminas muy finas a lo largo. Podéis usar una mandolina, lo que os funcione mejor

Tomaremos una fuente rectangular que pueda ir al horno. Untaremos la fuente con un poco de aceite y montaremos las capas de la lasaña. Primeramente pondremos una capa de láminas de calabacín, sin dejar espacios. Yo suelo ponerlas que cuelgen por los lados de la bandeja para así después cerrar por la parte de arriba. 

Luego esparciremos por encima (de la base) parmesano rallado y lo cubriremos con una capa de atún (más o menos la mitad de la lata) acabando con una capa de queso mozzarela. 

Repetiremos el proceso: 

calabacín, parmesano, atún , hasta que se acabe todo. Terminaremos con la capa de mozzarela y “cerraremos” por arriba entrecruzando las tiras de calabacin, (como haciendo un cesto)

Se puede hacer así, o simplemente cortar el calabacín a la anchura de la bandeja del horno  y olvidarnos de trenzar el calabacín pero de esta manera aguanta más firme

Por último pondremos una capa de queso parmesano y meteremos la fuente en el  horno. Como siempre, dependiendo del horno lo dejaremos entre 20 y unos 25 minutos (vigilando), aproximadamente o hasta que se dore la parte de arriba de la lasaña.
Cuando ya la veamos doradita, la sacaremos del horno y la dejaremos unos 10 minutos para que se asiente. 


Pasado ese tiempo ya la podemos sacar de la bandeja y  servirla y, por supuesto, como siempre a disfrutar!!

Calabaza asada con miel y nueces

Ya sabemos que la calabaza tiene muchos beneficios para la salud, es rica en fibras, vitaminas y antioxidantes. Además tiene  la capacidad de estimular la función del páncreas y ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre. Así mismo, fortalece el sistema inmune, combate el estreñimiento, protege el corazón, previene las cataratas, ósea que ¡¡si te dan calabazas!!  💔 no te quejes que a lo mejor te están haciendo un favor. 

La calabaza contiene pocas calorías y se puede preparar de muchas formas diferentes (croquetas,  cremas y de muchas maneras más). En esta ocasión, os paso una receta fácil, rápida y deliciosa: 

INGREDIENTES (para 2):

  • Unos 250 g de Calabaza
  •  2 cdta  de Miel
  •  50 g de Nueces
  •  1 Pizca de Jengibre en polvo
  •  1 Pizca de Sal y Pimienta

PREPARACIÓN : 

Precalentamos el horno a 200ºC

Pelaremos (Aquí os explico cómo) y partiremos la calabaza en trozos pequeños, retirando las semillas. 

Ponemos los trozos en una bandeja de horno (con un papel de hornear) y espolvoreamos el jengibre en polvo, y salpimientamos. 

Pintaremos con la miel los trozos de la calabaza y pondremos las nueces por encima de los trozos.  

Hornearemos a 200º C. durante unos 40 minutos, dependiendo del horno, controlando que la calabaza quede blandita y que no se nos tuesten demasiado las nueces. (Ojo que la miel puede quedar negra, hay que ir vigilando, pero así y todo, es fácil,¿verdad?

Cuando veamos que ya está, la sacamos del horno y la podemos servir como guarnición o como plato. 

En cualquier caso, como siempre, a disfrutar!!

Empanadillas de brócoli, peras y queso azul. 


Hoy os propongo un plato que está muy bueno y además es sano puesto que lleva verdura, el brócoli, fruta, la pera y queso. Si sois muy puristas podéis hacer la masa de las empanadillas pero, yo normalmente utilizo un sobre de obleas porque,a veces, no merece tampoco la pena aumentar el esfuerzo en una receta que,en principio, la idea es que sea una cosa rápida y fácil para una cena o un primer plato
INGREDIENTES 

  • 200 gr de brócoli, (una vez limpio)
  • 50 gr de queso azul desmenuzado, 
  • 1 pera conferencia cortada en cubitos, 
  • 1 envase de obleas de empanadillas,
  • aceite de oliva.
  • 1 huevo

PREPARACION

Primeramente hemos de decidir si queremos hacerlas al horno o fritas. Yo particularmente prefiero hacerlas al horno puesto que llevan menos (casi nada) de aceite, pero podéis hacerlas como prefiráis. 

