GARBANZOS CRUJIENTES AL HORNO

¿Os habéis encontrado que a veces no sabéis que poner en un aperitivo para que no sea uno de esos nada saludables aperitivos preparados?

Estos garbanzos crujientes al horno os servirán de sano aperitivo y además añadirán un toque crunchy y especiado a muchos platos, sin olvidar que son una excelente fuente de proteínas vegetales.

La forma de prepararlos siempre es la misma, aunque podéis ir cambiando los condimentos y así darles diferentes sabores, que siempre está bien innovar!

INGREDIENTES

  • Unos 200g cocidos (si no te quieres liar mucho siempre los puedes utilizar de bote)

Una opción (con sésamo)

• 1 Cda. de aceite de oliva

• 1/4 cdta. de pimentón dulce

• 1/4 cdta. de comino

• 1/4 cdta. de sal

• 1 Cda. de semillas de sésamo

Otra opción ( al Curry)

• 1 Cda. de aceite de oliva

• 1 cdta. de curry

• ½ cdta. de comino

• ¼ cdta. de pimentón dulce

• ¼ cdta. de cúrcuma

• ¼ cdta. de sal

ELABORACIÓN

Precalentaremos el horno a 200°C y forraremos una bandeja de horno con papel vegetal.

Lavaremos y secaremos muy bien los garbanzos con papel absorbente. Luego los volveremos a secar otra vez, ya que, cuanto más secos estén más crujientes quedarán

Mezclaremos (Excepto el aceite) los ingredientes del adobo elegido (o cualquier otro) en un bol,

Pondremos los garbanzos en la bandeja del horno extendiéndonos para intentar que no se amontonen entre ellos y luego introduciremos la bandeja en el horno durante unos 15 minutos.

Sacaremos la bandeja del horno y verteremos un poco de aceite sobre ellos. A continuación añadiremos las especias y removeremos intentando que todos los garbanzos queden bien rebozados con la mezcla.

Volveremos a meter los garbanzos en el horno unos 10 minutos más y los volveremos a sacar para removerlos.

Volvemos a meterlos 5 o 10 minutos más hasta que estén crujientes y luego los dejamos enfriar con el horno apagado y la puerta abierta

Y ya los tendríamos hechos pudiendo utilizarlos solos o combinados con mas cosas en alguna ensalada, por ejemplo.

Y ya solo nos quedará servirlos y…A disfrutar!!

Calabacin al horno relleno de jamón y queso

Os pongo un plato fácil que nos solucionará una cena en un plis plas y además está buenísima

INGREDIENTES (para 3) :

  • 2 o 3 Calabacines
  • 100 Gramos de Jamón york
  • 1 Cuña de queso tierno
  • 2 Huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

PREPARACIÓN :

Precalentamos el horno a 200ºC.

Lavamos y cortamos los calabacines en láminas con ayuda de una mandolina.

Colocamos la mitad de las láminas de calabacín en una bandeja de horno previamente untada con aceite de oliva. Las pondremos separadas para luego poder manipularlas con facilidad.

Salamos los calabacines y colocamos encima el jamón york sin que se salga de las láminas.

Puedes colocar la cantidad que quieras dependiendo del grosor que prefieras.

Después laminamos la cuña de queso y colocamos unas láminas por encima del jamón York (vuelvo a dejar a vuestra elección el grosor) También os dejo elegir el queso, pero intentar que sea un queso que funda bien.

Ahora colocaremos els resto de láminas del calabacín que teníamos reservadas por encima del queso para hacer una especie de sándwich.

Batimos los huevos con un poco de sal y con ayuda de un pincel los untamos por encima de cada sándwich.

Meteremos la bandeja en el horno durante unos 20 minutos.

Una vez cocinado, espolvoreamos queso rayado por encima de cada “sándwich” y lo volveremos al horno para gratinarlo.

Podemos utilizar el mismo tipo de queso o cualquier otro especial para gratinar.

Esta receta está hecha con jamón York pero podemos utilizar jamón serrano o incluso si queremos hacerlo más ligero podemos utilizar pavo

Y ya solo nos quedará servir y …A disfrutar!!

Ensalada de escarola, mango, nueces y pipas de calabaza

Esta receta es para realzar el olvidado valor de la escarola. Su alto contenido en agua convierte a la escarola en un vegetal saciante y muy bajo en calorías. Además, es diurética, depurativa y digestiva.

Su contenido en vitamina C interviene en la formación del colágeno, los huesos y los glóbulos rojos. Aumenta la absorción de hierro y la resistencia a las infecciones.

Contiene potasio y magnesio, es la verdura con más ácido fólico junto con las espinacas y es rica en betacaroteno.

Ósea que hay que aprovecharse de este producto que además es económico.

