Topping de Pollo desmenuzado en salsa  

Cuando hago pollo al horno acostumbro a hacer de más para que me sobre, puesto que luego siempre puedo utilizarlo para otras recetas y me ahorro tiempo. Muchas veces este pollo lo utilizo para ponerlo en ensaladas, hacer croquetas o utilizarlo de topping para boniatos al horno, como es el caso de la foto. De cualquier forma siempre intento que no sea un simple plato de sobras de pollo, es decir como siempre, intento que la comida sea lo más divertida posible por eso aquí os voy a decir una manera de reutilizar este pollo que lo hará más divertido de comer  y mucho más sabroso, tanto, que lo podéis consumir directamente como plato principal sin tener que utilizarlo para nada más

INGREDIENTES 

  •  pollo (Puede ser pollo que haya sobrado o simplemente hacerlo especialmente para esta receta) 
  • 2 cucharadas de aceite o mantequilla, a vuestra elección 
  • ½ cebolla blanca, picada
  • 3 dientes de ajo cortado pequeño 
  • Una cucharada de vinagre de sidra de manzana
  • ½ taza de salsa de tomate o tomate triturado
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de Tabasco o salsa picante (opcional)

PREPARACION:

Hacer el pollo al horno (ya os explicaré en otro post como hacerlo) 
(Alternativas: escalfar unas pechugas de pollo o comprar un pollo asado del mercado).
Mientras tanto…

En una cacerola grande, o una sartén poner el aceite o la mantequilla (lo que hayáis decidido) a fuego medio. Añadir la cebolla picada y cocinar unos 4-5 minutos hasta que esté pochada.
Ahora, añadir el resto de los ingredientes: ajo, vinagre de manzana, salsa de tomate, miel, sal, pimienta negra, y Tabasco (sólo en caso que queréis que pique). Mezclad  bien y llevar a ebullición, luego reducir a fuego lento.

Cocinar a fuego lento la salsa hasta que el volumen se ha reducido a un tercio, es decir que no sea líquida que sea creemosita y espesa, pero tampoco pastosa.

Si teníamos el pollo frío, ya está y si no nos esperamos a que se enfríe Y entonces cortamos la carne del pollo a trocitos muy pequeños como daditos. Verter toda la carne y mezclarla con la salsa, rectificar de sal, si fuera preciso y cocinar dos o tres minutos para que vaya tomando gusto e ir removiendo la carne con la salsa

Para finalizar cogemos perejil fresco lo cortamos pequeñito y los espolvoreamos por encima

Bien, pues ya tendremos la carne hecha, ahora sólo falta decidir que queremos hacer con ella, si, ponerla de Topping en algún sitio o servirla en un plato acompañada con un poco de ensalada o guardarla en la nevera para el día siguiente. También podéis hacer la salsa y dejarla congelada para un momento más oportuno en que la podáis necesitar. En cualquier caso ya veréis como este pollo pasa de ser, de una sobra triste a un plato divertido y como siempre sólo me queda deciros que a disfrutar!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s