Si las hacemos al horno pondremos a calentar a 200°C

Luego empezaremos por hacer trocitos el brócoli. Para ello, haremos un corte con un cuchillo en la base de las ramitas del brócoli y veremos cómo se desmenuza. 

Después, lo ponemos en un recipiente apto para microondas (por ejemplo un Lekue) y lo rociamos con un poco de aceite y una pizca de sal. Lo tapamos y programamos 5 minutos en el microondas. Si tienes vaporera también lo puedes hacer así, seguramente queda mejor pero al micro es más fácil.

Mientras se hace el brócoli pelamos la pera y la cortamos a daditos pequeños

Extendemos las obleas sobre una superficie lisa. 

Ahora pondremos en un bol todos los ingredientes (el brócoli ya cocinado, los trocitos de pera y el queso azul desmigado). Removemos para integrar todos los ingredientes y a continuación ponemos un poco de esta mezcla en El Centro de cada oblea. Doblamos la oblea por la mitad y con los dientes de un tenedor sellamos la empanadilla.

Bueno pues ya las tenemos preparadas ahora sólo nos queda decidir como queremos hacerlas, si al horno o en sartén (o en freidora)
Si nos decidimos por la sartén, Ponemos abundante aceite y freímos a fuego medio-bajo, sólo hasta que se doren.  Luego las dejáis escurrir sobre papel absorvente para eliminar el extra de aceite. 

Pero, si como yo, preferís la receta’light’, entonces, las pondremos en la bandeja del horno con papel de hornear y las pintaremos un poco por encima con huevo batido y las hornearemos a 200 °C durante unos 10 o 15 minutos. O hasta que se doren, vigilando que no se quemen. 

Ahora sólo tendremos que servirlas y como siempre a disfrutar!!

Pollo al limón 

Siempre estoy intentando encontrar una manera de cocinar pechugas de pollo par que no resulte en un trozo de carne seca. El otro día Loli de Marcha Nordica  me regaló una bolsa de limones de su huerto y le dije que miraría de aprovecharlos. Bueno, pues aunque había una buena cantidad, se me ocurrió que una pequeña parte la podía utilizar para esta receta. 

De hecho, no es ni receta ya que es una simple variación de un pollo a la plancha pero, dándole un toque para que sea más sabroso que, aunque requiera un tiempo de preparación, cocinarlo es muy rápido

INGREDIENTES 

  • 1 pechuga de pollo
  • Jugo y piel de 1 limón
  • Cucharadita de aceite de oliva o de aceite de coco
  • ¼ cucharadita de sal 
  • ¼ cucharadita de pimienta negra

PREPARACION
Aquí es donde empieza la diferencia. En una bolsa ziptop plástica (De esas que se utilizan para congelar),ponemos la pechuga de pollo, y exprimimos dentro el jugo del limón, añadimos el aceite, la sal y la pimienta. Presionamos el aire de la bolsa y sellamos. 

Ahora utilizaremos un martillo de carne, o algo contundente, o el rodillo para aplanar la pechuga de pollo en un espesor uniforme y nos servirá para ablandarla y que vaya cogiendo todos los jugos. 

 Dejaremos el pollo marinar durante 30 minutos para obtener los mejores resultados, pero se puede cocinar de inmediato si es necesario.

Calentamos una sartén a fuego medio-alto y agregamos más aceite del mismo que habíamos utilizado para marinar y cocinamos el pollo durante 4-5 minutos por lado o hasta que esté completamente cocido.

Dejaremos reposar la carne por lo menos 5 minutos antes de servir.

La verdad es que la carne queda muy buena y tierna, el único problema es que sabe bastante a limón, lo digo porque, si a alguien no le gusta el limón que no la cocina así. 

Servimos con unas rayaduras de limón por encima y a disfrutar!!