Como la escarola tiene un ligero toque amargo es conveniente, como en este caso, mezclarla con algo dulce como el mango

INGREDIENTES (4 personas):

• 1 escarola

• 1 mango

• 30 g de pipas de calabaza

• Nueces peladas.

    PARA LA VINAGRETA:

• Aceite de oliva virgen extra.

• Vinagre de manzana.

• Sal.

• Una cucharadita de mostaza de Dijon.

PREPARACIÓN

Separaremos las hojas de la escarola, desechando las que tengan color amarillento o parduzco

Las lavaremos, secaremos y trocearemos y las colocaremos en una fuente.

pelaremos el mango y lo cortaremos en daditos y los añadiremos a la fuente.

Tostaremos las pipas de calabaza en una sartén para aumentar su sabor hasta que se inflen un poco. Cuando estén tostadas las agregaremos a la ensalada.

Trocearemos un poco las nueces y también las añadiremos

Mezclaremos bien preferiblemente con las manos, y ya podríamos servirla así aliñándola con aceite y sal, pero nos quedará mejor si hacemos una vinagreta

Están sencillo como, introducir todos los ingredientes en un recipiente y batirlos hasta conseguir una vinagreta, con la que luego aliñaremos la ensalada

Y así, en un momento, tendremos un plato rico saciante y fácil.

Así que ….A disfrutar!!

ALCACHOFAS RELLENAS

La receta de alcachofas rellenas se puede hacer con diferentes tipos de relleno, por ejemplo jamón o salmón pero en este caso la pongo con carne picada que queda muy buena.

A la alcachofa se le atribuyen muchas propiedades, en su mayoría vinculadas al funcionamiento del hígado y la vesícula. Favorece la digestión y a la eliminación de toxinas por la orina. Por ello, la inclusión de esta verdura en la dieta aporta grandes beneficios para la salud y además está riquísima.

INGREDIENTES para 2 personas

  • 6 alcachofas
  • carne picada
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 1 copa de vino tinto
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón
  • Agua
  • Queso para gratinar (mozzarella o el que prefiráis)
  • PREPARACIÓN
  • Comenzaremos limpiando las alcachofas.

    Para ello, empezaremos con un bol grande lleno de agua en el que exprimiremos zumo de limón. Esto no servirá para que a medida que vayamos limpiando las alcachofas las vayamos introduciendo y así no se oxidarán.

    Comenzaremos a limpiar cortando el tallo, una vez cortado lo pelaremos y lo introduciremos en el agua con limón

    Quitaremos las hojas externas que son las más duras y cortaremos la punta de la alcachofa, seguidamente vaciaremos el centro dejando un buen hueco para luego poder rellenarlas. A medida que las tengamos preparadas, las iremos sumergiendo en el agua con limón

    Una vez limpias, las escurrimos, secamos y ponemos en una cacerola cubiertas con agua con sal. Cocinaremosa fuego suave unos 20 minutos hasta que estén tiernas.

    Escurrimos y secamos el exceso de agua con papel absorbente y reservamos.

    Mientras se cocinan las alcachofas, prepararemos el relleno.

    Pelamos una cebolleta y un diente de ajo y los troceamos bien finitos, ahora podemos aprovechar para cortar también muy pequeño los troncos de la alcachofa y agregarlo a la sartén.

    Ponemos todo a pochar en una sartén con aceite y sal. Una vez transparentes, añadimos la carne, salpimentamos y rehogamos todo un par de minutos.

    Pasado este tiempo, añadimos el vino y subimos el fuego hasta que reduzca. Luego añadimos el tomate frito y dejamos cocinar durante 5 minutos a fuego suave.

    Retiramos del fuego y procedemos a rellenar las alcachofas apretando bien para que quede compacto.

    Una vez rellenas, espolvoreamos con queso rallado y ponemos en el horno a gratinar unos 5 minutos hasta que el queso se haya fundido,.

    y ahora solo nos quedará emplatar y… A disfrutar!!

    Tortilla de calabacín

    Siempre intentó que los platos y recetas que pongo sean fáciles y rápidas, a la par que deliciosas.

    Pero alguno de vosotros me habéis dicho que estáis negados en el tema de cocinar (ya sabéis quiénes sois 😉)

    Intentaré poneros alguna receta realmente fácil para que vayáis empezando a coger afición.

    Una receta súper fácil, esta tortilla de calabacín es rápida, buena y barata. Si es que lo tiene todo!

    INGREDIENTES (para 2)

    • 1 calabacín grande o 2 pequeños
    • 6 huevos
    • 1 cebolleta grande
    • sal
    • aceite de oliva virgen extra

     PREPARACIÓN

    Empezaremos limpiando la cebolleta deshaciéndonos de la parte verde y de la capa más externa y la cortaremos finita.

