Ensalada de pomelo aguacate y salmón (reto del pomelo I)


El otro día me propusieron un reto. Rrat me  regalaó un fabuloso pomelo de un kilo


Y me retó a que hiciera una receta con semejante ingrediente. Bien, pues he deciros que medio reto ya lo he conseguido, y digo medio porque solo he usado medio pomelo para esta receta. Pero claro, un kilo de pomelo es mucho pomelo. 

Rico en nutrientes y vitaminas, el 90% del contenido del pomelo es agua y eso le da una gran capacidad para saciar el estómago. Además, tiene menos calorías que otros cítricos, como la naranja, la mandarina o el limón, y algunos de sus compuestos podrían actuar favorablemente sobre los niveles de insulina, una hormona relacionada con la acumulación de la grasa corporal. Además tiene un alto contenido en Vitamina C, Ácido fólico, Carotenoides antioxidantes, Potasio y magnesio y Ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico

    Que digo yo que, con todo eso será buenísimo!!

    Vale, pues lo que quería hacer era mezclar unos cuantos tipos de sabores que, con su mezcla, me dieran un resultado que completara el sabor amargo del pomelo. 

    INGREDIENTES (para 2)

    • Ensalada (mezclum o similar)
    • Pomelo (no pongo cuánto, porque en mi caso con medio pomelo tuve  bastante pero creo que con un par (normales) os irá bien)
    • Un aguacate
    • 70g apro. de salmón  ahumado
    • Aceite oliva virgen extra

    PREPARACION

    Comenzamos por quitar la parte superior e inferior de la fruta con un cuchillo afilado. Luego, retiramos cuidadosamente la piel y la parte blanca que rodea a cada gajo. 

    A continuación, trabajaremos  sobre un recipiente que recoja el jugo ya que seguramente sobrará bastante y lo podemos aprovechar para beberlo (no hay que desperdiciar nada, sobre todo si es bueno)

    Cortamos rodajas y retiramos cuidadosamente cada sección (gajo) de la fruta insertando la hoja del cuchillo entre la carne y la membrana a ambos lados de cada gajo. Esto es para que sea más agradable comérselo. 

    Cogemos el salmón y lo cortamos en trozos pequeños, tamaño mordisco. Y haremos lo mismo con el aguacate. 

    Juntamos todo en un recipiente junto con la ensalada y mezclamos delicadamente hasta que esté bien combinado. Añadimos el aceite y ya lo podemos servir.

    Yo lo emplato con un molde para que quede más bonito. ¡Que también se come por los ojos!

    Y ya solo queda servirlo y a disfrutar !!

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s