    Lavaremos muy bien el calabacín bajo el grifo, frotando bien la piel. Lo secaremos y lo cortaremos en rodajas o en cuadraditos del mismo tamaño (yo prefiero cuadraditos) desechando los extremos.

    En una sartén, pondremos a pochar la cebolleta a fuego suave con una pizca de aceite. Cuando empiece a estar tierna y transparente añadimos el calabacín, salamos y dejamos cocinando hasta que haya soltado toda el agua y esté tierno.(esto lo podéis comprobar pinchando un trocito del calabacín con la cuchara de cocinar)

    Mientras tanto, batimos los huevos en un bol.

    Una vez que las verduras estén cocinadas las escurrimos muy bien (esto lo podemos hacer con ayuda de un colador, pues es muy importante que el calabacín pierda todo el liquido ya que si no, es más difícil de cuajar la tortilla) y las incorporamos a los huevos batidos, removiendo para que queden repartidos.

    Pondremos unas gotas de aceite en una sartén antiadherente, y cuando esté caliente añadimos la mezcla de huevo cebolleta y calabacín. Dejamos que se vaya haciendo, a fuego suave.

    Es importante no ir removiendo como locos la mezcla en la sartén, hay que dejar que se vaya haciendo una costra y cuando la tortilla se separe facilmente de los laterales, le daremos la vuelta. Para ello podéis ayudaros de un plato

    Continuaremos calentándola hasta que esté hecha a nuestro gusto. Podéis dejarla cuajada por el centro o más hecha , dependiento de vuestra preferencia.

    Ya solo nos quedará emplatar y … A disfrutar!!

    Recetas de Navidad 2

    Hola a tod@s. Ya queda poquito para la Navidad y ya me empezáis a pedir recetas para estas fiestas.

    El año pasado os puse un resumen de recetas para navidad pero como en este año han habido nuevas, os pongo otro actualizado

    Os he hecho un pequeño resumen con unos primeros, unos platos principales y unos postres de los que podéis elegir alguno y montaros así vuestro propio menú de Navidad, nochebuena, fin de año o cualquier fiesta que queráis disfrutar.

    Espero que os sean útiles y que os ayuden a eliminar el estrés pre-fiestas en la que no sabemos que poner en la mesa.

    Y bueno, ya me contaréis cómo os ha ido.

    Para empezar (mientras esperamos)

    Limonada húngara

    Glühwein, vino caliente especiado

    primeros platos

    Plato principal 

    Postres

    Y como siempre, ya sabéis disfrutar cocinando y claro, comiendo, pues también…. a disfrutar!!

    Y FELICES FIESTAS !!

    Ensalada de judías blancas con tomate

    En un Post anterior ya os explicaba la manera de hacer las judías blancas. Este plato queda muy bien con esas judías, pero si queréis hacerlo rápido y no tenéis judías conservadas, podéis hacerlo con judías blancas compradas, pero es importante que sean de buena calidad.

    Las judías blancas aportan propiedades y beneficios excelentes para la salud.Uno de de ellos es que al contener fibra y proteína vegetal, son saciantes y regulan el tránsito intestinal.

    La fibra de las alubias contribuye a regular el azúcar en sangre, algo muy interesante para personas con diabetes. Además ayuda a prevenir el estreñimiento de manera natural y entre otras cosas, son una fuente natural de calcio.

    Si a eso sumamos las propiedades del resto de productos, en especial las fantásticas propiedades del tomate, ya tenemos un plato super sano

    INGREDIENTES (para 2)

    250g de judías blancas

    unos cuantos tomates cherry, o de otro tipo,(en la de la foto he puesto tomates de colgar)

    2 cebolletas,

    queso tierno de cabra

    1 cucharada de zumo de limón recién exprimido

    2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

    Sal y pimienta negra recién molida

    Albahaca fresca

    PREPARACIÓN

    Lavaremos y escurriremos las judías blancas

    Pelaremos y cortaremos las cebolletas (la parte blanca). Cortaremos también los tomates a tamaño mordisco, si son cherry los podemos cortar por la mitad.

    También cortaremos el queso en cuadraditos pequeños, yo he utilizado queso tierno de cabra, pero podés utilizar cualquier otro tipo de queso que os guste, por ejemplo, queso feta.

    Ahora, haremos el aliño. Para ello pondremos en la batidora el limón, el aceite, la mitad de las hojas de albahaca, sal y pimienta y trituraremos hasta hacer una salsa emulsionada.

    Mezclaremos en un cuenco todos los ingredientes, o si preferís directamente ya en el plato.

    Aliñaremos y removeremos con cuidado para que se impregnen todos los ingredientes con el aliño.

    Decoraremos con el resto de las hojas de albahaca fresca.

    Y ya tendremos lista, nuestra ensalada sana y rica y… A disfrutar!!